BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Covid. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Covid. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de noviembre de 2020

Test antigénicos y PCR. Experiencia con niños. Tipos de pruebas. Consejos Prácticos.

Nos hemos hecho un test de antígenos y desde que llegó la citación para el cribado masivo nos hemos dado cuenta de lo poco que se habla de estas pruebas en relación con los mas pequeños. Buscando información en internet hay un páramo desolado donde no sabemos mucho y no podemos darles una referencia real de lo que es la prueba o qué pasos se siguen. De hecho ni nosotros mismos sabemos exactamente la diferencia real entre un PCR o un test rápido. No sabemos cual es mejor si el de antígenos o el de análisis de sangre... Así que hemos decidido crear contenido que en primer lugar os ayude como padres a hablar sobre la prueba con los peques y como curiosos conocer las diferencias y similitudes de los test que tantas portadas de telediarios están llenando. Si tu peque tiene que hacerse la prueba os recomiendo el video que hemos grabado con el ser más pequeño de la casa donde él mismo os cuenta cómo vivió la experiencia, oírlo de sus iguales siempre ayuda y tranquiliza. Y a todos los que estéis en este proceso... ¡Ánimo!


Diferencias entre las cuatro pruebas de detección del coronavirus

1. Test antígenos

Es el que suelen emplear en los cribados masivos en las comunidades autónomas así que si os citan esta es la prueba que os van a realizar. El procedimiento es como el del PCR en cuanto a la extracción de la muestra, es decir, introducen un palo hasta la parte más profunda de la nariz. La diferencia con el PCR es en el análisis de la proteína del virus que es mucho más rápido, en 10-15 minutos te dan el resultado por lo que es mucho más eficaz a la hora de realizar esos cribados. Se emplean normalmente porque son muy rápidos y su precio es asequible, unos 4 euros, más o menos o mismo que el de anticuerpos pero la gran desventaja es que no están a la venta de forma comercial en farmacias. 

2. PCR

A pesar de que es la prueba de la que más oímos hablar es también la más ilógica. Primero por el precio, su coste es de 65€ por análisis y segundo por el tiempo de espera que es de varias horas y con la saturación actual de incluso varios días lo cual hace que la detección no sea temprana pero además que la gente pueda ir contagiando desde que se hace la prueba de forma muy loca. 

La PCR, siglas en inglés de 'Reacción en Cadena de la Polimerasa', es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno, que en el caso del coronavirus es una molécula de ARN. La parte positiva de la prueba es que es capaz de detectar el virus desde etapas tempranas, incluso antes de generar síntomas pero al tardar tanto los resultados pierde valor. La prueba es igual al de antígeno, con palito en la nariz. 

Son los mejores para pacientes con sintomatología porque el resto no son fiables cuando has empezado con los síntomas. 

3. Test serológico

Este test sirve para saber si has generad anticuerpos del virus. Es decir, te indica si lo has pasado y si tu cuerpo ha fabricado defensas contra la enfermedad. Para simplificar, te dice si has estado enfermo incluso si has sido asintomático. uno de los principales problemas es que no se sabe cuanto duran los anticuerpos en el ser humano y tampoco podemos estar seguros de que haber generado esos anticuerpos, es decir, haber pasado la enfermedad, significa que te hayas convertido en inmune como se aseguraba al principio así que hay que usar esta prueba con precaución, por ejemplo para analizar si alguna patología puede ser derivada de haber padecido COVID, no como un pasaporte o carta blanca para hacer lo que queramos. 

4. Test rápidos

Son diagnósticos rápidos realizados a partir de muestra de sangre que detecta anticuerpos. Son buenos para cribados y sobre todo son los que se usan en los casos de visitas domiciliarias para poder tener respuestas inmediatas. 

Pruebas de citación masivas

Motivos para ir

Yo destacaría dos, uno altruista y otro totalmente egoísta. 

1. Por responsabilidad

Esta segunda ola se ha caracterizado por un gran contagio derivado del gran número de pacientes asintomáticos o con sintomatología muy baja. Afecta a gente mucho más joven por lo que hacer vida normal puede ser un riesgo y puedes estar enfermo sin saberlo y contagiar a t entorno cercano. 

2. Para saber a lo que nos enfrentamos

Con la casi total seguridad de que estás sano las pruebas se llevan de otra manera. Es un buen ejercicio acercarte a ese primer PCR o prueba antigénica con los peques ya que van más tranquilos que en caso de "peligro real". Suelen ser en sitios grandes, con seguridad y van acompañados de forma que se sienten más seguros. Además pueden ver que tú también pasas por ello y entender que son necesarios para la salud de todas las personas. Estadísticamente es complicado que no tengan que hacerse al menos una prueba durante este curso escolar así que podéis plantearlo como un ejercicio de práctica para que estén tranquilos si les toca pasar por ello más adelante.


Organización


Pues la organización in situ es buena. Colas organizadas, citación por franjas horarias, sólo acceso presentando la cita por SMS... El problema es que el mensaje estándar a lo mejor es insuficiente para saber algunos datos. En la Comunidad de Madrid el teléfono 012 de atención al ciudadano no responde nunca así que para cualquier duda tienes que llamar al de coronavirus que, depende de quien atienda, puede contestarte cosas muy dispares. Os vamos a contar nuestra experiencia para que lo tengáis en cuanta pero si sois de fuera de la Comunidad de Madrid tendréis que intentar hablar con alguien que os solucione las dudas sobre menores. 

Los niños mayores de 6 años se pueden hacer la prueba. Deben ir con la persona que les tenga en su tarjeta sanitaria e identificarse allí directamente. A veces recibirán mensaje y otras veces no. los mensajes no tienen nombre así que nunca lo sabréis. En caso de niños menores no sabemos si es posible participar en los cribados en otras comunidades. 


La prueba

La prueba de antigénicos y PCR es, a los efectos prácticos la misma, introducen un palo por la nariz para la toma de la muestra aunque analizan diferentes factores del virus. Pero como no somos médicos y los peques tampoco sólo tenéis que saber que la operación de extracción es la misma. 

- No duele pero es muy molesto

- Pueden generarse tos, lagrimeo o mocos después de la toma

- Hay que estar quieto o tendrán que empezar la operación de nuevo. 

- En nuestro caso no permitían acompañar al pequeño.


Resultados. 

Si te han hecho un PCR por sospecha de contagio debes guardar cuarentena en casa con todas las medidas necesarias: mascarilla, habitación aislada, baño propio... hasta la recepción de la prueba. 

En caso de las pruebas de antígenos el resultado es inmediato. Te informan en 10-15 minutos sobre el resultado. En caso negativo no hay que hacer nada, los resultados pasan a tu centro de salud. En caso positivo debes guardar cuarentena y ponerte en contacto con tu centro para que verifiquen el positivo con un PCR. 


Recordad que todos vamos a pasar por ello así que mucho ánimo. Si os sirve de algo os dejamos la experiencia en primera persona del peque que se portó como un campeón en la prueba. 



Fuente infografía infantil prueba: https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200927/pruebas-pcr-explicado-ninos-pm-8128551

lunes, 3 de agosto de 2020

Normas en las playas en tiempos de coronavirus

Este año no está siendo un verano normal. Seguro que muchos tenéis vacaciones en agosto y aún os estáis pensando si ir a la playa, a un hotel rural o si quedaros en casa. No podemos ayudaros en esta difícil elección pero si daros algunas pistas sobre las normas y condiciones que podéis encontrar en las playas españolas en este peculiar verano de 2020. 


En primer lugar aclarar que cada municipio posee su propia normativa en cuestión de playas por lo que lo que sucede en una playa como por ejemplo en Benidorm , no aplica a la playa más cercana, por eso intentaremos recopilar todos los escenarios posibles para que tengáis a mano algunas de las cosas que os pueden pasar este año en la visita a la playa.

1. Aforos y acceso. 

El principal problema de las playas son los controles de acceso y los sistemas para controlar el aforo. Si se trata de playas pequeñas con mucha afluencia de gente o playas de grandes ciudades os podéis encontrar con controles de aforo con reserva previa, con horarios limitados, con turnos de mañana o tarde. La mejor manera de saberlo es mirar los carteles de las playas antes para planear las visitas. 

Algunas necesitas reservarlas el día antes o incluso con varios días. Disponen de accesos limitados para poder controlar las reservas y además el desalojo. En los sitios con mucha afluencia han distribuido en dos los horarios de forma que puedes ir por la mañana o por la tarde y se aprovecha para limpiar a medio día. Otras no limitan el tiempo de estancia pero si cierran a la noche y verifican que se abandone el recinto con cordones policiales, personal extra e incluso drones. El permanecer en la playa con horarios limitados tiene pena de multa. 

Otro consejito es que no apuréis la salida. A la hora de salir se forman tapones y colas donde la distancia de seguridad se respeta poco o nada entre los niños, las sillas, las sombrillas y los chiringuitos varios. Además la higiene en las zonas de duchas y las aglomeraciones son malas combinaciones. 

Es normal que las playas hayan limitado los accesos y , por ejemplo, tengan algunos de entrada y otros de salida o sólo se pueda entrar por una zona concreta para limitar y controlar la gente que hay en el recinto. Hay algunos municipios que han habilitado apps y webs para que sepas el estado de ocupación de las playas a tiempo real. Puedes consultar el listado en este post de Viajar Despeina.


2. Los vigilantes de “playa segura”

En las playas han aparecido nuevos seres que se encargan de vigilar y mediar en los pequeños conflictos en la arena. Las normas básicas son  de sentid común pero a veces se necesita un poco de ayuda. Se encargan de controlar las distancias de seguridad y el uso de mascarillas. Sus funciones son  verificar que: 

- Las sombrillas y los grupos no estén muy pegados. 2 metros de distancia entre ellos. 

- La distancia de la primera línea no esté muy pegada al mar. Mínimo de 2,5 metros. 

- Que la gente que pasee por la orilla lleve mascarilla. Aunque el baño y la estancia estática en las sombrillas permiten quitarnos el dichoso complemento si decides que quieres dar un paseo por la orilla si debes llevarlo. 

- El uso de elementos prohibidos en las playas. En algunos municipios se han limitado el uso de colchonetas, palas, pelotas y demás en la zona de baño y en la orilla pero este dato es muy variable y debes mirarlo en el cartel informativo de cada playa. 


3. Los usos de elementos comunes de la playa.

Dependiendo de tu destino puedes encontrarte con varios escenarios: que hayan cerrado duchas y grifos para limpiar los pies, que estén abiertos sólo en las plataformas de salida de las playas y no en las de entrada o que estén totalmente abiertos.

Esta es la zona más peligrosa de la playa en cuanto a contacto con otros bañistas ya que aunque hay playas que han instalado una señalización para indicar que sólo se usen estos elementos de uno en uno hay gente que considera que pueden meterse y usarlos con otros usuarios que no son de su núcleo familiar. En resumen, controlad que no se os ponga nadie delante o emplead argucias para que la ducha “extra” esté bloqueada mientras la usáis o no respetarán su distancia de seguridad. 


4. Sentido común. 

Este año estamos improvisando mucho pero si que hay cosas que podemos implementar después de analizar un poco la situación en las playas y hay varios trucos que queremos compartir. 

Si este año podéis eliminar el picoteo de la playa mucho mejor, en su defecto usad envases individuales para cada persona y nunca compartáis las mismas botellas. 

Evitad que los niños jueguen en la orilla, la gente pasa para bañarse y paseando así que es la zona más peligrosa de contagio de toda la playa. 

Usad elementos de contención para las sombrillas ajenas como marcar el perímetro de seguridad con murallas o agujeros, es de lo más disuasorio. 

Evita fumar o ponerte en zonas donde fumen. En muchas zonas está ya prohibido pero si no lo está recuerda que hay estudios que dicen que el virus se mantienen suspendido en el aire mucho más si se difunde con el tabaco.

Siempre ve calzado. Ten en cuenta que debes tener las mismas precauciones que cuando sales a la calle, lleva chanclas en máximo tiempo que puedas y sobre todo en las zonas de duchas. 


Espero que hayamos solucionado alguna de vuestras dudas y recordad cuidaros mucho a vosotros y a los vuestros.

jueves, 16 de abril de 2020

Ideas para celebrar un cumpleaños infantil en pleno confinamiento

Mucho se hablaba hasta ahora de si los cumpleaños se nos han ido de las manos o no, de esas fiestas multitudinarias, de esa necesidad de hacer una celebración por todo lo alto... pero este año hay un grupo de niños que están celebrando el cumpleaños en su casa, lejos de sus amigos y de su familia, una situación excepcional que aunque parece un poco triste hace que los padres saquemos el ingenio de donde no lo hay y nos pongamos a convertir esta fecha en algo que , esperamos, en el futuro puedan recordar con cariño dentro de la situación tan difícil que se está viviendo. Nosotros somos una de esas familias que hemos celebrado un cumple encerrados y que sabemos que no habrá fiesta con los amigos, no recibirá su celebración en el cole y toda la parafernalia que hace que ese día se sientan tan especiales. Pro eso nos limos la manta a la cabeza y lo hicimos como pudimos dentro de las limitaciones.


Problemas básicos para celebrar un cumple en cuarentena.

Nosotros nos dimos de bruces con el primer problema cuando consideraron que su regalo no era de primera necesidad y se quedó retenido en Correos. Aún siendo previsores allí se quedó el paquete, en un almacén, y esperamos que llegue en algún momento y aunque no tenga ningún sentido se lo daremos entonces. Nuestro primer consejo es que si vais a compar on line lo hagáis con mucho tiempo porque los envíos son una locura y los precios suben y bajan constantemente. Muchos miembros e la familia mandaron sus regalos directamente a nuestra casa de forma que al menos pudo abrir paquetes.

El segundo problema gordo que tuvimos fue la tarta. En esta época ya escasea la harina y la levadura pero además es complicado dar con una tarta. Cogimos lo que quedaba, así que si os decantáis por algún sitio que tenga tartas congeladas y está la que queréis no lo dudéis, haced un hueco en el congelador y guardadla o acabara vuestro preadolescente soplando las velas en la cabeza de Peppa Pig.

Ideas para hacer el cumple más especial.

La cuenta atrás. 

Se nos ocurrió poner una cuenta atrás en la ventana para que los vecinos lo pudieran ver. No sólo los nuestros, también media calle. Cada día cambiábamos el número de días que quedaba para el cumpleaños hasta llegar a cero. El efecto es que el día de su cumpleaños la gente le gritaba desde la calle y luego conseguimos una ovación después de los aplausos.

Muchos optan por mandar notas o colgar carteles en el edificio pero eso nos parecía un poco más invasivo.

La Fiesta Sorpresa. 

Prueba a organizar una fiesta con lo que tengas por casa sin que se den cuenta. Es complicado y un gran reto pero sin duda lo pasarán genial. Nosotros optamos por muchas pancartas, carteles y globos de los que aún andaban por los cajones de navidad. Conseguimos montar el salón para que se sintiera el protagonista.

El Rey de la casa

Si, la carta blanca es la mejor opción en tiempos de cuarentena y es lo que hicimos, le dejamos mandar en su día, nada de tarea, ni obligaciones. Eligió desde el desayuno hasta la cena, se saltó el baño y nos hizo ver mil veces Pokemon.

Que la policía te felicite en tu día. 

En muchos sitios la policía, Protección civil o la guardia civil te felicitan el día de tu cumpleaños. Para que sea posible lo primero es que tu casa de a la calle y tenga una altura razonable, obviamente. Nosotros cumplimos ese paso a la perfección.



 El segundo es dar con quién lo hace y tener el valor de llamar. Es verdad que las fuerzas de seguridad tienen muchas obligaciones y esto es algo muy secundario así que , obviamente, la felicitación depende de que no hay urgencias y que les de tiempo así que aunque consigas dar con ellos no te hagas muchas ilusiones. Yo no le dije nada y casi le da un parrús cuando oyó la sirena debajo de la ventana. Fue una experiencia muy rara pero seguro que en el futuro recordará cuando la policía le felicitó por su cumple.

Las videollamadas. 

Ls videollamadas sustituyen a las llamadas. Además los que habían mandado regalo pudieron ver cómo lo abría en vivo y en directo, es verdad que se hizo en ocasiones un poco pesado estar todo el día pendiente del móvil porque entre los compañeros de clase, la familia y los amigos era un poco cansino pero en el fondo se agradece ver que hay gente al otro lado.

Los mensajes personalizados. 

Hay mucha gente, y muy bonita que hace mensajes para los peques. Conocemos a una persona muy especial que se ofreció a buscar el personaje favorito de Miguel y nos mandó una felicitación super chula. No podemos dejar de dar las gracias a Raquel y a Rocío por el detalle. Ellas forman parte de ese grupo de personas extraordinarias que visitan los hospitales para hacer más felices a los peques en sus estancias fuera de casa. Gracias a gente como ellas la vida es un poquito más bonita.

La fiesta en el balcón. 

Preparamos una fiesta en el balcón después de los aplausos. El Feliz cumpleaños de Parchís a todo trapo, pompas y globos. Los vecinos cantaron y aplaudieron durante un buen rato. Fue la parte más divertida del día.

La fiesta de pijamas. 

Si después de todo esto os quedan ganas nosotros trasladamos la fiesta al salón y dormimos allí, vimos una peli con palomitas y refrescos y dormimos con todos los regalos en el salón. El peque cayó destrozado y con sus recién estrenados 7 años en pleno confinamiento tuvo un día intenso que recordará para siempre.


Nuestro consejo es que disfrutéis mucho del día, de la improvisación o de las sorpresas preparadas. Los peques son los grandes damnificados de este encierro así que un esfuerzo, este año más que nunca, merece la pena. Lo recordarán siempre y posiblemente vosotros también. 

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba