BEBÉ FRIKI

viernes, 22 de octubre de 2021

Pulsera Go-tcha Evolve. Cómo funciona y cómo configurarla

Niantic y Pokémon sacaron al mercado una pulsera llamada Pokemon Go Plus. Se trata de un dispositivo que con un código de luces de color te permitía capturar Pokemon sin estar pendiente el móvil. Era una autentica novedad para los amantes de los Pokemon y para no tener que matarse mientras caminaban a la busca y captura de un nuevo registro. Pero la evolución de las pulseras "no oficiles" mejoró la técnica de captura hacia una automatización que hace de la Go-tcha Evolve la mejor opción del mercado por varias razones. Es un complemento necesario para cualquier maestro Pokémon que se precie. Te explicamos cómo funciona, problemas más usuales y cómo configurarla para sacar el máximo partido a tu pulsera. 


Principales ventajas de la Go-tcha Evolve frente a Pokemon Go Plus.

La más evidente es el diseño. La Go-tcha Evolve en su última generación es un reloj cuenta pasos funcional. 

Bueno, digamos que a veces la hora no la da todo lo bien que desearíamos pero a todos los efectos su apariencia es la de un reloj mientras que la del juego es un dispositivo con forma de pokebola geolocalizadora y no tiene pantalla por si misma. La pulsera oficial permite cazar Pokemon pulsando su botón sin verlos sabiendo por el código de color si son nuevos o ya están registrados en la pokedex.
Verde ya atrapado, amarillo nuevo y azul para pokeparadas. En el momento en que se activa la luz o la vibración hay que pulsar sobre el botón y lanza una pokebola, otro código de luz indicará si se ha atrapado. 

En el caso de la Go-tcha el sistema es parecido pero automático. Se puede programar y todas las acciones se realizan sin intervenir. Puedes configurarla para cazar sólo Pokémon nuevos, todos y coger o no las pokeparadas según andas.  Eso hace que sea mucho más sencillo y cómodo. Además sus indicadores en pantalla son mucho más claros y puedes saber cosas como si tienes espacio en las bosas o si un Pokémon ha huido. 

Inconvenientes. 

Si lo mejor de la pulsera es la automatización lo peor es la conectividad. En el caso de dispositivos Android suele desconectarse mucho, en IOs aguanta más tiempo la sesión abierta. Por lo general es necesario verificar si sigue funcionando. 

El móvil tiene que estar conectado y con bluetooth abierto por lo que consume un poco más de batería. Eso sí, la app de Pokémon Go debe estar siempre en segundo plano y no debe cerrarse. El alcance de la pulsera es de apenas unos metros por lo que debes tener el móvil encima mientras la usas. Esto sucede en los dos dispositivos, tanto original como en la no oficial. 

No te garantizan cazar el Pokémon así que pueden escaparse algunos jugosos porque no puedes realizar acciones como elegir la pokebola o darles una baya especial. 

Si te quedas sin espacio en la bolsa de objetos no girará las paradas y si no hay bolas rojas no cazará más Pokémon por lo que hay que realizar el vaciado siempre de forma manual antes de conectarla para estar tranquilo. 

Consejos para sacarle el máximo partido.

La pulsera sólo usa bolas rojas, en el momento en que no tengas en tu inventario dejará de cazar Pokémon. Esto hace que cambie tu forma de jugar cuando lo haces manualmente para poder acumular bolas para los paseos. 

La batería dura muchísimo así que puedes estar sin cargar durante una semana siempre que desactives los avisos y la vibración. 

Recuerda dejar espacio en la bolsa de objetos y de Pokémon para poder pasear sin preocupaciones. 

Cómo configurarla. 

Lo primero que debes hacer es ponerla a cargar. Al principio la carga es un poco complicada porque la pulsera tiene integrado el puerto USB en el propio reloj y da un poco de miedo romperlo. Si sigues las indicaciones pronto se soltará y se irá dando de sí en futuras cargas. Hay que hacer un ángulo de 45 graos y aflojarla despacio. La carga dura unos 20 minutos y puede estar usándose durante una semana entera en función de lo que la tengas conectada. 


El segundo paso es configurar la app. Debes buscar en la tienda la app Go-tcha Evolve tanto en Android como en IOs. Instala la app y empareja la pulsera al abrirla. Necesitas tener abierto el bluetooth. Es muy intuitiva aunque el interfaz está en inglés. 

Estas son las dos pantallas en función de vuestro sistema operativo y lo que significa cada una, puedes configurarla a tu gusto. 


Una vez realizado este paso es importante que CIERRES LA APP. Si la dejas abierta en segundo plano dará error y no conectará la pulsera. 

Siguiente paso, detectar la pulsera en el propio juego. Accede a Pokemon Go con tu cuenta y entra en Ajustes, al final del todo aparecerá POKEMON GO PLUS. Al pulsar da un toque a tu pulsera para que se active y el dispositivo la reconozca. Esto sólo se hace la primera vez, después te aparecerá en la pantalla principal del juego la pokebola y se activa sólo pulsando sobre ella y sobre la pulsera a la vez. Si está conectada los colores se ven más vivos y te dará mensajes de estado como el Pokémon o pokeparada que está haciendo o si ha capturado o huido el Pokémon. Esos mensajes parecerán también en el reloj.


En caso de fallo lo más cómodo es desinstalar y volver a instalar todo. O en su defecto cerrar Pokémon Go y verificar la app la pulsera (lo que está marcado que haga) ya que a veces se desmarcan los parámetros y deja de capturar o recolectar.  

La pulsera posee códigos visuales. Se configuran desde la propia pulsera en la zona táctil inferior. Son los siguientes. 


Más info en este video: 

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba