Cosas Molonas

Viajes

Mis Cosas

Lo último publicado

De viaje a Lisboa : Alojamiento y comida

jueves, febrero 23, 2017 Cuentame qué opinas
Nos hemos ido a Lisboa. Supongo que las familias normales suelen tener unos planes decentes y seleccionar los destinos en función a unos férreos criterios de prioridad, nosotros somos un poco más anárquicos. Decidimos implementar como tradición familiar un viaje anual (mínimo) de mami, tita Bea y yo. La cosa es que cuando nos dimos cuenta se nos habían pasado casi las fechas seleccionadas y al ir a ver los horarios y fechas de apertura de lo que en realidad queríamos hacer descubrimos que ya estaba cerrado así que usamos el típico plan B. Rastrear destinos de fin de semana largo que fueran manejables y no muy caros. Así descartamos varios sitios super chulos que requerían más de cuatro días de estancia y nos quedamos con Lisboa que además salía bien de precio. Tanto avión (low cost) como la estancia eran tan económicos que no tuvimos dudas, además la última vez que las señoras viejas que me acompañaban estuvieron por allí eran niñas así que era un buen momento para recordar la ciudad y ver las cosas nuevas.


Así que allí estábamos en el aeropuerto los tres, con las maletas, el carro, y ganas de pasarlo bien cuando la señora que revisaba los billetes verificó los apellidos y nos dio la idea de cómo llamar a los viajes a partir de ahora: Pacheco Trip. Así que os vamos a hablar de nuestro primer Pacheco Trip, las cosas que vimos, las excursiones, y para empezar el alojamiento y la comida, que, así para que quede entre nosotros nos pusimos las botas.

Es la primera vez que íbamos a apartamento en lugar de hotel o casa rural. Las ventajas son considerables. El uso de cocina es útil sobre todo sabiendo que tenemos unos horarios un poco surrealistas. Por supuesto no solemos volver durante el día pero cuando estás muerto mola salir de la habitación en pijama a cazar pokemons en el salón


Por el idioma no vimos la tele pero estábamos muy entretenidos igualmente. La selección de apartamentos para estancias cortas en la zona centro es amplia. La desgracia es que casi todos son pisos antiguos sin ascensor, la gracia es que son las típicas casas antiguas de Lisboa con sus azulejos de colores en el exterior y la verdad es que eso mola mucho. 

Nuestro apartamento era muy guay, teníamos salida a la terraza y la cocina era un pasote. Desde ella se subía a donde vivía "la señora de arriba" o según mi tía la que nos alquiló el chiringuito, pero vamos que se quedó como la señora de arriba. Una mujer muy maja y atenta que nos preparó un desayuno de quitar el hipo y me dejaba comer estrellitas de cereales todos los días a todas horas. Estábamos a 20 minutos andando del centro o un par de paradas de metro, lo que nos apetecía en función del cansancio.

Tened en cuenta una cosa, Lisboa es una ciudad de cuestas así que ir con carro es un infierno, el metro no está muy habilitado y los tranvías son estrechos así que... tenerlo en cuenta. Mola por las cosas que se pueden hacer con niños pero es una matada para las piernas de los padres que acaban tirando de los peques.  Que no os pille por sorpresa. Y siendo positivo pensad que os vais a ahorrar mucho en gimnasio. ¿Cómo lo ves?

La comida fue genial. Era muy, muy barata y nunca eramos capaz de acabar las patatas fritas, y ya os digo yo que soy de los que comen muchas patatas fritas. Con dos comidas comíamos los tres sin problemas. Para que os hagáis a la idea.

Además estaba de suerte porque el pescado era la base del menú, básicamente bacalao y la típica sardina. Pero la brasa de cualquier tipo de carne también. Nos encantó comer pastéis de bacalhau (croquetas de bacalao) pero también lo pasamos bomba gracias a las hamburgueserías artesanas que estaban por todas partes. Carne buena y con buen precio. 

Además de las raciones super generosas hay que tener en cuenta que las bebidas y los postres no son como los de España, vamos, son precios de personas normales así que podías permitirte pequeños (o grandes) lujos.

Y dejaremos los pastelitos de Belem para más adelante, que también nos pusimos finos.



¿Es complicado comer con peques? Pues no, y se puede comer barato, rápido, bien y típico sin mucho gasto. Así que... ¿Empezamos a contaros qué cosas hacer en Lisboa?

#Hoyleemos: Bogo Quierelotodo.

domingo, febrero 19, 2017 1 Comentario

Hoy nos hemos puesto filosóficos y hemos leído un libro precioso gracias a Boolino. Es, desde hace algún tiempo la primera vez que mi señora madre y yo estamos de acuerdo en algo, y es que lo tiene todo: ilustraciones que son puro amor y una historia emocionante que encima tiene una moraleja muy chula. Se trata de Bogo Quierelotodo, de Susanna Isern y Sonja Wimmer, editado por NubeOcho en España.

Bogo es un zorro que tiene una curiosidad enorme. Ve que los animales del bosque hacen cosas asombrosas como ver en la oscuridad, saltar muy alto o volar así que se pone manos a la obra y comienza una serie de disparatados inventos para copiar algunas de esas cualidades tan molonas. Pero el zorro fracasa y siente que no es especial hasta que un suceso en el bosque hace que tenga que usar todo lo bueno que hay en él para salvar a sus amigos. En ese momento es cuando se da cuenta de que él tiene cosas fantásticas también y que no debe tener complejos o envidias de las habilidades de los demás si no disfrutar y potenciar alas suyas, esas cosas que hacen que el zorro también sea especial.

A mi me parece una historia increíble y Bogo es un bicho muy inquieto, exigente y creativo, cosas que no van nada mal en el bosque, o en la vida. He aprendido mucho, así que cuando alguien sepa hacer algo mejor que yo no me voy a mosquear, voy a aprender de sus cualidades y a sacar las mejores habilidades para poder seguir avanzando. Y es que la vida va de eso, de superar y aprender, como Bogo, y de ser felices en el camino.

BOGO QUIERELOTODO
Susanna Isern · Sonja Wimmer
Recomendado a partir de 4 Años
ISBN: 978-84-944446-5-4
40 páginas · 260 x 240 mm
Precio 14,90€

Más info: http://www.boolino.es/es/libros-cuentos/bogo-quierelotodo/

Tiburones

lunes, febrero 06, 2017 Cuentame qué opinas
Prueba de agudeza visual, estas fotos recorren momentos de mi vida, así aleatorios, y tienen algo en común... 
Navidad 2016, Teleferico Madrid 2016, Suiza 2015, Halloween 2015

Muchos pensáis que lo mío con los trenes no tiene parangón pero de un tiempo a esta parte hay una nueva y renovada fijación en mi vida: los tiburones.

Mi madre sostiene que la pasión por peces que ha derivado en la fijación por los tiburones nació en la visita al acuario de Barcelona. Visita que por cierto pasó sin pena ni gloria pero que a los pocos meses motivó pedir a los reyes magos un acuario con peces.

Después empezó a interesarme algo de más envergadura.

Si bien el tiburón ballena lleva siendo compañero de viaje desde hace dos años (con robo y alevosía) los tiburones fieros, con dientes y que muerden, me acompañan cada día, mis favoritos los blancos aunque le siguen muy de cerca los tigre y los martillo. Y si, tengo libros que me enseñan estas cosas y datos como que los tiburones tienen siempre dientes porque les nace uno siempre que se les cae, que hacen la digestión durante una semana entera o que respiran por branquias...

Creo que hemos visitado los acuarios (grandes y pequeños) de cada ciudad a la que hemos ido, y en cada uno de ellos hemos hecho la visita a de rigor a los tiburones con más o menos éxito. En el océano gráfico me cagué de miedo por ejemplo, o en Lisboa arrastraba una perra importante porque no me dejaban comer.

Pero a grades rasgos los tiburones lo molan todo.

Foto tomada por mi en un descuido de mamá
Ahora mis dibujos son lo más. Me he especializado en pintar tiburones y lo que es casi igual de guay: jaulas para ver tiburones y barcos para pescar tiburones.

Alguno de sorprenderá pero de hecho en casa es rara la semana que no vemos Tiburón (pero la primera parte, que las otras las hemos visto y son muy malas). Lejos de dar miedo me ha hecho aprender muchas cosas interesantes sobre estos bichos como que respiran debajo del agua por branquias y por eso no salen, que el tiburón ballena come peces y el blanco personas, que el tiburón se zampa los barcos si son pequeños o que no se debe nadar lejos porque entonces eres el primero en caer... cosas super necesarias para la supervivencia, ya me entendéis.

Mi peli favorita. Tiburón, con mi amigo de metro y pico de largo, Tibu
Por supuesto hemos aprovechado la Navidad para ver el Belén acuático del zoo entre tiburones y mi carta a papá Noel y los reyes magos incluía tiburones en todas las vertientes que existen aunque es complicado porque ya tengo peluches, muñecos blandos, duros, maquetas, camisetas, una zapatilla (es una larga historia), bolis...
Oceanoario de Lisboa 2016, Acuario de Barcelona 2015, Zoo Madrid 2016
En casa tenemos todo lo que pueda existir de tiburones, e incluso usamos un precioso saco de 3 Sprouts para guardarlos.

Es un saco enorme, palabra, caben hasta 14 tiburones, los he contado, e incluso quepo yo, que me he echado alguna siesta por allí, no te creas que no. Además es un saco que está plastificado por dentro por lo que es fácil de limpiar si se cae algo dentro, y si no a la lavadora y listo, que para eso está.

A mí me parece monísimo aunque estoy seguro de que a ti te gustará más el del mapache o el del elefantito, pero claro, para gustos los colores.  A mi me lo trajeron los Reyes Magos pero puedes encontrar muchas tiendas en tu zona para comprar almacenajes (desde cajas compatibles con los muebles de Ikea a bolsas para el carro de un bebé. Puedes consultar los puntos de venta en Tallytate que son muy majos y lo saben todo.

Así cabe el tiburón de metro y pico que trajo Papá Noel y el tiburón de Lisboa y el marioneta, y ... bueno, prometo que un día os saco una foto de la colección completa que es para flipar.

Ahí andamos, con nuestras ideas claras y nuestras pasiones definidas, que los hay que se dejan llevar por el catálogo del Corte inglés y los hay que somos psicópatas, a secas.

Regalos bonitos para mamis: MamiChic ... CON SORTEO

martes, enero 31, 2017 8 Comentarios

 Hay una cosa que a mi madre el mata de recibir paquetes en casa de esos "sorpresa" y es que cuando lo abre siempre son juguetes o cosas molonas para mí. De hecho desde que es mamá casi todo lo que le "regalan" es en realidad una trampa para que me lo de a mi de forma directa o indirecta así que está un poco hasta el gorro.

De un tiempo a esta parte hace de tripas corazón y ha iniciado una lucha por que los regalos de las madres o futuras madres sean para ellas. Directa e indirectamente y tiene dos básicos: cuidado personal y cosas bonitas. En este segundo punto hay una marca molona a la que recurre casi siempre: MamiChic, una marca 100% española y además con los mejores materiales, acabados y diseños del mercado en complementos y collares de lactancia aunque ahora también tiene mordedores y sonajeros tradicionales por lo que de un momento a otro empezará a hacer cestas regalo como una psicópata.

Hay tres factores por los que los elije:

1. Seguridad. Los collares y productos de MamiChic son los más innovadores del mercado. Eso incluye la seguridad en cuanto a fabricación, mantenimiento y materiales.


2. Diseño. Los collares de mamiChic son muyyyy bonitos. Si, parece una obviedad pero la mutitud de diseños, colores, tamaños, estilos. Desde lo más minimalista a lo más divertido, en casa el de la estrella es el que más ha triunfado. Vamos, que si no sabes que es un collar de lactancia piensas que estás ante un collar precioso de diseño modernísimo sin más complicaciones.


3. Entretenido para el peque. Como hemos dicho ese momento en que te conviertes en madre significa que nadie te regala nada para ti. Así que en realidad esto es un regalo encubierto para cualquiera que quiera dar el detalle para los dos miembros de la familia (al papi también se lo puedes poner ¡ojo!)

En casa estamos encantados, yo más que nadie, porque tenemos un kit precioso de productos Mamichic para probar, y a quien más le ha gustado es a mi, bueno y a la dentición de la nueva propietaria del sonajero. El kit incluye collares y también alguna pieza de sus dos colecciones más monas y novedosas: sonajeros o pulseras de dentición que combinan a la perfección el poder llevar algo bonito puesto y que el bebé no corra peligro. Si no conocéis las pulseras pasaros por su web porque son preciosas y los sonajeros se van a convertir en un must de toda cesta de recién nacido para el baby boom de este año.

¡Ah, y no me olvido, el packaging es brutal de bonito...


¿No te vale con verlo en la web? Pues entonces estás de suerte porque os vamos a preparar un sorteazo... ¡¡UN KIT DE TRES PIEZAS DE MAMICHIC!! 

¿Qué hago para participar? 

Pues sencillísimo. Sigue a Bebé Friki y MamiChic en Facebook 


 

y responde en esta publicación cual de todas las piezas de su catálogo te gusta más. 



¡Y listo! Entre todos los que lo hagáis sortearemos un kit de tres piezas de Mamichic.



+ Fecha de participación: Hasta el 15 de febrero de 2017
+ Las piezas son enviadas aleatoriamente por la marca y no tienen por qué ser las que aparecen en las fotos.
+ Sorteo limitado a territorio español

PUBLICIDAD