BEBÉ FRIKI

lunes, 1 de marzo de 2021

Coding, el arte de aprender programación jugando

 Cuando hablamos de programación nos imaginamos millones de líneas de código escrito en idioma desconocido, una tonelada de ceros y unos o incluso ni siquiera podemos imaginar lo que hay detrás de un programa informático o un juego del móvil. El hecho es que los códigos son parte de nuestra vida y la codificación, poco a poco, es materia obligada para determinadas profesiones o incluso un plus en la educación de los peques. Dicen que en el futuro nuestros hijos tendrán profesiones que no se han inventado aún y casi todas ellas tendrán que ver con la tecnología en cualquiera de sus campos. El Coding es una rama educativa que propone que los peques aprendan código desde edades tempranas aplicando las nociones básicas y permitiendo que esa información abstracta se convierta en cosas tangibles que podrán aplicar en el futuro para profundizar sobre la materia. En asignaturas como robótica o programación emplean técnicas y trucos para ello pero en casa también podemos aprender coding en familia porque los no nativos digitales podemos alucinar con lo que se puede hacer y lo intuitivo que es si lo enseñan bien. Aquí es donde entran en escena los juguetes educativos en forma de robots, o juguetes manipúlate os que hacen que el código que usas funcione. Así las acciones tienen un efecto y puedes aprender a base de ensayo y error o de forma más intuitiva a solucionar problemas de lógica básicos (o no tan básicos) y disfrutar en el proceso de aprendizaje.

Osmo Coding

Hace un tiempo os enseñábamos un juego  manipulativo para aprender matemáticas básicas, gestión de negocios, resolución de problemas y manejo de dinero (Euros y céntimos). Se trata del kit de Pizza Osmo y nos ha servido para afianzar conocimientos que se dan en los primeros cursos de primaria, ahora vamos a meternos de lleno en el mundo de los códigos con este set especialmente indicado para niños entre 5 y 12 años y que es una maravilla.

El set incluye una base Osmo que es necesaria para el juego y luego un pack de piezas físicas que permiten interactuar con el IPad para guiar a Awbie, un simpático monstruo amante de las manzanas. De esa forma las piezas combinan acciones, repeticiones y números para que se pueda comer todas las manzanas de la pantalla. Las piezas son de plástico y poseen un imán para unirlas entre sí y a los números que facilitan las acciones repetitivas. Algunas de ellas, en concreto las de movimiento poseen también piezas rotatorias para indicar la dirección de las acciones. Las acciones que trabajan son las secuencias, los bucles y los condicionales (si X entonces Y) de forma que el juego empieza siendo sencillo y según avanzan en la materia aprenden, o mejor dicho, razonan de forma dinámica y divertida.

Estas piezas son las que permiten a los niños relacionarse con la pantalla, por eso el juego es manipulativo lo que hace que presten atención a los detalles y su relación con la pantalla sea más sana. Además su sistema hace que sea muy sencillo unirlas, separarlas y modificarlas para los peques. El hecho de tener elementos tangibles hacen menos abstracto el juego y usan los recursos para comparar y evaluar los resultados de una forma intuitiva y más reflexiva que si usasen estos recursos solo en la pantalla.

El juego que crece

Por supuesto visto así puede parecer un juego interesante pero de consumo rápido. ¿No hay más? ¡Claro que si, esto sólo es el principio. Una vez controlan las herramientas y entienden las piezas la cosa se complica, viajas a la casa de Awbie y comienza el juego de estrategia. Debes recolectar semillas, ampliar el territorio, y mejorar a tope la cosecha. ¿Te parece poco reto? De esta forma los peques pueden centrarse en perfeccionar lo que está a su alcance y el juego puede crecer con ellos siendo una actividad que pueden explorar durante años o con diversas franjas de edad.

Además de Awbie que sería el nivel básico de Coding hay otros dos juegos disponibles en el kit, el Coding Jam que mezcla música y Código y que es el nivel intermedio y de nuevo volvemos a los Monstruos  con el Duos que permite a los más mayores ponerse a prueba y que es ideal para hacer entre varias personas de forma colaborativa. Es decir, puedes usar el juego durante muchos años. 

Pequeños Steve Jobs

Steve Jobs dijo que “Todo el mundo debería aprender a programar un ordenador porque te enseña a pensar”. En cierta manera tiene razón, por eso el STEM, la técnica para aprender programación compleja desde pequeños, se está haciendo súper popular como materia extra en las escuelas. 

¿ Qué aprenden con Osmo Coding?

Lo más obvio es el aprendizaje en el campo de las ciencias, pensamiento lógico y resolucion de problemas. Eso nos lleva al campo de las matemáticas y conceptos abstractos pero llegados a un cierto nivel manejan conceptos básicos de ingeniería y tecnología que les van  ser muy útiles en el futuro. Este juego ha sido cebado por un equipo de TIDAL Lab, en la Universidad de Northwestern, y está inspirado en más de 50 años de investigación para la educación de la programación de ordenadores. 

Por otra parte los juegos de Osmo pueden ser usados por múltiples usuarios en el mismo dispositivo pero además, al trabajar sobre una superficie real permiten incentivar el trabajo cooperativo y manejar la resolución de problemas en grupo fomentando el diálogo, la negociación y la expresión oral. De hecho me atrevo a decir que es un juego incluso más enriquecedor si se hace en equipo. Por supuesto si los niños se llevan bastante tiempo servirá de aprendizaje para los más pequeños que aprenderán con sus hermanos o amigos más mayores usando su propio lenguaje.

Una cosa que me gusta del juego es la posibilidad de explorar el método de ensayo y error. Puedes montar mal las fichas y repasar las acciones que suceden en la pantalla para solucionar los errores sin necesidad de necesitar ayuda externa. Favorece el razonamiento y nunca lo ven con frustración por el talante lúdico del juego.

Valoración

No es un secreto que este tipo de juegos nos entusiasman porque mezclar la parte lúdica con el aprendizaje es algo que me parece enriquecedor. Tampoco somos partidarios del abuso de las pantallas pero el equilibro que manejan entre pantalla y partes del juego tangibles hacen que podamos estar tranquilos. Es más, una de sus grandes virtudes es que al tener este espacio no solo pueden jugar varios niños, además los padres podemos ayudar y colaborar en el juego explicando alguna parte más complicada o simplemente implicándonos en el juego cosa que lo hace muy enriquecedor. 

Si el Kit de Pizza nos encantó me atrevo a decir que el de codificación supera incluso las expectativas que teníamos puestas en él. Un juego precioso que nos acompañará muchos años y seguro que le ayudan en un futuro en su desarrollo personal y , quién sabe, si a ser el próximo Bill Gates.


¿Dónde se vende?

Puedes comprar Play OSMO en Amazon, en estos momentos puedes comprar: 

Starter kit de Pizza Co.
Genious Starter Kit.
Coding Starter Kit (Incluye 3 juegos
Creative Starter Kit (resolución de problemas, física temprana e inlcuso dibujo creativo conviven en este pack con tres aplicaciones) 
Little Genious Starter Pack con juegos prescolares con muchas piezas variadas 
Y el Super Studio que permite dar rienda suelta a los amantes de Disney y del dibujo. 

  • Y una vez dispones de un pack de inicio puedes adquirir piezas sueltas que salen más económicas como el coding , por ejemplo.

Los juegos sin base que están a la venta son: 

Y por supuesto puedes adquirir la base a parte por si tienes un "accidente" o si te gusta alguno de los juegos que se venden por separado o los gratuitos por menos de 50€.

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba