BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta DIY. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta DIY. Mostrar todas las entradas

miércoles, 22 de abril de 2020

Cinco manualidades fáciles y sencillas para hacer en casa

Si algo estamos aprendiendo en esta casa últimamente es a mantenernos ocupados y a intentar mantener un equilibro entre actividades lúdicas y tiempos de pantalla. Mucha video conferencia, mucha tarea del cole que son videos y mucha comodidad al poder enchufar la tele para que los padres trabajen. Pero también intentamos que al día se haga, al menos, una actividad creativa para poder mantenernos ocupados y desconectar. Un rato que intentamos hacer que el peque se divierta y aprenda y además hablemos y conectemos un poco.


Cuando buscamos en internet cosas que hacer en casa con materiales sencillos nos encontramos con que lo que para algunos es normal para otros es "sangre de unicornio". Hemos valorado y elegido actividades que SEGURO que podéis hacer con lo que tengáis por casa sin problemas. 

Os proponemos 5 manualidades que además son super sencillas que os garantizan media hora de entretenimiento. ¡A disfrutar!

1. Molinillo de viento

Una de las manualidades más repetdas por la sencillez y porque todos los materiales los tenemos super a mano en casa es el molinillo de viento. Ideales para conmemorar los días especiales: azul el día del autismo, rosa el del cáncer, ... y así hasta el infinito, o para oder poner un poco de coolor a la ventana, el balcón o el jardín (o macetero si no tenemos nada mejor). Es una manualidad de nivel super básico y que pueden hacer casi sin ayuda.

Materiales: Una hoja o cartulina, un palillo o pajita, tijeras y una chincheta o pin.

¿Cómo se hace?

En primer lugar hay que preparar la hoja, eso requiere colorearla, decorarla, o si es de un color ya definido simplemente cortarla en forma de cuadrado. Para ello sólo tienes que doblar en diagonal una de las partes, lo que sobra por debajo hay que recortarlo. Ese pliegue lo vais a necesitar para hacer la manualidad así que no os preoucpéis por doblarlo.

Dobla la hoja en dos partes en diagonal.

Corta por el pliegue hasta la mitad las cuatro marcas.

Dobla las esquinas hacia el centro (una sí, una no para los peques).

Para fijarlas van a necesitar ayuda de un mayor. Con una chincheta o un pin puedes fijarlo a una pajita o un palo.

¡Listo! Ya puede salir al viento. Si te quedan dudas en el video lo puedes ver super sencillito:



2. Traumatropo

Así dicho seguro que pensáis... ¿Qué dicen estos locos? El traumatropo era un juguete super popular en el siglo XIX y además es muy fácil de hacer en casa y va a poner a prueba vuestra creatividad. Se trata de un disco que al girar superpone dos imágenes en una sólo. Es una suerte de cine sin movimiento que permite hacer dibujos muy divertidos y crear nuevos juegos cada día. Se llamaba Maravilla giratoria y se inventó en Paris en 1824 por John Ayrton, Es muy fácil de hacer con materiales que tenéis en casa así que no hay excusa para no intentar crear vuestra obra de arte. Simplemente tenéis que tener en cuanta que el concepto es que pintando en ambas caras del disco conseguiréis que ambas imágenes se fusionen en una sola, se nos ocurren millones, la más popular es la del pajarillo enjaulado pero podéis poner dos personajes diferentes para que aparezcan en una sola imagen, un pez comiendo otro pez, o como nosotros un señor calvo que de repente tiene pelo.

Materiales: Una cartulina blanca, colores, unas gomas elásticas (o un palo, esto os lo explicamos más adelante)

¿Cómo se hace?

Recorta un disco en la cartulina de forma redonda, no muy grande, unos 8 centímetros de diámetro. Dibuja en cada parte un dibujo teniendo en cuenta que se van a ver a al vez. Nosotros usamos la ventana para hacernos una idea de cómo quedaría el resultado final.

Punta cada dibujo en una parte del disco. Haz un agujero a cada lado de tu dibujo y engancha una gomita en cada uno, su tenéis niños pequeños les será mucho más sencillo hacerlo con una pajita o un palito para poder girarlo con velocidad para ver el efecto. Simplemente con celo y haciendo girar el palo con as palmas de la mano también podréis ver la animación.

Y listo, sólo tiene  que dar vueltas y verás cómo aparece el dibujo de los dos lados en una sola imagen.


3. Huerto urbano

Un clásico, pero esta vez podéis plantearlo como un diario para escribir o dibujar los avances de vuestras plantas.

Materiales: Vasos, mejor transparentes para poder ver las raíces, algodón y legumbres.

¿Cómo se hace? 

Prepara un lecho de algodón húmedo en el vaso. Coloca tu legumbre o legumbres en él. Nosotros hemos plantado todas en diferentes vasos para ver las diferencias y hemos escogido lentejas, judías y garbanzos para ver cómo se desarrollan de forma distinta y qué planta sale de cada una de ellas.

Coloca un poco más de algodón, pero más deshecho, y recuerda regar cuando el algodón esté seco solamente. En dos días tendrás ya las plantas y en una semana las hojas y grandes tallos.

4. Manualidades con pinzas

Otro clásico. Podéis diseñar animales con ellas sólo con un poco de imaginación, ¿Quién no tiene pinzas en casa?

Materiales: Pinzas de la ropa, pegamento, cartulinas o folios y algo para decorar: pinturas, pegatinas, brilli brilli…

Simplemente piensa en el animal que puedes crear, os proponemos dos muy sencillos: una mariposa o un murciélago. Quedan muy resultones y puedes usarlos para sujetar la tarea.

5. Animales con rollos de papel higiénico

Otra cosa no pero... rollos de papel higiénico tenéis seguro.

Elefantes, murciélagos, mariposas, loros... Todo vale para decorar estos simpáticos rollos que acabarán en la basura, ya sólo depende de la imaginación de cada uno.

Materiales: Rollo de papel higiénico gastado, pegamento, cartulinas o folios y algo para decorar: pinturas, pegatinas, brilli brilli… 

No hace falta mucha isntrucción. Simplemente saber adecuar las habilidades del niño a la actividad y valorar el tiempo que van a invertir o el material que tenemos en casa. Por ejemplo, si colorean con tempera tardarán más tiempo, si son más pequeños podrán forrar con hojas de color y celo... Aquí los límites los pones tú y el material que tengas. 

lunes, 20 de abril de 2020

Haz tu propio holograma 3D en casa

Seguro que muchos soñáis con hacer un holograma en casa, cazar a moquete, o ver salir del móvil a vuestros personajes favoritos. Os vamos a explicar cómo hacerlo de forma sencilla con cosas que tenéis en casa y un móvil... Atentos, hay una forma más complicada para los niños más grandes y otra mucho más sencilla y que será un éxito que requiere menos trabajo y queda fenomenal.


Opción 1- DIFÍCIL: 

MATERIALES
Una funda de CD
Celo y pistola de silicona. 
Un cuaderno para hacer la plantilla.
Un cutter.
Mucha paciencia. 

Posiblemente esta sea la versión que habéis visto en internet más a menudo y también la más complicada porque requiere cortar, tener paciencia, ser exactos y porque los niños pueden ayudar mucho menos.

Lo primero que debes hacer es pintar un trapecio de estas medidas: 6 cm en la base, 3,5 cm de altura y 1 cm en su parte superior. Con cuatro piezas de estas montarás tu plataforma de holograma. Se deben cortar en el plástico del CD, que es francamente duro, y luego pegar con un poco de celo o la pistola de silicona caliente. 

Al final el resultado es una especie de pirámide si el pico superior.

Opción 2 - FÁCIL: 

MATERIALES
Un plástico rígido, como los que vienen en las cajas de juguetes, en algunas verduras, etc. También sirven los de los marcos de fotos o láminas de poliuretanos finas que podáis tener por casa. 
La plantilla. 
Tijeras.
Un poco de celo.

Hacer una plantilla de holograma como la que dejamos aquí (pincha en la imagen para hacerlo más grande o descargarlo). 


Esa plantilla la pasas a tu plástico, de esta forma corta la plantilla y une el lateral con un poco de celo o pegamento. Para doblarlo pasa un boli por las líneas pero no lo presiones demasiado, solo para marcar y doblar.

¿Cómo poner en marcha el holograma?

Necesitarás usar YouTube para ello, simplemente busca "hologramas 3D" y te aparecerán muchísimos resultados. La imagen debe ser lo que se va a representar multiplicado por 4, para que funcione te recomendamos apagar las luces, apoyar el móvil en un sitio cómodo y que quede a la altura de los ojos de los pequeños para que aprecien bien el efecto. Coloca la pirámide invertida justo en el centro. La parte pequeña hacia abajo. Y dale al play. Aparecerán los dibujos elegidos "fuera del móvil" reflejados en la pirámide.

Os dejamos un pequeño tutorial de las dos opciones en video ¡Y a jugar!

lunes, 17 de agosto de 2015

Kidzzcast: La huella del paseo de la fama

Muchas veces os he dicho que mi señora madre es una inútil integral y que se le da fatal eso de las manualidades. Pero en un alarde de sentirse creativa pensó que podía hacer alguna cosa bonita para el cumple del "buó". Así que se puso "manos" a la obra, porque la cosa va de manos...

Las Kidzzcast son unas cajitas que tienen todo preparado para inmortalizar tu huella en el hall de la fama de tu salón. De una parte viene el marco monísimo de la muerte y de otra arcilla blanca para poder poner la huella.

El espacio para la huella es de unos 25 cm de largo. Como calzo ya eso de pie pensamos que era mucho mejor hacer el de la manita. Así que nos pusimos venga a amasar la arcilla hasta que estaba blandita. Después mi madre se puso con eso del rodillo pero no me dejó hacerlo a mi porque según sus palabras textuales "soy un borrico". Y luego vino la parte molona de poner la mano y aplastar muyyyy fuerte.

Recnozco que tuvimos un problema técnico ya que a pesar de seguir las instrucciones el rodillo se quedó pegado y aún no sabemos el motivo. Era aplastar y parecía una masa de esas pegajosas de nube de algodón chupado... amos, que se quedaba pegajoso y no pudimos usarlo, pero nada que no pueda arreglarse con un buen golpe de puños de mamá sobre una superficie recta. 

Inmediatamente después cortó la zona con una reglita más o menos recta y lo dejó secando.

Elegir la foto fue más complicado porque como todos sabéis soy taaaaan guapo, y salgo taaaaaan bien en todas las fotos, que se hizo una labor la mar de ardua.

Después de un día usó el kit de pegado y ¡¡listo!! Un regalo bonito, sencillo y que no puede disgustar a ningún "buó".


SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba