BEBÉ FRIKI

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Soportújar, el pueblo de las brujas. La Alpujarra con niños

 La zona de la Alpujarra granadina es fascinante. Por su singular localización y su aislamiento durante décadas fue calado de cultivo para leyendas y fantasmas. El folclore local alimentado por los propios vecinos dieron lugar a anécdotas y cuentos de una riqueza increíble. Muchas de estas historias han sido ahora rescatadas con fines turísticos. No os vamos a engañar, el planteamiento de Soportújar es básicamente atraer al turista con reclamos pero es que los reclamos están tan bien ideados y quedan tan bien en las fotos que es cuestión de tiempo que se hagan auténticos álbumes de las recreaciones que han ido instalando a lo largo del pueblo. 

Soborcoxar era el nombre morisco de este encantador pueblo blanco. Lugar de portales. Lo anecdótico es que la mutación hacia Pueblo de las brujas no parece lógica pero precisamente en época mora nacen las leyendas que llevan a este pequeño pueblo a aparecer en los mapas. Tras la expulsión de los moriscos llegaron de Galicia familias para repoblar la zona y como todo el mundo sabe los gallegos y las brujas van de la mano así que corrieron los rumores de que la mujeres instaladas en la zona practicaban hechicería. ¿Quieres conocer todos los rincones de este precioso pueblo de la Alpujarra? 

Cueva del Ojo de la bruja y Puente encantado. 

Los misterios de Soportújar empiezan antes de entrar en el pueblo. A menos de un kilómetro se encuentra la conocida como Cueva del Ojo. Cuentan que la cueva estaba habitada por una bruja que poseía el poder de verlo todo. De hecho es habitual sentirse observado en todo este trayecto a través de los ojos de los gatos de la localidad que dicen que permiten ver a través de ellos a las brujas. En la cueva a la que se accede por una pequeña escalinata puedes ver una replica de una bruja en plena preparación de calderos mágicos. al fondo de esta reconstrucción aparece una misteriosa grieta. Se supone que la grieta es un portal que permite el paso de las almas entre los dos mundos. ¿No os parecen historias fascinantes para compartir con los más pequeños? 

El otro acceso a la cueva es un puente que se construyó recientemente pero se ha ganado el apelativo de Puente encantado. En ese acceso por rampa hace accesible en lugar con carritos y sillas de ruedas (aunque no es de lo más cómodo).

Si queréis ser pragmáticos podemos afirmar que estas leyendas servían a un bien mayor. Muchos sospechan que fueron ideadas por las madres de las criaturas para que ninguno se alejara del pueblo. La verdad es que si me visualizaos con 7 años pensando en pasar por delante de un portal místico que conecta con el infierno es posible que no saliera de mi casa, así que menos aún del pueblo. 

La cabeza de Baba Yaga

El pueblo no sólo posee leyendas locales, también tiene un poquito de las grandes brujas. Es el caso de Baba Yaga que pertenece a la mitología eslava y da mucho chungo porque entre sus aficiones está comerse a los niños bendecidos. Pero no sólo esta gigante cabeza es parte del recorrido. Un poco más adelante podréis ver su peculiar casa (para mí de lo más bonito del pueblo y con un estilo a lo Ghibli muy atractivo). En su casa hay paneles informativos sobre la historia, los conjuros para hacerla aparecer y demás. Si lo lleváis aprendido de casa podéis hacer de la experiencia todo un cuento de hadas. Os animo a investigar un poco sobre esta bruja porque os cautivará.  Su gran cabeza es el comienzo de la ruta por el pueblo que se os antojará un poco peculiar. 

Los monumentos o reconstrucciones están dispersos por todas sus calles y no existe un mapa. Los lugareños os pueden ayudar a encontrarlos todos, no os dejéis nada por visitar. A fecha de 2021 os recogemos los puntos inaugurados pero están trabajando en ampliar la oferta por la gran demanda que existe y el éxito que ha conseguido gracias al reclamo de las brujas. Y os prometo que merece la pena. 

El mirador del Embrujo y la Era de los aquelarres. 

En otra época podíamos hablar de la plaza del ayuntamiento pero ahora mismo este imponente mirador se lleva las miradas del visitante por otros motivos. La fuente con las brujas y las vistas sobre la Alpujarra merecen una foto familiar. Además en la pequeña fuente frente a la plaza podéis encontrar una cápsula del tiempo que será abierta en 2065, otro misterio que sumar a este pintoresco pueblo. 

La fuente se activa con un pedal y por la noche se ilumina creando aún más magia. Es la primera parada lógica pero también la primera bifurcación del camino. 

Desde aquí puedes decidir ascender al punto más lejano conocido como la Era de los Aquelarres (o mirador de los aquelarres) donde de nuevo tenemos reproducciones, estatuas y figuras. Fue el lugar donde las brujas acudían a realizar sus embrujos. 

La fuente del dragón y el pozo de los deseos.

Si decides ir hacia la zona baja del pueblo en una pequeña esquina encontrarás esta peculiar fuente con un letrero que te indica las virtudes de sus aguas. Lo primero que debes saber es que para beneficiarte de ellas deberás beber directamente de su pene. Tal cual.  Si te animas podrás disfrutar de un efecto afrodisiaco y aumentarás la fertilidad. Si no te animas siempre puedes rellenar una botellita y llevarla de regalo a un ser querido. Es la única fuente “para adultos” del recorrido por si queréis ahorraros explicaciones. 

En ese caso sacad la cartera para echar unas monedas en el cercano pozo de los deseos. Seguro que eso desvía la atención hacia el dragón. 

La serpiente, la escoba, la araña y los calderos. 

No puedes irte del pueblo sin ver la gran serpiente que se encuentra en sus peculiares soportales. Es una excusa como otra cualquiera para ver la arquitectura más característica de Soportújar. 

Además hay otras esculturas temáticas repartidas por el pueblo, una de las más populares es la escoba con el gato negro que, permitidme de nuevo la referencia, me lleva de nuevo a Ghibli y me hizo sentir un poquito Kiki la aprendiz de bruja con gato incluido. 

Un poco más abajo encontraréis unos calderos en un equilibrio precario y una araña digna de El Señor de los anillos en una de las grandes paredes blancas llegando al final del pueblo. 

La casa de Hansel y Gretel 

Si hay una bruja que recordéis de la infancia que coma niños seguro que os viene a la mente la de Hansel y Gretel. ¿Recuerdas donde vivía? En una casita de chocolate y chucherías. ¿Será posible que exista algo así? 


Pues en lo alto de la calle asoma una colorida mansión donde las puertas tienen chocolate y cuelgan bombones por la fachada. No se puede visitar por dentro, por si la bruja tiene hambre, suponemos. Pero es una preciosidad por fuera. 

La casa de Baba Yaga. 

Es, para mi, la parada estrella. Imponente y gigante la casa se eleva en unas patas de gallina. Conjuro mediante puedes descubrirla. 

Ocupa toda una plaza tapando un poco la fuente del chorro, os merece la pena asomaros a verla y descubrir también su acertijo. 

En un gran libro podréis leer los misterios de la casa y leer un poco más sobre Baba.

La calle más estrecha de España.

Es una auténtica experiencia pasar por este callejón que en su parte más estrecha tiene tan sólo 48 centímetros. También según reza el cartel es la calle más mágica de España. Pasar sin doblarse es complicado y cruzarse con otra persona es una utopía imposible. A los peques les encantará. Si no la localizas puedes buscar en el mapa la Calle Zanjilla. 

Centro de interpretación de la brujería. 

Se fundó en el antiguo colegio. Debes consultar sobre sus horarios de apertura ya que en ocasiones lo puedes encontrar cerrado. Fue de las primeras iniciativas que realizaron en este llamado Proyecto Embrujo que se inició en 2011 y que sigue sumando poco a poco nuevas experiencias. Propone un recorrido por la historia de la hechicería, si tenéis niños un poco más mayores seguro que les interesa (o si sois turistas curiosos). 

Una noche mágica.

En noviembre el municipio realiza la Noche de las brujas con tematización. Las calles se llenan de brujas (no sabemos si de las de verdad) y es una experiencia. Si estáis por la zona es un día excepcional para hacer la visita. 


La verdad es que no íbamos con muchas expectativas más allá de alguna foto vista en internet y fue una de las paradas que más nos gustaron del camino. Juntar un pueblo blanco con todas estas atracciones para los críos hizo que la familia entera lo pasara bien. Si estáis por la zona no olvidéis incluirlo en la ruta, no decepciona. 

Y recordad que en la entrada del pueblo tenéis el acceso al sendero de O Sel Ling. 

2 comentarios :

  1. Maravilloso artículo! He visto la publicación en Instagram y no he dudado en visitar vuestro artículo. Gracias por la info, estaba buscando una escapada en familia para Halloween y nos habéis dado una gran idea ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Halloween es un PLANAZO. Con un poco de fantasía y un buen disfraz es el sitio indicado.

      Eliminar

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba