BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta literatura juvenil. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta literatura juvenil. Mostrar todas las entradas

jueves, 4 de febrero de 2021

Familia a la fuga. En busca y captura de Ana Campoy. Ed. Lo que leo.

Seguro que muchos ya conocéis a esta peculiar familia salida de la cabeza de Ana Campoy. La familia F, como la llamaremos a partir de ahora porque todo es super secreto, es la protagonista de una de las sagas de literatura infantil/juvenil más populares del momento. ¿Y por qué, os preguntaréis? Pues desde el punto de vista del adulto porque tiene todo lo que puede tener una buena novela de misterio y espionaje y desde el punto de vista del peque porque lo hace con sentido del humor, aventuras y mucho ritmo. Así que si os gustan los libros donde pasan cosas locas y los personajes huyen de los estereotipos estáis ante una de esas novelas que os engancharán de principio a final. 

Empecemos por le principio, porque esta es la primera novela protagonizada por esta peculiar familia. En busca y captura abre una serie que continua con Infiltrados en la gran ciudad y Cerrado por fantasmas (que incluye cómic y gafas 3D) y finaliza, de momento con su cuarta entrega El ataque de los invasores rodantes. ¡Cuatro libros! Eso quiere decir que el entusiasmo por las pelis de espías y las historias de intriga no ha muerto para las nuevas generaciones. Y yo que me alegro.

El libro está pensado para niños a partir de 10 años aunque a partir de 8 años con un buen nivel de lectura pueden defenderse bastante bien. Pero sobre todo es porque el texto de Ana Campoy lo consigue a la perfección. Es una experta en novelas de este tipo con el resto de libros en su haber, entre ellos La Crono pandilla o. y  me encanta la idea,  Las investigaciones de Alfred y Agatha que, atención, habla de Las aventuras de Alfred (Hitchcock) y Agatha (Christie), los dos maestros del misterio. ¿Imaginas la fantasía de juntas a estos dos personajes en un libro? Pues muy cercana a estas temáticas la conclusión lógica era esta novela que recuerda a esas películas de corte familiar que hemos disfrutado los niños de los ochenta. Os voy a pedir un ejercicio de memoria y que os vayáis directamente a Poli de Guardería donde nuestro amigo Arnold se infiltraba en un colegio para proteger a una familia que estaba en custodia de testigos protegidos. Pues más o menos es lo que pasa a Lorenzo y Norma que de la noche a la mañana tienen que coger todos sus bártulos y salir pitando de casa con sus tres hijos y la abuela. 

Obviamente todos se quedan ojipláticos ante esta huida pero además tienen muchas preguntas que nadie contesta. El gran misterio de lo que pasó a Lorenzo planea sobre la novela pero también hay miembros de la familia con secretos locos como la simpática abuela pero sobre todo tienen problemas, muchos. Al llegar a su nueva casa llena de goteras descubren que su nuevo destino es un autentico desafío, sobre todo para Norma que acaba en un empleo que no le gusta nada y Fiona que se encuentra metida de lleno en la Hermandad de los niños laboriosos , una especie de secta de costura infernal. Y eso unido a que la AAA (Agencia de Asuntos Anónimos) no pone mucho de su parte deja en bandeja e plata la aventura. Estos dos personajes serán los que más peso alcancen en esta ocasión, pero no os preocupéis porque la narradora os lo va a ir contando maravillosamente. 

No quiero contar mucho más porque puede ser peligroso para la integridad de la familia F y nadie quiere que acaben expuestos a los malvados miembros de MANDIBULA. Entenderéis que además es necesario ser cauto porque sólo los privilegiados que lo lean sabrán lo que les depara el futuro a esta peculiar familia. 

No podemos dejar de hablar sobre Álex Alonso, el ilustrador que decora las páginas y aventuras de los F. y que ayuda a proteger su integridad física y su anonimato. En este caso la relación entre Ana y Àlex es digna de análisis porque su forma de trabajar va en paralelo de forma que las ilustraciones alimentan el texto y a la inversa. No es usual pero la verdad es que funcionan a las mil maravillas. No sólo te metes de lleno en un mundo divertido e ingenioso si no que te ayuda a poner caras (muy locas) a los protagonistas y a un plantel nutrido de personajes secundarios que son adorables (algunos de una forma un poco peculiar). 

Si tenemos que poner en una balanza a quién de los dos miembros familiares le ha gustado más el libro no podría poner la mano en el fuego porque yo he disfrutado mucho de su lectura. En esta casa tenemos una costumbre y es que hacemos lecturas conjuntas y silenciosas a partes iguales para poder aprender y conseguir más soltura en eso de la lectura que ya sabéis que es nuestro campo de batalla pero que , poco a poco, y gracias a libros divertidos como este, va consiguiendo afianzarse y convertirse en una rutina más en lugar de una tarea pendiente. De esas lecturas conseguimos sacar muchas cosas bonitas, primero ser capaces de comentar el libro poco a poco según leemos y después al terminarlo. Pero además es una forma perfecta para que amplíen el vocabulario o formulen preguntas sobre cosas que aún les son un poco ajenas. Nos divertimos mucho fantaseando con los locos vestidos antiguos de lazos o miramos como se hace un patronaje (porque aquí somos muy Fiona y no sabemos coser) y al final la experiencia lectora se convierte en muchísimo más. 

Además debo reconocer que me ha gustado mucho como integra a todos los miembros de la familia en las tramas. Muchas veces en la literatura infantil los padres actúan de meros acompañantes y en este caso van cogiendo forma y peso y no quedan excluidos de la historia, por eso más que literatura infantil me gustaría rebautizarlo como literatura familiar. Dentro de este pequeño acto hay muchísimos valores implícitos pero además detalles como que los niños (masculinos) sean auténticos manitas con la costura y otros tantos clichés que destruye por el camino sin dar ninguna importancia hacen que la Familia F ya sea parte de nuestra biblioteca y tenga un lugar de honor. 

Y sí, por supuesto, después del libro le encasqueté Poli de Guardería, no pude evitarlo. ¿Vale? 

Puedes comprar el libro en AMAZON  

Ficha técnica 

Título: En busca y captura 
Colección: Familia a la fuga 
Autora: Ana Campoy 
Ilustrador: Álex Alonso 
Editorial: Loqueleo (Santillana) 
Fecha de publicación: 12/11/2018 
Edad: +10 
Formato: Rústica con solapas 
Páginas: 264 págs. 
Género: Narrativa 
Temática: Amistad, Aventura, Familia, Humor, Misterio, Infantil, Ilustrado 
ISBN: 9788491222651 

lunes, 15 de junio de 2020

Los 10 mejores casos de Sherlock Holmes. Ed. Larousse

En esta casa somos muy fans de Sherlock Holmes desde siempre. Ahora mismo en versión libro de mayores y libro de pequeños. Pero también en versión serie de animación o serie británica cuando los peques se acuestan. Y es que en el fondo lo de revisitar los mejores casos del famosísimo detective inglés es siempre divertido y francamente reconfortante. 


Los 10 mejores casos de Sherlock Holmes es un libro para jugar a ser detective y aprender un poco de investigación. Pero también es una aventura trepidante en la que los peques aprenden y ponen en marcha su intuición a la caza de pistas.

El libro está estructurado en 10 capítulos, uno por cada caso y con 5 pistas cada uno. Algunas son enigmas básicos de observación, crucigramas, jeroglíficos, juegos de diferencias... pero en otras ocasiones vas a necesitar herramientas especiales para descubrir el misterio pero no te preocupes, esas herramientas las tienes en el libro y son una lupa mágica, un revelador de enigmas que se aplica sobre los dibujos y te da pistas ocultas y , por supuesto, una tabla de descodificación.

Con estas herramientas, paciencia, inteligencia y habilidad podrás ir resolviendo los casos con Sherlock apuntando las pistas y llegando a la resolución final del enigma en su página correspondiente.

En cada pista te indica si vas a necesitar alguno de los elementos para resolverla o si te basta con tu ingenio natural, además puedes apuntar la resolución de los enigmas en el propio libro. La duración de cada caso depende mucho de las capacidades de los niños pero en unos 20 minutos podéis tener resueltas las pistas de forma que puedes leerlo poco a poco y así resolver cada día un enigma como reto.

Quizás, por poner un "pero" es que una vez resuelto ya no tiene tanta gracia revisitarlo, nosotros lo que hacemos con este tipo de libros para jugar es guardarlo una temporada  sacarlo de nuevo cuando pasa un año, y disfrutar de nuevo de las pistas habiendo olvidado las respuestas.   


Además es una oportunidad única para que los canijos conozcan un personaje fascinante de la literatura universal y disfruten de sus aventuras dentro de este libro y, ¿por qué no? con sus novelas originales o adaptaciones posteriores. 

Nosotros hemos disfrutado infinito jugándolo en familia y os lo recomendamos mucho. 

Este libro pertenece a una colección donde podéis encontrar también Los increíbles enigmas de Sherlock Holmes y La vuelta al Mundo de Sherlock Holmes , libros donde proponen 80 enigmas para ser resueltos por las mentes pensantes de la casa con ejercicios variados y diversión a raudales, ideales para las tardes en casa o para ejercitar las mentes en el verano.

Si sois fans del detective más famoso de todos los tiempos es un libro que tenéis que tener en la biblioteca sin dudas.

Lo puedes comprar en AMAZON










viernes, 17 de abril de 2020

Los niños que se olieron algo raro. Ed. Lo que leo

¿Conoces a la familia Gaskitt? Pues son bastante peculiares, está la mamá que es taxista, el papá , un bebé que come tanto que engorda por segundos y unos gemelos muy peculiares. Esta familia nace de la cabeza de Allan Ahlberg y que está ilustrado por Katherine McEwen. 


Hoy os vamos a contar unas cuantas cosas sobre Los niños que se olierpn algo raro, una aventura muy loca que hace saltar de capitulo en capítulo de miembro familiar en miembro familiar y que promete risas por doquier. El día empieza de forma muy rara con un paquete que alguien se deja olvidado en el taxi, ese paquete contiene algo muy especial que va a entretener al gato de la familia de una forma muy peculiar. Mientras algo tan sencillo como hacer a compra se vuelve para el Señor Gaskitt en una pesadilla en forma de persecución muy loca por la ciudad. Mientras los gemelos van al colegio y la profesora actúa de forma extraña, no es raro después e la semana que ha tenido la pobre, un accidente detrás del otro pero... ¿eso hace que olvides los nombres de tus alumnos? ¿o que de repente seas muy desagradable? ¡Yo creo que aquí hay tema para que Gus y Gloria investiguen un montón... 

El libro. 

El libro es divertidísimo y muy, muy loco, los capítulos son muy cortos y saltan de personaje en personaje con una estructura totalmente surrealista o que favorece la sensación de incertidumbre y las ganas de saber más. 

En esta ocasión los gemelos toman más protagonismo con el misterioso caso de su profesora pero todos los miembros de la familia se cruzan en las páginas del cuento de forma continua y cada acción tiene una reacción en lo que les pasará a los demás. 

Muchísimo diálogo rápido, y un lenguaje de lo más visual me llevan a decir que si hay algo genial en Los niños que se olieron algo raro es el uso de la ilustración como hilo conductor de la historia. La potencia de los dibujos son básicos para poder seguir la trama y además resaltan muchísimo lo que pasa en cada momento. Es francamente divertido analizar los detalles, las cosas escondidas tras cada dibujo e incluso las pequeñas anotaciones que aparecen de vez en cuando auto referenciando el libro o el resto de historias de esta peculiar familia. 

Nuestra impresión.

En esta casa nos gusta mucho leer, pero nos gusta más sorprendernos y reír y con esta interesante propuesta hemos conseguido ambas cosas. Igual que normalmente el uso de los capítulos solemos recomendarlo para los primeros lectores e iniciar en la aventura de leer varios días seguidos la misma historia en esta ocasión ha sido un problema porque no pedíamos parar de leer. los capítulos no son muy extensos pero son intrigantes y van de cliffhanger en cliffhanger y … claro, a ver quién es el listo que para. ¡No se puede!

Lo hemos leído en dos semanas 5 veces, eso en el medidor familiar se considera un rotundo éxito. 

En el trascurso del libro, si has leído atentamente los asteriscos que aparecen, te hablan de las aventuras de La familia Gaskitt donde, en cada libro puedes seguir alguna de las peripecias de los miembros de la misma de una forma un poco menos "coral", en Lo que Leo puedes encontrar, a parte de este Los niños que se olieron algo raro El gato que desapareció misteriosamente, La mamá que ganó muchos premios y El papá que se puso toda la ropa. Todos ellos prometen ser igual de divertidos que este. 


Más info del libro en la web de Lo que leo. 

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba