BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Halloween. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Halloween. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de octubre de 2020

Películas para ver con niños en Halloween: Pelis aptas para toda la familia para pasar "miedo"

 Llega Halloween y a parte de los disfraces y las chuches otro gran clásico es quedarse en el sofá viendo una peli de miedo. Pero con los peques hay que bajar el listón un poquito aunque hay que reconocer que hay muchísimas opciones para que puedan ver monstruos sin pasar miedo. Muchas de las opciones son directamente películas de Disney y solo alguna de las que os recomendamos supera la clasificación de +7. Esos dejado fuera cosas como Los Gremlins que en nuestra mente son más inocentes de lo que son en realidad eso como todo en esta vida... cada niño es un mundo y puede que alguna les dé más miedo según su sensibilidad. Los padres los conocéis mejor que nadie y seguro que sabéis cuáles son las películas que más les pueden gustar.


Saga del Hotel Transilvania

Es ideal para que tomen contacto con los monstruos clásicos. Conociendo estos personajes los vampiros y los hombres lobo  o serán considerados una amenaza. No da miedo para nada y tiene ya tres partes y la cuarta está en desarrollo.

El retorno de las brujas

Un clasicazo musical con brujas muy malas y muy tópicas. 

Es un must para los padres ochenteros y una película muy divertida. 

Pesadilla antes de Navidad

No hay Halloween (ni navidad) sin que recurramos a las aventuras de Jack. 

Esta cinta inspirada en un relato de Tim Burton y producida por él mismo se ha abierto un hueco en las películas que revistamos año tras año en estas fechas. Empieza fuertecito pero más allá de la estética es bastante adorable.

Bitelchus

Una apuesta más gamberrada, loca y divertida. Todos nos hemos reído con el fantasma más descabellado y grotesco de nuestra generación. Y sigue funcionando. Hicieron hasta series de dibujos pero como un buen clásico no hay nada...

Saga Pesadillas

Son dos hasta la fecha. Salidas de los libros que trataban de dar mucho miedo a los preadolescentes con historias de terror que tenían un giro y un susto por capítulo. 

Las pelis siguen el mismo sistema. Son sustos muy básicos de golpes de sonido y sorpresa pero no da miedo de verdad.

Saga Halloweentown

Es de la factoría Disney y está pegando fuerte. 

Entre los peques es muy, pero que muy popular, sobre todo en Estado Unidos, pero con la llegada de la plataforma podéis darle un vistazo a cualquiera de sus cuatro películas que se estrenaron entre 1998 y 2006.

Las tenéis todas en Disney +.

Monster House

Casas encantadas. Otro clásico del cine de género. Por supuesto adaptado a los infantes, nada como una casa de esas que dan miedo para mantener la atención. 

Fue la segunda película que usó la técnica de captura de movimientos después de Polar Express.

Imagina que la casa de al lado estuviera viva. ¡Menuda aventura!

Scooby Doo (imagen real o animación)

Son varias las películas de Scooby en imagen real, todas ellas conservan el espíritu de la serie aunque algunas son francamente malas. 

Eso ha venido a solucionarlo la recién estrenada cinta de animación que se estrenó a finales del verano y que aún está en cine por si os animáis.

La familia Adams (imagen real o animación)

Como en el caso anterior tenéis tres posibilidades. Dejaros llevar por las dos películas clásicas, navegar por su versión de animación o revisitar la serie clásica. Todas ellas os harán disfrutar de este Halloween.

El pequeño vampiro

Película de animación basada en el personaje de la literatura infantil. Para los que tengan curiosidad por los vampiros. Una historia de amistad que funciona para los más pequeños.

También tenéis una película de imagen real, pero tampoco es gran cosa. Así que podéis elegir lo que más os cuadre por la edad o gustos del peque.


Frankenwinnie

Imagina que tu perro muere pero tienes la posibilidad de devolverlo a la vida. 

El mito de Frankenstein reinterpretado a nuestros días. Una apuesta segura y una forma ideal par que los peques vean pelis diferentes ya que usa la técnica de animación stop motion en blanco y negro.

La casa del reloj en la pared

Interesante propuesta con toques clásicos. Quizás recomendada solo a partir de los 7 años por algunas partes, no en vano la dirige Eli Roth. 

La historia está basada en un libro y cuenta la historia de un niño que al quedar huérfano se muda a la extravagante casa de su tío. La cosa se complica cuando empieza a despertar fenómenos sobrenaturales de diversa y variada procedencia.

Monstruos SA

Para los más canijos es LA OPCIÓN.  

No podemos negar que Disney lo sabe hacer muy bien...  o hay nada que podamos añadir  lo que es ya un clásico Pixar. Sólo recomendaros su primera peli (en orden de estreno) ya que las aventuras dela universidad son entretenidas pero menos Halloween para nuestro gusto.

La novia cadáver

De nuevo Burton asoma por aquí. Otra delirante propuesta con novias que regresan de entre ,os juergas en busca del amor verdadero. De nuevo la estética es lo que puede impactar a los peques pero si no les da miedo el mundo de los muertos es una fantasía.

La mansión encantada

Es una peli menor pero es que Eddie Murphy es un clásico. Inspirada en la atracción del parque temático es una mera excusa para realizar una entretenida cinta de factura pobre pero muy resultona para los más pequeños.

Un vampiro para mamá

Otro clásico moderno de Disney, una especie de revisión infantil de Noche de miedo paso por paso, con los mismos personajes... ¡a quien le importa!  No da miedo y tiene vampiros. Si no la conocéis para niños pequeños es ideal

La bruja novata

No me voy a extender mucho, solo recordar que no todas las brujas son malas y dar opciones para los peques más sensibles.

Casper

El fantasma feliz. Con Christiana Ricci de musa infantil narra las aventuras de un peculiar Cazafantasmas que llega con su hija a una mansión. Uno de ellos es un niño con el que entabla una preciosa amistad. 

Aunque hay más pelis y series de animación os recomendamos ceñiros a la primera. Ha envejecido bastante bien y sigue siendo una delicia verla.

Coco

Halloween es en Méjico la noche de los muertos. Así que nos parece que incluir películas de otras procedencias puede ser enriquecedor ya que cogemos prestadas sus tradiciones. Sirve para ver otros tipos de mentalidad y aprender culturas diversas. A parte de ser una peli excelente puede ser un ejercicio enriquecedor.

El libro de la vida

Lo mismo que en el caso anterior, ojo, está apuesta aunque es muy semejante tiene un toque un poco más fúnebre ya que Guillermo del Toro es el encargado del cotarro. Muy disfrutable.

Papá soy una zombi

No es una gran película pero.... si lo que queréis es dedicarle una tarde a los muertos vivientes es de las pocas infantiles y de animación enteramente dedicadas a ellos.

Igor

Ya sabéis. Un jorobado, una feria del mal, inventos a lo Frankenstein... una peli blandita ideal para los más canijos.

Los mundos de Coraline

Ojo que a los más peques les puede dar chunguillo. Del director de Pesadilla antes de navidad propone un mundo alternativo donde los ojos son sustituidos por botones. La historia es magnífica pero la peli es complicada. A partir de 7 años perfecta.

El Halloween de Hubie

Una opción para que descubráis la peli toda la familia es la apuesta de esta temporada de Netflix de la mano de Adam Sandler. Es una comedia de terror 


Sí, nos dejamos muchas pero si os quedáis con ganas de más: Una pandilla alucinante, Chicos Monsters (Little Monsters pero la de los ochenta, no les pongáis la de Lupita), El alucinante mundo de Norman, Mi niñera es una vampira, ... Tenéis donde elegir. 

Para nostálgicos con niños más acostumbrados no fallan:

Los Cazafantasmas

No tanto por contenido como por el humor de los años ochenta. Los efectos especiales son tan de la época que no les darán miedo. Podéis hacer sesión doble. Y para los más valientes tenéis también el remake de chicas y está apunto de caramelo el estreno de la que sería la tercera entrega de los míticos y originales (los que quedan, se entiende)

Los Goonies

Película de aventuras y de pandillas clásicas donde las haya. Muy entretenida aunque siempre recordando que los malos son muy malos y Sloth aunque es adorable al principio les puede dar sustito.

Eduardo Manostijeras

Ya es una opción para más mayores no porque de miedo, es por comprender la belleza de la acción y los paralelismos con Frankenstein que son tan obvios. La estética Burton es especial pero si conectan a partir de 8 años me parece una opción muy razonable.


Si tenéis Disney + no dejéis de pasar por la sección de cortos porque hay versiones de Halloween de todos sus personajes favoritos.

martes, 27 de octubre de 2020

5 manualidades de Halloween para torpes

¡Esto es Halloween! Una fiesta pagana basada en una celebración irlandesa y que además completamos con algunos toques de la fiesta de los muertos mejicana. Y es que en España nos da igual ocho que ochenta cogemos todo lo que mola y nos unimos a la fiesta porque somos así de guays. Y no os voy a engañar, a mi todo lo que sea fiesta me encanta. Este año en el cole han mandado el marrón a casa. Circular a los padres: Podéis traer a clase manualidades hechas con los niños para decorar el colegio. Supongo que los que estáis ahí sabéis que mi madre tiene muchas habilidades pero ninguna de ellas es manual así que la idea de hacer una manualidad sencilla, donde de verdad participe yo, y que no lleve mucho tiempo, dinero y sobre todo lágrimas, era prioritaria. Por eso, y basándonos en nuestra experiencia os traemos 4 manualidades sencillas para hacer en casa con materiales que ya tenéis o que os serán súper fáciles y baratos de encontrar. ¡Adelante!


1.    Vaso momia de luz

Necesitamos:

Un tarro de cristal (de los de pepinillos, tomate,... lo que sea)
Cinta de doble cara
Vendas
Ojos de esos de los chinos o te los haces tú solito con una cartulina y listo.
Mi amada pistola de silicona todo poderosa.
Vela de bombilla del chino.

Presupuesto: Menos de 2 Euros. 

¿Cómo se hace?

Pega unas tiras de doble cara en los lados del tarro. A discreción.
Deja a la criatura envolver a la momia con las vendas tapando todo el tarro.
Con la pistola de silicona pega el último cachito donde haya caído.
Elije el lado más bonito del bote y decóralo con los ojos pegados con la amada pistola de silicona.
Mete la velita encendida dentro. 

2.    Murciélago de rollo de papel higiénico.
 

Necesitamos:

Un rollo de papel higiénico.
Pintura negra.
Cartulinas de colores para la decoración o goma eva.
La súper pistola de silicona

Presupuesto: Menos de 1€ y posiblemente ni eso porque puedes tener de todo en casa.
 

¿Cómo se hace?

Pinta el rollo de papel higiénico de color negro.
Recorta las partes que vayas a pegar: boca, ojos, y alas del murciélago mientras se seca.
Dobla la parte de arriba del rollo para dar forma a la cabeza.
Pega la cara del murciélago y las alas.
¡Listo!

También puedes hacer una momia forrándolo con las vendas o incluso si son más grandes un Frankenstein.


3.    Fantasmas voladores

Necesitamos:

Vendas
Apresto o cola blanca
Un catálogo viejo y un poco de papel de albal
Un rollo de papel higiénico.

Presupuesto: 3€ 

¿Cómo de hace?


Prepara el mejunje Art attack. Ya sabes, misma cantidad de cola que de agua.
Con el catálogo haz una bola y fórrala con el papel de albal. Es el tamaño que tendrá la cabeza del fantasma. Ya decides para dónde lo quieres.
Pon la bola sobre el rollo de papel higiénico y así puedes usarlo de base.
Corta las vendas y ve metiéndolas en el mejunje, escurre y ve poniéndolas sobre la bola con paciencia.
Deja secar y cuando esté listo puedes sacar la bola de dentro. Seguramente tengas que dejarlo hasta 24 horas.
Coloca los ojos realizados con cartulina o comprados en el chino de turno.
Puedes ponerlo sobre una vela o puedes poner un hilo y colgarlo del techo.

4.    Pinzas murciélago 

Necesitamos:


Una pinza
Pintura negra
Cartulina

Presupuesto: Nada, esto seguro que lo tenéis todo tontas. 

¿Cómo se hace?


Pintamos la pinza
Mientras se seca preparamos las alas de cartulina o goma eva y los ojos.
Pegamos la decoración

5.    La caja de los horrores.

Necesitamos: 


Una caja de regalo.
Algodón
Sangre falsa o mercromina/betadine
Un cúter

Presupuesto: Las cajas si no las tienes salen por 50 céntimos en el chino.

¿Cómo se hace?

Haz un agujero redondo en la base de la caja.
Pega algodón en toda la base con la pistola de silicona, pegamento o lo que tengas a mano.
Echa la sangre alrededor del agujero.
Mete el dedo dentro de la caja y pide a alguien que la abra.
¡¡BUHHHH!!


Nota especial.

La idea de las manualidades sale de muchas fuentes de internet, algunas han sido simplificadas para poder hacerlas por un niño de 5 años sin peligro y una madre inútil. La inspiración inicial es de Gololo&Toin.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Jalowin 2014

Ha llegado Halloween. Es una fiesta de esas que no son de la España profunda. Mi mami, después de una breve reflexión al respecto, dictaminó el año pasado que no me iba a llevar a poner flores al cementerio. Y dado que en los coles se celebra y no voy a ser el niño tonto de la clase que no va disfrazado ni come chuches.... Pues que es mejor unirse a ellos que ir en su contra.

Por eso este año os hemos metido en la vorágine del cachondeo a tope. Primero me he sacado fotos en todo entorno con cementerios, calabazas y demás. Incluyendo la típica compra irracional de camiseta que sólo te puedes poner una semana porque pone Happy Halloween y tiene calabazas por doquier... Vamos. Que hemos saltado al consumismo naranja de forma desorbitada.

La primera compra infructuosa fue la calabaza. Mi madre se las prometía muy felices. "Esto es muy fácil", "se vacía y se hace un dibujo en un suspiro"... Pues menos mal que no se nos puso creativa porque si no llega a estar el "buelo" la lía parda.

Para empezar el cuchillo para hacer el agujero era del tamaño de mi pierna y tres adultos hechos y derechos tuvieron que acuchillar con gran violencia al pobre vegetal. Y entonces llegó el segundo problemón. Vaciarla. Si, si, si. Si crees que es sencillo te equivocas. Primero debimos coger la calabaza más gorda y maciza de la tienda. Con las manos a duras penas separamos unas cuantas pipas y un montón de hilillos calabaciles. Así que el abuelo se fue y regresó con la lijadora eléctrica. Gran idea. Salió todo de dentro de la calabaza y acabó esparcido por toda la cocina: cortinas, paredes, caras de familiares... En fin. Os hacéis a la idea.

Aprendiendo de la experiencia ya no usamos el cuchillos, pasamos a la maquinaria industrial. Taladradora para las formas y para hacer adornos y cortadora industrial que hizo que todo quedara requete mono y súper rectito... 

Claro, si solo enseñas el resultado y no cuentas la peripecia de hora y media de lucha encarnizada todos piensan que hacer una calabaza es guay. Eso si, la amortizamos, persona que salía de casa se la llevaba. A los dos días se empezó a poner pocha y un día misteriosamente desapareció para siempre...

El día 31 las psicópatas de las amigas de mi mami organizaron un fiestón en El Retiro aprovechando que este año el invierno no quería venir. Me disfrazaron de niño pelirrojo con cicatrices y cuchillos. Chuchy. Iba monísimo.

Fueron muchos nenes, algunos disfrazados, otros de calle, y Eva se puso a pintar cosas mientras los niños saltaban y hacían el borrico y las niñas hacían fantasmas con pestañas y corazones. 

Cada loco con su tema. Después de dos horas de ingesta desmedida de glucosa y todos al borde de la muerte por coma diabético la noche nos hizo levantar el chiringuito muy a nuestro pesar. 

De la fiesta me quedo con el pastelón de Cookita. Que era naranja. Y con Dani, que es mi referente de como hacer el bruto en la vida. Las niñas no me gustan. Vikingo trepa mogollón de bien. Y poco más a parte de confirmar lo buenas que están las nubes.

El año que viene más, que al final la decisión de celebrarlo me está gustando. 



Canción: Lollipop - The Chordettes (Lollipop Chainsaw OST) 

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba