BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Alpujarra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alpujarra. Mostrar todas las entradas

viernes, 23 de julio de 2021

Museo del jamón en Trevélez. La Alpujarra con niños.

 Es el punto más alejado de la ruta tradicional por las Alpujarras pero no por eso merece la pena menos visitar el pintoresco pueblo de Trevélez. Os hablamos de él en la anterior entrada donde proponíamos una ruta de un día por los pueblos blancos que es la más habitual pero queremos complementar esta visita clásica con algunas zonas un poco más a desamano, pero totalmente recomendables, ya visitéis la zona solos o en familia. Si sois carnívoros o amantes del jamón una de estas paradas obligatorias es Trevélez.

Trevélez es el pueblo más alto de Sierra Nevada, y de toda Andalucía, con sus casi 1500 metros de altitud hacen que la parada sea casi obligatoria. Además su pasado morisco y sus dos zonas, Barrio Alto y Barrio Bajo son una maravilla pero hoy os queremos hablar del Museo del Jamón Vallejo donde podréis experimentar un viaje al mundo del jamón y flipareis visitando un secadero de jamones con más de 4.000 piezas (aunque en total en la fábrica dispone de más de 80.000 piezas en diversos estados de preparación).

 Para los que no conocéis el proceso de curado del jamón la visita al museo es una experiencia única para aprender sobre cómo se prepara pero hay más motivos para perderse en esta experiencia. 

Uno de los primeros consejos que os damos es que intentéis llamar para reservar la visita porque en función de la afluencia a veces deciden cerrar antes y os podéis llevar un disgusto al llegar (y el camino para llegar no es fácil ni pilla a mano para que os deis la vuelta sin verlo). 

Las entradas son de diferentes tipos podéis ver el museo exclusivamente, tomar una degustación o incluso una cata personalizada. Los niños a partir de una altura pagan la entrada, he de decir que la altura concreta depende de la persona que esté allí ese día. Nosotros decidimos tomar una tapa de jamón porque si después de visitar el museo no comes un poco no te lo perdonas en la vida. 

 La visita se realiza con audioguías. Es sencilla y muy intuitiva. Conoces la historia del jamón, cómo se fabrica, la historia de los jamones Vallejo, anécdotas curiosas y también algunos datos para conseguir cortar el jamón como un experto maestro jamonero. En los paneles además del número de la audioguía tenéis información útil y anécdotas por si queréis hacerlo un poco más libre o saltar algún aparte si los peques no están interesados. 

Después de las dos salas donde podréis ver también los sellos reales, la radiografía de una buena pata de jamón o el aspecto de una pata indultada con más de 50 años. Pero el plato fuerte está por llegar y es el secadero

Cerca de la puerta de acceso, donde habréis visto la exposición de arte en patas de jamón, se sube al pequeño secadero. Un auténtico laberinto de patas colgadas a distintos niveles donde los peques pueden perderse con el inconfundible aroma del jamón serrano. ¡Una experiencia!

 Y ya sabéis, la visita no está completa sin pasar por la tienda y en este caso sin duda lo hacemos con más gusto porque nos espera la tapa si has cogido la visita completa pero también te puedes llevar una buena pieza de jamón o lonchas a casa para recordar en las papilas gustativas este museo. Los chicos de la tienda son un encanto y os atenderán fenomenal pero además el jamón lo cortan de vicio. Si os habéis quedado con alguna duda son trabajadores de la empresa así que os pueden contestar dudas sobre el proceso del curado, los jamones en general o la fábrica en particular. 

¡Y no dejéis de sacar la foto en el jamón gigante de la entrada!

Datos Prácticos

Calle Haza de la iglesia s/n 18417 - Trevélez - Granada 
Teléfono de Atencion y Reservas - 958 85 85 35
De Lunes a Domingo de 10:30 a 14 y de 17 a 18. Recomendamos llamar para comprobar su horario de apertura y reservar la visita antes de ir. 
Precio de la entrada dependiendo de la experiencia. A partir de 5€.
Más información: http://museumvallejo.com/

martes, 2 de octubre de 2018

La Alpujarra con niños.

Muchos sabéis que en cuanto podemos agarramos las maletas y nos vamos de excursión. A veces mas cerca, a veces más lejos. Pero en España hay sitios preciosos que se disfrutan muchísimo en familia. Hoy os hacemos una pequeña ruta por los pueblos de la Alpujarra "Granaína" con algunas de la muchas paradas que podéis hacer en vuestro viaje para pasar un día entero descubriendo la sierra. ¿Os venís?

 
La Alpujarra se encuentra en el Parque Nacional de Sierra Nevada, entre Granada y la costa de Motril, por hacerse una idea. Son pueblos de excepcional belleza pero además tiene otras peculiaridades y es que en cada uno de ellos podrás descubrir cosas diferentes desde el encanto de las casas blancas y sus cuestecillas a degustar un buen jamón o agua cristalina en sus fuentes. Cualquier parada en la ruta es necesario y divertida. Así que os vamos a dar unas cuantas pero animaros a que paréis lo que queráis y necesitéis.

Lanjarón. 

El acceso a las rutas suele comenzar con Lanjarón donde el principal aliciente es el Balneario. Como sabemos que no todos los presupuestos son abultados y además una estancia en aguas siempre es mucho tiempo os recomendamos el paseo por sus calles. En cada esquina aparecen fuentes de aguas cristalinas, fresquitas y potables adornadas con poemas de García Lorca. Además, si podéis , tenéis que meteros por las callejuelas adornadas con tiestos al estilo andaluz que son una maravilla. 


Si los peques son un poco mayores tenéis un museo del agua que mola mucho.

Al final del pueblo tenéis un preciso castillo, a andar toca, pero siempre es divertido conquistar un castillo en una montaña. 

Pampaneira, Bubión y Capileira

Son los pueblos blancos de la sierra, a priori los más famosos y visitados. Y no lo interpretéis mal, molar molan, pero hay muchísima gente por allí y aparcar es un poco complicado si vais en días de puente o temporada alta. Pero si lo consigues merece mucho la pena perderse por sus calles blancas, ver los lavaderos, los riachuelos que descienden por las callejuelas, comerte una buen plato alpujarreño (bajo en grasa, os lo aseguro) o degustar chocolates artesanos o caramelos de sabor jamón serrano.  No me miréis raro todas estas cosas están en los pueblitos de la sierra si sabes donde buscar.

Trevélez.

No es un pueblo especialmente bonito comparado con sus compañeros. Pero está muy rico. hay varios secaderos de jamón donde puedes visitar la producción y las bodegas y degustar el plato de jamón alpujarreño más rico de tu vida. ¿No os parece el mejor final para mi ruta?

Otras paradas que queremos realizar en próximas visitas:

La ruta de las brujas de Sopórtujar
El Centro de retiro Budista de O Sel Ling
Beber agua en Fuente Agria, antes de llegar a Trévelez y absorber bien de minerales. 

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba