BEBÉ FRIKI

Viajes

Madrid

Libros Molones

Juegos y Juguetes

martes, 31 de enero de 2023

Llega el invierno, llegan los resfriados

No sé si es por el uso de mascarillas desde hace tres años, si es porque el invierno ha llegado frío de verdad (porque en Madrid lo estás siendo) o si simplemente es lo que tocaba después de una pandemia, lo que si puedo asegurar es que en esta casa los virus y las toses han llegado y no tienen intención de irse a ningún sitio. Desde noviembre encadenamos un constipado, gripe o enfermedad leve tras otra a pesar de vacunas y precauciones. Y es que tener niños en casa significa que no sólo tienes que tener cuidado fuera, también tienes que evitar que lleguen esos gérmenes y virus mutantes del cole y te ataquen de mala manera. Por aquí empezamos a ver la luz pero sabemos que otros verán llegar la primavera enlazando los síntomas de gripe con los de la alergia. A todos ellos ¡Fuerza! Pero sobre todo atentos a estas formas de prevenir el advenimiento de la tos y los síntomas catarrales. 

1. Humidificadores en casa

Suena a sacado de los años ochenta pero se ha demostrado que no solo los ambientes con humedad controlada previenen las afecciones respiratorias si no que ayudan a mejorar una vez se dan los primeros síntomas aliviando la tos nocturna. Existen humidificadores para todos los bolsillos de marcas potentes como este de Cecotec que cuesta sólo 20€

2. Llevar las defensas a tope

No sólo aliviar síntomas. Una forma ideal de no coger un resfriado es tener el cuerpo preparado para repelerlo. ¿Mi consejo? Vitaminas, dieta sana y si es necesario, un pequeño suplemento. Ahora existen formas muy atractivas de que los niños refuercen sus sistemas inmunológicos con productos de origen natural y atractivos. Si pasáis por la farmacia podéis consultar sobre Pharmachups, unas piruletas con soporte de plástico que tienen variedades para cada necesidad. 

- Inmunochups con miel, propólis y acido hialurónico y reforzado con vitamina B6 y E sirve para reducir la fatiga, evitar el cansancio y reforzar las defensas. Sabe a frutas del bosque. 

-Tosichup que como su nombre indica sirve para suavizar la garganta. Está hecho de altea, Hedera Hélix y ácido hialurónico y reforzado con miel y limón para los más canijos. Y lo mejor ¡Sabe a cola!

- Farinchup es ideal cuando están afectados en las vías respiratorias altas. Lleva tomillo, ácido hialurónico, miel y limón y tiene sabor a naranja.

Lo mejor de todo es que están hechos con ingredientes naturales y sus sabores a chuche hacen que los peques los tomen sin problemas. Un refuerzo más que necesario para sobrevivir al invierno. 

3. Refuerza la alimentación saludable.

Nada mejor que elementos naturales para estar a tope. Miel en la leche, mucha naranja, vitaminas por doquier y mucha comida calentita ayudan a pasar mejor el invierno.

Y no te olvides de estar hidratado. bebe mucha agua y ofrece a los peques líquido cada poco tiempo aunque no tengan ganas.

4. Usa mascarillas, gel y pañuelos desechables

Si algo hemos aprendido es que las mascarillas son nuestras amigas en determinados lugares. Aunque dejen de ser obligatorias podemos aplicar el sentido común y llevar alguna para transportes públicos, aglomeraciones o lugares cerrados. También es recomendable que si presentas síntomas uses mascarilla para proteger a los que te rodean. 

Y por supuesto el uso de pañuelos no reutilizables es lo más adecuado. No apoyarlos en lugares comunes y tenerlos a mano siempre. Si pueden ser de un sólo uso mejor que mejor evitando que toquen la ropa o los bolsillos. 

Y siempre lavarse las manos y usar gel de manera abundante en lugares de uso común y especialmente antes de las comidas. 


Con todos estos consejos es posible que no evites caer enfermo pero te aseguramos que pasar el constipado será mucho más fácil, sobre todo con los peques. ¡Suerte y al toro!


lunes, 30 de enero de 2023

9 sitios de vacaciones para visitar con niños en Europa

Las vacaciones y todos los meses son buenos para pasar tiempo con los niños. Pero, si estás buscando otras opciones alternativas para que sus vacaciones no sean monótonas y puedan aprender algo nuevo. Hay muchas actividades para hacer durante sus vacaciones en Europa que te sorprenderán y ayudarán a crecer como persona por lo que vale la pena tenerlos en cuenta.

Hay muchas ventajas para viajar a Europa con niños. Los niños pueden disfrutar de la historia, la cultura y las actividades de los países europeos. También pueden mejorar sus habilidades lingüísticas al estar expuestos a nuevos idiomas. Viajar con niños también es una gran manera de enseñarles a ser flexibles y adaptarse a nuevas situaciones.

Cuando viajamos con nuestros hijos, queremos asegurarnos de que estén entretenidos y se diviertan. Europa tiene muchos lugares increíbles para visitar con niños. Aquí hay 10 planes geniales que puedes hacer con tus pequeños en Europa:

1. Pasear por las calles antiguas de Praga.

La ciudad de Praga es muy bonita y tiene mucho que ver. Los niños disfrutarán explorando sus callejones y plazas. El Callejón del Oro (Zlatá ulička), es el preferido por muchos niños por sus casas que recuerdan a un mundo de cuentos y te transporta con solo verlas, sus entradas pequeñas y lindas atraen sin cesar a los más pequeños.

2. Montar en el famoso London Eye de Londres. Esta noria es muy popular entre los turistas y es una forma divertida de ver la ciudad desde arriba. Te recomendamos hacer tus reservaciones para esta atracción con antelación ya que suele ser un sitio muy concurrido para los turistas.

3. Subir al campanario de la iglesia de San Marcos en Venecia. Subir las escaleras puede ser un reto para los niños, pero el paisaje y las vistas panorámicas dejan con la boca abierta a más de uno. Es una atracción de costo accesible (solo 8€ la entrada) y que podrás fotografiar Venecia desde lo alto.

4. Toma el tren hasta la playa: en muchas ciudades europeas, puedes tomar un tren directamente desde el centro de la ciudad hasta la playa. Esto es perfecto para los días calurosos de verano. Meia, ubicada en el Algarve, tiene las más grandes playas accesibles con un viaje en tren, además de contar con excelentes actividades acuáticas como Windsurf, surf de vela y jet ski, ideales para el disfrute en familia.

5. Visita un castillo: Europa está llena de castillos históricos, ¡y tu familia se sentirá como en un cuento de hadas mientras los exploráis! La mayoría de los castillos tienen jardines y áreas verdes, por lo que también son lugares perfectos para jugar al aire libre. Visitar el castillo de Neuschwanstein en Alemania sin dudas te dejará con recuerdos de una experiencia increíble.

6. Visitar una fábrica de chocolate. ¿A quién no le gusta el chocolate? En Brujas, Bélgica, puedes visitar la fábrica de chocolate “De beken” y aprender todo sobre cómo se hace este delicioso manjar. Al final de la visita, por supuesto, podréis comprar y degustar algunos de sus productos. Anda en bicicleta: las ciudades europeas son muy amigables para los ciclistas, y es fácil alquilar bicicletas para toda la familia. Pasea por los parques y ciudades de forma diferente.

7. Puedes dirigirte a algunos museos para niños, como el Museo de Cera Madame Tussauds o el Museo Nacional de Historia Natural. ¡A los pequeños les encantará ver todas las figuras y animales!

8. Otra opción es visitar algunos parques temáticos, como Disneyland París donde es recomendable comprar las entradas o Lego Land Germany. ¡Los niños se lo pasarán en grande subiendo a todas las atracciones y jugando con los personajes! Siempre recomendable comprar online las entradas para Disneyland-París para ver disponibilidad con antelación, recuerda.

9. Ir de compras en algún mercado medieval. Mercados como el Elsyl en Inglaterra o el Markt in Bélgica son perfectos para pasar un día lleno de aventuras. Los niños podrán ver a los vendedores ofreciendo sus productos, probar diferentes comidas y, si tienen suerte, incluso ver algún espectáculo de calle.


Así que con toda esta información puedes ir preparando tus maletas y planificando un viaje en familia que seguro disfrutaran todos por igual.



jueves, 26 de enero de 2023

Ikono Madrid. Un espacio multisensorial donde disfrutar como un niño

 Ikono es una rareza dentro de las experiencias de ocio de la capital. A caballo entre un museo, una galería y una experiencia inmersiva lleva el concepto de vivir el momento un paso más allá animando al visitante a ser una parte activa del entorno. ¿Cómo? Pues con diseños que te llevan de viaje y te transportan mediante estímulos al lejano Japón, dentro de un cuadro de Ricardo Cavolo o a una piscina de bolas gigante. Si puedes imaginarlo podrás disfrutarlo.

Una experiencia para todas las edades.

El concepto de IKONO está más allá de las convenciones de las edades. Muchas salas resultarán más interesantes para un determinado grupo de esas pero todas ellas son una experiencia independientemente de que tengas 5 años o 90. La idea es que la hagas tuya y lo disfrutes a tu manera. ¿Quieres saltar a una piscina de bolas? ¿Sueñas con jugar con un kilo de confeti? ¿Quieres viajar a Asia sin salir de Madrid? Pues todo ello es posible gracias a la idea de Fernando Pastor, la mente pensante que ideó el concepto de IKONO.

Tres plantas, 600 metros cuadrados de estímulos

El espacio se divide en tres plantas, accedes por recepción previa reserva on line que asegura que la experiencia se lleva a cabo con aforo limitado y que vas a disfrutar de ella a tope. 

La primera cosa que llama la atención es que puedes dejar tus cosas en un ropero de forma gratuita para no estar pendiente de los bártulos y disfrutar sin límites despreocupándote de abrigos o mochilas. Ese toque de libertad se agradece y marca la diferencia. Aquí se trata de vivir, experimentar y disfrutar e IKONO te lo quiere poner fácil. 

Tres plantas con 15 espacios totalmente diferentes donde notarás que se ha cuidado todo tipo de detalles para favorecer la estimulación de la vista, el oído, el olfato... aromas que trasladan y música ambiente que te calma o te acelera en función de la habitación y deja dote disfrutar de todo lo que te rodea.

Una galería del selfie o un entretenimiento 2.0

Más allá de la foto muchas de las salas pueden sorprenderos. Muchas están diseñadas por increíbles artistas así que te conviertes en el epicentro de la obra. Puedes interactuar con las cintas de colores, saltar a una piscina gigante o lanzar confeti pero también relajarte en las salas de la plantas inferiores con luz tenue y lámparas donde el aroma se vuelve amble y la música tranquila, un choque frontal al despiporre de color y diversión de la plata baja y superior.

Ocio fotografiable

Hay un buen puñado de museos y espacios dedicados a fotografía y experiencias en Madrid. Todos ellos poseen un público objetivo y diferenciado. IKONO es un espacio diseñado para todas las edades por lo que es una de las apuestas más seguras. Además se encuentra situado en Atocha, justo frente la Museo Reina Sofía, por lo que puede optar a convertirse en un referente de este tipo de espacios en la capital y en Europa y es el complemento perfecto para un visitante esporádico de la capital pudiendo completar su día con esta opción diferente tras una jornada agotadora en el Paseo del Arte. 

IKONO tiene también sede en Roma y goza de mucho éxito, prueba de ello es que casi todos los días cuelga el cartel de todo vendido en sus pases. 

Si os animáis a visitarlo os recomiendo que lo hagáis con la mente abierta, con ganas de pasar un buen rato y disfrutar, de ese modo la visita será perfecta... pero más aún si usas el código BEBEFRIKI10 y te llevas un descuentazo en la compra de tus entradas. 


DATOS PRÁCTICOS

Dirección: 
Calle de Sanchez Bustillo Nº 7 Local Bajo Derecha

Horario
Domingo a Jueves
10:00 a 21:15
Viernes y sábado
10:00 a 22:00

WEB Y COMPRA DE ENTRADAS: www.ikonomadrid.com

Imprescindible la compra de entrada on line. Se accede por franja horaria para garantizar que puedas disfrutar con comodidad de todas las instalaciones y evitar aglomeraciones. 

Disfrutable para todas las edades. 

Lo pasarás como un enano. ¡Palabra!


miércoles, 25 de enero de 2023

Los mejores lugares de Gozo y Comino (Malta)

Una de las grandes preguntas para el viajero es si dedicar un día o dos a la isla de Gozo y la laguna azul. Vamos a intentar enseñaros los puntos más emblemáticos y resolver la gran pregunta. 

La isla de Comino

En la isla de Comino se encuentra la famosísima Laguna Azul. Es ideal para ir en temporada de baño y pasar allí medio día o una jornada completa. Se va y se vuelve en el día porque no hay gran cosa en las inmediaciones. 

La isla está prÁcticamente desierta por lo que podéis imaginar la afluencia de gente que podéis encontrar en este idílico lugar. 

Hay excursiones en barca durante todo el año pero si lo hacéis en invierno poco podréis amortizar porque a parte del baño no posee muchos más alicientes. Además si el mar está picado no os acercarán a Comino por seguridad así que si tenéis planeado este viaje y se levanta mal día podéis replantearos la visita para otro día. 

¿Es bonito? Por supuesto. Así que de vosotros depende la visita o lo que os podéis alargar allí dependiendo de vuestro plan de viaje. 

La isla de Gozo

Es la segunda más grande del archipiélago y posee una serie de características que la hacen única. La isla está a 6 km al noroeste y se llega a ella a través de un servicio de ferri que funciona todo el día y toda la noche por lo que nunca os vais a quedar atrapados allí si decidís alargar el día y no coger una noche de hotel. Se paga sólo el trayecto de vuelta así que no os sorprenda que os dejen embarcar sin previo pago. El trayecto dura unos 25 minutos y los ferris salen cada 45 minutos desde el puerto maltés de Cirkewwa y llegan al puerto de Mgarr, en Gozo.

Una vez tenemos claro esto podéis consultar las tarifas para ir. Podéis embarcar como personas, es decir, pagando el ferri y yendo a pie o podéis hacerlo en coche. Es muy económico porque al final es un servicio público necesario que une las islas por lo que las mercancías, los transportes de todo tipo (incluido algún Glovo) y las personas hacen uso asiduo de él por lo que veréis muchos malteses en el ferri. 

Victoria

Gozo tiene una capital llamada Victoria y su centro histórico es una increíble ciudad amurallada. Empezamos por ella porque tengáis una idea de la magnitud de monumentos y sitios visitables que encontraréis en ella y decidáis en consecuencia. Si os metéis a saco con su patrimonio cultural necesitaréis dos días para visitar el centro de visitantes, la catedral, el castillo y la multitud de pequeños lugares por descubrir. Existen dos entradas. La general que te da acceso al centro de visitantes y ala ciudadela y otra para la catedral. Nosotros la pillamos abierta por celebración religiosa y pudimos verla gratis pero si no son 4 €. Si tenéis el pase de monumentos os sale gratis todo. Os resumimos:

- El Centro de visitantes está justo en la entrada. Es una forma útil de conocer toda la historia y luego hacer de forma más fluida el resto de monumentos. 

- Al cruzar las puertas encontrarás la plazuela con la Catedral de la Asunción. Puedes elegir si quieres entrar a la Catedral o no, la entrada se compra en la tienda de regalos que está a la derecha de la plaza (debajo del arco) y cuesta 4 €, incluyendo el acceso al Museo de la Catedral.

- Los muros defensivos ofrecen una estupenda vista de la isla. Cualquier calle termina en escaleras que te permiten subir y pasear por lo alto de las murallas. Merece mucho la pena y es gratis. Se trata del punto más alto de la isla por lo que podréis ver la entera e incluso ver Comino y malta. 

- El Museo Arqueológico de Gozo tiene piezas de los yacimientos y la época delos caballeros de Malta. Como el de La Valetta es una buena visita y posee una cantidad de información y piezas originales brutal. 

- El Museo de Ciencias Naturales. Si vais con peques puede ser una interesante parada para conocer la flora y fauna de las islas. 

- La Casa Histórica del Gran Castillo es un museo centrado en el folclore y la tradición rural, vestimenta folklórica original, antiguas herramientas de trabajo en desuso, etc. 

- Las antiguas prisiones de la Ciudadela son también visitables, datan del siglo XVI y se usaron hasta tiempos modernos.

Es decir, si quieres pasar una mañana o un día entero en la Ciudadela el único problema al que vas a enfrentarte es encontrar aparcamiento que es el mayor reto en temporada alta en Malta pero por cosas que hacer no debes preocuparte porque tendrás muchas opciones. 

Los templos de Ggantija.

Son Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1980 porque se consideran el edificio más antiguo conservado construido por el hombre. Son más antiguos que las mismísimas pirámides. Se trata de otro templo megalítico con piedras de dimensiones descomunales. Si bien puede no parecer tan vistoso como los vecinos de Malta por ser rocas más "feas" si posee récords de dimensiones de los megalitos que allí se encuentran. Ggantija significa "gigante" en maltés. Más de 5 toneladas y miden 5 metros de largo, ríete de Stonehenge (que también es más moderno que esta construcción). Además es el templo más grande de todo Malta. 

Está en Xaghra, al este de Victoria, posee también un pequeño museo y la entrada está dentro de las que permite el ticket de patrimonio así que podéis sacarle partido.  

El molino Ta' Kola.

A pocos metros de la entrada al Templo está el molino de Ta'  Kola. Una construcción peculiar que se puede visitar también con la tarjeta de Patrimonio y que tiene un museo sobre el uso de los molinos y la zona residencial tal y como se tenía cuando estaba en uso.

Si cogéis entradas al templo también incluye esta visita y , no os voy a engañar, está curiosa. Es el último molino que construyeron los caballeros de malta de los 12 existentes. Estuvo en uso hasta principios del siglo XX y es una visita rápida de una media hora que no os quitará mucho tiempo.

Dwejra y la Ventana Azul

Aunque debemos empezar aclarando que la Ventana Azul se derrumbó en 2017 es una zona que tiene suficientes cosas como para seguir mereciendo la visita.
 
Se puede trepar para ver el Agujero Azul, una zona de buceo bastante impresionante con un arco subacuático para llegar al mar. 

El Mar Interior es una curiosa laguna donde podéis daros un baño ya que las aguas están en calma porque el agua del mar llega por un túnel de 80 metros. 

Desde la playa salen barcos para dar un recorrido por el mar, los dueños de las casitas de pescadores llevan las embarcaciones y es un curioso paseo que también merece la pena aunque no tengas la famosa ventana,. Traspasar el arco para salir mar a dentro es bastante impresionante. 


También podéis ir a la roca de los hongos y tentar a ver si hace algo de su magia. 

Basílica de Ta' Pinu

El templo elegido para la misa en la visita del Papa se encuentra en una increíble explanada. Con mosaicos decorando el acceso es una visita rápida y curiosa porque la iglesia tiene poco que ver con el resto de las que encontraréis en el archipiélago.

Wied il-Ghasri

Una peculiar playa estrecha con acantilados. Es de acceso complicado, sólo puedes llegar por un camino algo complicado para los coches y aparcar es... como siempre en malta. Si no lo ves claro abandona el coche en la calle principal porque cruzarte con otro vehículo puede ser una agonía. 

Se bajan una serie de escalones para poder acceder a la zona de baño y el ancho de la cala es de escasos metros lo que hace que sea curioso y precioso de ver. 


Salinas de Marsalforn

Datan de la época romana y siguen en uso. Excavadas en la piedra caliza la mayoría tienen más de 350 años e incluso hay alguna de época romana. Es un lugar excelente para ver anochecer o dar un paseo por sus 3 kilómetros. Acaban en una preciosa playa por si os hace un baño.


Bahía Ramla

La playa de arena más fina y naranja de Gozo, es muy popular porque es la más grande y espaciosa de la isla. Ya sabes, si quieres playa este es tu sitio. 

Nota: cuidado con La Cueva de Calipso. Se encuentra cerrada y si os hacéis la caminata de 30 minutos desde la palaya os llevaréis una decepción. No está prevista su reapertura. Podéis sustituirla por la cueva de Tal Mixta que tiene unas buenas vistas sobre Ramla Bay. Vosotros decidís si es parte de vuestros imprescindibles. 

Comida en Gozo

Si vais a Gozo hay muchas cosas que podéis probar. Son famosos por sus quesos, sus salsas de tomate o su miel. Pero nosotros nos enamoramos de la Ftira, una pizza con patata hecha al horno que sabe deliciosa y llena muchísimo. Si podéis alejaros de los lugares turísticos muchísimo mejor. La disfrutaréis el doble, 



viernes, 20 de enero de 2023

Recopilación Calvin y Hobbes de Astiberri, el cómic más tierno del mundo

Soy muy fan de la serie de Calvin y Hobbes por lo que ver la edición que ha sacado Astiberri ha hecho que me salga una sonrisita. Tras coleccionar diversos tomos de otras editoriales como Grupo Z acabas dándote cuenta de que las ediciones especiales y bien diseñadas suelen ser la mejor opción para los coleccionistas. Son perfectas, sintéticas pero además no acabas perdiendo todos tus ahorros en ellas. Pero si además se concentran en un libro tan bonito y cuidado como este... pues la cosa es de 10. Este volumen  incluye las tiras publicadas entre el 5 de diciembre de 1988 y el 7 de julio de 1990. Así es "El gran Calvin y Hobbes Ilustrado"


Un éxito desde 1985

Puede que a simple vista el nombre no os suene pero si miráis las ilustraciones estoy convencida de que habéis visto alguna de sus aventuras en más de una ocasión. Calvin es un niño de seis años espabilado pero travieso y Hobbes es su peluche favorito. Bueno, o así lo ve el resto del mundo, para Calvin es el perfecto compañero de aventuras. ¡No le podéis culpar!, un tigre sarcástico que no falta a ninguna de las ocurrencias del pequeño. Pero aunque son los protagonistas absolutos hay muchos factores que os van a enamorar porque es muy complicado no sentirse identificado con las ocurrencias y anhelos de Calvin. 

Muñecos que cobran una nueva dimensión, revueltas infantiles dejando de lado el lado negativo de la visión adulta. Un soplo de alegría y diversión que plantean una infancia loca y feliz en un mundo de fantasía que parece muy real. 

Bill Watterson y su mundo

Bill Watterson resultó multipremiado con esta tira: dos Eisner, dos Reuben, ocho Harvey, el premio al mejor cómic extranjero y el gran premio en el Festival Internacional de Angoulême. En 1986 se convirtió en la persona más joven en ganar el prestigioso premio Reuben al "dibujante más destacado del año" de la National Cartoonists Society. Volvió a ganar el premio en 1988, y también fue nominado para el premio en 1992.  Sus libros
han vendido más de 45 millones de ejemplares
en todo el mundo, ocupando regularmente las listas de libros más vendidos de 'The New York Times'. Por eso que caiga en nuestras manos este volumen es algo maravilloso para que los peques de 8-9 años sean un poco niños otra vez y los padres podamos verlo todo a través de sus ojos. 

Durante más de diez años Calvin ha paseado por más de 2400 periódicos en todo el mundo pero ha mantenido la esencia del primer momento. una frescura que hace que los adultos también puedan disfrutar de este delicioso cómic. Watterson dibujó la tira desde su debut, el 18 de noviembre de 1985, hasta el 31 de diciembre de 1995. 

La edición

Astiberri ha apostado por recuperar la tipografía original y recomponer años de tiras a color y en blanco y negro que conserva la esencia de los originales y la simpleza de lo que significa ese dúo: amistad, compañerismo, imaginación, fantasía... 

Francisco Pérez Navarro es el responsable de la traducción.



FICHA DEL LIBRO: 
Editorial ‏ : ‎ ASTIBERRI; N.º 1 edición (31 octubre 2022)
Idioma ‏ : ‎ Español
Tapa dura ‏ : ‎ 256 páginas
ISBN-10 ‏ : ‎ 8418909447
ISBN-13 ‏ : ‎ 978-8418909443
Edad de lectura ‏ : ‎ A partir de 9 años
Peso del producto ‏ : ‎ 1.34 kg
Dimensiones ‏ : ‎ 21 x 1 x 27 cm

jueves, 19 de enero de 2023

El museo de las ilusiones. ¿Merece la pena?

 Existe en Madrid un lugar donde nada es lo que parece, un mundo sacado de las peores pesadillas de Lewis Carroll donde lo pequeño se vuelve grande, Los espejos engañan y puedes marearte al cruzar un túnel. Se trata del Museo de las Ilusiones, un espacio ideal para visitar en familia o con amigos y que os llevará a otra dimensión. ¿Sabes los que esconden sus paredes?

El museo

El museo se encuentra en un lugar privilegiado a pocos metros de Tirso de Molina y a cinco minutos de Sol. La entrada se realiza por rigurosa reserva con horario de entrada asignado lo que hace que el aforo sea controlado y puedas disfrutar a tope de la experiencia. Una vez entras tu mente se pone a prueba con numerosas habitaciones y espacios que harán que el espacio se descomponga y cambies los límites a los que estás acostumbrado. 

En sus dos plantas hay muchas ilusiones ópticas, efectos y trucos que desde un punto determinado harán que te cuestiones todas las normas de la física. 

Pero ¡Aquí hemos venido a jugar!

No dejes de detenerte a observar los cuadros que recogen las ilusiones más clásicas y donde encontrarás la explicación a muchos de los trucos que tienes delante. Un museo donde tocar y experimentar está permitido, es más, es necesario.

¿Salas inclinadas? ¿Espejos? ¿Formas cambiantes?

Durante el recorrido tienes paneles explicativos que te indican la forma correcta de desgranar cada ilusión. Muchas de ellas solo cobran sentido desde el objetivo de tu cámara pero otras muchas tienen una explicación mucho más empírica. Por eso sí dudas siempre puedes verificar o jugar con todos los retos que aparecen a tu paso. 

Los lugares emblemáticos

Con esto queremos decir que a pesar de que muchos os sintáis atraídos por este museo por las fotos curiosas que podéis ver por internet el museo es mucho más. La visita ronda una hora pero una vez termines con los selfies te puedes enfrentar a muchísimos retos con juegos de ingenio. La perspectiva de cada zona hará que puedas sacar provecho y reírte con cada nuevo engaño.  Y es que los efectos no paran de sucederse. 

La primera sala a la que te enfrentas es la sala infinita o sala de los espejos donde te multiplicarás tanto como en el caleidoscopio que se encuentra justo al lado

A pocos metros puedes comprobar como los tamaños dependen de los objetos de referencia probando la curiosa silla de Beuchet. Pero la experiencia no ha hecho más que empezar. El cuarto de Ames permitirá que las personas que se pongan en una zona determinada sean gigantescas mientras las otras se vuelven pequeñitas. O podéis retar a la gravedad en su cuarto del revés. Si lo de nadar por el techo no es lo vuestro tenéis el cuarto inclinado que es una locura. No dejéis de atravesar el túnel del vórtice retando al mareo de sus luces giratorias... 

Así hasta llegar a las zonas de juegos porque si os decimos que el museo es para sacar fotos tampoco os vamos a engañar, este museo es también para jugar. Los juegos de ingenio de gran tamaño serán un divertido reto si vais en grupo y si os atas así siempre podéis comprar alguno en la tienda. 


A la salida del museo vas a darte cuenta de que todos habréis aprendido algo de la experiencia, atesoraréis fotones muy divertidos y la sensación de haber pasado un rato agradable. En función de la edad también aprendería cómo funcionan las ilusiones y la manera en que engañan a la vista y juegan con los volúmenes, texturas o colores. Es una experiencia muy recomendable. 



Precios en web y con horario de entrada reservado
Adultos: 13€
Niños (4 a 12 años): 10€
Entrada Familiar : 40€

Horario
De lunes a jueves:  11:00 a 21:00 horas.
Viernes: 11:00 a 22:00 horas.
Sábados y domingos:  9:30 a 22:00 horas.

Dirección
Calle del Dr Cortezo, 8, 28012 Madrid


Entrada al Museo de las Ilusiones de Madrid

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba