BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Viajar con niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viajar con niños. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de julio de 2021

El nacimiento Del Río Cuervo (Cuenca) con niños.

Seguro que muchos habréis visto fotos del nacimiento Del Río Cuervo. Es uno de los monumentos naturales más visitados de Cuenca y por sus peculiares saltos de agua, cascadas y por las rutas sencillas es uno de los entornos más recomendables para visitar en familia ya que los senderos y rutas no tienen mucha dificultad. Si pasáis por allí no dejéis de hacer una parada porque merece mucho la pena.

Nosotros completamos la visita a  Castilla-La Mancha después de visitar el MUPA y La ciudad encantada. fue un día completito pero si lo queréis tomar con calma hacer noche es una o piñón excelente para ir sin prisas.

No es un secreto que hacemos rutas muy básicas y preferiblemente sin mucha dificultad por lo que este sendero era ideal para nosotros aunque si sois experimentados podéis optar por otras rutas a la vera del Río Cuervo o las piscinas naturales que ofrece la zona si hacéis la visita en primavera o verano. esto nos lleva a la primera pregunta… 

¿Cuando visitar el nacimiento del Río Cuervo? 

La respuesta es que cualquier fecha del año es buena pero se recomienda evitar la época de mucho frío porque puede ser peligroso y muy resbaladizo. 

La ruta transcurre con mucha sombra gracias a la cantidad de pino silvestre de la zona pero no sólo pinos, tambalean sabinas, acebos, tilos o arces ayudará a hacer un camino más agradable. Y por si fuera poco la comunidad de orquídeas de la zona supera las 19 especies. 

¿Cómo llegar?.

 Se trata de un paraje natural de acceso libre y gratuito con parking en la zona de acceso. Además la primera parte del recorrido de unos 300 metros es totalmente accesible para minusválidos. Después hay varios caminos desde la cascada que ya contienen escaleras y zonas más complicadas (pero fáciles para novatos)

Para llegar tenéis varias opciones en función de donde vengáis:

- Desde Cuenca: CM-2104 ó CM-2105, y CM-2106.

- Desde Valdemeca y Beteta: CM-2106.

- Desde Teruel: CM-2119.

Rutas recomendadas para la visita

Existen tres caminos principales, el más habitual es el recorrido circular de kilómetro y medio que recorre las cascadas y llega al nacimiento, cosa que resulta muy curiosa a los más pequeños. Tenéis que seguir el cartel de Nacimiento Del Río Cuervo. Tras la cascada hay varios tramos de escalera y termina en una pequeña pasarela que permite ver la hendidura en la roca de la que nace el río. Hasta la cascada es totalmente accesible

Para ver los humedales podéis seguir el Sendero de la Turbera, el desvío se encuentra un poco antes de llegar al nacimiento del río y recorre unos 1.500 m. atravesando una turbera calcárea y finalizando en el aparcamiento, punto de inicio de los senderos.

Para los expertos tenéis el sendero del Pinar de 11 km. al que se accede a través del Sendero de la Turbera.  Su principal aliciente es ver las vistas sobre la zona. Pero no es la única, existen hasta 11 senderos en la serranía que pueden hacer las delicias de los marchantes.

Consejos para la visita con niños

Es una zona preciosa para visitar con los peques porque no todos los días se puede ver el nacimiento de un río. Y el nivel de dificultad es bajo por lo que no necesitáis ninguna equipación especial más allá de calzado cómodo y agua. Si vais en invierno especial cuidado con las bajas temperaturas de la zona y con el calzado específico. Si decidís hacer una ruta larga es ideal porque hay sombras constantes y podéis hacer pícricas o paradas para disfrutar del recorrido.

Más info: http://www.turismocastillalamancha.es/naturaleza/nacimiento-del-rio-cuervo-54875/descripcion/

viernes, 23 de julio de 2021

Museo del jamón en Trevélez. La Alpujarra con niños.

 Es el punto más alejado de la ruta tradicional por las Alpujarras pero no por eso merece la pena menos visitar el pintoresco pueblo de Trevélez. Os hablamos de él en la anterior entrada donde proponíamos una ruta de un día por los pueblos blancos que es la más habitual pero queremos complementar esta visita clásica con algunas zonas un poco más a desamano, pero totalmente recomendables, ya visitéis la zona solos o en familia. Si sois carnívoros o amantes del jamón una de estas paradas obligatorias es Trevélez.

Trevélez es el pueblo más alto de Sierra Nevada, y de toda Andalucía, con sus casi 1500 metros de altitud hacen que la parada sea casi obligatoria. Además su pasado morisco y sus dos zonas, Barrio Alto y Barrio Bajo son una maravilla pero hoy os queremos hablar del Museo del Jamón Vallejo donde podréis experimentar un viaje al mundo del jamón y flipareis visitando un secadero de jamones con más de 4.000 piezas (aunque en total en la fábrica dispone de más de 80.000 piezas en diversos estados de preparación).

 Para los que no conocéis el proceso de curado del jamón la visita al museo es una experiencia única para aprender sobre cómo se prepara pero hay más motivos para perderse en esta experiencia. 

Uno de los primeros consejos que os damos es que intentéis llamar para reservar la visita porque en función de la afluencia a veces deciden cerrar antes y os podéis llevar un disgusto al llegar (y el camino para llegar no es fácil ni pilla a mano para que os deis la vuelta sin verlo). 

Las entradas son de diferentes tipos podéis ver el museo exclusivamente, tomar una degustación o incluso una cata personalizada. Los niños a partir de una altura pagan la entrada, he de decir que la altura concreta depende de la persona que esté allí ese día. Nosotros decidimos tomar una tapa de jamón porque si después de visitar el museo no comes un poco no te lo perdonas en la vida. 

 La visita se realiza con audioguías. Es sencilla y muy intuitiva. Conoces la historia del jamón, cómo se fabrica, la historia de los jamones Vallejo, anécdotas curiosas y también algunos datos para conseguir cortar el jamón como un experto maestro jamonero. En los paneles además del número de la audioguía tenéis información útil y anécdotas por si queréis hacerlo un poco más libre o saltar algún aparte si los peques no están interesados. 

Después de las dos salas donde podréis ver también los sellos reales, la radiografía de una buena pata de jamón o el aspecto de una pata indultada con más de 50 años. Pero el plato fuerte está por llegar y es el secadero

Cerca de la puerta de acceso, donde habréis visto la exposición de arte en patas de jamón, se sube al pequeño secadero. Un auténtico laberinto de patas colgadas a distintos niveles donde los peques pueden perderse con el inconfundible aroma del jamón serrano. ¡Una experiencia!

 Y ya sabéis, la visita no está completa sin pasar por la tienda y en este caso sin duda lo hacemos con más gusto porque nos espera la tapa si has cogido la visita completa pero también te puedes llevar una buena pieza de jamón o lonchas a casa para recordar en las papilas gustativas este museo. Los chicos de la tienda son un encanto y os atenderán fenomenal pero además el jamón lo cortan de vicio. Si os habéis quedado con alguna duda son trabajadores de la empresa así que os pueden contestar dudas sobre el proceso del curado, los jamones en general o la fábrica en particular. 

¡Y no dejéis de sacar la foto en el jamón gigante de la entrada!

Datos Prácticos

Calle Haza de la iglesia s/n 18417 - Trevélez - Granada 
Teléfono de Atencion y Reservas - 958 85 85 35
De Lunes a Domingo de 10:30 a 14 y de 17 a 18. Recomendamos llamar para comprobar su horario de apertura y reservar la visita antes de ir. 
Precio de la entrada dependiendo de la experiencia. A partir de 5€.
Más información: http://museumvallejo.com/

miércoles, 5 de mayo de 2021

Vacaciones en familia: los mejores parques de atracciones para visitar con niños

Como ya es buen momento para ir organizando nuestras próximas vacaciones, hemos decidido hacer una ruta por algunos de los mejores parques temáticos de España para visitar en familia. España ofrece muy variados parques de ocio y entretenimiento que se adaptan a todos nuestros gustos y necesidades: parques de atracciones, familiares, para los más pequeños, acuáticos, y un largo etcétera. Hoy te damos algunas ideas para que vayas planeando tu próxima escapada familiar.

Por ejemplo, parques de ambientación histórica tan especiales como Puy du Fou España, otros como Isla Mágica Sevilla, centrado en la época de los descubrimientos, o el icónico Parque Warner de Madrid, donde podrás liberar adrenalina y disfrutar de un maravilloso día en familia. Estos, y algún que otro parque más, siempre son grandes opciones para disfrutar de nuestro tiempo libre haciendo actividades que se salen de lo común.

Lo mejor de este tipo de planes es que se pueden realizar enteramente al aire libre, sin necesidad de agrupar a muchas personas en un mismo espacio. Además, todos los recintos cuentan con todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar el bienestar de sus visitantes.

Parques de atracciones para niños

1. Isla Mágica

El parque de Isla Mágica en Sevilla está ambientado en los siglos XVI y XVII, y pretende rendir homenaje, a través de sus atracciones y decorados, a la época de los descubrimientos. Desde que abrió sus puertas en 1997, este parque temático se ha posicionado como una de las mejores opciones de ocio del sur del país. El recinto está dividido en seis zonas temáticas: Puerta de América, Amazonia, La Guarida de los Piratas, La Fuente de la Juventud, El Dorado y Sevilla, Puerto de Indias. Toda una aventura inolvidable en la que los peques se sentirán como auténticos piratas y marineros.

2. Parque Warner de Madrid

Imposible no mencionarlo en este listado. El Parque Warner de Madrid siempre ha realizado una labor increíble para hacer que los niños lo pasen en grande de la forma más segura posible. Además de contar con atracciones que se adaptan a los gustos y necesidades de cada miembro de la familia, también dispone de los mejores espectáculos infantiles, tales como el Looney Tunes: Dance Festival. De hecho, todas las actividades del área Cartoon Village están dirigidas a niños de corta edad, por lo que encontraréis diferentes opciones de entretenimiento. ¡Y por supuesto super héroes!

3. Puy du Fou España

El primero de la selección es Puy du Fou España, un recinto en el que disfrutarás de la Historia en primera persona, realizando tú mismo el viaje atrás en el tiempo. El parque está inspirado en grandes acontecimientos históricos y figuras legendarias de la historia de España como el Cid Campeador, Lope de Vega o Cristóbal Colón. El objetivo es que los asistentes consigan revivir sus raíces de una forma totalmente inmersiva. Una forma original y divertida de que los niños se familiaricen con la Historia del país.

4. Terra Mítica

Para cerrar el listado, tenemos Terra Mítica, que está situado en la ciudad alicantina de Benidorm, y se trata de un parque que llama la atención principalmente por su cuidada ambientación histórica. El recinto está dividido en varias zonas: Las antiguas Grecia y Roma, Egipto, Las Islas e Iberia, y cada una de ellas te transporta en el tiempo y el espacio a un periodo histórico y una civilización concretos. Desde que abrió al público en el año 2000, se ha consagrado como uno de los parques de atracciones de más calidad del país. No sólo por su oferta de atracciones, montañas rusas o juegos infantiles, sino por su bonita tematización.



lunes, 31 de agosto de 2020

10 Razones para visitar Villajoyosa

Villajoyosa se encuentra a escasos 5 kilómetros de Benidorm, posee toneladas de atractivos aunque mucha gente aún no los ha descubierto. Por sus puertos de salida al mar fue enclave fenicio, griego, ibero y posteriormente Romano y conserva restos de todas esas civilizaciones en forma de yacimientos y restos arqueológicos esparcidos por toda la zona y recopilados en las vitrinas de sus museos y en sus calles. Os queremos enseñar un poco más de esta localidad alicantina y animaros a pasar un día , o una semana, descubriendo sus secretos.

1. Sus playas

Villajoyosa cuenta con 13 playas, todas ellas con su encanto. La playa centro es la más popular con su playa de arena blanca que cuenta con kilómetros de espacio y bandera azul. 

Dispone de todas las facilidades y además es declarada playa accesible con zonas de acceso para personas con movilidad reducida, personal de ayuda y zonas habilitadas para baño accesible y para realizar ejercicios en el agua. Por su localización entre los espigones del puerto está bastante protegida de las mareas y suele ser una playa tranquila para baño familiar donde puedes nadar o adentrarte a bucear en las rocas.

El resto de playas son rocosas, calas pequeñas, algunas más virgenes que otras y siempre con algún acceso sencillo. La playa de los estudiantes, el Paraíso, Las Torres, la caleta, el Montiboli, ... cada una tiene un encanto especial y seguro que os enamoráis de ellas. Por supuesto, pasando el acceso del antiguo casino podréis acabar en la más exótica de las calas especialmente reservada para los nudistas.


2. Su casco antiguo

Villajoyosa es un entorno de postal. Posiblemente habréis visto las increíbles casas de colores colgando sobre el puente del Amadorio. La zona antigua se encuentra amurallada y en ella puedes descubrir la preciosa iglesia y sus casas de colores, plazoletas preciosas y rincones pintorescos en su bajada al mar. Esta parte de la playa es una de las más bonitas de ver de la zona porque el mantenimiento y conservación de todas sus casas es excepcional. En los puntos claves tenéis paneles informativos que os ayudarán a identificar los lugares más emblemáticos así como a aprender algo de la pintoresca historia y tradiciones locales como la de su fuente “roja” ya en la zona del paseo marítimo. Todos los carteles además poseen relieves y braile e incluso guías con QR.


3. Sus museos

Dispone de dos especialmente reseñables: Vila Museu y la Casa de Barberá. Los dos muy diferentes pero a la vez complementarios.


En plena calle Colón en un edificio restaurado con una imponente fachada de época se encuentra el Vila Museu, un edificio totalmente accesible que cuenta con visitas guiadas, talleres, actividades y una exposición de fondos permanentes muy rica y documentada. Dispone de varios premios por su accesibilidad siendo uno de los museos más pensados para el disfrute de los visitantes de todas las edades y con todas las necesidades: paneles para personas invidentes, maquetas para tocar las piezas más destacadas, zonas con audio guías y códigos QR con vídeos y lecturas de paneles.

En la planta inferior puedes ver la exposición del pecio Bou Ferrer, un navío Romano que salió de Cádiz y se hundió en la costa de Villajoyosa. Se continúan las labores de recuperación, de hecho el museo tiene una zona de taller para trabajar con las piezas que extraen, y con algunas de sus vasijas o los lingotes de plomo únicos en su especie han realizado una de las salas más bonitas para ver con niños.

La otra sala de exposición permanente es la de la historia de Villajososa con piezas únicas como collares, piezas de cocina, restos de túmulos que se conservan en varios puntos de la localidad y una zona dedicada a la peculiar Torre de San Josep situada en la playa de las Torres.

La planta superior se reserva a exposiciones temporales con fondos del museo y artísticas de autores locales. La visita cuesta 3€ y existen precios reducidos , los talleres 3 € y las visitas guiadas 1,5€. Los domingos son gratis y los lunes cierra. Puedes consultar sus horarios en su web.

También puedes consultar nuestro post sobre el museo en este enlace: https://www.bebefriki.es/2020/06/vilamuseu-un-museo-ideal-para-ninos.html

Barbera des Aragonés es una casa señorial restaurada hace algunos años. Bajo los árboles estuvo abandonada y conservando sus secretos que ahora se puede visitar. Increíble colección la que esconden sus puertas que puedes descubrir en una visita guiada e incluso teatralizada si reservas con tiempo.

La zona se ha convertido ahora en un parque donde también se pueden ver algunos restos romanos de gran tamaño y que dispone de un auditorio donde hacen representaciones de forma regular.


4. Chocolate

La Vila es conocida como la cuna del chocolate, en sus calles se puede oler el cacao todo el año gracias a las fábricas que siguen en funcionamiento. Llegaron a tener en funcionamiento más de una docena, algunas grandes como Valor o Clavileño y otras más artesanas como Chocolates Pérez o la extinta Buana.

Actualmente hay tres abiertas, todas poseen museo y degustación pero os vamos a recomendar dos muy diferentes y ambas visitables de forma gratuita. 

Empezaremos por la mítica Valor situada cerca del acceso de la autopista. Esta mastodontica fábrica representa lo mejor de la tecnología y posee una interesante visita guiada que recorre un pequeño museo, la nueva sala sensorial y una proyección donde explica la historia del Chocolate de la Vila y está empresa que exporta a más de medio mundo su chocolate. Después se pasa a la fábrica donde se ve parte de la producción y el embalsado de sus tabletas y bombones para terminar en la zona de esculturas de chocolate y la tienda con su degustación, después de comprar un dulce souvenir puedes sacar fotos con sus coches de época.

La fábrica está situada en la Calle Pianista Gonzalo Soriano 13. Puedes consultar los horarios en su web porque varían mucho. Suelen cerrar los domingos. La entrada es gratuita pero con horario limitado y visitas en inglés y en español. Se accede en grupos de 50 personas.


****

En la época de Covid se limita el acceso a 20 personas y es recomendable consultar la web por los posibles cambios.

****

Muy cerca se encuentra la fábrica de chocolates Pérez donde encontrarás en marcha muchas de las máquinas que son solo de exposición en Valor. 

Esta pequeña y familiar fábrica ofrece un chocolate mucho más artesano y natural y te la explica su dueño en primera persona. No existen horarios, simplemente al llegar te puedes acoplar si hay grupo o te pueden hacer una visita privada si estás solo. 

Suele empezar con un pequeño chocolate a la taza y te lleva directamente a otra época. El contraste de las dos fábricas es muy curioso para grandes y pequeños.

La encontraréis en Avenida de Finestrat 78.


5. Yacimientos

Hay varios en proceso de excavación como las termas o la calzada. Otras que puedes ver desde las rutas más principales pero las más populares son la Torre de San Josep (o de Hercules) o la Torre de la Mallaeta (de oriben Ibero) con un hotel abandonado con mucho encanto. Desde el museo podéis ver datos de ambas y en ocasiones hacen visitas guiadas e incluso teatralizadas.

El enclave de Las Torres es una de las pocas construcciones funerarias en pie de la zona y casi única en su especie por su grado de conservación en toda Europa. Se ha restaurado a la perfección y es un agradable paseo. 

Por otra parte la torre de vigía Mallaeta es un pequeño paseo ideal para el atardecer. Se celebran allí cada año Los solsticios y desde el acceso hay varias excavaciones romanas visibles y rotuladas para que aprendamos un poco de la historia de este peculiar paraje cercano a la zona de El Paraiso. El abandonado hotel de estilo mozárabe está esperando restauración pero se conservan muchas fotos de su anterior lujo.


6. Deportes

A parte de senderismo el plato fuerte de Villajoyosa es la visita al pecio Bou Ferrer. Cada año se hacen descensos profesionales en uno de los pocos barcos hundidos de Europa. Las plazas vuelan y se realizan con la coordinación del museo para proteger su patrimonio. Desde Alisub coordinan los descensos y ofrecen también otras experiencias de buceo por la zona.

También desde el puerto deportivo se puede hacer piragüismo,  kayak, motos de agua y cualquier deporte acuático y alquilan barcos para navegar.


7. Puerto

Villajoyosa es uno de los puertos más importantes de la zona y posee una interesante lonja. Ver descargar los peces por los pescadores es toda una experiencia y recuerda el pasado marinero de la Vila y su presente. Es muy bonito recorrer sus astilleros.


8. Gastronomia

El plato típico de la zona es la pebrereta que se compone de pimiento verde, calabaza, tomate y sangacho pero como zona portuaria el pescado forma parte de la dieta y además está delicioso. Por supuesto el arroz vilero está en todo menú que se precie.

Pero no olvidemos los postres: chocolate que no falte. Es habitual el vilero (helado de turrón con chocolate caliente) y las toñas, especialmente ricas rellenas de helado que puedes consumir en El Buen Gusto, calle Colón 37 , justo enfrente de información y turismo.

Y la copa es otra cosa, no puedes dejar de probar el nardo vilero hecho con granizado de café y absenta.

Sitios donde comer:

Económico: La tapería de Miguel, calle Colón 52 . Justo enfrente de Vila Museu

Para darte un capricho: Ca Marta, Avenida del Port 37  . Excelente arroz y pescado.

Caro: El hogar del pescador, Avenida del Puerto s/n . En el club náutico.  Nuevo emplazamiento desde 2018. Especialidad en paellas, imprescindible reserva. 


9. Sus fiestas

A finales del mes de julio se celebra uno de los acontecimientos más notables de La Vila, se trata de la fiesta de Moros y Cristianos con una semana llena de emociones y donde los vileros salen a las calles con sus mejores galas. La fiesta siempre platea él mismo esquema con su presentación, sus lecturas por parte de los más pequeños, los desfiles de horas de todas las compañías, Los contrabandistas, la toma del Castillo en el desembarco o la reconquista. El punto fuerte es la fiesta de Santa Marta, sus fuegos artificiales, la misa y finalmente tras las paellas la despedida del desfile infantil done los peques tiran chuches desde las carrozas como en Reyes o más...

Es una de las fiestas más bonitas para disfrutar de la localidad de Alicante y está declarada de interés cultural.

Hay otras fiestas curiosas como las de los barrios durante todo agosto con tradiciones como la De la Fuente y suelen celebran una chocolatada con degustación en el casco viejo en su Xocolatisima con actividades relacionadas con el chocolate, visitas, talleres de cocina... (a mediados de agosto también).


10. Otras cosas mitológicas

Si te van las historias y leyendas tienes otros dos puntos de interés , el olivo milenario (Olivera Grossa) y la roca encantá. Os lo contamos en este post.


Esperamos que estos motivos, y otros muchos, os animen a visitar este precioso pueblo. 

martes, 18 de agosto de 2020

Ruta del Camino Real o Vora mar en Altea: Playa fósil, Cap Negret, la isla de Altea y muchos rincones por descubrir

 Seguro que tenéis en vuestra cabeza muy clara la imagen de Altea, un pueblo blanco con calles estrechas y casas blancas con pintorescos rincones, puertas preciosas y un mirador al mar. Altea es uno de los destinos más populares de la costa del Mediterráneo y ahora también inspiración para bohemios y artistas pero Altea es algo más que eso, en Altea tienen muchísimos rincones por descubrir. Rutas, recorridos e historia que puedes ver en la página de turismo de la localidad, pero además han ideado nuevas formas de perderse por su patrimonio gracias a las audioguías y las rutas que sugieren en Play Altea, App gratuita para que además de verlo aprendas mucho sobre la historia que hay detrás de sus palacetes, sus playas, sus árboles o sus búnkeres de la guerra civil.


¡Empezamos!

Dentro de la app tienes mapas, recorridos interactivos, sugerencias y audios para hacer de forma autónoma cualquiera de las rutas que elijas. 

Si estáis por la zona os contamos un poco de alguno de esos recorridos y os animamos a visitar www.conninosenlamochila.com donde siempre hay un plan para cada familia si te encuentras en la Comunidad Valenciana.

Esta ruta es en realidad un paseo, se denomina Camino Real o Vora mar, y se trata de un circuito de unos 45 minutos que se pueden alargar porque transcurren a la orilla del mar y en verano es pecado no bañarse. 

Todo el recorrido dispone de paneles explicativos para aportar aún más y una audioguía genial para aportar contexto o para poder preparar la visita e involucrar a los más pequeños. Es una ruta sin desniveles y totalmente adaptada para peques y muchos de los puntos que visitarán les resultarán fascinantes. 

Nosotros iniciamos el recorrido en el palacete de Villa Gadea , un impresionante palacete a pocos metros del mar donde iniciamos la visita pudiendo ver la playa d’Olla y la isleta de Altea que escondida a la sombra de su vecina isla de Benidorm dispone de una interesante oferta turística con chiringuitos, playas, zonas de recreo marítimo o incluso una zona para poder ir con tu mascota, de las pocas playas de perros de la región. 

En esta zona es donde se lleva a cabo el famosísimo Castell d'Olla, un espectáculo pirotécnico que se realiza el segundo sábado del mes de agosto para festejar San Lorenzo. 

En esta avenida conocida como “milla verde” se puede pasear visitando los restos del antiguo puerto de Altea hasta encontrar un búnker resquicio de la guerra civil. Una curiosa edificación pegada al mar que es un nido de metralladoras perfectamente conservada. 

Justo después está una de las paradas estrella del recorrido con la conocida como playa fósil. Este curioso asentamiento formado a lo largo de los años ha dejado  en la superficie las capas del pasado, piedras apelmazadas como arena que se ha convertido en rocas y entre las cuales aparecen restos marinos. La diversión para los peque que se pueden convertir en pequeños paleontólogos por un rato no tiene precio. 

A pesar de que parece imposible que esa arena machacada haya atrapado de esa forma a los fósiles aunque por los carteles explicativos y viendo la erosión de las rocas podemos ver lo que ha hecho el mar y la erosión en esta zona al ir saliendo a la superficie.

Un poco más adelante, pasando el pequeño puerto, aparece una curiosa playa negra denominada Cap Negret, casi llegando a la famosa playa central de Altea. Se trata de una curiosa y pintoresca cala de origen volcánico y restos de esta explosión que sucedió hace millones de años quedan curiosos riscos con casas señoriales flanqueados por maravillosas villas incrustadas en ella.

Más allá hay algunos curiosos elementos como un olivo milenario de los que abundan en la zona o incluso un antiguo molino que ya no está en funcionamiento.

Todo muy cerca de los rincones de postal de la Altea más conocida, curioso que no lo conozcamos la mayoría, un tesoro oculto a la vista de quien quiera visitarlo.

Especialmente destacable el estado de conservación excelente del paseo, la calidad de contenidos que aporta esta visita y su facilidad para toda la familia. 

En la app puedes encontrar otros 9 recorridos , todos ellos muy diversos que te enseñaran partes de la vida, la cultura o el pasado de esta joya del Mediterráneo, entre ellos puedes descubrir la Sierra de Bernia si eres ya un experto en esto de las rutas, conocer el pasado pescador de la localidad, perderte por el casco antiguo o descubrir los rincones más artísticos de la zona con cosas tan curiosas como las casas de Arcadi Blasco, Genaro Lahuerta, Eberhard Schelotter o, para los más cotillas la casa que tenian Antonio Gades y Marisol en la localidad alicantina.

¿Conocías estos rincones de Altea? ¿Algún otro que nos recomiendes visitar?


lunes, 22 de junio de 2020

Parque de las Ciencias y Biodomo de Granada

Granada es una ciudad preciosa. no sólo por la increíble Alhambra que os recomendamos muchísimo para visitar con peques como os contábamos en este post, además por sus infinitos rincones, sus barrios, sus parques y su centro histórico. Pero pocos hablan de otro de esos lugares en pleno corazón de la ciudad que es un paraíso para los más pequeños. Se trata del Parque de las Ciencias con sus actividades como el planetario o el increíble Biodomo. ¿Los conoces?




Mucho se había de la majestuosidad del Museo de las Ciencias de Valencia pero hay otro museo que le iguala en diversión y contenido y es el que se encuentra en Granada. 

Una torre visible desde la carretera por la que trepan unas hormigas gigantes es una de sus señas de identidad pero hay millones de cosas más que hacen que merezca una visita detallada. Puedes pasar un día entero disfrutando de sus increíbles instalaciones y entrando en el mariposario, el planetario o las múltiples salas dedicadas al espacio, a la física, o simplemente investigando sus juegos en exteriores o poniendo la mano sobre la de los astronautas que viajaron al espacio.



Como os mencionamos está situado muy cerca del centro, a unos15 minutos a pie y posee unas impresionantes dimensiones de 70.000 m2 en varios edificios, algunos más ,modernos, otros más antiguos e incluyendo numerosas zonas al aire libre. Con más de 600.000 visitantes al año, se ha consolidado como el museo más visitado de Andalucía. 

En su interior hay exposiciones temporales (5.000 m2 de exposiciones temporales) y fondos fijos, todos ellos impresionantes y abarcan naturaleza, astronomía, juegos de mecánica, efectos ópticos o un viaje al interior del cuerpo humano son algunos de los contenidos permanentes del museo para todas las edades. 

Posee zona de picnic y un interesante patio, zonas e juegos y actividades al aire libre por lo que podéis estar el día entero disfrutando de la ciencia. Son 27.000 m2 de zonas verdes.

En sus siete pabellones os recomendamos que no os perdáis la visita al interior del cuerpo humano y los dedicados a la naturaleza y animales. Todos con paneles explicativos y multitud de actividades didácticas para disfrutar  aprender en tu visita. 


Biodomo 

Uno de los motivos por los que incluimos el Parque de las Ciencias en la visita fue el Biodomo, una experiencia única de la que habíamos oído hablar mucho y que merece mucho la pena.

Para acceder al biodomo hay que reservar hora de entrada al comprar tus localidades en la taquilla. No está incluido en el precio pero es un pequeño suplemento que merece la pena. no aceptan reservas y hay mucha demanda así que madrugar no está de más para poder elegir la hora que mejor os convenga. Se trata de un recinto dedicado a la biodiverdidad con más de 200 especies que campan en semilibertad en un habitad simulado. Puedes cruzarte con un lémur, ver las profundidades del océano o coincidir con un mono.




La visita es libre y dura entre 40 minutos y una hora. No tiene baño una vez entras en la instalación y es de una sola dirección . No se puede acceder con mochilas o bolsos pero dispones de taquillas a la entrada. Te informan con un video antes de cada pase que está numerado para controlar los aforos. 

Otras actividades que no puedes perderte: 

El planetario con su proyección cada hora posee muchos programas diferentes para ayudarte a comprender el universo y contemplar un cielo en 360º con más de 7.000 estrellas. 



El mariposario es uno de los más cuidados que hemos visitado con más de 20 especies de mariposas y 70 tipos de plantas diferentes. 

Puedes participar en una visita guiada a la Almazara y el Dolmen o simplemente apuntarte a alguno de los muchos talleres que organizan a diario. 

Información General 

Horarios 

De 10.00 h. a 19.00 h. de martes a sábado y lunes víspera de festivos. 
De 10.00 h. a 15.00 h. domingos y festivos. 

Cerrado: 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre y lunes. 


Más info: www.parqueciencias.com

lunes, 8 de junio de 2020

VilaMuseu , un museo ideal para niños

Es cierto que ahora mismo no podemos viajar pero tenemos pendiente desde hace mucho tiempo hablaros de uno de los museos más divertidos, fascinantes y con actividades didácticas para los peques más geniales que hay en Alicante. Para los que estén por la zona y no lo conozcan o para los que en verano puedan viajar a la localidad de Villajoyosa queremos que apuntéis en la agenda esta maravilla de Museo totalmente adaptado para personas con cualquier discapacidad y además con visitas guiadas diarias y talleres infantiles. ¿Te vienes con nosotros a conocer Vila Museu?


En la localidad de Villajoyosa, mundialmente conocida por su peculiar casco antiguo con casas de colores, por su impresionante puerto y por ser la cuna del chocolate hay que sumarle muchísimos tesoros ocultos, y otros no tan ocultos, que bien merecen una visita más detenida que una simple mañana. Uno de los lugares más emblemáticos es el Vila Museu que pese a ser inaugurado hace relativamente poco es una maravilla por la cantidad de fondos que y la historia que hay detrás de él porque aunque el enclave es nuevo el museo no lo es tanto. Os ponemos en antecedentes. 

En primero lugar la ciudad de Alonis es como conocían en el Imperio Romano a la zona de Villajoyosa, un puerto comercial de vital importancia y un enclave del que se conservan muchos yacimientos descubiertos y varios en proceso de excavación ahora mismo. Calzadas, cementerios, termas, muchos mosaicos, hacen que debajo de cualquier obra aparezcan maravillas enterradas que poco a poco y gracias a una gran inversión se han convertido en el fondo del actual museo. El museo se inauguro en su sede actual en marzo de 2015 tras haber cedido su increíble exposición de forma itinerante. Muchos recordamos las pequeñas piezas expuestas en los bajos de la biblioteca como sede primigenia de este museo que cuenta con una historia cuanto menos curiosa que tiene un origen deportivo y un montón de anécdotas más allá de lo meramente cultural. 

Actualmente en plena Calle Colón 57 el museo cuenta con una histórica fachada que data de 1922 y tras la que se esconde el museo más accesible de Europa. Una gran rampa y un edificio moderno y diáfano esconde no sólo importantes exposiciones, también uno de los laboratorios más importantes de la zona donde trabajan con lo que encuentran en los diferentes yacimientos incluyendo el del pecio Bou Ferrer, uno de los pocos pecios visitables de España. Además cuentan con visitas a estos laboratorios y visitas al barco hundido como otros alicientes. 



Accesibilidad auditiva, visual y de movilidad gracias a paneles especiales, auriculares, expositores, … y toda la amabilidad de su personal para ayudar a que tu visita sea inolvidable, pero hay muchas más cosas. Actualmente las exposiciones que se pueden visitar de forma fija son Los tesoros de la Vila y una sala recientemente inaugurada con algunas ánforas y materiales rescatados del pecio. En la planta superior siempre tienen un hueco para proyectos de artistas locales y , por supuesto, la exposición Esclavos de la Belleza que es una de las más pintorescas y divertidas de visitar por sus recreaciones  y porque ofrecen la posibilidad de convertirte en un autentico romano.

A parte de las visitas guiadas a todas las exposiciones os recomendamos que echéis un vistazo a los talleres de Vilakids que son geniales para los más pequeños, les ofrecen conocimientos y realizan manualidades en clave arqueológica y son una gozada. os permitirán que ellos aprovechen la visita a tope y que los adultos puedan hacer lo propio con calma. 

En verano inauguraron una colaboración para talleres de larga duración sobre arqueología marina para los peques donde incluían incluso un curso de buceo para que los canijos disfruten de una experiencia única en la vida. 

Además si tienes suerte puedes toparte con alguna visita teatralizada o enterarte de las actividades culturales que llevan a cabo desde Vila Museu en los enclaves de la ciudad llevándote de la mano de auténticos romano a conocer su historia. 

Más información en : www.vilamuseu.es

viernes, 29 de noviembre de 2019

Ir de vacaciones... ¡A un barco!

Las últimas vacaciones decidimos elegir el destino en función de algo diferente. No buscamos monumentos, exposiciones o vistas, lo que queríamos era ir a un alojamiento específico, concretamente en un barco.

¿Por que un barco?

Pues porque aquí hay un pequeño enamorado de los barcos deportivos, no os penséis que queríamos una lujosa casa barco, el objetivo era convertirnos en marineros auténticos y vivir en un puerto. La cosa es que al final, tras manejar un montón de destinos posibles nos decantamos por Amsterdam, básicamente porque tenía dos alojamientos concretos que nos hacían gracia. En primer lugar un Hotel Crucero que tenía muy buena crítica y por otro auténticos barcos de paseo. Tras valorar los pros y contras de ambos (básicamente la existencia o no de baño) nos decidimos por el barco de toda la vida. Es verdad que no era la opción ni más céntricas , ni más económica pero resultó una experiencia genial. En primer lugar el trasporte para llegar era un barco gratuito que salía de la estación central , así que tampoco nos repercutía en el presupuesto, y además teníamos un gorro de capitán que teníamos que usar.


Una de las bazas del viaje era que el principal interesado no sabía que nos alojábamos en un barco así que la sorpresa iba a ser mayúscula. Cuando llegamos al puerto un amable señor italiano nos llevó por las instalaciones del puerto, ahí la mente privilegiada del canijo empezó a colapsar. ¿Donde estaba el hotel? Cuando nos metieron en un barco  y nos explicó como funcionaba todo colapsó del todo. Los barcos son como un pequeño aparta hotel con calefacción, cocina y toilet privado, pero para todo lo demás hay que ir al edificio principal: lavadoras, baños completos, incluyendo una bañera con vistas, restaurantes...


¿Que tenía nuestro barco?

Pues le barco tenía una habitación doble y una cama de matrimonio en la salita de estar, una cocina pequeña y un toilet. La cama grande se desmontaba y tenías una mesa con sillas donde comer tranquilamente, como buenos paletos que somos no descubrimos como desmontarla hasta el último día y así hicimos un picnic en la cama  de paso nos asomábamos por las ventanas (o claraboyas) lo que hacía las delicias del mas pequeño y de nuestro vecino holandés y su bicicleta que se partía de la risa al ver aparecer la cabeza con el gorro de capitán. Además contábamos con la sala de entrada o también llamado puente de mando donde Miguel estaba con el volante todo el día y un acceso a cubierta por una puerta por donde entraba y salía constantemente.

No os voy a engañar, a pesar de que inicialmente se enfadó mucho por no saber que dormíamos en un barco, después era imposible sacarle a hacer turismo emocionado por la idea de que dormía en un barco.

¿Es cómodo?

En la maleta llevamos biodramina porque somos así de pupas y aunque era una idea a priori divertida era posible que fuera una catástrofe. Pero no se notaba para nada y no nos mareamos mucho, a pesar de que era invierno y algún día llovió- Quizás era por que el puerto en realidad está metido en tierra y no en mar así que no contéis con esta experiencia como un dogma de fe, dependera de vuestro destino.

Lo que más nos preocupaba era la idea de tener que ir al edificio principal para la ducha pero al final no fue tan grave. Era toda una aventura y lo pasamos bastante bien yendo a investigarlo todo.

No cocinamos en la cocina, aprovechamos para desayunar las crepes y comer las delicias de la gastronomía holandesa y cenamos en nuestro particular picnic con quesos, sandwich y postres locales. Por supuesto teníamos nevera así que podíamos comer y beber lo que quisiáramos sin problemas.

La zona del puerto era muy segura y además los habitantes eran casi todos autóctonos así que le daba muy punto muy divertido. Nos sentimos muy cómodos y no pasamos ninguna necesidad, ni  frío, que eran cosas que nos preocupaban algo al planificar el viaje.

Cerca del puerto teníamos un HEMA con zona de super y como pasábamos por la estación central podíamos comprar antes de regresar todos los días.

¿Qué hemos aprendido?

Que a veces lo que cuenta es la experiencia, incluso más que el viaje. A veces nos obcecamos en buscar destinos glamoursos y alojamientos divinos,... pero a los niños lo que les gusta y van a recordar toda la vida son estas pequeñas cosas. Para muestra un botón, dale al PLAY y disfruta de una visita a nuestro barco y alguna de la visitas que hicimos y que os contaremos más detalladamente.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba