Cinco manualidades fáciles y sencillas para hacer en casa

miércoles, abril 22, 2020
Si algo estamos aprendiendo en esta casa últimamente es a mantenernos ocupados y a intentar mantener un equilibro entre actividades lúdicas y tiempos de pantalla. Mucha video conferencia, mucha tarea del cole que son videos y mucha comodidad al poder enchufar la tele para que los padres trabajen. Pero también intentamos que al día se haga, al menos, una actividad creativa para poder mantenernos ocupados y desconectar. Un rato que intentamos hacer que el peque se divierta y aprenda y además hablemos y conectemos un poco.


Cuando buscamos en internet cosas que hacer en casa con materiales sencillos nos encontramos con que lo que para algunos es normal para otros es "sangre de unicornio". Hemos valorado y elegido actividades que SEGURO que podéis hacer con lo que tengáis por casa sin problemas. 

Os proponemos 5 manualidades que además son super sencillas que os garantizan media hora de entretenimiento. ¡A disfrutar!

1. Molinillo de viento

Una de las manualidades más repetdas por la sencillez y porque todos los materiales los tenemos super a mano en casa es el molinillo de viento. Ideales para conmemorar los días especiales: azul el día del autismo, rosa el del cáncer, ... y así hasta el infinito, o para oder poner un poco de coolor a la ventana, el balcón o el jardín (o macetero si no tenemos nada mejor). Es una manualidad de nivel super básico y que pueden hacer casi sin ayuda.

Materiales: Una hoja o cartulina, un palillo o pajita, tijeras y una chincheta o pin.

¿Cómo se hace?

En primer lugar hay que preparar la hoja, eso requiere colorearla, decorarla, o si es de un color ya definido simplemente cortarla en forma de cuadrado. Para ello sólo tienes que doblar en diagonal una de las partes, lo que sobra por debajo hay que recortarlo. Ese pliegue lo vais a necesitar para hacer la manualidad así que no os preoucpéis por doblarlo.

Dobla la hoja en dos partes en diagonal.

Corta por el pliegue hasta la mitad las cuatro marcas.

Dobla las esquinas hacia el centro (una sí, una no para los peques).

Para fijarlas van a necesitar ayuda de un mayor. Con una chincheta o un pin puedes fijarlo a una pajita o un palo.

¡Listo! Ya puede salir al viento. Si te quedan dudas en el video lo puedes ver super sencillito:



2. Traumatropo

Así dicho seguro que pensáis... ¿Qué dicen estos locos? El traumatropo era un juguete super popular en el siglo XIX y además es muy fácil de hacer en casa y va a poner a prueba vuestra creatividad. Se trata de un disco que al girar superpone dos imágenes en una sólo. Es una suerte de cine sin movimiento que permite hacer dibujos muy divertidos y crear nuevos juegos cada día. Se llamaba Maravilla giratoria y se inventó en Paris en 1824 por John Ayrton, Es muy fácil de hacer con materiales que tenéis en casa así que no hay excusa para no intentar crear vuestra obra de arte. Simplemente tenéis que tener en cuanta que el concepto es que pintando en ambas caras del disco conseguiréis que ambas imágenes se fusionen en una sola, se nos ocurren millones, la más popular es la del pajarillo enjaulado pero podéis poner dos personajes diferentes para que aparezcan en una sola imagen, un pez comiendo otro pez, o como nosotros un señor calvo que de repente tiene pelo.

Materiales: Una cartulina blanca, colores, unas gomas elásticas (o un palo, esto os lo explicamos más adelante)

¿Cómo se hace?

Recorta un disco en la cartulina de forma redonda, no muy grande, unos 8 centímetros de diámetro. Dibuja en cada parte un dibujo teniendo en cuenta que se van a ver a al vez. Nosotros usamos la ventana para hacernos una idea de cómo quedaría el resultado final.

Punta cada dibujo en una parte del disco. Haz un agujero a cada lado de tu dibujo y engancha una gomita en cada uno, su tenéis niños pequeños les será mucho más sencillo hacerlo con una pajita o un palito para poder girarlo con velocidad para ver el efecto. Simplemente con celo y haciendo girar el palo con as palmas de la mano también podréis ver la animación.

Y listo, sólo tiene  que dar vueltas y verás cómo aparece el dibujo de los dos lados en una sola imagen.


3. Huerto urbano

Un clásico, pero esta vez podéis plantearlo como un diario para escribir o dibujar los avances de vuestras plantas.

Materiales: Vasos, mejor transparentes para poder ver las raíces, algodón y legumbres.

¿Cómo se hace? 

Prepara un lecho de algodón húmedo en el vaso. Coloca tu legumbre o legumbres en él. Nosotros hemos plantado todas en diferentes vasos para ver las diferencias y hemos escogido lentejas, judías y garbanzos para ver cómo se desarrollan de forma distinta y qué planta sale de cada una de ellas.

Coloca un poco más de algodón, pero más deshecho, y recuerda regar cuando el algodón esté seco solamente. En dos días tendrás ya las plantas y en una semana las hojas y grandes tallos.

4. Manualidades con pinzas

Otro clásico. Podéis diseñar animales con ellas sólo con un poco de imaginación, ¿Quién no tiene pinzas en casa?

Materiales: Pinzas de la ropa, pegamento, cartulinas o folios y algo para decorar: pinturas, pegatinas, brilli brilli…

Simplemente piensa en el animal que puedes crear, os proponemos dos muy sencillos: una mariposa o un murciélago. Quedan muy resultones y puedes usarlos para sujetar la tarea.

5. Animales con rollos de papel higiénico

Otra cosa no pero... rollos de papel higiénico tenéis seguro.

Elefantes, murciélagos, mariposas, loros... Todo vale para decorar estos simpáticos rollos que acabarán en la basura, ya sólo depende de la imaginación de cada uno.

Materiales: Rollo de papel higiénico gastado, pegamento, cartulinas o folios y algo para decorar: pinturas, pegatinas, brilli brilli… 

No hace falta mucha isntrucción. Simplemente saber adecuar las habilidades del niño a la actividad y valorar el tiempo que van a invertir o el material que tenemos en casa. Por ejemplo, si colorean con tempera tardarán más tiempo, si son más pequeños podrán forrar con hojas de color y celo... Aquí los límites los pones tú y el material que tengas. 

Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD