BEBÉ FRIKI

martes, 15 de febrero de 2022

Cómo elegir extraescolares y por qué decantarte por la Aritmética Mental

 Hay tres opciones muy válidas para seleccionar las extraescolares que más se adapten a los peques. La primera de ellas es la que tiene que ver con el aspecto deportivo de los niños, natación, futbol, baile, atletismo... lo que sea para que se muevan y no lleven una vida sedentaria. La segunda es curricular, el refuerzo. Las clases extras o profesores particulares en el caso de que los niños necesiten una ayuda extra para llegar al nivel escolar establecido. Y existe una tercera vía que es la de incentivar conocimientos y materias que les gusten sean del tipo que sean, si es bueno patinando o si es genial multiplicando dejar que acaben fomentando de forma especial esa rama del conocimiento para que destaquen aún más en ella. Muchas veces nos olvidamos de esas opciones porque consideramos que al ser "bueno" en algo no necesitan ser mejores y no tenemos en cuenta el refuerzo positivo y las implicaciones a largo plazo que pude tener apoyar n gusto por la informática o la programación en lo que pueden ser sus careras del futuro. Os queremos dar pistas para elegir la mejor extraescolar y acercaros otras opciones como es la Aritmética Mental. 

Lo primero y esencial es establecer una serie de parámetros para que estéis a gusto y acertéis, aquí os damos unos cuantos trucos: 

1. Siempre mejor con clase de prueba. 

Ya sea gratuita o de pago reducido es un paso previo importante que a veces nos olvidamos. Por ejemplo, es posible que cerca de vuestra casa haya muchísimas escuelas de inglés y también seguro que al preguntar sobre ellas unos padres os hayan dicho que están encantados y otros que les ha ido fatal. Eso no quiere decir que sean mejores o peores, sólo que no se adaptan a tus necesidades. ¿Damos nombres? ¿Me mojo? Cuando Miguel era muy pequeño fuimos  las clases de Kids and Us. Hablaban maravillas. Lo primero que hicieron fue cobrar libros y matricula tras una reunión con la directora del centro. Así que en cierta manera te veías obligado a que te gustara sin probarlo. Las clases eran muy dinámicas y les hacían cantar continuamente. Eso les ayudaba a memorizar los términos. Pero mi hijo odia cantar y bailar. Desde siempre. La abandonamos a los tres meses de empezar. Para mí fue una perdida de dinero y de tiempo y además para el peque una fuente de frustración y pataletas constantes. Si hubiéramos probado posiblemente se habría descartado buscando otra opción más adecuada para él (y seguramente muchísimo más barata). ¿Eso quiere decir que es un mal método? No, estoy segura que muchos niños lo disfrutarán mucho pero para nosotros era una tortura. Los padres estaban n las clases, l niño no hacía más que intentar huir y le daba lo mismo Mousy y lo que dijera lo profesora. Otros niños cantaban las canciones sin parar y jugaban con el libro pop up con gusto. Yo lo reciclé como merecía al terminar el suplicio. 

Es más, dudad de cualquier academia que no tenga unos requisitos y no se interese por el niño. No todos los niños están capacitados y no todos poseen el mismo nivel. Clases estandarizadas por edades, o cupos que llenar nunca son buenos. ¿Qué pensarías si te matricularan en natación sin una prueba de nivel? Pues aplica eso a cualquier disciplina. 

2. Siempre mejor que lo elijan ellos

No siempre es posible pero ¿y si en edades tempranas les escuchamos? Puede que ellos tengan un deporte favorito que no sepamos o que les interese probar judo y no futbol. Es muy positivo que si el peque no quiere hacer extraescolares podamos dejarle esperar un poco y que decida más adelante (siempre  se posible porque las extra escolares suelen ser la forma de los padres de poder llegar a todo). Puede que lo que el niño reclame hasta decidirse por una extraescolar sea quedarse a ampliado y jugar en el patio un rato con los amigos y ¡no pasa nada!

3. Fomenta sus fortalezas

La extraescolar más demandada en este país es el inglés. Todos sabemos que es una asignatura pendiente en España y que es muy beneficiosa para los peques pero... ¿Es necesario el refuerzo sistemático de esta asignatura incluso cuando se cumplen los estándares y notas del colegio? También las estadísticas dicen que los niños suelen odiar esta asignatura. ¿Puede que la obligatoriedad y omnipresencia y la importancia que le damos sea un motivo de frustración para ellos? 

¿Y si cambiamos el prisma?  Por ejemplo, cuando Miguel comenzó las clases de Aritmética Mental todos preguntaron si "iba mal en mates". Nada más lejos de la realidad, es la única asignatura que no tenemos que repasar porque se le da fenomenal. De hecho le encanta. Cosa que me fascina porque yo siempre la he odiado. Así que cuando le planteamos "ser aún mejor en mates" sabía que no iba a enfrentarse con al frustración y aceptó encantado. Si tu hijo se sabe los diálogos de Frozen de memoria o canta a todas horas ¿por qué no llevarle a teatro? ¿o si le gustan los ordenadores no adentrarle en la robótica? Alimentarás sus intereses, se sentirán mejor y aprenderán mucho más. 

4. No tengas miedo a probar cosas nuevas. 

No pasa nada por salirse de lo establecido. Puedes probar con el ajedrez, con patinaje artístico o con natación sincronizada. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Que aprenda cosas diferentes o haga amigos nuevos. Y sobre todo no te olvides de que las extraescolares también son para disfrutar porque los peques pasan muchas horas en el cole y desconectar es necesario. 

Clases On line o presenciales

Esto si es un melón. Por experiencia después de la pandemia no queríamos volver a hablar de conectarse a un ordenador para dar una clase pero... ¿qué pasa si ir a clase significa perder toda la tarde? ¿Debemos robarles su tiempo libre para que den clases fuera de su horario? Para nosotros intentar las clases on line fue una forma de dejarle una tarde libre a la semana con tiempo para jugar o estudiar si lo necesitada. comenzamos con miedo, de hecho hubo un momento a las tres, cuatro semanas que quiso dejarlo. No le gustaba nada. Se enfadaba y se frustraba cuando no le salía algo o se calaba el ordenador. Pero luego hizo clic y se enamoró de la forma de pensar que estaba aprendiendo. Incluso hace los deberes de casa sin protestar. Creedme, eso es mucho decir en nuestro caso. 

En Madrid no hay este tipo de enseñanzas y vivimos en un pueblo por lo que acceder a ellas hubiera significado un pastizal en coche y perder la tarde entera por lo que viendo que se adaptó bien a las clases continuamos. Por eso os recomiendo siempre enfrentaros a una clase de prueba primero y ser honestos. 

¿Qué es la aritmética mental y porqué nos ha gustado? 

La aritmética mental es una metodología que nace en Japón en 1993 y usa como elemento principal el ábaco y su uso con ambas manos para poder desarrollar ambos hemisferios del cerebro. Es decir, enseña a nuestra mente a desarrollar varias acciones automáticamente y simultáneamente. Crea nuevas conexiones neuronales y ayuda a ser capar de sumar y restar número de hasta 5 dígitos de cabeza mejorando sus habilidades cognitivas, como la coordinación, la atención, la memoria y, como resultado final, la confianza en sí mismo.

El único elemento que necesitan es un ábaco especial que manejan de forma física y poco a poco de manera mental. Les permite manejar cantidades de seis y siete cifras (con 8 años) en segundos. Cuentas que nos llevarían minutos con papel y lápiz a los adultos. Además, en función de sus capacidades les animan a concentrarse para poder aislar acciones y cantar o hacer otra acción a la vez que ejercitan las operaciones mentales. Los resultados, si no lo viera todos los días en casa, me parecerían de locos. 

Pero como a veces creo que vale más una imagen que mil palabras.. ¿Quieres ver este video con los resultados y las impresiones de un alumno en primera persona? 


Tenéis toda la información necesaria en Aritmética mental - Amakids Academy . Y también os recomiendo que si tenéis dudas concertéis una clase on line de prueba (decid que vais de nuestra parte)  para saber si os encaja o que habléis por teléfono con ellos para que os cuenten todo lo que os pueda inquietar. Acabaréis encantados. 

Sedes físicas. 

 CENTRO MOYUA 
 Colón de Larreátegui Kalea, 26, of. 2F, 
 48009 Bilbao 

 CENTRO DEUSTU 
 Madariaga Etorbidea, 1, planta 6, local 3, 
 48014 Bilbao

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba