BEBÉ FRIKI

jueves, 16 de abril de 2020

Ideas para celebrar un cumpleaños infantil en pleno confinamiento

Mucho se hablaba hasta ahora de si los cumpleaños se nos han ido de las manos o no, de esas fiestas multitudinarias, de esa necesidad de hacer una celebración por todo lo alto... pero este año hay un grupo de niños que están celebrando el cumpleaños en su casa, lejos de sus amigos y de su familia, una situación excepcional que aunque parece un poco triste hace que los padres saquemos el ingenio de donde no lo hay y nos pongamos a convertir esta fecha en algo que , esperamos, en el futuro puedan recordar con cariño dentro de la situación tan difícil que se está viviendo. Nosotros somos una de esas familias que hemos celebrado un cumple encerrados y que sabemos que no habrá fiesta con los amigos, no recibirá su celebración en el cole y toda la parafernalia que hace que ese día se sientan tan especiales. Pro eso nos limos la manta a la cabeza y lo hicimos como pudimos dentro de las limitaciones.


Problemas básicos para celebrar un cumple en cuarentena.

Nosotros nos dimos de bruces con el primer problema cuando consideraron que su regalo no era de primera necesidad y se quedó retenido en Correos. Aún siendo previsores allí se quedó el paquete, en un almacén, y esperamos que llegue en algún momento y aunque no tenga ningún sentido se lo daremos entonces. Nuestro primer consejo es que si vais a compar on line lo hagáis con mucho tiempo porque los envíos son una locura y los precios suben y bajan constantemente. Muchos miembros e la familia mandaron sus regalos directamente a nuestra casa de forma que al menos pudo abrir paquetes.

El segundo problema gordo que tuvimos fue la tarta. En esta época ya escasea la harina y la levadura pero además es complicado dar con una tarta. Cogimos lo que quedaba, así que si os decantáis por algún sitio que tenga tartas congeladas y está la que queréis no lo dudéis, haced un hueco en el congelador y guardadla o acabara vuestro preadolescente soplando las velas en la cabeza de Peppa Pig.

Ideas para hacer el cumple más especial.

La cuenta atrás. 

Se nos ocurrió poner una cuenta atrás en la ventana para que los vecinos lo pudieran ver. No sólo los nuestros, también media calle. Cada día cambiábamos el número de días que quedaba para el cumpleaños hasta llegar a cero. El efecto es que el día de su cumpleaños la gente le gritaba desde la calle y luego conseguimos una ovación después de los aplausos.

Muchos optan por mandar notas o colgar carteles en el edificio pero eso nos parecía un poco más invasivo.

La Fiesta Sorpresa. 

Prueba a organizar una fiesta con lo que tengas por casa sin que se den cuenta. Es complicado y un gran reto pero sin duda lo pasarán genial. Nosotros optamos por muchas pancartas, carteles y globos de los que aún andaban por los cajones de navidad. Conseguimos montar el salón para que se sintiera el protagonista.

El Rey de la casa

Si, la carta blanca es la mejor opción en tiempos de cuarentena y es lo que hicimos, le dejamos mandar en su día, nada de tarea, ni obligaciones. Eligió desde el desayuno hasta la cena, se saltó el baño y nos hizo ver mil veces Pokemon.

Que la policía te felicite en tu día. 

En muchos sitios la policía, Protección civil o la guardia civil te felicitan el día de tu cumpleaños. Para que sea posible lo primero es que tu casa de a la calle y tenga una altura razonable, obviamente. Nosotros cumplimos ese paso a la perfección.



 El segundo es dar con quién lo hace y tener el valor de llamar. Es verdad que las fuerzas de seguridad tienen muchas obligaciones y esto es algo muy secundario así que , obviamente, la felicitación depende de que no hay urgencias y que les de tiempo así que aunque consigas dar con ellos no te hagas muchas ilusiones. Yo no le dije nada y casi le da un parrús cuando oyó la sirena debajo de la ventana. Fue una experiencia muy rara pero seguro que en el futuro recordará cuando la policía le felicitó por su cumple.

Las videollamadas. 

Ls videollamadas sustituyen a las llamadas. Además los que habían mandado regalo pudieron ver cómo lo abría en vivo y en directo, es verdad que se hizo en ocasiones un poco pesado estar todo el día pendiente del móvil porque entre los compañeros de clase, la familia y los amigos era un poco cansino pero en el fondo se agradece ver que hay gente al otro lado.

Los mensajes personalizados. 

Hay mucha gente, y muy bonita que hace mensajes para los peques. Conocemos a una persona muy especial que se ofreció a buscar el personaje favorito de Miguel y nos mandó una felicitación super chula. No podemos dejar de dar las gracias a Raquel y a Rocío por el detalle. Ellas forman parte de ese grupo de personas extraordinarias que visitan los hospitales para hacer más felices a los peques en sus estancias fuera de casa. Gracias a gente como ellas la vida es un poquito más bonita.

La fiesta en el balcón. 

Preparamos una fiesta en el balcón después de los aplausos. El Feliz cumpleaños de Parchís a todo trapo, pompas y globos. Los vecinos cantaron y aplaudieron durante un buen rato. Fue la parte más divertida del día.

La fiesta de pijamas. 

Si después de todo esto os quedan ganas nosotros trasladamos la fiesta al salón y dormimos allí, vimos una peli con palomitas y refrescos y dormimos con todos los regalos en el salón. El peque cayó destrozado y con sus recién estrenados 7 años en pleno confinamiento tuvo un día intenso que recordará para siempre.


Nuestro consejo es que disfrutéis mucho del día, de la improvisación o de las sorpresas preparadas. Los peques son los grandes damnificados de este encierro así que un esfuerzo, este año más que nunca, merece la pena. Lo recordarán siempre y posiblemente vosotros también. 

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba