BEBÉ FRIKI

lunes, 7 de octubre de 2013

Kiddy English

Mi mamá se ha empeñado en que tengo que hablar inglés. Nadie le ha dicho que ni siquiera se decir "mamá" o "papá" así que lo de comunicarme en otra lengua lo tiene complicado.

En su afán por abrirme las puertas del éxito se ha hecho con un libro de un señor que sale por la tele y que insultla a sus alumnos por vagos. Le cae muy mal pero, oye, todo sea por colocarme en Naciones Unidad o algo así...

El libro se llama Kiddy English y no es para niños, es para papis que ya saben algo de inglés y les da frases, vocabulario y pautas para tener lo necesario para comunicarse con un infante de haya 9 años de edad.

El libro se compone de varios temas sobre la vida cotidiana y en cada uno hay un poema y un cuento que tiene intención de repetirme hasta la saciedad.

Lo más divertido no es que me vaya acosando a mi persiguiéndome por la casa a la voz de "baby bottle, baby bottle", lo peor es que persigue a papá, que el pobre habla español y malamente, y le obliga a aprender palabras sueltas para decírmelas. Obvia decir que a papá se la trae al pairo. 

Además tiene un cd para tirarse el moco con la pronunciación. 

Lo puedes comprar en la web del señor antipático y, mucho mejor, en Imaginarium, que además te hacen el 5% de descuento si eres socio.

Canción: Hey Mr Waiter - Emilio Aragón.

Bebé Friki - El videojuego

Ya han salido las primeras críticas al videojuego del Año. Bebé Friki, The Game. Son todas muy positivas pero esta es la mejor:

Es un juegazo impresionante. Combina a la perfección el rol, las persecuciones, la acción, ... Se podría definir com una mezcla entre en ultimo Call of Duty y El buscaminas. Impresionante.

En cuanto a su duración es tan complejo y extenso que sí decides hacer el juego entero, con misiones secundarias incluidas, el número de horas se dispara y puede durarte toda una vida.

La historia principal tiene una trama que engancha y es muy jugable. 

Los personajes están logrados, desde el bipolar protagonista a los secundarios, incluidos los malos, especialmente los jefes del final de cada fase: el familiar pellizca mofletes, la pediatra sádica, el vecino que te quiere mandar a la guardería,... 

El equilibrio del juego recae en la diversidad de misiones principales, secundarias, búsquedas y acertijos cuya dificultad se incrementa junto con las horas de juego haciendo que siempre tengas un nuevo reto. Entre las búsquedas más complejas esta la de localizar las toallitas húmedas, una tarea titánica por la multitud de objetos y los escondites de los mismos. Y es que sin duda su punto fuerte es la cantidad de armas, ingredientes, y objetos que posee esta versión muchos gratuitos y otros desgraciadamente de pago.

Sin duda muy aconsejable el mini juego: El misterio del pañal, que te permite ganar muchos y muy variados premios.

El juego te obliga a realizar misiones con cronómetro de tiempo que suman dificultad, por ejemplo una de las más complicadas es Alimentar al Kraken que es un evento aleatorio que suma expectación.

La única crítica es que el tutorial es algo corto y no dejan elegir nivel de dificultad así que en ocasiones vas muy pillado. 

De todos modos han confirmado el lanzamiento de DLCs para ir actualizando el juego con nuevos y fascinantes niveles.

Puntuación: 10,5 / 10

Canción: Sleepwalking -  The Chain Gang Of 1974

domingo, 6 de octubre de 2013

Wonder, mi nueva colonia

Las colonias de bebé no huelen nada. Cuando nadie le ve mi mamá la echa como si fuera ambientador, me ducha, se ducha, ducha a papá con ella. Pero encima tiene un súper poder. No se gasta.

Dicen que su olor suave es porque no tienen alcohol pero no nos convence la explicación porque las colonias súper caras de bebé si huelen bien y duran.

Os voy a contar una historia que he oído en casa. Hace mucho tiempo, tanto que yo no estaba, mi mami y mi tita se fueron a Londres y en la tienda Disney olieron la colonia más maravillosa del mundo. Olía a nubes de algodón y manzanas de caramelo. Les encanto y cuando iban a pagar la chica les dijo que era una elección excelente, que era la mejor colonia de bebés del mundo y no tenía alcohol. Por supuesto no dijeron nada pero la colonia era para ellas así que que fuera de bebés no era un impedimento. Les duró un mes. La usaban todos los días y les encantó. Tanto, tanto que dijeron que si tenían un bebé la comprarían.

Por eso mi tita Bea se ha personado en la Disney Store y la ha encontrado. Soy un bebé feliz y olorosamente mucho más adorable.

Canción: Perfume - Sparks


sábado, 5 de octubre de 2013

Mi primer circo: El circo Jamaica

Con mis cinco mesecitos escasos estoy haciendo cosas súper chulas que posiblemente no recuerde de mayor. Pero reconozco que no me aburro nada, nada.

En agosto no me dio tiempo a ir al Circo de Teresa Rabal por fecha. Así qué era carne de cañón cuando decoraron mi pueblo vacacional con cartelones de un circo nuevo. Animados por la oferta y porque mis Primitas nunca habían ido al circo y ya eran grandes. Así que allí nos fuimos con el aviso constante de que el circo iba a ser modestito. Los mayores en su grada se desriñonaron un poco y yo cómodamente lo vi desde mi carrito.

La verdad es que no tengo edad de saber si es bueno o malo. Sólo se que tenían animalitos, gente muy elástica y payasos que cogieron mucho a cariño a papá dedicándole abrazos varios y arrojándole pasta al dente, lo dicho, los mayores hacen cosas muy raras.

El circo mola, me ha gustado mucho.

Canción: Paradise Circus - Massive Attack


viernes, 4 de octubre de 2013

Mordedores

Llevo con eso de los dientecitos ya un tiempo y empiezo a estar hasta el ombligo. Si, hasta el ombligo. No la nariz, la baba me llega al ombligo.

Ni babero de paseo, ni dos capas de ropa,... Encima de dolerme me voy a constipar. 

Os he hablado de mis mordedores. Tengo una tonelada. El de la Isla de los monos me gustaba mucho. Eran unas hojitas que llevé colgadas en el carro hasta que llegó el de Suavinex, las llaves musicales. Después está el clásico mordedor de frío. Y ahora os voy a presentar la joya de la corona: el mordedor macaneador Bright Stars.

Parece un mordedor normal, pero cuando le hincas el diente... Brrrrrrr. Eso se pone a temblar cosa mala y da gustito en las encías. Vale, reconozco que la primera vez me dio un poco de susto y su consiguiente berrinche pero ahora estoy encantado.

Mucho más entretenido e higiénico que todo el mundo metiéndome los dedos en la boca y controlo yo la presión. 

Me ha molado. ¡Pura evolución del mundo del mordedor!

Canción: Bite Hard - Franz Ferdinand


jueves, 3 de octubre de 2013

Turrones en septiembre

Aún soy pequeño para darme cuenta de cosas pero me voy coscando de algo. Y creo que si afirmo que a principios de septiembre no es normal que se me pongan a comprar turrón me equivoco poco.

Pues lo han hecho. No sé si por despistare a mi o simplemente porque les ha brotado. 

Pues ahora hay en la cocina dos tablero es de turrón de Alicante y he recibido la amenaza de visitar fábricas de turrón cuando tenga dientes para probarlo. Suena apetecible.




Canción: ¿Qué es? - Pesadilla Antes de Navidad.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba