BEBÉ FRIKI

lunes, 3 de octubre de 2022

Visita El bosque Encantado de San Martín de Valdeiglesias (Madrid)

Si hay algo que me gusta es pasar tiempo en la naturaleza y descubrir entornos mágicos. Y es que para los que somos de ciudad salir de la capital es un remanso de paz. Por eso parece mentira que muchísimos madrileños no conozcan aún El bosque encantado. Y no me refiero a las familias, el Bosque Encantado es un entrono ideal para cualquier edad, para pasear en la naturaleza y pasar una mañana o una tarde caminando, descubriendo y divirtiéndose independientemente de que tengas 3 o 99 años. Así que si disfrutas de los jardines botánicos, te gustan los entornos naturales o quieres completar tu paseo por la zona te recomiendo mucha esta visita. No te dejará indiferente este plan en Madrid. (Ojito que os dejamos vídeo al final)

Como imaginarás encontrar un plan en Madrid en plena naturaleza es una gozada. Por su entorno privilegiado puedes platear la visita para pasar medio día y descubrir, por ejemplo la localidad cercana (que además incluye descuentos con tu entrada), un castillo, una buena comida y un paseo al atardecer es un planazo para una noche calurosa pero también para el otoño

El parque se compone es un Jardín Botánico único en Europa con más de trescientas esculturas vivientes de gran formato  realizadas por los mejores artistas de arte Topiario de Europa y de las más de 500 especies vegetales de todo el mundo plantadas en el parque y perfectamente identificadas por letreros para los más amantes de la naturaleza. No en vano es la principal atracción del parque pero descubriréis que no es la única. Todo es tan mágico y está tan bien pensado que seguro que cada persona destaca un rincón o un escenario especial que les haya gustado especialmente.

Pero no sólo eso. Es un paseo para descubrir rincones únicos, sacar divertidas fotos, perderte en el laberinto, toparte con cascadas y arroyos... y ahora también disfrutar de su animación nocturna. 

Como gran novedad una hora antes del cierre del parque, cuando cae la noche, millones de luces iluminan los escenarios dando al recinto un aspecto totalmente diferente y único. Es como descubrir de nuevo el parque con los ojos de un niño encontrando hadas, duendes y personajes mágicos que salen de la maleza y se convierten en realidad. Si el laberinto es un reto de día os animamos a hacerlo de noche. Además, si habéis optado por descubrir esta experiencia con niños no olvidéis las linternas (las mágicas que alquila en el parque o incluso las normales) porque será toda una aventura. Y no sólo miréis las plantas, algunos seres mágicos se dan una vuelta por el recinto. No quiero desvelar la sorpresa.

Especialmente recomendable parar en los merenderos, la zona de juegos infantil y los múltiples miradores. 

¿Nuestro consejo? A pesar de que hay un mapa lo podéis usar para no perderos nada pero podéis vivir la experiencia de buscar los rincones. En los lugares más insospechados puede aparecer una cascada o un duende recogiendo dinero. 

Las zonas del parque están tematizadas y son fácilmente identificables por los letreros: Zona de la prehistoria, de los inventos... y en cada una de ellas se inspiraron los maestros para hacer esculturas verdes de tamaños gigantescos que sorprenderán al visitante. 

Adapta tu visita

Os proponemos dos actividades diferentes en función de la edad de los visitantes. En el caso de los más peques la parte más divertida es que descubran los personajes y esculturas que pueblan el jardín: un tren, un delfín o el genio de Aladino. Son muy reconocibles y serán una fuente de diversión. Si son un poco más mayores los estímulos del parque pueden ser una forma interesante de abordar la visita centrándonos en formas pero también en aromas, colores, reconocer plantas o descubrir minerales, cactus y bonsáis.

Si puedes entrar sin coche infantil la aventura es más interesante. Correr, saltar y subir y bajar escaleras es parte de la experiencia. Además permiten el acceso con mascotas. Puedes comer en los merenderos, tomar algo en el bar o incluso salir al pueblo y volver a entrar si quieres probar la gastronomía local. Dispones de aseos en el recorrido, en verano difusores de agua y zonas cubiertas para talleres para actividades educativas si los peques van con el cole, por ejemplo. 

La visita se puede hacer en 3 horas aproximadamente. Más o menos dependerá de la velocidad, lo que te entretengas o si los peques quieren disfrutar del parque tranquilos, perderse en el laberinto o jugar en la zona infantil. Lo ideal es ir sin prisas. 

No dejes de aprovechar la iluminación nocturna, es toda una experiencia. De hecho si ya has visitado el parque antes es una buena excusa para regresar.


Puedes aprovechar los descuentos de su web y reservar tu visita on line.
 
Recuerda que familias numerosas, jubilados y desempleados tienen rebaja y los niños de 3 a 12 años pagan un poco menos, los bebés pasan gratis. 

DATOS DE INTERES:
Camino de Marañones, 217, 28680 San Martín de Valdeiglesias, Madrid

CÓMO LLEGAR:
Dispone de parking gratuito. Se puede llegar en transporte público por medio de la línea de autobuses 551 que tiene su salida en la Estación de Príncipe Pío en Madrid. Al llegar puede subir 1 Km desde San Martín, o bien llamar a un taxi:

SERVICIO DE TAXIS SAN MARTIN
Tfnos: 608 726 813 – 608 725 199. El precio del taxi es de 9 euros

No utilices el GPS para venir a El Bosque Encantado¡ Hay dos «Caminos de Marañones» y podrá equivocarte.

HORARIOS:
De Lunes a Viernes horario de 10:30 a 15:00 horas
Sábado y Domingo 10:30 a 21:30 horas.
EL FIN DE SEMANA EL PARQUE SE ILUMINARÁ 45 MINUTOS ANTES DEL CIERRE

MÁS INFO: El Bosque Encantado - Parque Jardín Botánico

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba