BEBÉ FRIKI

lunes, 9 de mayo de 2022

Málaga en un día con niños

 Vamos a ser honestos, Málaga merece, por lo menos, tres jornadas enteras pero a veces por cuestiones logísticas no se puede hacer más que una pequeña escapada como es nuestro caso. Por eso decidimos poner manos a l sobra y pasar un día disfrutando de sus monumentos y museos. Málaga es una maravilla y lo único que conseguimos es crear más necesidad de regresar y ampliar la visita como se merece. ¿Queréis saber qué visitamos o cómo lo pasamos? Pues sigue leyendo y te lo contamos todo.

Una de las cosas que más nos preocupaba era aparcar en Málaga pero la verdad es que pese a ser puente (el de Andalucía en concreto) no nos fue muy complicado. El truco fue llegar pronto y tirar hacia la Malagueta, de ahí a un breve paseo llegamos a todas partes andando sin problemas. 

La Alcazaba

Teníamos claro que para un sólo día ver a alcazaba y el castillo era quizás una tarea un poco titánica así que decidimos limitarnos a la Alcazaba que es considerada una de las más bellas de España. Y merece la pena. Esta fortificación construida sobre un emplazamiento fenicio y que se construyó entre el siglo X hasta el XV es un recorrido ideal para los más pequeños porque pueden disfrutar recorriendo las murallas pero también de enclaves preciosos y jardines deslumbrantes como El patio de los naranjos, el patio de la alberca o el de surtidores. Los palacios se conservan en muy buen estado y sus dimensiones lo hacen muy abordable para niños más pequeños. 

Es una Alhambra en versión muy reducida, para que nos hagamos a la idea. Recuerda llevar agua si vas en épocas de verano y no abandones el recinto sin sentarte un rato a admirar el precioso teatro romano que se encuentra junto a las taquillas de entrada. 

La Catedral

Encargada por los Reyes Católicos la impresionante catedral se yergue sobre la zona antigua de la ciudad como símbolo del cristianismo. Es un impresionante edificio gótico fue, hasta 2012, el segundo edificio más lato de Andalucía y es le segundo templo más alto de España sólo superado por la catedral de Mallorca. Impresionante es la definición de todo aquél que accede a visitar el templo con sus capillas, su ábside y su museo catedralicio. 

Existe la posibilidad también de subir a los techos para tener una visión más completa de la ciudad desde la altura. 

Museo Picasso

Nos parecía una decisión inteligente incluir alguna actividad dedicada a Picasso porque el el colegio habían dado unas sutiles ponderadas sobre uno de los artistas más conocidos de nuestro país. Picasso, estandarte del cubismo y creador de obras de renombre internacional tiene varios lugares visitables en la ciudad. Dudamos entre la casa natal y el uso pero finalmente decidimos acudir a este último y centrarnos en su aspecto más artístico y creo que fue un acierto. Muy cerca de la catedral el museo de Picasso se encuentra en el palacio de Buenavista con dos pisos y que recoge la exposición permanente con Las señoritas de Avignon dando la bienvenida al visitante. Este cuadro se encuentra en el MOMA de Nueva York así que al acercarnos nos damos cuenta del sutil engaño al tratarse de un tapiz inspirado por la obra y no un cuadro de Picasso. 

No voy a negar que la colección de obras es bastante completa pero que se me queda un poco corta tras haber visitado los museos de Barcelona y Paris del mismo artista. Es obvio que si no puedes ir a estos es una opción muy digna y que se complementa con exposiciones temporales que complementan la visión peculiar de Pablo Picasso. 

Un paseo por la ciudad y las playas. 

Como mencionamos no llegamos en época de baño pero un paseo por la zona del puerto con los cruceros llegando y un paseo por las calles del centro rodeando la catedral eran necesarias. Nos llamó la atención la cantidad y calidad de los parques de Málaga. De una belleza y desnivel peculiares y donde disfrutamos de sus sombras. Y, cómo no, nos asomamos a su playa más mítica, la Malagueta, en un día de mar picada que hizo que fuera una experiencia diferente. 

Nos dejamos en el tintero el Centro Pompidou, el Castillo de Gibralfaro y un sin fin de pequeños lugares por descubrir pero la impresión de la ciudad fue tan buena que prometemos volver y reparar ese agravio pronto.  

¿Qué nos recomiendas para la próxima escapada? 

¿Cuáles son tus imprescindibles? 

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba