BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta viajes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta viajes. Mostrar todas las entradas

lunes, 3 de agosto de 2020

Normas en las playas en tiempos de coronavirus

Este año no está siendo un verano normal. Seguro que muchos tenéis vacaciones en agosto y aún os estáis pensando si ir a la playa, a un hotel rural o si quedaros en casa. No podemos ayudaros en esta difícil elección pero si daros algunas pistas sobre las normas y condiciones que podéis encontrar en las playas españolas en este peculiar verano de 2020. 


En primer lugar aclarar que cada municipio posee su propia normativa en cuestión de playas por lo que lo que sucede en una playa como por ejemplo en Benidorm , no aplica a la playa más cercana, por eso intentaremos recopilar todos los escenarios posibles para que tengáis a mano algunas de las cosas que os pueden pasar este año en la visita a la playa.

1. Aforos y acceso. 

El principal problema de las playas son los controles de acceso y los sistemas para controlar el aforo. Si se trata de playas pequeñas con mucha afluencia de gente o playas de grandes ciudades os podéis encontrar con controles de aforo con reserva previa, con horarios limitados, con turnos de mañana o tarde. La mejor manera de saberlo es mirar los carteles de las playas antes para planear las visitas. 

Algunas necesitas reservarlas el día antes o incluso con varios días. Disponen de accesos limitados para poder controlar las reservas y además el desalojo. En los sitios con mucha afluencia han distribuido en dos los horarios de forma que puedes ir por la mañana o por la tarde y se aprovecha para limpiar a medio día. Otras no limitan el tiempo de estancia pero si cierran a la noche y verifican que se abandone el recinto con cordones policiales, personal extra e incluso drones. El permanecer en la playa con horarios limitados tiene pena de multa. 

Otro consejito es que no apuréis la salida. A la hora de salir se forman tapones y colas donde la distancia de seguridad se respeta poco o nada entre los niños, las sillas, las sombrillas y los chiringuitos varios. Además la higiene en las zonas de duchas y las aglomeraciones son malas combinaciones. 

Es normal que las playas hayan limitado los accesos y , por ejemplo, tengan algunos de entrada y otros de salida o sólo se pueda entrar por una zona concreta para limitar y controlar la gente que hay en el recinto. Hay algunos municipios que han habilitado apps y webs para que sepas el estado de ocupación de las playas a tiempo real. Puedes consultar el listado en este post de Viajar Despeina.


2. Los vigilantes de “playa segura”

En las playas han aparecido nuevos seres que se encargan de vigilar y mediar en los pequeños conflictos en la arena. Las normas básicas son  de sentid común pero a veces se necesita un poco de ayuda. Se encargan de controlar las distancias de seguridad y el uso de mascarillas. Sus funciones son  verificar que: 

- Las sombrillas y los grupos no estén muy pegados. 2 metros de distancia entre ellos. 

- La distancia de la primera línea no esté muy pegada al mar. Mínimo de 2,5 metros. 

- Que la gente que pasee por la orilla lleve mascarilla. Aunque el baño y la estancia estática en las sombrillas permiten quitarnos el dichoso complemento si decides que quieres dar un paseo por la orilla si debes llevarlo. 

- El uso de elementos prohibidos en las playas. En algunos municipios se han limitado el uso de colchonetas, palas, pelotas y demás en la zona de baño y en la orilla pero este dato es muy variable y debes mirarlo en el cartel informativo de cada playa. 


3. Los usos de elementos comunes de la playa.

Dependiendo de tu destino puedes encontrarte con varios escenarios: que hayan cerrado duchas y grifos para limpiar los pies, que estén abiertos sólo en las plataformas de salida de las playas y no en las de entrada o que estén totalmente abiertos.

Esta es la zona más peligrosa de la playa en cuanto a contacto con otros bañistas ya que aunque hay playas que han instalado una señalización para indicar que sólo se usen estos elementos de uno en uno hay gente que considera que pueden meterse y usarlos con otros usuarios que no son de su núcleo familiar. En resumen, controlad que no se os ponga nadie delante o emplead argucias para que la ducha “extra” esté bloqueada mientras la usáis o no respetarán su distancia de seguridad. 


4. Sentido común. 

Este año estamos improvisando mucho pero si que hay cosas que podemos implementar después de analizar un poco la situación en las playas y hay varios trucos que queremos compartir. 

Si este año podéis eliminar el picoteo de la playa mucho mejor, en su defecto usad envases individuales para cada persona y nunca compartáis las mismas botellas. 

Evitad que los niños jueguen en la orilla, la gente pasa para bañarse y paseando así que es la zona más peligrosa de contagio de toda la playa. 

Usad elementos de contención para las sombrillas ajenas como marcar el perímetro de seguridad con murallas o agujeros, es de lo más disuasorio. 

Evita fumar o ponerte en zonas donde fumen. En muchas zonas está ya prohibido pero si no lo está recuerda que hay estudios que dicen que el virus se mantienen suspendido en el aire mucho más si se difunde con el tabaco.

Siempre ve calzado. Ten en cuenta que debes tener las mismas precauciones que cuando sales a la calle, lleva chanclas en máximo tiempo que puedas y sobre todo en las zonas de duchas. 


Espero que hayamos solucionado alguna de vuestras dudas y recordad cuidaros mucho a vosotros y a los vuestros.

lunes, 22 de junio de 2020

Parque de las Ciencias y Biodomo de Granada

Granada es una ciudad preciosa. no sólo por la increíble Alhambra que os recomendamos muchísimo para visitar con peques como os contábamos en este post, además por sus infinitos rincones, sus barrios, sus parques y su centro histórico. Pero pocos hablan de otro de esos lugares en pleno corazón de la ciudad que es un paraíso para los más pequeños. Se trata del Parque de las Ciencias con sus actividades como el planetario o el increíble Biodomo. ¿Los conoces?




Mucho se había de la majestuosidad del Museo de las Ciencias de Valencia pero hay otro museo que le iguala en diversión y contenido y es el que se encuentra en Granada. 

Una torre visible desde la carretera por la que trepan unas hormigas gigantes es una de sus señas de identidad pero hay millones de cosas más que hacen que merezca una visita detallada. Puedes pasar un día entero disfrutando de sus increíbles instalaciones y entrando en el mariposario, el planetario o las múltiples salas dedicadas al espacio, a la física, o simplemente investigando sus juegos en exteriores o poniendo la mano sobre la de los astronautas que viajaron al espacio.



Como os mencionamos está situado muy cerca del centro, a unos15 minutos a pie y posee unas impresionantes dimensiones de 70.000 m2 en varios edificios, algunos más ,modernos, otros más antiguos e incluyendo numerosas zonas al aire libre. Con más de 600.000 visitantes al año, se ha consolidado como el museo más visitado de Andalucía. 

En su interior hay exposiciones temporales (5.000 m2 de exposiciones temporales) y fondos fijos, todos ellos impresionantes y abarcan naturaleza, astronomía, juegos de mecánica, efectos ópticos o un viaje al interior del cuerpo humano son algunos de los contenidos permanentes del museo para todas las edades. 

Posee zona de picnic y un interesante patio, zonas e juegos y actividades al aire libre por lo que podéis estar el día entero disfrutando de la ciencia. Son 27.000 m2 de zonas verdes.

En sus siete pabellones os recomendamos que no os perdáis la visita al interior del cuerpo humano y los dedicados a la naturaleza y animales. Todos con paneles explicativos y multitud de actividades didácticas para disfrutar  aprender en tu visita. 


Biodomo 

Uno de los motivos por los que incluimos el Parque de las Ciencias en la visita fue el Biodomo, una experiencia única de la que habíamos oído hablar mucho y que merece mucho la pena.

Para acceder al biodomo hay que reservar hora de entrada al comprar tus localidades en la taquilla. No está incluido en el precio pero es un pequeño suplemento que merece la pena. no aceptan reservas y hay mucha demanda así que madrugar no está de más para poder elegir la hora que mejor os convenga. Se trata de un recinto dedicado a la biodiverdidad con más de 200 especies que campan en semilibertad en un habitad simulado. Puedes cruzarte con un lémur, ver las profundidades del océano o coincidir con un mono.




La visita es libre y dura entre 40 minutos y una hora. No tiene baño una vez entras en la instalación y es de una sola dirección . No se puede acceder con mochilas o bolsos pero dispones de taquillas a la entrada. Te informan con un video antes de cada pase que está numerado para controlar los aforos. 

Otras actividades que no puedes perderte: 

El planetario con su proyección cada hora posee muchos programas diferentes para ayudarte a comprender el universo y contemplar un cielo en 360º con más de 7.000 estrellas. 



El mariposario es uno de los más cuidados que hemos visitado con más de 20 especies de mariposas y 70 tipos de plantas diferentes. 

Puedes participar en una visita guiada a la Almazara y el Dolmen o simplemente apuntarte a alguno de los muchos talleres que organizan a diario. 

Información General 

Horarios 

De 10.00 h. a 19.00 h. de martes a sábado y lunes víspera de festivos. 
De 10.00 h. a 15.00 h. domingos y festivos. 

Cerrado: 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre y lunes. 


Más info: www.parqueciencias.com

viernes, 12 de junio de 2020

Un día en Ibi: Museo del Juguete y Museo del Arcade Vintage

La localidad alicantina de Ibi es un paraíso para los peques por muchas razones. Os vamos a contar algunas de las principales razones: es el centro de fabricación de juguetes más grande de España, es la casa de los Reyes magos y además es un pueblo con gran tradición heladera... ¿Queréis pasar un día con nosotros en Ibi?


En toda visita a Ibi hay varios lugares que no debéis perderos, muchos de ellos son museos aunque son esos museos que los niños no van a poner inconveniente en visitar. Hay dos que son imprescindibles y se encuentran además mu cerca el uno del otro: el Museo de la biodiversidad y el Museo del juguete. 

En un sólo día podéis visitar sin problema los dos aunque os vamos a dar pistas para hacer alguna otra parada. Nosotros renunciamos a la visita al de biodiversidad pero pasamos un rato muy divertido en el Museo del Juguete, una increíble nave industrial que albergaba una de as cientos de fábricas que existían antaño en la zona. Por sus ventanales se puede ver la zona de producción abandonada con cajas y enseres que trasportan a otra época. Pero para oras épocas los juguetes que descansan en sus vitrinas. Son todos juguetes únicos que marcaron al industria juguetera. desde los históricos juguetes de hojalata de nuestros abuelos a los más modernos. Muchas de las etiquetas sitúan a sus muñecas en Onil, Castalla o el propio Ibi. Por citar alguna de las fábricas : Famosa, Playmobil, Injusa, … y es que a día de hoy esa zona aún conserva varias fábricas en activo. 

La visita a la "fábrica" es ideal para grandes y pequeños y se disfruta de diferente manera, unos rememorando el juguete de su infancia (ya sea por añorado o por haber conseguido tenerlo) y los peques por ver el avance de la tecnología a pasos agigantados hacia una nueva generación de juguetes más ligeros, más difíciles y más modernos. 


En breve un nuevo atractivo turístico se unirá a Ibi con la casa de los Reyes Magos , de momento podéis visitar su monumento y es que ¿Dónde van a encontrar mejor que en sus fábricas los Reyes más mágicos del mundo lo que piden los niños en sus cartas? 

La parada de la merienda se puede hacer con la excusa de probar la gastronomía local y más concretamente los helados. Ibi es pueblo de maestros heladeros y en su web además de un listado de las heladería artesanas de la época os animan a hacer alguna de la rutas y descubrir los peculiares "pozos de hielo" que son el origen de esta tradición heladera. 

¿Recuperados? Pues ahora toca un museo muy especial porque también es para "jugar". Se trata del Museo Arcade Vintage. De nuevo una nave industrial que hospedaba una fábrica juguetera reconvertida para dar diversión. Se trata de una importantísima colección de máquinas arcade de los años 70, 80 y 90 que permitirán que juegues hasta caer rendido. Autenticas joyas, todas ellas jugables con un aforo limitado y programas de conferencias. 


Sólo abre los sábados y disponen de entradas de medio día o de día entero. Eso sí, las entradas se agotan enseguida, sobre todo en época de verano y puentes así que no te arriesgues a ir sin haber reservad la tuya. una experiencia única para cualquier jugón nostálgico. 

Más info y entradas en : https://museoarcadevintage.com/

lunes, 8 de junio de 2020

VilaMuseu , un museo ideal para niños

Es cierto que ahora mismo no podemos viajar pero tenemos pendiente desde hace mucho tiempo hablaros de uno de los museos más divertidos, fascinantes y con actividades didácticas para los peques más geniales que hay en Alicante. Para los que estén por la zona y no lo conozcan o para los que en verano puedan viajar a la localidad de Villajoyosa queremos que apuntéis en la agenda esta maravilla de Museo totalmente adaptado para personas con cualquier discapacidad y además con visitas guiadas diarias y talleres infantiles. ¿Te vienes con nosotros a conocer Vila Museu?


En la localidad de Villajoyosa, mundialmente conocida por su peculiar casco antiguo con casas de colores, por su impresionante puerto y por ser la cuna del chocolate hay que sumarle muchísimos tesoros ocultos, y otros no tan ocultos, que bien merecen una visita más detenida que una simple mañana. Uno de los lugares más emblemáticos es el Vila Museu que pese a ser inaugurado hace relativamente poco es una maravilla por la cantidad de fondos que y la historia que hay detrás de él porque aunque el enclave es nuevo el museo no lo es tanto. Os ponemos en antecedentes. 

En primero lugar la ciudad de Alonis es como conocían en el Imperio Romano a la zona de Villajoyosa, un puerto comercial de vital importancia y un enclave del que se conservan muchos yacimientos descubiertos y varios en proceso de excavación ahora mismo. Calzadas, cementerios, termas, muchos mosaicos, hacen que debajo de cualquier obra aparezcan maravillas enterradas que poco a poco y gracias a una gran inversión se han convertido en el fondo del actual museo. El museo se inauguro en su sede actual en marzo de 2015 tras haber cedido su increíble exposición de forma itinerante. Muchos recordamos las pequeñas piezas expuestas en los bajos de la biblioteca como sede primigenia de este museo que cuenta con una historia cuanto menos curiosa que tiene un origen deportivo y un montón de anécdotas más allá de lo meramente cultural. 

Actualmente en plena Calle Colón 57 el museo cuenta con una histórica fachada que data de 1922 y tras la que se esconde el museo más accesible de Europa. Una gran rampa y un edificio moderno y diáfano esconde no sólo importantes exposiciones, también uno de los laboratorios más importantes de la zona donde trabajan con lo que encuentran en los diferentes yacimientos incluyendo el del pecio Bou Ferrer, uno de los pocos pecios visitables de España. Además cuentan con visitas a estos laboratorios y visitas al barco hundido como otros alicientes. 



Accesibilidad auditiva, visual y de movilidad gracias a paneles especiales, auriculares, expositores, … y toda la amabilidad de su personal para ayudar a que tu visita sea inolvidable, pero hay muchas más cosas. Actualmente las exposiciones que se pueden visitar de forma fija son Los tesoros de la Vila y una sala recientemente inaugurada con algunas ánforas y materiales rescatados del pecio. En la planta superior siempre tienen un hueco para proyectos de artistas locales y , por supuesto, la exposición Esclavos de la Belleza que es una de las más pintorescas y divertidas de visitar por sus recreaciones  y porque ofrecen la posibilidad de convertirte en un autentico romano.

A parte de las visitas guiadas a todas las exposiciones os recomendamos que echéis un vistazo a los talleres de Vilakids que son geniales para los más pequeños, les ofrecen conocimientos y realizan manualidades en clave arqueológica y son una gozada. os permitirán que ellos aprovechen la visita a tope y que los adultos puedan hacer lo propio con calma. 

En verano inauguraron una colaboración para talleres de larga duración sobre arqueología marina para los peques donde incluían incluso un curso de buceo para que los canijos disfruten de una experiencia única en la vida. 

Además si tienes suerte puedes toparte con alguna visita teatralizada o enterarte de las actividades culturales que llevan a cabo desde Vila Museu en los enclaves de la ciudad llevándote de la mano de auténticos romano a conocer su historia. 

Más información en : www.vilamuseu.es

viernes, 28 de febrero de 2020

Museo Minero de Escucha. Teruel.

¿Has entrado alguna vez a una mina de carbón? Pues en el museo minero de Escucha puedes hacerlo. Se trata de una excursión muy peculiar que hará que los peques disfruten muchísimo, y los padres incluso más.  La cuenca minera de Teruel te deja hacer eso y mucho más ¿Te vienes?
 

La mina de Escucha estuvo activa durante mucho tiempo pero ahora se conserva solo como museo pero esto no quita nada de encanto a sus túneles. Bajar a visitarla es una experiencia. Nuestro primer consejo es que no dudes en reservar tu visita porque en temporada alta es complicado. Las entradas son limitadas. En el centro de visitantes te equiparán como un autentico minero con tus cascos y cinturones y te darán acceso a otro mundo, uno subterráneo.

En la entrada de la mina nuestra guía nosequipará para el descenso y luego nos dará las instrucciones para descender los 200 metros que nos separan de los túneles a los que accederemos en una autentica vagoneta. La experiencia es muy chula y emocionante. Por eso el acceso es tan restringido, tu entrada reserva un asiento en este tren al subsuelo.

La mina se puede datar, según los documentos que poseen, en torno a 1.850 y extraían azabache y lignito (un tipo de carbón). Después del descenso y siempre acompañados por el guía podemos recorrer sus túneles y a través de sus recreaciones comprender cómo era la dura vida del minero a lo largo de la evolución de la mina. Ver sus herramientas, sus utensilios, sus momentos de trabajo, su relax, los animales que usaban para ayudarlos en incluso, si tienes suerte, hacer una detonación y sentirte como un autentico minero.

Parte del encanto, y de lo autentico de la experiencia, es gracias a la profesionalidad y dedicación de tu anfitrión que te explicará toda la visita con mimo y adaptado a todas las edades. Y en cierta forma el llevar tu linterna y tu equipo de minero hace que la aventura sea completa.

Este museo es una manera ideal para que los pequeños descubran lo que era el trabajo en las minas pero también para que los mayores nos asomemos al pasado. Se trata, además, de un museo único en su especie, es uno de los dos únicos museos enclavados en una mina de carbón de Europa, el otro se encuentra en Alemania. Tenemos una oportunidad increíble que no podemos desaprovechar.

Después de este viaje al pasado no podéis dejar de visitar el museo al aire libro donde exponen utensilios, trenes y vagonetas que se usaron durante la explotación de la mina.

Además el bosque de fósiles vegetales es una maravilla y te ayudará a entender de manera excepcional lo que podrás ver en tu visita de Bosque Pétreo si te animas a ver esta sede de Dinópolis especialmente dedicada a los fósiles del mundo verde porque ... ¿qué es el carbón si no un fósil?

Con tu entrada puedes adquirir un combinado y visitar también a precio reducido el CIM Pozo Pilar que estuvo en activo hasta 1992 y que se encuentra a escasos kilómetros de la mina. La entrada/descuento sirve para toda la temporada.

Más info en : http://www.museomineroescucha.es/

jueves, 20 de febrero de 2020

Albarracín, uno de los pueblos más bonitos del mundo

Ya os hemos contado como ha sido nuestra visita a Dinopolis Teruel y a sus sedes. Una de ellas es Mar Nummus, un viaje a los fósiles marinos, muchos de ellos piezas únicas encontradas en Teruel que, hace millones de años, era un mar prehistórico. Es una parada técnica muy lógica si vas desde Madrid a visitar la sede central y vas a disfrutar de un fin de semana en Teruel y además es un lugar excelente para disfrutar de muchas actividades con los peques porque es sorprendente tanto el pueblo como los alrededores. ¡Y se come fenomenal! ¿Quieres conocer con nosotros Albarracín?
 
Albarracín es un pueblo de cuento, en una colina, con un río pasando por su base y una impresionante muralla que recorre la montaña cercana y abraza el casco histórico estrecho y peatonal, sus empinadas cuestas y sus casas imposibles.

Nosotros realizamos una ruta muy básica por el pueblo. La principal atracción turística es la muralla, es lo que dota este enclave medieval de ese aspecto tan atractivo.

Tienes un camino de arena para poder recorrerla y partes donde puedes acceder a la muralla. Los peques se sentirán como auténticos caballeros en su visita a las torres y en el paseo que hará que acaben llenos de tierra de la caminata pero muy felices.

La catedral de Albarracín es otro de los puntos claves de la visita. Sobria pero hermosa se yergue en el pueblo, el punto negativo es que la entrada es pagando y guiada, cosa que dependiendo de la edad de los niños a lo mejor es un inconveniente porque no encontrarán tan apasionante las historias sobre su retablo o su colección de arte sacro. Pero tiene otro punto positivo, que con la entrada incluyen además la visita guiada al pueblo con un guía que lo hace fenomenal. Yo creo que el momento de hacer esa visita guiada depende de la capacidad de atención de los niños con los que viajes porque, aunque merece la pena visitar la catedral, el pueblo tiene suficientes entretenimientos adecuados para su edad como para que puedan disfrutar la visita de forma diferente como disfrutar de parques de aventura, su museo del juguete...

En el paseo por la ciudad o puedes dejar de parar en una curiosa casa llamada de la Julianeta que goza el privilegio de seer la casa más fotografiada de la localidad. En medio de las calles inclinadas y estrechas, de sus increíbles subidas y de sus colores cobrizos, bañada por le encanto de la mezcla entre el cristianismo y sus raíces árabes aparece esta estructura de ángulos imposibles construida en el siglo XIV y en la actualidad es una casa taller para artistas y solo se puede ver desde fuera.

Los niños miran asombrados la sensación de que la estructura parece que se va a caer sobre sus cabezas y es que su construcción, mucho más estrecha en la base y ancha en los pisos superiores, parece que reta a la gravedad. Es el lugar ideal para narrar la apasionada y triste historia de los Amantes de Teruel ya que caballero encargado de la desgracia de los dos jóvenes era un noble del pueblo y dicen que esta era la casa de Julianeta, la Julieta de España. Es bonito contar cuentos e historias locales porque la visita se convierte en una aventura para ellos. Aunque cronológicamente no coincida en el tiempo es una de las historias de amor más grandes jamás contadas que incluyen un amor imposible que no apoya la familia, una partida a la guerra y un regreso inesperado que acaba con un beso negado por fidelidad y la triste muerte de ambos.

A las afueras del pueblo tienes varias rutas, una de las más populares es la del río pero nosotros decidimos perdernos por los Pinares de Rodeno. Toda la zona está poblada de senderos de gran facilidad y muchas grutas decoradas con pinturas rupestres perfectamente conservadas y accesibles.

El paseo por a zona puede llevarte el tiempo que quieras pero es toda una experiencia para los canijos que descubren como esas pinturas al aire libre llevan aguantando las inclemencias del tiempo desde hace miles de años.

Los senderos están bien marcados y son muy agradables, además son gratuitos y están protegidos por rejas para evitar el vandalismo. Con una buena merienda podéis disfrutar de una tarde entera en familia y naturaleza.

Y para terminar (o empezar) tenéis Mar Nummus, justo en la entrada de Albarracín, si queréis datos para disfrutar de esa visita a tope podéis leer más sobre esta sede en este post:  Visitamos Mar Nummus - Albarrracín .

 

jueves, 6 de febrero de 2020

Road Trip por la costa oriental de Asturias II : Acantilados del Infierno, Bufones de Pría, Playa de Cuevas del Mar, Playa de Gulpiyuri, y Llanes

Si habéis disfrutado de la primera parte de la ruta o si habéis iniciado el camino desde Santander os recomendamos esta segunda entrega de nuestro Road Trip por Asturias. En la primera parte del viaje tenéis las paradas que hicimos desde el origen, nos alojamos en Villaviciosa, y vimos Sidra El Gaitero, Tazones, Lastres y Ribadesella. Además tenéis disponible el post sobre el MUJA y la ruta de las Icnitas y la visita a los lagos de Covadonga, el satuario y Cangas de Onís para que completéis vuestra ruta por el norte con datos útiles, consejos prácticos y nuestra experiencia. En esta entrega partimos de Ribadesella y avanzamos hacia los Acantilados del Infierno, Bufones de Pría, Playa de Gulpiyuri con final de ruta en Llanes.

Siguiendo siempre por la carretera de la playa pudimos parar en varios miradores porque la parte genial del viaje es, sin duda, improvisar y dejar sitio para lo que surja. ¿Qué sería de nosotros sin un poco de aventura?


Acantilados del Infierno.

Nos recomendaron las vistas desde estos acantilados. El acceso en coche era fácil y nos parecía una parada interesante por lo poco que nos desviábamos de la ruta y además por ver un poco de naturaleza, aunque os aviso que esta parte de la ruta es muy de paseos y verde. Es cierto que se disfruta de una panorámica de los acantilados increíbles y si os pilla la hora de la comida es una zona donde disponen de area de picnic así que podéis aprovechar para parar a comer algo.


Los Bufones de Pría. 

Es uno de las mayores atracciones turísticas de la zona, hay varios lugares donde disfrutar de los Bufones pero nosotros optamos por Pría, también hay pasado Llanes. Los de Pría son los más extensos y espectáculares. El pueblo de Pría tiene varios parkings gratuitos para dejar el coche y una vez no motorizados si que tenéis que tener en cuenta que hay una ruta a pie bastante interesante. Son casi dos kilómetros hasta llegar a este fenómeno natural, media hora larga o una hora dependiendo del ritmo en un paseo de dificutad sencilla pero no apto par carros. Los bufones son un fenómeno natural que consiste en agujeros en los acantilados que, cuando las condiciones meteorológicas son favorables pueden verse las olas saltar dentro de la tierra y salpicar en imponentes geiser naturales. Para disfrutar en su plenitud es necesario que las condiciones climatológicas sean las adecuadas, es decir, marea alta y algo de oleaje. Nosotros no tuvimos suerte pero aún así se oye rugir en la tierra el mar y el paisaje totalmente limado por el increíble avance del mar.


Las Cuevas del Mar.

Es una de las playas más visitadas por su increíble belleza. Una vez más el problema principal será aparcar porque su acceso está muy limitado por la geografía. Se accede a un parking a pie de playa atravesando un pequeño túnel donde sólo cabe un coche. Pero por todo el camino podrás ver coches aparcados en los senderos de acceso. La playa es una preciosidad y además hay muchos deportes que practicar en ella. Hay siempre gente trepando con academias y también hay mucho deporte acuático que te permite disfrutar de sus recobecos en función de la marea que tengan cuando llegues. Hay una pequeña ruta también si sigues el sendero de la playa que te lleva a una cala más pequeña atravesando campos con animalicos y con vistas increíbles.

 

La Playa de Gulpiyuri 

Es una playa interna, una pequeña montaña separa la playa normal de este pequeño rincón donde la fuerza del mar entra a través de un agujero. El efecto es increíble, las olas rompen apareciendo de la nada. La ruta para llegar es de pocos minutos y merece la pena la parada.


Llanes

El fin de la ruta por carretera es Llanes, una de las grandes ciudades de Asturias y una maravilla se mire como se mire.

Hay muchos puntos de interés, no puedes irte sin dar una vuelta por su casco histórico declarado de interés cultural. Además en sus calles tienes paneles para poder adentrarte en Llanes de cine, una zona super popular por acoger los rodajes más espectaculares del cine español de la última época: El orfanato, El portero, El abuelo... Puedes encontrar estos itinerarios en la web http://www.llanesdecine.com/ .

De nuevo encontrarás esos fascinantes puertos interiores rodeados de la arquitectura indiana en una Llanes señorial y modernista. Los fantásticos cubos de la memoria te esperan al otro lado de la ciudad y caminar por la zona medieval es un lujo. En pocos pasos pasas de una época a otra y si dispones de tiempo hay rutas de todas las dificultades para toda la familia. Nosotros no lo conocíamos y nos encantó.

Si buscas más ideas para tu viaje a Asturias con niños puedes consultar:

Road Trip por la costa oriental de Asturias I : Villaviciosa, Sidra El Gaitero, Tazones, Lastres y Ribadesella. 

Road Trip por la costa oriental de Asturias II : Acantilados del Infierno, Bufones de Pría, Playa de Cuevas del Mar, Playa de Gulpiyuri, y Llanes

Ruta de los dinosaurios en Asturias: el MUJA y la ruta de las Icnitas  

Visita a los lagos de Covadonga, el satuario y Cangas de Onís

miércoles, 5 de febrero de 2020

Road Trip por la costa oriental de Asturias I : Villaviciosa, Sidra El Gaitero, Tazones, Lastres y Ribadesella.


En nuestro viaje a Asturias teníamos claro que necesitábamos conocer un poco la zona más alejada de las grandes ciudades.

Oviedo y Gijón son precioso pero sin duda las postales de Asturias son mucho verde, ríos y lagos así que no queríamos perdernos la oportunidad de ver una de las zonas más bonitas de España.

¿Qué necesitas para hacer un recorrido bonito por Asturias? 

Pues lo primero hacerte una lista de cosas bonitas, un coche y muchas ganas de disfrutar en familia. Son tantas las cosas que os queremos enseñar que este road trip lo vamos a dividir en dos entregas, esta es la primera. ¿Te vienes?

 
Villaviviosa

Nosotros instalamos nuestra sede en Villaviciosa, es un lugar precios y además tiene muchos alojamientos, además está muy cerca de la zona de Colunga y el MUJA, uno de los principales destinos del viaje. Pero Villaviciosa se convirtió en algo más que nuestra ciudad dormitorio, es un pueblo encantador con muchas cosas que ver y hacer. A parte de el paseo por el pueblo que es una maravilla y que puedes hacer tú sólo gracias a su oficina de turismo donde han decidido poner unas curiosas manzanitas rojas en el suelo y te sirven para o perderte ni un detalle de esta deliciosa ciudad donde podrás además disfrutar de una increíble atracción turística, se trata de la fábrica de Sidra El Gaitero... ya sabes, famosa en el mundo entero. Pero antes de darte a la bebida no dejes de ver su museo de Semana Santa, visitar a sus monjas para comprarles un dulce típico o visitar la iglesia de Santa María de la Oliva, una obra de románico tardío tan típica de esta zona.



Sidra El Gaitero. 

Para visitar la Fábrica os recomendamos reservar a través del teléfono o el email de su página web, es una visita gratuita pero de aforo limitado por lo que en fines de semana, puentes y fechas de veranos es mejor tener la entrada o te puedes quedar fuera. Dispone de parking justo en frente de la puerta, es gratuito y sólo hay que cruzar (con cuidado) la carretera y llegarás al paraíso de la sidra. Allí te enseñarán el museo con la publicidad y los formatos de sidra desde que se fundó la fábrica y además la fábrica donde te van a explicar todos los procesos desde que llega la manzana hasta que sale convertida en un espumoso manjar. Una fábrica donde se unen la tradición y la innovación con la sala de barricas de madera, una increíble galería impresionante y su moderna zona de producción. Coo siempre al final la tienda donde comprar algún delicioso souvenir y una degustación de sidra para los mayores y de zumo de manzana para los pequeños.


 
Tazones.

A pocos minutos en coche puedes descubrir un pueblo maravilloso. Tazones en un pequeño pueblo pesquero a la sombra de la montaña y con un encantador puerto. El pueblo es una maravilla, lleno de rincones super fotografiables y su pequeña calle principal tiene restaurantes con marisco de la zona. Por las dimensiones del pueblo hay dos cosas que debes tener en cuenta, la primera es que aparcar es complicado porque las plazas son limitadas y lo siguiente es que la comida, a pesar de ser uno de los mayores reclamos también está limitada y aunque hay muchos bares no son grandes y la gente reserva con tiempo de forma que si calculas que Tazones es una parada para comer contempla reservar tu mesa. Si no, sólo dar un paseo a ver sus barcos colgantes o dejar a los peques correr por su playa e incluso describir su casa de conchas bien merece una visita.

Lastres.

Lastres tiene fama de ser uno de los pueblos más bonitos de la zona. Es una fama muy merecida y además un sitio que también mola mucho. Como en el caso de Tazones su peculiar geografía hace que aparcar sea un poco infierno pero si consigues hacerlo puedes ver este vetiginoso pueblo totalmente en cuesta con su increíble puerto. Uno de los principales reclamos de la zona es que en este pequeño pueblo se grabó la popular serie de Doctor Mateo y muchos son los que hacen la ruta y se sacan fotos en las casas de sus protagonista. Muy cerquita también está el faro, menos poblado peor también popular por la misma serie pero también por el anuncio de Lotería de navidad de 2016, ¿lo recuerdas?


Pues bien, siguiendo carreteras pequeñitas pero preciosas llegas a este faro que tiene unas espectaculares vistas sobre los acantilados de la zona.
Colunga y el MUJA.

La siguiente parada lógica es Colunga y sus restos de dinosaurios en forma de icnitas y con la visita al ya necesario MUJA, os hablamos detalladamente de ello en este post: Ruta de los dinosaurios en Asturias MUJA y ruta de las icnitas.

Ribadesella.

La última parada, por hoy, os lleva a uno de los destinos más populares de la zona, Ribadesella. Seguro que de oídas sabéis que es un destino único por el popular descenso del Sella. Un monumento cerca del río recuerda a todos aquellos que es la etapa más importante de descenso que se celebra el primer sábado después del día 2 de agosto. A parte de los piragüistas hay millones de cosas que ver y hacer en Ribadesella, paseos hasta la torre del Moro, mojarse los pies en las playas, ver su modernista balneario, disfrutar del colorido de sus casas o reírte con el repaso a la historia de los murales de Mingote.
Nosotros nos quedamos con ganas de cisitar las Cuevas de Tito Bustillo pero por razones de edad (y por no llevar reserva) no nos pudimos acercar.

Aún queda mucho camino, siguiendo la costa podrás ver otras ciudades y puntos de interés natural que son paradas obligatorias y puedes leer aquí:

Road Trip por la costa oriental de Asturias I : Villaviciosa, Sidra El Gaitero, Tazones, Lastres y Ribadesella. 

Road Trip por la costa oriental de Asturias II : Acantilados del Infierno, Bufones de Pría, Playa de Cuevas del Mar, Playa de Gulpiyuri, y Llanes

Ruta de los dinosaurios en Asturias: el MUJA y la ruta de las Icnitas  

Visita a los lagos de Covadonga, el satuario y Cangas de Onís

viernes, 29 de noviembre de 2019

Ir de vacaciones... ¡A un barco!

Las últimas vacaciones decidimos elegir el destino en función de algo diferente. No buscamos monumentos, exposiciones o vistas, lo que queríamos era ir a un alojamiento específico, concretamente en un barco.

¿Por que un barco?

Pues porque aquí hay un pequeño enamorado de los barcos deportivos, no os penséis que queríamos una lujosa casa barco, el objetivo era convertirnos en marineros auténticos y vivir en un puerto. La cosa es que al final, tras manejar un montón de destinos posibles nos decantamos por Amsterdam, básicamente porque tenía dos alojamientos concretos que nos hacían gracia. En primer lugar un Hotel Crucero que tenía muy buena crítica y por otro auténticos barcos de paseo. Tras valorar los pros y contras de ambos (básicamente la existencia o no de baño) nos decidimos por el barco de toda la vida. Es verdad que no era la opción ni más céntricas , ni más económica pero resultó una experiencia genial. En primer lugar el trasporte para llegar era un barco gratuito que salía de la estación central , así que tampoco nos repercutía en el presupuesto, y además teníamos un gorro de capitán que teníamos que usar.


Una de las bazas del viaje era que el principal interesado no sabía que nos alojábamos en un barco así que la sorpresa iba a ser mayúscula. Cuando llegamos al puerto un amable señor italiano nos llevó por las instalaciones del puerto, ahí la mente privilegiada del canijo empezó a colapsar. ¿Donde estaba el hotel? Cuando nos metieron en un barco  y nos explicó como funcionaba todo colapsó del todo. Los barcos son como un pequeño aparta hotel con calefacción, cocina y toilet privado, pero para todo lo demás hay que ir al edificio principal: lavadoras, baños completos, incluyendo una bañera con vistas, restaurantes...


¿Que tenía nuestro barco?

Pues le barco tenía una habitación doble y una cama de matrimonio en la salita de estar, una cocina pequeña y un toilet. La cama grande se desmontaba y tenías una mesa con sillas donde comer tranquilamente, como buenos paletos que somos no descubrimos como desmontarla hasta el último día y así hicimos un picnic en la cama  de paso nos asomábamos por las ventanas (o claraboyas) lo que hacía las delicias del mas pequeño y de nuestro vecino holandés y su bicicleta que se partía de la risa al ver aparecer la cabeza con el gorro de capitán. Además contábamos con la sala de entrada o también llamado puente de mando donde Miguel estaba con el volante todo el día y un acceso a cubierta por una puerta por donde entraba y salía constantemente.

No os voy a engañar, a pesar de que inicialmente se enfadó mucho por no saber que dormíamos en un barco, después era imposible sacarle a hacer turismo emocionado por la idea de que dormía en un barco.

¿Es cómodo?

En la maleta llevamos biodramina porque somos así de pupas y aunque era una idea a priori divertida era posible que fuera una catástrofe. Pero no se notaba para nada y no nos mareamos mucho, a pesar de que era invierno y algún día llovió- Quizás era por que el puerto en realidad está metido en tierra y no en mar así que no contéis con esta experiencia como un dogma de fe, dependera de vuestro destino.

Lo que más nos preocupaba era la idea de tener que ir al edificio principal para la ducha pero al final no fue tan grave. Era toda una aventura y lo pasamos bastante bien yendo a investigarlo todo.

No cocinamos en la cocina, aprovechamos para desayunar las crepes y comer las delicias de la gastronomía holandesa y cenamos en nuestro particular picnic con quesos, sandwich y postres locales. Por supuesto teníamos nevera así que podíamos comer y beber lo que quisiáramos sin problemas.

La zona del puerto era muy segura y además los habitantes eran casi todos autóctonos así que le daba muy punto muy divertido. Nos sentimos muy cómodos y no pasamos ninguna necesidad, ni  frío, que eran cosas que nos preocupaban algo al planificar el viaje.

Cerca del puerto teníamos un HEMA con zona de super y como pasábamos por la estación central podíamos comprar antes de regresar todos los días.

¿Qué hemos aprendido?

Que a veces lo que cuenta es la experiencia, incluso más que el viaje. A veces nos obcecamos en buscar destinos glamoursos y alojamientos divinos,... pero a los niños lo que les gusta y van a recordar toda la vida son estas pequeñas cosas. Para muestra un botón, dale al PLAY y disfruta de una visita a nuestro barco y alguna de la visitas que hicimos y que os contaremos más detalladamente.

jueves, 14 de noviembre de 2019

Los lagos de Covadonga, Santuario y Cangas de Onís: Datos útiles

Asturias es un destino maravilloso para ir con niños. Primero porque casi todas las actividades son geniales para ellos y en segundo lugar porque las posibilidades de su entorno son increíbles. Todo verde, lagos, naturaleza... y eso cuando vienes de la ciudad se agradece mucho. En nuestra visita a Covadonga invertimos un día entero para poder disfrutar no sólo de los lagos, si no también parar en el monasterio y dar un paseo por Cangas de Onís. Hay mucha información que nos hubiera sido útil conocer así que os vamos a dar pistas para que el viaje sea más agradable y ahorraros tiempo.


Los lagos de Covadonga

En primero lugar tenéis que saber que para elegir el día de vuestra visita es necesario que tengáis en cuenta el tiempo que hace. Si la visibilidad es mala no podréis disfrutar de los lagos ya que por la altitud y la fisonomía del terreno podéis dar el paseo y encontrarnos en medio de una nube inmensa y la verdad es que es una pena porque son una maravilla.

El acceso a los Lagos de Covadonga depende de la época del año en la que lo visites. Cuando la afluencia es mayor no permiten el acceso en coche así que lo primero que tienes que hacer es conseguir aparcar. En Cangas hay varios aparcamientos pero os aviso que aparcar no es sencillo. En temporada alta es muy complicado encontrar estacionamiento , incluso en los parkings destinados a ello que son bastante económicos. Tened en cuenta que la tarifa plana es necesaria, en 2019 son 2€ por el día completo, porque estaréis fuera mucho tiempo y si no la excursión os puede salir muy cara.

Primer consejo, no aparquéis en Cangas. Es muy complicado aparcar allí, ese aparcamiento está justo al lado de la estación de autobuses, hay más de 1500 plazas pero sólo una pequeña parte está en Cangas, hay varios apeaderos que están menos concurridos, nosotros intentamos aparcar y tardamos muchísimo tiempo y luego observamos que en los aparcamientos más alejados había sitio de sobra. Como la visita a santuario y lagos es larga así que cuando vayan bajando se liberan plazas y podéis dejar la tarde para visitar con calma Cangas que también merece mucho la pena.  Os dejamos una foto con los parkings para que lo tengáis en cuenta.

Fechas de temporada alta y acceso limitado: 

- Semana Santa
- Verano: Mediados de junio a mediados de septiembre (dependen del año)
- Puentes señalados del año (fiestas nacionales y depende del año) : Ej. Puente de diciembre. 

Si lo visitas en estas fechas tendrás que coger el bus. El autobús sale cada media hora aproximadamente de la cabecera y efectúa todas las paradas (si no está lleno) tanto en sentido ascendente como para recuperar tu vehículo. El horario es de 9 a 19.30 (amplia un poco en verano pero conviene consultar los horarios antes de ir), pero tened cuidado porque el último bus de bajada es una hora antes del cierre. El ticket de subido y bajada (con todas las paradas que quieras) cuesta aproximadamente 9-10€ y lo niños mayores de 3 años 4€ y los menores gratis. Hasta los lagos desde Cangas es casi una hora.


Las dos paradas principales son Los lagos y la basílica. Nosotros empezamos la ruta por los lagos. En la parada dispones de baños y hay dos restaurantes en cada uno de los lagos principales. Cuenta que una ruta básica entre los dos lagos dura en torno a una hora mínimo y tiene pendientes y escaleras. Y hay otra ruta más extensa que te permite ver las minas y dar una vuelta por la zona. Nosotros aprovechamos la hora para comer haciendo un picnic con productos de la tierra en el lago Enol, el más cercano al aparcamiento y las paradas de autobús. Luego nos pusimos en marcha para ver el resto de parajes naturales. Ojo, no hay papeleras fuera de los aparcamientos.

Nuestro consejo es que no vayáis con carros porque la ruta es imposible pero si no os queda otra los taxis tienen permitido el acceso y pueden llevaros por la carretera de un lago a otro , esto también aplica a las personas con movilidad reducida ya que casi todos son adaptados. Además ahorrares mucho tiempo en la visita peor perderéis una maravillosa ruta de senderismo y unas vistas envidiables.

Una vez hayas llegado al lago Ercina tienes varias rutas más, todas ellas son largas, entre dos y tres horas, pero si estáis habituados son de dificultad fácil.

Santuario de Covadonga

Una vez de vuelta en el autobus paramos en el santuario de Covadonga. Una maravilla anclada en un entorno envidiable y disfrutamos de la Santa Cueva con su cascada y la fuente que ofrece matrimonio a toda mujer que beba de ella, su campanona y su pequeña capilla. Todo ello siempre acompañado por una interesante escalera que merece la pena. En la Basílica podréis empaparos de las hazañas de Don Pelayo con su estatua justo en la plaza principal y su tumba. La parada merece mucho a pena.

Cangas de Onís

Ya de vuelta a Cangas no debéis dejar de dar un paseo, este pueblo en plenos Picos de Europa no es sólo la parada para aparcar, es mucho más, precioso casco histórico, parada obligada en una sidrería y, por supuesto, en su famoso puente romano (que no es romano).

Cangas fue capital del reino de Asturias hasta el año 774, por su enclave y por su cultura. La riqueza de Cangas es admirable, arquitectónicamente envidiables y se come de maravilla.



El lugar más bonito y fotografiado es el puente romano. Se trata de una costruccion medieval sobre un puente que sí era romano. La cruz que cuelga del mismo es una replica, la original la encontrarás en la catedral de Oviedo, y dice la leyenda que la llevó Don Pelayo a la batalla. Todo super épico.

Palacios e iglesias completarán tu visita, un lugar super recomendable.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba