BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Naturaleza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Naturaleza. Mostrar todas las entradas

viernes, 13 de agosto de 2021

La Ciudad Encantada con niños (Cuenca)

 Una de las visitas a las que nos hemos acostumbrado, sobre todo los madrileños es a la Ciudad Encantada. Se trata de un parque natural situado en la serranía de Cuenca famoso por las formaciones de piedras calcáreas o calizas. En tiempos era una visita muy habitual de los colegios y uno de los lugares que más recordamos los niños ochenteros porque era siempre un día en familia fenomenal. Si buscas un plan al aire libre, con sombras y espacio para que los peques se “esparzan” quizás una visita a la famosa Ciudad Encantada sea tu solución. Os contamos un poco más de este paraje natural y de cómo disfrutarlo a tope. 

¿Qué es La Ciudad Encantada?

Para entender lo que es la Ciudad Encantada tenemos que remontarnos a 90 millones de años atrás en el tiempo. En aquella época Cuenca era el mar de Tetis, un mar muy tranquilo que se retiro al final del Cretáceo de esa forma el lecho marino compuesto por la deposición de sales salió a la superficie dejando a la vista estas increíbles estructuras que con el paso del tiempo, las temperaturas extremas de la Castilla acabaron de perfilar este curioso entorno natural anacrónico que aparece entre los pinos y la vegetación de la zona. Tal es su rareza que se declaró Sitio Natural de Interés Nacional el 11 de junio de 1929.

Cómo llegar

Llegar a la Ciudad Encantada es una aventura también. Al encontrarse en plena sierra y a 1500 metros de altitud la carretera es “bonita”, no os preocupéis, si venís desde Madrid o Valencia es llevadera, pero si realizas la visita desde Teruel tiene algo más de emoción. Desde Madrid son unos 190 kilómetros y se encuentra a 30 de Cuenca. Desde Valencia son cerca de 225 pero también merece la pena dedicarle un día. 

Se encuentra en el término municipal de Valdecabras, en pleno Parque Natural de la Serranía de Cuenca. Carretera CM-2104,km 19. Posee un amplio parking gratuito y además un restaurante. También tienen baños públicos y unas pequeñas tiendas donde podréis comprar agua fresquita a precio más que razonable si vais en verano y minerales de la zona.

La visita

Primer paso y obvio, una vez llegas hay que pasar por taquilla. El parque tienen horarios y accesos en función de la época del año. Te recomendamos que visites la web para saber si hay cambios o modificaciones. Los horarios cambian mucho en función de la época del año para aprovechar las horas de luz y las taquillas cierran antes para garantizar que se pueda disfrutar del parque sin problemas de tiempo.

La entrada cuesta unos 5 euros para los adultos y 4 para niños de entre 8 y 12 años, jubilados o familias numerosas. Los menores de 7 entran gratis. Al encontrarse en medio de la nada avisan que es posible que los datáfonos y e pago con tarjeta no sea posible por problemas de cobertura. Intentad llevar el dinero preparado por si esto ocurre. 

La ruta tiene unos 3 kilómetros y se desarrolla de forma circular. Eso si, no está habilitado para personas con movilidad reducida, carritos de bebé y tiene zonas con escaleras y algún desnivel. No es una ruta complicada y es perfecta para niños de todas las edades. 

 Se tarda en completar el recorrido algo más de hora y media. Un poco más si paras a sacar fotos, beber, descansar o simplemente a disfrutar de alguna parte que os pueda llamar la atención. Los peques pueden trepar, descubrir e investigar así que contad con que para que la experiencia sea perfecta deben tener oportunidad de hacerlo. Las visitas, como podéis intuir, son libres. Pueden contratarse visitas guiadas y para grupos pero lo normal es desarrollar la misma de forma libre en pequeños grupos y con total libertad. Para ello te dan un mapa con os untos de interés pero además está perfectamente señalizada y hay paneles informativos de los puntos de interés de todo el recorrido. 

Ya dentro del parque podréis inmortalizar en fotos la visita con el famoso Tormo, los barcos, el perro,… pero también descubrir los parajaes donde rodaron Conan el Bárbaro, por ejemplo o imaginar aventuras atravesando el desfiladero de el tobogán. 

Además recuerda que puedes completar tu día visitando la ciudad de Cuenca, el Museo Paleontológico de Castilla la Mancha o visitando el Naciiento Del Río Cuervo para completar un día familiar de lujo.

jueves, 5 de agosto de 2021

Fuente Agria y el Chorrerón de Pórtugos. La Alpujarra Granadina en familia

En tu visita a la Alpujarra granadina encontrarás muchos parajes interesantes y algunos que , aunque a simple vista no parezcan gran cosa, esconden rincones preciosos y únicos. Habíamos pasado muchas veces delante de una pequeña ermita situada en el pueblo de Pórtugos. Quizás por la cantidad de coches o por la ruta trazada nunca habíamos parado a descubrir el porqué de tanta expectación. En la actualidad Pórtugos ha realizado incuestionables mejoras en su comunicación turística, una de ellas es instalar una caseta turística para que la visita no se quede en el manantial que atrae a los curiosos por su peculiares aguas, desde allí te animan a visitar el pueblo que posee incuestionables intereses turísticos y no debe faltar en la ruta de los pueblos blancos aunque os hablaremos de él en otra ocasión porque no nos dio tiempo a visitarlo. La cuestión es que si que conseguimos parar en la Ermita de la virgen de las Angustias. 

La Ermita de la Virgen de las Angustias y Fuente Agria 

 El edificio data del Siglo XVIII y aparece en le margen de la sinuosa carretera, justo a medio kilometro de Pórtugos. A la vera De la Iglesia encontraréis unos escalones que descienden a los caños de la Fuente.

Por si tenéis dudas podéis leer el mensaje de su letrero que reza lo beneficiosa que es el agua del manantial que desciende por los caños. Estas propiedades se hicieron populares gracias a Pedro Antonio de Alarcón que realizó un viaje por la Alpujarra y escribió sobre sus descubrimientos, la devoción por beber de esta fuente data de 1872. Por comodidad os recomendamos llevar un vaso o una botella porque los caños son muy bajos pero según los expertos se debe beber del caño directamente para que no se pierdan sus poderes, lo que no os va a quitar es el peculiar sabor del agua. 

 Se denomina Fuente Agria por el sabor ferroso que podréis apreciar en los residuos que deja a su paso. Pero además es muy curioso ya que el agua “pica” en la garganta y parece que sea carbonatada por el Gas Natural de los minerales del manantial. No os vamos a engañar, está mala. Pero ¡Ojo! Sus beneficios para la salud son increíbles. Rezan virtudes sanadoras sobre molestias de hígado, intestino, estómago, riñones o útero.¡Y para la anemia! Obviamente.

El Chorrerón de Pórtugos.

 Pero después de sanar el cuerpo no os olvídéis de disfrutar de otra maravilla natural que os espera a escasos pasos. Justo al otro lado de la carretera, en el área de descanso, una escalera de 80 peldaños os llevará a la cascada natural que ha creado esta fuente. Se le conoce como el Chorrerón de Portugós y es una preciosidad. Entre los árboles resbala el agua que ha teñido de naranja todo el entorno. Los peques pueden jugar con las piedras que se han convertido en hierro y se puede uno acercar a esta cascada y ver cómo raíces y vegetación se han convertido casi en roca por el peculiar efecto del hierro cayendo año tras año. 

Se puede seguir la senda del hilo de agua un poco más ya que llega a varios pueblos más pero el camino no es sencillo ni está preparado más allá del recodo de la cascada. 

Es una parada en el camino que no requiere que os desviéis y que merece mucho la pena. 

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba