BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta visitas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta visitas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 24 de julio de 2019

Un día en Dinopark Algar

Dinopark es una cadena de parques temáticos especialmente dedicada a los amantes de los dinosaurios. Cuenta con una trayectoria larguísima en esta sede de la costa mediterránea de España pero tenéis que saber que forma parte de una importante red de parques por toda Europa dedicados al entretenimiento y a la divulgación de nuestros amigos prehistóricos y que cuenta con 9 sedes repartidas por el continente y que hacen que Dinopark sea un sinónimo de calidad y de innovación.



El punto fuerte de Dinopark es sin duda los dinosaurios robóticos a escala real pero además de eso es mucho más. Se trata de una experiencia única para toda la familia y en la que los peques disfrutarán muchísimo pero los mayores también pueden pasar un rato muy agradable. Su emplazamiento lo hace único además para pasar un día en la zona de la sierra aprendiendo y haciendo turismo aprovechando para acercarse a lugares como las fuentes de Algar que se encuentran a dos kilómetros del parque o los pueblos cercanos como Castell de Guadalest o Polop. La visita os llevará más o menos entre dos y tres horas más lo que dejéis disfrutar a los peques en la zona de baño así que calcular los tiempos para pasarlo en grande. Las instalaciones se encuentran en un jardín de cactus en la zona de Callosa d'Ensarria y hace que sea el emplazamiento perfecto para un viaje al jurásico.

A la entrada empiezan las sorpresas con un ejemplar de WOLLEMIA NOBILIS que es una planta viva del mesozoica que habita desde 2006 en el parque. Se trata de una especie de pino prehistórico, fue descubierto en 1994, con solo 39 ejemplares en la selva australiana.

Esta planta vivía en nuestro planeta hace más de 175 millones de años.

¿Imaginas que fuera la comida de un estegosaurio?

Esta es una de las millones de cosas que podréis aprender en vuestra visita ya que hay muchas actividades que os ayudarán a conocer más sobre los dinosaurios a través de paneles, juegos, y zonas especiales para que los pequeños investiguen y sepan mucho más sobre estos increíbles dinosaurios. Las zonas de tocar, los fósiles de las vitrinas, excavar en la zona de arena para sacar un dinosaurio y , por supuesto, las zonas de juego destinadas a refrescarse. El cine en 3D cambia cada año y se van rotando las películas con las diferentes sedes así que es posible que tengas una nueva aventura en el cine en tu próxima visita.

Además en la zona de ocio tienes todo lo necesario para pasar un rato agradable. El bar permite comer a un precio muy asequible y también tienes helados, refrescos o granizados. Desde el bar puedes vigilar a los peques en las zonas de comida mientras excavan en la zona del arenero (que está a la sombra) o se refrescan en el mar infantil.  También puedes esperar el pase para el cine, la película se proyecta cada media hora a en punto y a y media. Este año (2019) puedes conocer a un pequeño triceratops que se queda solo tras el ataque de unos carnívoros a la manada.

También encontrarás pequeñas zonas para sacar fotos divertidas que hace que la visita quede inmortalizada en instantáneas super divertidas como estas:



Entre las incorporaciones de este año tenéis los bancos donde un terrorífico T Rex intenta devorar a los pobres visitantes y los clásicos raptores enjaulados y el Fotosaurio. Una de las virtudes del parque es que los dinosaurios se encuentra super cerca del visitante, así puedes notar su respiracion sus movimientos y a veces tocarlos. Eso si, hay que ser cuidadoso, las cosas no se deben romper y nunca se sabe si un carnívoro estará acechando para vengarse de los gamberros que quieren romper piezas del parque. Si te portas bien ellos son muy cariñosos, palabra.


Cada año hay cambios significativos, no sólo en las películas, algunas nuevas maquetas, otras se restauran y algunas cambian a un nuevo emplazamiento, siempre para mejorar la experiencia. 

No os perdáis la oportunidad de conocer estos increíbles bichos y disfrutar de una caminata jurásica en familia.

¡Y no dudes en compartir tu experiencia!


Más info: https://www.dinopark.es/es/algar

martes, 15 de enero de 2019

Un día en Nerja con niños

Málaga es una provincia preciosa pero si tengo que elegir algo que nos ha marcado a todos por el carácter ochentero de mi señora madre es sin duda Nerja. No es que vaya tarareando la melodía de la serie de Antonio Mercero, es que hubo una época en que tenía la canción de "Del barco de Chanquete no nos moverán" metida en las entrañas, así que en una de estas escapadas decidimos pasar por la mítica población de Nerja y disfrutar de un día en familia dando una vuelta por los dos monumentos más míticos: El barco de Chanquete y las Cuevas de Nerja. El orden de importancia ya depende del grado de frikismo del lector.

Nerja se encuentra a la derechita de Málaga , casi rozando Granada. Es una zona costera y es un icono pop para todos los padres ochenteros. Obviando las posibilidades de playa y chiringuito nosotros realizamos la visita a dos de las zonas más conocidas de la ciudad , además de atravesar el mítico Acueducto del Águila. El pueblo es muy recomedable para visitar su casco antiguo de trazado medieval pero nuestro objetivo era un poco más casposo en esta ocasión.

Las cuevas de Nerja. 

Un plan genial para ir con niños es visitar una Bat cueva, en esta no queda rastro de Batman pero es bastante interesante también. Las cuevas de Nerja fueron descubiertas en 1959 por cinco chavales que se dedicaron a explorarlas antes de comunicar su descubrimiento. ¿Imaginas encontrar algo tan chulo?

La visita se realiza por entrada horaria por lo que el cupo el limitado, no te despistes y compra la entrada con antelación, sobre todo si vas en festivos o fines de semana. 

Con la entrada te dan una audioguía  pero los pequeños que no pagan no tienen derecho a usar una propia, cosa que por cierto me parece fatal. Los enanos también tienen derecho a aprender, y más aún si los mayores están con un bicho pegado a la oreja. En este punto se pude mejorar mucho el factor de inclusión de público familiar e infantil.

En la tienda, eso sí, se puede comprar un pequeño cuento que es una guía de la cueva para los peques. La idea es genial y a mi me ha gustado mucho, aunque hay en medio de relleno las normas para entrar a la cueva como lo de hacer fotos sin flash, y demás que podían haberse ahorrado (sobre todo porque el cuento se paga y es para disfrutar en casa ya). Pero la idea es bastante buena con ilustraciones divertidas y un lenguaje muy adaptado.


Es recomendable, como en todas las cuevas , tener calzado cómodo para poder subir y bajar escaleras y es de las pocas que permiten sacar fotos, eso sí, sin flash, pero así te llevas un bonito recuerdo de la visita. 

Si dudas sobre entrar te aconsejamos que no lo pienses, es una visita fascinante y explorar cuevas es genial para los más pequeños, podéis aprender lo que son las estalactitas y estalagmitas o buscar formas en las rocas. Los peques lo disfrutan tanto como los mayores.

Datos Prácticos

http://www.cuevadenerja.es/

Horario continuado de 09:30 a 18:00. Puede haber horarios especiales en Semana Santa y festivos.

La Cueva de Nerja se sitúa a unos 50 km de la capital malagueña. El acceso a la misma, desde Málaga, es muy fácil y se realiza a través de la Autovía del Mediterráneo (A-7), dirección Almería.

La salida 295, señalizada como ‘Cueva de Nerja’, nos conducirá directamente a la gruta. Además, una línea regular de autobuses comunica la Cueva de Nerja con la capital de la provincia.De camino podrás ver el Acueducto del Águila.

El parque de verano Azul. 

Si quieres ver el mítico barco de Chanquete puedes hacerlo. no pienses que es una cosa del pasado, una reproducción se colocó en un parque que se ha convertido en una visita muy popular. El parque se inauguró en 2001 y el barco se restauró en 2014.

Por supuesto siempre hay mucha gente sacando la foto en La Dorada y también paseando por el parque que es bastante majo y cuyos paseos tienen el nombre de los protagonistas de la serie marcados en unos azulejos pintados a mano que hacen que lo ojos ochenteros se llenen de chiribitas.

Esta fue nuestra visita a Nerja, casi un día entero que fue una delicia y donde lo pasamos genial.

Si vas en verano y lo completas con un poco de playa ya es lo mejor del mundo...

lunes, 26 de febrero de 2018

Barcelona con Niños: Paseo en barco

Ir a una ciudad con mar y no montar en barco debe de ser una cosa penada por ley. Más aún en mi caso, se necesita verificar, comprobar y saber cual de los millones de barcos que pueblan el puerto es el mejor.


¿Quereis conocer mi humilde pero super experta opinión? 

 Las Golondrinas son los barcos típicos de barcelona. Ofrecen una vuelta a lo largo del puerto, el recorrido es de una media hora larga y son relativamente económicos, rozan los 8 euros si no recuerdo mal. Pero sólo sale económico si eliges esta opción, si te pasas a un paseo un poco más largo la cosa se iguala con el resto de los barcos de la zona.

El barco es más o menos el típico barquete de dos plantas así tirando a roñosete. Si quieres hacer los de hora y media si que te montan en el catamarán más molón,... pero si queréis pasar a esa duración os vamos a aconsejar otro...

Las goletas son barcos de madera que imitan embarcaciones antiguas. Si bien es cierto que es aún más para guiris que Las Golondrinas también es más pintoresco y divertido. la ruta está bastante bien y sales bastante del puerto dando una buena vuelta por la costa de barcelona. Además de lo bonito del barco cabe destacar lo pintoresco de los señores que lo pilotan. Tanto el capitán como los marineros son un poco hippies y a parte de dar vueltas por la embarcación a veces tienen la necesidad de gritar a las chicas guapas de los barcos de recreo de la zona. Las cosas como son , puedes reírte o llorar pero si controlaran sus primitivos instintos el viaje sería aún más genial.


Por supuesto siendo un niño lo que hay que hacer es sin duda elegir el barco que más te mole porque los precios son más o menos parecidos y lo que mola es la experiencia porque el paseo... bueno, el paseo es lo de menos si estás en buena compañía. Eso sí, tira por el paseo largo porque merece mucho más la pena.





martes, 13 de febrero de 2018

Barcelona con Niños: Acuario de Barcelona

La verdad es que las dos veces que he ido a Barcelona hemos visitado el Acuario. Diría que es una parada obligatoria como psicópata de los animales del mar, y además estando tan cerca del Mediterraneo es complicado no acabar rodeado de agua de un modo u otro. El acuario de Barcelona además se encuentra en un sitio tan turístico y tan de paso que pilla a mano. Justa al final de las Ramblas y cerca de la zona comercial de Maremagnum, no tiene perdida.


El acuario de Barcelona es una visita para pasar un par de horas descubriendo misterios del fondo del mar. El túnel de tiburones mola bastante y la verdad es que hay especies muy entretenidas, eso si, en comparación con el precio de otros acuarios y la cantidad de cosas que se puede hacer a lo mejor resulta un poco caro. Mucho más si hablamos de una familia entera. Pero es que me encanta...

El oceanoario ( o el túnel de tiburones de 80 metros de largo) es de los más bonitos que he visto nunca, aunque los acuarios que recogen las especies de todos los mares del mundo son los mayores alicientes de L'Aquaàrium de Barcelona.  Además de sus  35 acuarios hay 11.000 ejemplares de 450 especies diferentes, ¡Casi nada!





Esta ocasión tuvimos la oportunidad de llegar a tiempo a una de las actividades infantiles. No son habituales y el aforo es muy limitado. Pero raudos y veloces fuimos a ver a la muchacha que vendía alimento para los Koi. Supongo que conocéis a los peces Koi o carpas. Son unos peces chinos super populares. La verdad es que la actividad podía haber sido mucho mejor si cabe si alguien nos hubiera explicado algo porque lo de dar de comer con biberón a los Koi mola pero saber cosas como que llegan a vivir 30 años, que son de los pocos peces que pueden llegar a reconocer a sus dueños o que son uno de os tatuajes más populares son esas cosas que te quedan marcadas.

Dar de comer a los koi es un deporte de riesgo porque son unos glotones y además los hay enormes. Pueden llegar a pesar hasta 8 kilos así que si uno de los gordos enganchaba la botella te quedabas sin ella y había que recuperarla. ¡Menuda pedazo de boca tienen esos bichos! Eso sí, aunque la verdad es que no era muy costosa la actividad (entre 2 y 3 euros) no era gratuita, que hemos leído que los talleres y actividades son gratis en el Acuario en otros blogs pero no es del todo cierto, sólo son los talleres que además tienen plazas muy limitadas y sólo se hacen en fin de semana, ahí dejo el dato.


Dirección: Moll d’Espanya del Port Vell , s/n 08039 – Barcelona. Lo encontrarás junto al mar, en el Port Vell. Cómo llegar al Aquàrium: Metro L3 o L4
Precios: General (20€) / Mayores de 65 años (18€)/ Menores de 2 años gratis.
Web:  https://www.aquariumbcn.com/

miércoles, 16 de agosto de 2017

Barcelona con Niños: Granja Aventura Park

En el cole nos han llevado a una granja escuela, pero mi madre siempre ha querido acompañarme a una, para espiarme, ayudarme a interactuar con los bicho y sobre todo pasar un rato en familia haciendo cosas chulas. La verdad es que en Madrid pillan un poco a desamano pero tiene localizadas unas cuantas porque según ella contra más relación tenga con mi lado dulce y tierno mejor, ya sabéis que en casa está muy extendido eso de que soy un poco maléfico y esas cosas pero no os lo creáis del todo.

Pues bien, aprovechando la escapada a Barcelona fuimos a visitar Granja Aventura Park, ya habíamos leído maravillas en los blogs de las chicas de Barcelona pero al verdad es que finalmente superaron incluso las expectativas que teníamos. ¡Fue un día fantástico!


Os cuento, Granja Aventura Park está en Villadecavalls, muy cerquita de Terrasa, pero para llegar es mejor que paséis por al web y leáis las indicaciones porque el GPS juega malas pasadas, y no os agobiéis porque el camino es un camino, no una carretera, seguramente vais bien.

Efectivamente es una granja escuela pero tiene muchas cosas más: exhibiciones de animales del mundo y exóticos, para tocar bichos, huerto y actividades varias así que lo mejor es que en la entrada os informéis de los horarios. Hay muchíiiiiiiisimo personal así que no vais a tener problemas para encontrar a alguien que os ayude y organizaros para no perderos nada. 


Ahora empieza la aventura... y las cuestas. La zona es plena montaña así que listos para subir y bajar, es parte de la diversión. Nosotros la primera parada la hicimos en los animales exóticos donde nos dejaron tocar bichos muy monos, ya sabéis que somos fans de los lagartos, serpientes y demás bichejos de ese tipo. Así que nos lo pasamos bomba tocando y aprendiendo un poco de ellos, sobre todo que los adultos se empeñan en abandonarlos y maltratarlos, cosa que está muy mal. ¡Ya lo he dicho!


Entre las actividades que tenían el día de nuestra ¡¡Pintar piedras!!

Fue genial primero encontrar la piedra que se parecía al animal que queríamos y luego guarrear con las pinturas y hasta ponerles ojos. La tenemos en la estantería como un autentico tesoro.

Además se puede plantar una lechuga, hacen pintacaras y mil y una cosas más. 

Uno de los momentos estrella es la visita a la granja. Tuvimos la suerte de llegar a tiempo para dar de comer a los bichos. No os voy a engañar, a mi no me apetecía mucho, pero después me achucharon y ya el cogí el punto y me lo pasé bastante bien. Las cosas como son, ni los bichos salieron mal parados ni a mi me mordió una cabra, cosa que me da una cierta inquietud. 

Dimos de comer a conejos, gallos, cabras, ovejas y demás bichos que estaban la mar de a gusto en los corrales.



El espacio de animales del mundo es otra aventura que te hace recorrer todos los continentes y conocer animalitos muy simpáticos. Tanto este como el de exóticos van cambiando así que los puedes ver varias veces y no sacarán los mismos bichos.


Pero el plato fuerte, bueno, el nuestro fueron los bocatas en la zona de picnic pero no me refiero a ese plato de comer, me refiero al metafórico, es la zona de aventura. Una infantil y una de niños grandes. Una pasada con actividades físicas, puentes, cuerdas y tirolina junior (creo que hay uno para más grandotes pero no me han dejado ni acercarme). Fue muy divertido, no tanto cuando no me podían bajar para irnos pero para mí muy divertido, incluso cuando me quedé enredado en uno de los puentes y nadie se dio cuenta hasta que un monitor me salvó por fin. Suspenso a mi madre por falta de atención.



La visita a Granja Aventura Park es más que recomendable por su espíritu, instalaciones, personal, actividades y sobre todo porque sales de allí con al sensación de haber pasado un día genial y de haber aprendido mogollón. De verdad que no so lo podéis perder. 


miércoles, 26 de julio de 2017

Barcelona con Niños: El Museo de las ilusiones



Puede que os vayamos a aconsejar algo diferente que no aparece en tu guía turística, vamos a dar por supuesto que puedes conocer Barcelona o salirte del recorrido habitual del turista para hacer el gamberro un rato y sacar unas cuantas fotos tramposas, te vamos a llevar al Museo de las Ilusiones. 

Para empezar os aviso que este post va a ser muy visual, básicamente porque en el museo no sólo no está prohibido hacer fotos , si no que es obligatorio hacer el gamberro e inmortalizarlo.


El museo de las ilusiones es eso, básicamente es un sitio donde te plantean juegos de vista en los que colocándose en diferentes sitios puedes conseguir efectos sorprendentes y por descontado fotos muy divertidas. Partimos de la base que la visita dura poco, no llega a una hora, y si hay gente vas a tener que esperara para hacer la foto en algún efecto te recomendamos que visites el museo entre diario o a las horar raras (ya sabes, sienta, por la mañanita...). Además no djes de echar un vistazo a las páginas de cupones (ya sabes las que te digo) o directamente en Atrápalo y puedes conseguir la entrada a mitad de precio. De nada. Y por 5 euros cabeza te lo puede pasar muy bien. Los menores de 6 años no pagan. 

En cada pared hay una pintura, algunas más logradas que otras o que tengan más gracia en función del visitante, y desde un punto concreto se consigue un efecto optico divertido: ser un gigante, subir a un andamio de la Sagrada Familia, que te ataque un tiburón o que salga de tu barriga un Alien. 

Parece una tontería (y posiblemente lo sea) pero es muy divertido hacer el payaso y más aún ver las fotos que resultan de la gamberrada, alguna casi mítica, para hacer una foto original en familia y cambiar esa de la mesilla de noche, por ejemplo. Que ya sabéis que aquí somos así de frikis y eso de tener fotos normales no está en los planes.



Abre todos los días de 10 a 22 horas. 

Carrer del Pintor Fortuny, 17, 08001 Barcelona

 

miércoles, 19 de julio de 2017

Barcelona con Niños: Descubriendo La Rambla

La última vez que fuimos a Barcelona pasé por la Rambla en estado de coma. Estaba inconsciente en hombros de la tía. Así que me perdía grandes experiencias y un montón de cosas divertidas. ¿Sabes que la Rambla está llena de cosas guays que hacer con peques y experimentar? Pues si, nosotros nos dejemos seducir por unas cuantas. ¿Te animas a hacer lo mismo?

Subir a los leones de Colón


Nosotros solemos empezar al visita por esta zona, porque el puerto tira mucho así que lo primero que hay que hacer y que es super obligatorio es hacer al subida a los  leones. Contra más bruto y más alto mejor. Es cierto que desde la última vez hemos mejorado en escalada y habilidad pero siguen siendo un poco altos. Eso sí, la sensación de montar en un león en plena rambla es tan brutal que ni los turistas se resisten así que los niños y los guiris tienen que luchar por encontrar un hueco y luego hacerse fuertes para que no les expulsen. Es algo así como juego de Tronos o la secretaría del PSOE pero en versión turística.

Hacerte una caricatura o un retrato

La Rambla está llena de artistas callejeros que hacen retratos y caricaturas al momento a precios populares. La verdad es que mi señora madre quería hacerme una desde hace un tiempo y pensó que hacerlo por allí era genial porque además era un recuerdo de la visita hasta que Annabel (amiga de la nave del bebé) recomendó a un señor que hacía retratos con tijera. Fue verle y decidir que no podíamos dejar pasar la oportunidad de hacer uno. Por 5 euros y en menos de dos minutos te hace un perfil que mola mucho y la verdad que por los que vimos por allí y por mi experiencia personal merece mucho la pena. Tuve que estar muy quieto durante un minuto y ahora tengo una sombra que ya quisiera Peter Pan.

El tipo se llama Igor Kucinic y hace este trabajo por todo el mundo. Puedes ver muestras del mismo en http://siluetas.eu/


Sacarte una foto con un mimo

Las figuras de La rambla son ya míticas, aunque le pese al resto del mundo los mejores del planeta se reunen y despliegan los trajes más originales y creepies por esta mítica calle y a cambio de un donativo puedes sacarte una foto con un payaso, una escultura viviente, tu escritor muerto favorito o un personaje de Skyrim. 

Obviamente no pudimos resistirnos a sacar una foto con uno de los mucho personajes. Menos mal que me arrastró Val porque todos sabéis que solo soy un cagueta de dimensiones épicas y muy arisco para eso de los señores disfrazados, y mucho más si parecen peluches gigantes.

Tomar un helado en Rocanbolesc

Ahora es un must de Barcelona, aunque hay una heladería en Madrid parece que hay que hacer parada en el buque insignia de la nueva heladería que reinterpreta los postres del mítico Can Roca en plena Rambla y hacer su cola de rigor para poder ser lo más cool del mundo.

Las cosas como son los helados estaban buenos y a pesar de pagar un poco el hype del momento merece la pena. Además si podéis bajar por la escalera de las sillas entraréis en un surrealista universo gastronómico pero sobre todo decorativo que aún no hemos comprendido del todo (supongo que es parte del encanto de barcelona).


Visitar un museo

Si, entre las cosas que se pueden hacer también hay que visitar un museo, nosotros vimos uno y medio. El de las ilusiones que os contaremos más adelante en otro post y el naval. ¿Quién es un psicópata de los barcos? ¡Acertaste! Así que visitamos el patio torturando alas pobres tortugas  (por algún motivo mi madre se relajó mucho en este viaje con eso de hacer el gamberro en las fuentes) y pudimos ver barcos grandes (sillas grandes) y asomarnos un poco a las instalaciones. Los anfitriones saben que me deben una visita al museo porque aún sueño con entrar dentro del todo y ver barcos a escala. 


lunes, 28 de noviembre de 2016

Visitamos Burrolandia

No os riáis, cuando me dijeron que me llevaban a Burrolandia me recordó a Pinocho, cuando se escapa del cole y se va con un circo y convierten a todos los nenes en burritos. Me parece una imagen tan impactante la de tener tantos burros juntos como en la película.


La verdad es que lo primero que nos sorprendió de Burrolandia es la cantidad de gente que había. El recinto era también muy extenso, cosa que tampoco esperábamos para una asociación sin ánimo de lucro que se dedica a rescatar a burritos y otros animales. Y la verdad es que casi todos estaban allí por el boca oreja así que no os sorprenderá que lo pasásemos tan bien.
Adultos flipándolo
Al lío, los burros, lo creáis o no son una especie declarada patrimonio de la humanidad y en Europa su número ha descendido tan drásticamente que en España dos de sus tres especies autoctonas están en peligro de extinción, en especial la raza zamorano-leonesa y la catalana. ¿Motivos? Pues los burros han dejado de ser útiles en el campo y por tanto su número en el continente ha pasado a ser muy escaso, por lo que han surgido iniciativas como esta para rescatarlos y cuidarlos.


Burrolandia abre todos los domingos del año de 10:00 a 14:30  es un sitio muy curioso. Por supuesto la principal atracción son los burritos pero hay muchas cosas que se pueden hacer. Desde disfrutar de su increíble museo de piezas de labranza a participar en sus actividades: charlas, conocimiento del medio, y sobre todo, las que más nos molaron; dar de comer a los burritos y montar en una calesa.


La entrada es gratis, por lo tanto puedes aportar la voluntad, hacerte voluntario, comprar algún producto exótico como leche de burra para sentirte Cleopatra o dar de comer a los burritos porque te ofrecen por 2'5 euros una ración generosa que permite un buen rato de diversión y apuestas sobre si algún niño perderá una mano devorado por las fauces de los burritos. También se puede dar un paseo en carrito por 3 euros y para completar tienen un pequeño bar muy económico para picar algo o tomar una coca cola. Todo muy kidsfriendly y con mucho olor a campo (ya me entienden).
Las citadas fauces de los burritos, ¿Os he dicho que un miembro de la expedición recibió un bocado?

Un plan muy, pero que muy aconsejable. Espero qeu os animéis y nos contéis qué tal la experiencia. 

Más info: www.burrolandia.es

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba