BEBÉ FRIKI

jueves, 12 de mayo de 2022

Viajar a Malta: Consejos, trucos y cosas que os serán útiles para organizar un viaje a Malta perfecto

 Malta es un destino que crece en popularidad desde España. Un país peculiar y muy curioso que sorprende al viajero, a mí me dejó sin palabras. Es un país muy pequeño, tanto que en Google Maps vas a entender que hacer zoom muchas veces. Se encuentra entre Sicilia y África y lo componen tres islas principales y muchos islotes, algunos con historias dignas de salir en libros de misterio. Es un destino que venden como idílicas playas pero en realidad es mucho más. Las playas son calas pequeñas y no muy buenas (aunque bastante bonitas) y que con el buen tiempo se ven masificadas. Por ejemplo lo que si es destacable es su elección como destino para hacer submarinismo por las increíbles aguas azules y cristalinas, los arrecifes de coral y los yacimientos hundidos que se encuentran ya que, una de las características de estas peculiares islas, es que enseguida alcanzan una profundidad pero también que todo su perímetro está plagado de huecos, cuevas y agujeros que hacen las delicias de los submarinistas. Pero vamos al lío. Os vamos a contar las cosas que necesitáis saber para planificar vuestra escapada y muchos consejos y curiosidades que nos hubiera gustado saber y que os ayudarán a preparara el viaje de vuestros sueños porque Malta es, sin duda, una preciosidad. 

1. Cuándo visitar Malta

Yo os recomendaría que evitarais la temporada alta. De finales de junio a finales de agosto es cuando la temperatura es más agradable y os podréis bañar,… pero también es cuando se masifica y la cosa se encarece. Hay que verlos pros y contras. Por ejemplo, en función de esas fechas podéis organizar el viaje de una forma u otra porque la logística es super diferente. Los emplazamientos turísticos tienen parkings limitados y en temporada alta ir con coche puede ser un infierno. Para esta época quizás es mejor estar más tiempo y desplazarse en trasporte público aunque debéis saber que los autobuses en Malta son un poco desastres, con una regularidad dudosa y tendréis que hacer varios cambios para determinados destinos y caminar bastante. Sin embargo en temporada baja el aparcamiento no es un problema y el coche es la mejor opción porque la sala no posee más de 40 kilómetros de largo y os cundirá muchísimo, bañarse (o no hacerlo) en las frías aguas es el precio a pagar. Pros y contras amigos. Yo os recomendaría mayo o septiembre.

2. Alojamiento. 

Una de las primeras cosas que hay que saber de Malta es que dos de sus islas tienen la mayor concentración de monumentos, yacimientos y entornos naturales. Malta es la mayor y la otra es Gozo. Se llega de una a otra en ferry, ya os hablaremos sobre este servicio. Lo que si es aconsejable es que si vais a dedicar más de un día a Gozo penséis en conseguir un alojamiento en esta isla por comodidad. Os ahorrareis mucho tiempo y un viaje en ferry que, aunque no tarda mucho, es un poco engorroso. Lo que tardéis en ver la isla depende de cuales sean vuestros destinos o lo que queráis visitar o si os interesa hacerlo relajados y bañaros tranquilamente. Si vais muy pillados Gozo se puede hacer en un día pero si queréis hacerlo a otro ritmo con 3 días tendréis una idea bastante interesante de la isla. Así que el alojarse en Gozo es una interesante opción para dedicarle un par de días. 

Alojarse en La Valeta es bastante caro e innecesario porque las distancias son muy cortas. En realidad las principales localidades están a 3-5 kilómetros y son mucho más baratas, no descartéis zonas como Sliema o St Julians pero elegid sabiamente. Todas estas localidades costeras son como pequeños Benidorm por lo que algunas de ellas son un poco infierno para aparcar si vais en coche. Elegir un alojamiento con aparcamiento no es una tontería. Incluso si pasáis un fin de semana en sitios como Sliema lo vais a agradecer. 

Los hoteles son muy bonitos, cuquis, curiosos… pero leer bien las críticas y si podéis llamar o mandar emails para ver sus condiciones. A pesar de parecer un destino muy válido para familias en realidad tiene truco. Muchos de los resorts de la isla están poblados por ingleses (y sus costumbres alcohólicas) que hacen que sea preferible optar por alojamientos más pequeños. Pero en los hoteles con instalaciones como Spa tienen truco de forma que limitan su uso en determinados horarios a los peques. Por ejemplo. Nosotros optamos paralizarnos el Holm Boutique & Spa. Aparcamos muy bien siempre sin recurrir a su parking pero los horarios de las instalaciones par los niños eran de 8 de la mañana a 3 de la tarde de forma que fuera de ese horario no se podían usar más que por adultos. Por eso por las mañanas se llenaba de familias y aquello era un sin dios. En nuestro caso la verdad es que no teníamos tiempo para poder disfrutar de estos servicios porque íbamos con fines turísticos pero es interesante que os confirmen ese dato. Por otra parte si vais a reservar y no os permiten seleccionar niños no os extrañe. Hay un índice muy alto de hoteles que tiene política de Only Adults. 

3. Las carreteras

Como os mencionamos la mejor manera de moverse por la isla por comodidad es en coche. Habréis leído muchísimo sobre las carreteras maltesas. Nosotros íbamos con algo de miedo por lo que ponen en la red y tengo que decir que hay cosas que son ciertas pero me hubiera gustado saber de forma más concreta a lo que nos íbamos a enfrentar. 

En primer lugar Malta fue colonia británica hasta hace muy poco por lo que ¡Se conduce por la izquierda! Y por tanto los coches tienen el volante en el lado opuesto. Esto da mucha más emoción al viaje. Si no estás acostumbrado puedes valorar coger un coche automático para tener una preocupación menos pero el sablazo te puede costar varios cientos de euros. Si te decantas por la full experience. ¡Busca un buen copiloto!

Si habéis leído que las carreteras son muy malas he de decir que no es del todo cierto. Encontramos en nuestro recorrido dos tremendamente malas. En Malta para llegar a San Peter’s Pool, con un sólo carril para dos direcciones y un firme en mal estado. Y en Gozo para llegar a Wied L- Gharsi en la bajada por el lado opuesto a las salinas, sobre todo si bajas hasta la zona de aparcamiento. El resto son carreteras muy amplias, nada peligrosas y no hay apenas zonas con acantilados o peligrosas con caídas, de hecho los accidentes en Malta suelen ser simples arañazos de carrocería porque se conduce a unas velocidades muy limitadas. 

Entonces, ¿por qué se queja todo el mundo? Pues porque el problema de Malta son los malteses. Al menos nosotros en temporada baja pudimos ver su forma de conducción en todo su esplendor. Conducen mal, hacen pirulas, no usan el intermitente jamás y les encanta pitar. Es decir, son terribles. Dicen que las salidas de las ciudades son caóticas, nosotros no vivimos un gran atasco a ninguna hora o el GPS nos ayudó a evitarlos pero tenedlo en cuenta si vais con hora a algún sitio. En verano sumamos la conducción de turistas despistados y eso puede ser mortal de necesidad. Pero lo dicho, si le echas valor de todo se sale. 

El segundo problema de conducir en Malta es que las cosas están muy mal indicadas. Los carteles están escritos en maltés  en muchas ocasiones así que identificar el destino es complicado. Contempla esto a la hora de hacer los planes para que el conductor tenga una referencia de a dónde se dirige. 

Recomendación, usa un buen GPS y lleva copiloto. Si sumamos la mala conducción, las malas indicaciones y los conductores locales tu mejor opción es un GPS decente, paciencia y un copiloto que ayude y dé ánimos cada vez que tengas que girar a la derecha .

Si optas por autobús todas las líneas salen de La Valetta y los horarios son... Orientativos. Así que suerte.

4. El ferry

Llegar de Malta a Gozo es sencillo porque hay un servicio de ferris que tiene una regularidad brutal. No tendréis problema para ir ni para volver (aunque se os haga tarde) porque los ferris son para los malteses como un puente necesario para la circulación de los vehículos, por poner un ejemplo en nuestro ferry iban hasta repartidores de Glovo, ya que el recorrido son menos de 5 kilómetros y 20 minutos de travesía en total. 

De Malta a Gozo no se paga, se hace en el trayecto de vuelta porque se considera un viaje circular. Se paga por vehículo y conductor y por personas. El precio es super económico. No llega a 20€ El coche y menos de 5 por persona. Los niños pagan un poco menos. En el ferry hay todo tipo de servicios y circula las 24 horas por lo que no debes tener miedo a quedarte atrapado. La regularidad es cada media hora y por la noche aumenta a 45 minutos o una hora de madrugada. Puedes ver los horarios en su web. 

5. Son ingleses

Aunque el idioma oficial es el maltés se considera el inglés como idioma cooficial y lo hablan en toda la isla. Sólo en un par de sitios muy perdidos les costó un poco más entendernos pero no tendréis problemas para comunicaros. A pesar de que las estadísticas dicen que el 80% también hablan italiano no se oía mucho en las calles ni en los negocios. De los ingleses han heredado la conducción por la izquierda pero también los enchufes así que no olvidéis incluir un adaptador en el equipaje si no queréis tener que buscar uno allí. 

6. Entradas

Hay un dato muy útil para que ahorréis si vais a visitar monumentos. Os recomiendo que os paséis por la página de Malta Heritage y planifiquéis la visita a porque hay varias cosas que conviene saber. La primera es que si queréis visitar el Hipogeo las entradas las tenéis que comprar anticipadamente porque solo se permite el acceso a 80 personas diarias y se suelen agotar con meses. También si queréis hacer La Valeta Subterránea es conveniente reserva y estas dos atracciones turísticas no las incluye el pase del que os vamos a hablar. 

Si vais a visitar más de 4 monumentos te compensa sacar la Heritage Card especial. Cuesta 30€ los adultos y 15€ los niños y permite acceder a 22 monumentos y al acuario y a Citadel Visitor Center durante 30 días, hay otra de 50€ pero preguntad por esta porque la otra es de visitas ilimitadas. Para que os hagáis a la idea. Los templos principales valen en torno a 10€ la entrada y el acuario 15 así que seguramente en tres o cuatro días lo amorticéis sin problema. Si no contemplad que en algunas atracciones turísticas o en las propias entradas a sitios como el paseo en barco por la Blue Grotto suenen tener en los reversos descuentos para las atracciones turísticas más populares. Algunos sitios como Popeye’s Village tiene entradas con descuento a última hora pero no os lo recomendamos porque el descuento es mínimo, no llega a 2 euros y realmente son sitios que podéis disfrutar con calma y requieren algo más de tiempo para la visita. 

7. Comida. 

Vais a comer FENOMENAL y además para todos los bolsillos. Nosotros comíamos a base de pastizzis las comidas (para no perder tiempo), sobre todo los rellenos de queso de cabra típicos y cada uno os cuesta menos de 1€, los encontrareis calentitos a cualquier hora por toda la isla. Y para cenar no dudéis en invertir al menos un día en un restaurante típico para probar su gastronomía. Quesos, embutidos, conejo, pasta de guisantes … y en Gozo la pizza Ftira con patata en su interior. 

Los precios muy razonables para daros un capricho. Y como son mediterráneos y hay mucha influencia italiana no os faltarán los platos de pasta si vais con peques. 

8. Parkings y aparcamiento

Una cosa que no os contarán es lo curioso del sistema de aparcamiento en Malta. Con los impuestos de los coches se paga también el derecho a aparcar por lo que no hay zonas azules pero si hay zonas de estacionamiento limitado. En la parte de la luna delantera veréis una ruedecita donde tenéis que poner la hora a la que habéis llegado y respetar la estancia máxima que es de 120 - 150 minutos. En los letreros os indica de qué hora a qué hora y qué días está esta restricción que se suele dar en las grandes ciudades. Consejo, si os despistáis pagar la multa a través de su web porque las multas son ridículamente, 20-40 euros dependiendo de las infracciones y si lo dejáis en manos de la agencia de alquiler os cobrarán por la gestión casi el triple. 

Por otra parte en las zonas turísticas tenéis parkings abiertos públicos. No hay tarifa horaria, hay un señor que se pone allí y pide la voluntad. Lo que le queráis dar o no dar porque no es obligatorio. Es más, muchas veces ni había señor cuando fuimos. Si tenéis que aparcar en aparcamientos privados las tarifas no son desorbitadas, podéis consultarlas pero por ejemplo si aparcáis más tarde de las 14 horas en la estación de autobuses de Floriana os cobrarán por la estancia 3€ así que puede que no so compense buscar aparcamiento si lo veis complicado. 

Si no lleváis coche podéis simplificar la logística con las excursiones, es la única forma de que lleguéis a los sitios isn perder un tiempo muy preciado. Os llevarán a ver la Laguna Azul, la Blue Grotto o a Gozo sin tardar horas en trasporte público. 

Con estos datos ya tenéis información para decidir algunos aspectos básicos del viaje como la fecha para visitar las islas, si os compensa cocer coche, cómo son en realidad las carreteras, ahorrar en las visitas o en las comidas… Pero si lo que quieres es ver rutas bonitas y cosas que visitar te recomendamos que visites nuestra guía de viaje llenas de consejos y fotos. 

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba