Cosas Molonas

Viajes

Mis Cosas

Lo último publicado

#HoyLeemos: Gilda, la oveja gigante.

lunes, junio 11, 2018 Cuentame qué opinas
Estoy muy sorprendido porque me acabo de enterar de la existencia de una oveja tan, tan grande que necesitaba 20 pastores para cuidarla, para esquilarla, darle de comer y tenerla lista. Que yo pienso que eso está guay porque trabajan en el mismo sitio y es muy cómodo pero en realidad son muy, pero que muy vagos y deciden intentar librarse de su sustento gigantesco y venderla como carne. ¿Te lo puedes creer?

Este es el punto de partida de Gilda, la oveja gigante de Emilio Urberoaga, un señor que además es conocido por sus ilustraciones en libros tan famosos como Manolito Gafotas. Lo edita Nube Ocho y como os comentaba celebra su 25 aniversario.

Pues qué queréis que os diga, lo he llevado al cole porque es un libro que tenéis que tener muy en cuenta para tratar muchos de los temas que damos en clase: superación personal, compañerismo, ayudar a los demás, ... Y de paso puedes hablar de ciudad, de campo, de granjas, de animales, de lobos, de circos... lo tiene todo para ser un éxito entre los peques. La edad recomendada es a partir de 4 años y la verdad es que con el texto, que tiene una cantidad moderada, y su gran formato es genial para cuenta cuentos o primeros lectores. Además los dibujos son tan requetebonitos que no puedo dejar de leerlo. 

¿Por qué merece la pena conocer a Gilda? porque detrás de esa gran nube de lana hay un inmenso corazón, porque las ilustraciones te transportan a su mundo fascinante y a sus aventuras del campo y de la ciudad, porque los lobos son malos pero siempre se les puede ganar con ayuda... Porque las lecturas que puedes sacar de sus páginas son infinitas. Si no lo conoces te lo recomiendo mucho.

FICHA TÉCNICA:
Título: Gilda, la oveja gigante.
Autor/a: Emilio Urberuaga
Editorial: NubeOcho
Páginas: 44
ISBN: 978-84-17123-23-9

Rutas por Soria en Familia: La Fuentona, los bosques de Sabinas y Calatañazor

viernes, junio 08, 2018 Cuentame qué opinas
Teniendo en cuenta que nuestro punto de partida era Camino de la Fuentona parece que una visita obligada era pasar a ver la propia Fuentona. Se trata de un entorno natural único y muy curioso. recordad que somos muy de ciudad así que cualquier cosa con naturaleza nos vuelve muy locos.


Llegar es super fácil, desde Cabrejas está a escasos 10 minutos dirección Calatañazor  y tiene zona de aparcamiento. Una de las cosas que nos ha parecido muy curiosa de todo Soria es la cantidad y calidad de los servicios en las zonas naturales. Todo está perfectamente indicado, señalizado, las pistas y senderos están en perfecto estado y son de lo más preciosos, para muestra las pasarelas de madera de toda esta zona. La idea era visitar La Fuentona y la cascada pero a la cascada no llegamos porque nos cayó el diluvio universal (y repito, somos muy cobardes).

El trayecto a pie es de un kilómetro y de dificultad fácil. Y por el camino puedes disfrutar de unas vistas supremas aunque el premio está al llegar al final y descubrir la Fuentona. Un manantial de aguas cristalinas de un azul super curioso al que no le hace justicia la foto. Aunque parezca que es una fuentecilla que no cubre en realidad es una fosa de unos 50 metros y conecta con un río subterráneo inmenso que tiene gran parte por explorar. Si sois de deportes de riesgo lo mismo podéis disfrutar de una experiencia como en Al filo de lo Imposible aunque en el caso de domingueros como nosotros el baño está prohibido.


A poca distancia encontramos el Bosque de Sabinas. También muy bien indicado, sólo hay que volver por la misma carretera y coger el desvío en dirección contraria a La Fuentona, el parking queda a mano izquierda justo en los paneles informativos. Las Sabinas son una maravilla para los críos escaladores. Doy fe porque me subí a todas. Hay 22 hectáreas de árboles gigantes de hasta 20 metros con diámetros de 8 metros.

La zona es verde y super entretenida, a pesar de estar un poco mojada por la lluvia lo disfruté muchísimo. Es una parada que te permite dar una uelta y descubrir fauna y flora típica de la Sierra de Cabrejas que además es espacio protegido desde el año 2000.

Y acabamos la visita en Calatañazor... ¡¡Qué bonito!! Vamos, estuvimos visitando este pequeño y pintoresco pueblo que, en total, está a 15 minutos del hotel. Su nombre significa Castillo de las Águilas y la verdad es que tiene las dos cosas, el castillo y las vistas a la sierra donde alguna se puede ver. Además la calle principal es una maravilla y además todo destila una mezcla de estilos que conviven desde la antigüedad y pasa por lo árabe, lo gótico,... e incluso pudimos descubrir unas tumbas de lo más pintorescas escarbadas en roca al pie del castillo. A pesar de buscar no pudimos encontrar el tesoro escondido, pero lo intentamos, nos metimos en todas partes y no dejamos una cuesta por mirar, una escalera por subir.


La ruta se puede hacer en medio día por lo que es genial para tomar contacto con la zona a la llegada. Además hay un poco de todo y los peques se lo pasan genial. Millones de aventuras tiene Soria por descubrir.


Más info: http://www.sorianitelaimaginas.com/patrimonio/casa-del-parque-de-la-fuentona-sabinar-de-calatanazor-muriel-de-la-fuent



#HoyLeemos: Cat and Mouse, go under the sea! Anaya

miércoles, junio 06, 2018 Cuentame qué opinas
Muchos de los que nos seguís habitualmente sufrís en propias carnes nuestra lucha encarnizada con el inglés. No es un secreto que mientras mi madre hace importantes esfuerzos porque aprenda la lengua del "Sespir" ese yo sigo haciéndome el loco y lo más que me saca es algún color aislado, concretamente el Rojo pero porque el protagonista de Angry Birds se llama Red, no os penséis que hay algo más profundo...


La cosa es que en el cole damos inglés, tenemos incluso un muchacho de conversación muy majo que le encanta a mi madre y que yo sigo sin verle la gracia, aunque claro si no le entiendo es complicado que tenga gracia. Y así seguimos, ella erre que erre a ponerme cosas en inglés, a decirme palabras, a forzarlo un poco y yo a hacerme el tonto. Que no os penséis que hacerse el loco es sencillo.

Así que descubrió que existía una colección de libros de Anaya para aprender inglés de forma divertida y concretamente como novedad han sacado un libro sobre el fondo del mar. Si hay alguna posibilidad de que aprenda alguna palabra en inglés a parte de lo que se sólo puede tener que ver con peces y tiburones.

Cat y Mouse son dos amigos, concretamente un gato y un ratón, que oye, en los nombres no se han herniado mucho pero ya se me ha quedado con la tontería que van en un submarino a buscar en las profundidades del mar misterios y monstruos. En sus aventuras conocen muchos amigos acuáticos.

Como podéis comprender aunque haya bichos con escamas al principio no me hizo mucha gracia. Pero ahí mi madre estuvo avispada. Simplemente fue contando el cuento en castellano sólo metiendo palabras clave. Así a lo tonto aprendí vocabulario y comprendí la historia de forma que según releíamos cada vez había más en inglés y menos en castellano.

Además el libro tiene un  CD con la conversación del cuento hablado normal y lento, de forma que poco a poco me lo han ido poniendo y más o menos calculo lo que hay en cada página aunque no sepa leer aún  sigo la historia modo "listening" de forma bastante decente.

Al final del libro hay un glosario con vocabulario y frases con animalitos y cosas del fondo del mar. Siempre al terminar recordamos lo que hemos aprendido, repasamos y a veces metemos una nueva palabra para ir haciendo memoria.

Es posiblemente el único libro en inglés que he llegado a tolerar, e incluso me mola bastante y lo pido por propia voluntad. La verdad es que la colección tiene muchos títulos y si estáis en las mismas circunstancias os lo aconsejo. Probad que seguro que os sorprenden.

Más info de la colección de Cat and Mouse en la web de Anaya. 

Datos del libro: 

Cat and Mouse, Go under the sea!
Stéphane Husar; Loïc Méhée
Libro + CD (Elementary: A2)
Edad de interés: a partir de 6 años
Precio | 12,50 €
Formato | Papel
Código Comercial | 1509021
ISBN | 978-84-698-3606-4
Tamaño | 24,00 x 24,00 cm
Páginas | 36
Encuadernación | Cartonado
Fecha de publicación | 19-abr-2018
Colección | Cat and Mouse
Etapa | Educación Primaria
Género | Narrativa
IBIC | YBCH

Camino de la Fuentona, el lugar ideal para visitar Soria con niños

viernes, junio 01, 2018 2 Comentarios
Camino de la Fuentona

A veces es necesario escaparse un poco y huir del mundanal ruido. Aprovechando el cumple de mami decidimos que era un buen momento para hacer un ensayo general de las vacaciones y salir de Madrid para conocer una zona que no habíamos visitado ninguno de los tres. Puede que os parezca que soy poco intuitivo pero hasta que no llegamos no me dí cuenta de que estábamos en Soria, ni siquiera el escuchar en bucle todo el camino a Gabinete Caligari me dió una pista aunque si lo miro en perspectiva debo reconocer que fue de todo menos sutil.

Camino de la Fuentona

Camino de la FuentonaComo desconocedores de la zona sabíamos muy poco sobre lo que nos íbamos a encontrar más allá de una pequeña búsqueda en Google y varias referencias de familiares que apuntaban siempre en la misma dirección: visitar la Laguna Negra y el Cañón del Río Lobo. Así que pensamos que a lo mejor no había mucho más que ver pero nos equivocamos de pleno.

Para elegir el mejor lugar para hospedarse siempre es necesario coger le mapa y al menos tener una idea de qué quieres ver para evitar caminos largos, sobre todo cuando viajas con niños. Por eso Camino de la Fuentona, una casita rural situada en Cabrejas del Pinar nos pareció genial para instalar la base rebelde del viaje. Estaba a justo la mitad de camino de las cosas que a priori queríamos ver y nos moveríamos del centro a los lados sin realizar desplazamientos de más de una hora a ninguno de los destinos seleccionados: Soria a menos de media hora y el resto de parajes naturales a 40 minutos. 

Camino de la Fuentona
Como podéis ver en el mapa, incluso si te ciñes a lo más típico es el lugar más razonable para quedarse. A eso unimos que queríamos algo de calma, dejarnos seducir por la naturaleza y no complicarnos mucho era la elección idónea. No nos equivocamos. La casa era una maravilla con techos abuhardillados, madera y piedra por todas partes y algunas comodidades poco habituales como ascensor y acceso para personas con movilidad reducida lo que  lo hace ideal para carritos de bebé y demás. La zona común era de lo más cuqui porque además tenía cosas para jugar y espacio para los mayores, que a veces los padres también tienen derecho, sin pasarse, pero tienen.

Aparcamiento en la puerta, espacio de sobra y la zona super tranquila.  No falta tampoco el servicio de bar a precio popular y con comedor donde degustar las cosillas típicas de la tierra, ya sabéis, embutidos, trufas, setas... ¡Y no dejéis de probar las croquetas! Ahí lo dejo como gran gourmet que soy. Y si en lugar de escapada con niños los colocas tienen una suite con jacuzzi que no tiene mala pinta.

Camino de la FuentonaLo que nos gusta de las casas rurales es la cercanía y que a los niños los tratan genial. Es la diferencia de estar en un hotel, que te tratan como de la familia y cada conversación es personalizada. Su propietario Oscar nos hacía una ruta cada día con consejos super prácticos y útiles cuando viajas con canijos. No sólo seleccionaba lugares preciosos, también daba información práctica para ahorrar tiempo en ruta o los horarios de los monumentos. Nos ha ahorrado más de un disgusto y, lo que es mejor, nos ha enseñado sitios maravillosos que seguramente no habríamos visto, algunos super cerca del Hotel y otros algo más alejados pero que nos han enamorado.

Si tenéis intención de acercaros a conocer Soria os recomendamos que lo tengáis muy en cuenta por la ubicación, por la cordialidad y porque además tiene un precio estupendo y los croissants del desayuno están calentitos y hay embutido de la tierra. 


Camino de la Fuentona

Si no conoces Soria pásate por el resto de contenidos donde te contamos las rutas que hicimos  lo bien que lo pasamos en familia porque Soria es bonita, verde y familiar a tope.

Camino de la FuentonaDatos Prácticos: 

Casa Rural Camino de la Fuentona

C/Real 34 Cabrejas del Pinar, Soria 42146 España

Teléfono: +34 975 37 30 13

 

PUBLICIDAD