BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Bebé Gourmet. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bebé Gourmet. Mostrar todas las entradas

martes, 13 de septiembre de 2016

Re descubre la cenealogía de IKEA

Las estadísticas dicen que en verano suben hasta el 65% el número "meriendas cenas", esos momentos de asueto en que te pones a comer y te dan las tantas. O vas al cine de verano y hay bocatas por doquier. O simplemente los más pequeños caen destrozados después de unas sesiones intensivas de agua... Pero las cenas son la base de la vida familiar el resto del año y eso lo sabemos muy bien todos, sobre todo los amigos de IKEA, que esta temporada apuestan por reunirnos de nuevo en la mesa y dar la importancia que merece a esas cenas semanales.

Con el ritmo de vida que llevamos son pocos los afortunados que pueden comer en casa, pero casi todos llegamos a tomar la cena con papá y mamá después de sus días de trabajo interminables. Momento que aprovechamos para ponernos al día, unos con sus cosas, otros con sus preocupaciones y esperamos que muchos con sus alegrías del día. Ya con la tarea hecha, con el pijama puesto y duchados. Es el único momento familiar que nos queda antes de apagar los cerebros y descansar del día.

Además, y sin que sirva de precedente, las cenas son mucho más importantes que las comidas, son el hueco para colar las pizzas y los perritos calientes. Para premiar las hazañas titánicas de la jornada y para comentar la cantidad de cosas que hemos prendido en el cole. Me gustan las cenas. Me gusta poner la mesa, ayudar a cocinar algo sencillo pero rico. Me encanta ayudar y aprender cómo se hace una tortilla de patata o poder elegir el menú con mamá. Es guay saber que las etiquetas son unas pantuflas y la bata para no mancharse y las prisas son para dormir a pierna suelta y no para llegar a tiempo al cole o cualquier loca actividad extraescolar. Por eso hay que hacer un monumento a las cenas.

Así que nos sumamos a la fiesta de las cenas. Queremos que cada cena cuente, que sea una aventura y además sea divertido, brillante, único. Olvidar las tareas y descubrir un poco más sobre lo que es un tomate, cómo cocinarlo o si ole ente devorarlo. Ayudar con esa cena especial, o a ordenar el tupper del trabajo para papá. Esas pequeñas cosas que marcan la diferencia son las que molan. ¿Cómo mejoramos nuestras cenas este curso?

Este año empezamos el cole y queremos que las cenas sean especiales. Para empezar el principal objetivo es que sean divertidas. Un broche de oro para acabar durmiendo tranquilos y pensando en cosas ricas. Por eso intentaremos elaborar un menú los fines de semana y llevarlo a cabo, eso incluye esforzarse por cocinar un poco más y aprovechar los ratos muertos para dejar preparada la comida del cole. Es decir, intentar ser planificados para poder hacerlo de forma dinámica y amena.

  • Comer sano pero guay. Animarnos con las recetas casera, pizzas amasadas por nosotros, comida hecha 100% en casa y con cosas más frescas. Nada de congelador.

  • Sentarnos en la mesa grande, eso requiere, limpiarla, prepararla, ponerla, colocarla, y luego a la inversa. Así eliminaremos la sensación de estar siempre corriendo.

  • Intentar que la cena aporte, sume y si de paso podemos ponernos las pilas y aprender algo de gastronomía mucho mejor: comida del mundo, historia de la gastronomía, modos de cocinar nuevos... No sólo que sea entretenido para los peques, también que los mayores puedan llegar al día siguiente a currar y fardar de haber hecho un cuscús riquísimo.

Ya os iremos contando nuestros progresos, pero la cosa promete.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Recogiendo frutos rojos con Rural It en Lozoya


Vuelta al cole y aunque tenemos pendiente hablar de un montón de cosas de este verano vais a permitidnos que alternemos con la rabiosa actualidad porque si no esto "caduca" porque es fruta de temporada... Literalmente.

Al regreso de las vacaciones mi señora madre con nocturnidad y alevosía levantó el whatsapp (que ahora es lo que era antes el teléfono) para conseguir un plan decente el fin de semana y no acabar encerrados en casa subiéndonos por las paredes muertos de calor gracias a las olas esas del infierno que hacen que este septiembre sea el peor que se recuerda en décadas. Al otro lado estaba Cookita que tardó medio minuto en escupir un planazo de Rural It. A pesar de que las expectativas eran bajas , porque estoy especialmente destructor y la idea de un plan bucólico no acababa de resultar realista, decidió fiarse de la reina de las galletas y dejarse llevar por su Dieta de la Felicidad y su karma slow life que a día de hoy nunca ha estado en su apretada agenda y con las mismas quedamos todos los canijos para hacer una excursión que prometía ser cuanto menos interesante.


El plan era acudir a una parcela de recolección de frutos rojos en la localidad de Lozoya. Así que aprovechando que vivimos en el fin del universo y que las ganas de cachondeo eran grandes decidieron que era una buena idea meter a tres niños en la parte de atrás de un vehículo. El primer obstáculo fue la logística tipo Tetris que cayó sobre Tamara, que tiene, como sabéis, un master del universo en meter muchas cosas en poco espacio. Milagrosamente consiguieron cerrar la puerta y nos embarcamos en un viaje lleno de cosquillas, guantazos y Pablo Alborán.

Al llegar a Lozoya las adultas murieron de amor. Sus calles, sus casas, y se pusieron hasta arriba en una tasca local recomendada por un autóctono mientras los peques disfrutaban de los tesoros que salieron de esas bolas sorpresa del bar. Y después de llenar los estómagos continuamos con un paseo que acabó en batalla naval en la fuente de los cuatro caños del pueblo. Posiblemente yo me llevé la peor parte acuática aunque Mini Cookito se llevó el cosco con conmoción cerebral de rigor.



Después bajamos al lago donde seguimos un poco el guarreo que finiquitaron llevándonos a un chiringuito hippie donde construimos una montaña de piedras en el arenero en gallumbos como personas poco decentes que somos.



A pesar de estar super a gusto las mamis decidieron que el objetivo de la excursión seguía siendo ir a coger frutos rojos - aunque sabemos que si no llegan a haber pagado por adelantado seguro que no les sacan del chiringuito - nos desplazamos a El Puente del Molino donde armados con una caja de cartón aprendimos a recoger frutitas y degustarlas a dos carrillos.La pequeña finca justo al borde del lago posee dos hectáreas preparadas para recolectar arándanos, frambuesas, grosellas, moras...



Allí aprendimos mucho y perfeccionamos técnica. Ir con Tamara es un plus porque nadie sabía que las grosellas se cogen por racimos,  o que los arandanos tienen que ser super morados, que las fambuesas cuando tiran a oscuro son más dulces,... Eso y muchas otras cosas como que hay grosellas blancas y Frambuesas tirando a amarillo que están muy ricas.



Los peques pudimos acceder y recolectar los frutos, y no os vamos a engañar, también nos comimos alguno. Somos unos zampabollos de impresión. Y siendo destructores natos aprendimos, comimos sano y encima lo pasamos en grande por lo que no podemos poner pegas a este plan... Bueno, que sólo fuera un día porque lo pasamos super bien y queremos repetir ya. Somos unos ansias y eso de salir los fines de semana nos mola cantidad.

miércoles, 13 de julio de 2016

Conociendo el BulliLab y Sapiens


El tema de hoy no es fácil, más que nada porque nunca nadie había abordado de esta forma lo de "meterse en la cocina" y cuando viene de la mano de un genio como Ferrán Adriá da un poco de respeto y vértigo. Tengo que reconocer que así, como primer encontronazo lo de cocinar en esta casa es un poco desastre. Así, en general, lo raro es que no se quemen las croquetas congeladas, y da igual lo que hagas, Mi señora madre es así y damos por supuesto que lo mejor que nos puede pasar es que decida seguir una receta fácil con la que no muramos intoxicados. Por eso cuando se enteró que podía compartir espacio tiempo con Ferrán Adriá se le puso un nudo del estómago mezcla de admiración y responsabilidad. Admiración es algo que siente por poca gente porque sostiene que solo se debe admirar a gente que hace cosas de las que no somos capaces, incluso aunque pongamos mucho esfuerzo (y mi madre es cabezona, os lo prometo) y responsabilidad porque trasmitir el proyecto de Ferrán Adriá sin saber mucho de cocina puede ser complicado aunque necesario. Así que allá vamos.



Entrar en El BulliLab es ya una declaración de intenciones. En julio de 2014 empezó la aventura después de cerrar ElBulli, un cartel justo en la puerta recuerda y reinterpreta este hecho a la perfección. Todos en su momento pensaban que este cocinero estaba loco, y tenían razón, cerrar un restaurante de éxito, que hacía una de las cocinas más innovadoras y referentes del mundo, col listas de espera y las mejores críticas del planeta no era el paso "normal" aunque si era el paso lógico. Una decisión muy "Sapiens" en realidad.



Una nave industrial de 3.000 metros cuadrados con dos plantas a la que se accede por una rampa de garaje, ningún indicador o cartel que diga qué está pasando allí, en pleno centro de barcelona pero en cierta forma escondido del mundo que pasa por la acera. Más de 70 personas con sus características propias: psicólogos, ingenieros, someliers,... Cada uno de su disciplina ensimismados en sus pantallas, trabajando en un riguroso silencio rodeados de paneles informativos, réplicas, post-its por todas partes... el típico entorno laboral que intimida y da respeto.

Y te abre la puerta un Ferrán Adriá cercano, accesible y tremendamente feliz, contento y seguro de que lo que te está explicando no tiene fisuras. y entonces lo entiendes todo. Entiendes de forma meridiana que tenía que cerrar ElBulli, que tenía que aprender para regresar y que nunca dejará de sorprenderte en pensamiento y en la cocina. Y entonces empiezas a olvidarte de que es un genio y te dejas llevar. Y lo que es más importante, aprendes cosas que no imaginabas desde una visión totalmente rompedora.

Sapiens es una metodología para comprender la gastronomía, aunque se puede usar para cualquier materia. Consiste en centrarse en los procesos que participan en cualquier proyecto.

Sapiens es un sistema objetivo que pretende dar una respuesta absoluta a cada cuestión. Si por lo que sea no se consigue una respuesta se crea un punto oscuro que significa que hay una discrepancia irreconcilliable. Las respuestas deben ser por tanto indiscutibles para que sea un procedimiento inexpugnable.

Sapiens puede conseguir contextualizar tanto la ciencia de la gastronomía como para crear una autentica metodología de aprendizaje. Estudia, analiza y vuelve en el tiempo para analizar todo lo que se puede encontrar en los libros y en la cultura sobre procesos culinarios para que puedan ser comprendidos y después enseñados creando un extenso temario en el que han vuelto atrás, han vuelto al principio y olvidado para poder aprender desde cero, con un estudio riguroso y una metodología única como las exposiciones para entender el conjunto, estamos ante un reseteo de la gastronomía tal y como la conocemos y un proceso nuevo en el que el concepto de "compartir" es la base para la educación a través de proyectos faraónicos que el propio Ferrán Adriá lleva a cabo, desde la Bullipedia, a la reinauguración de Elbulli1846 a finales de 2016 como aplicación de lo aprendido y que pretende reabrir las puertas de un nuevo concepto de experimentación y aprendizaje, porque al final Sapiens va de eso, de aprender. 

SAPIENS trabaja para aumentar la eficacia del proceso creativo mediante la comprensión de todas las facetas que caracterizan una disciplina creativa y decodificar cuáles son los procesos, herramientas, técnicas y otros aspectos más importantes que intervienen en esta disciplina


¿Sapiens como concepto para el común de los mortales es inabarcable?

 No, de hecho hay un precioso proyecto para niños del que os hablaremos mucho que es Te cuento en la cocina en colaboración con Disney y Carrefour que pretende acercar el concepto de Sapiens a las familias, es decir, a los padres para que puedan transmitirlo a los peques. Dentro de nada empezaremos con las recetas del libro y os hablaremos un poco más de él pero para aquellos que sientan curiosidad o estén tentados a comprarlo so lo recomendamos mucho. Sus 100 primeras hojas recoge la "exposición" de ElBulliLab y lo adecua  para que sea entendido y llegue a los más canijos. Leer las primeras partes del libro se aleja del concepto que tenemos de los clásicos libros de cocina, pero no deja de ser una experiencia acercarse a una cocina empezando desde cero, y una buena forma es hacerlo con un niño que empieza a entender lo que es un tenedor y te permite redescubrir desde lo más básico a lo ma´s complejo del proceso de cocinar.
 

Cuando empezó la cocina, qué es un producto, ... y todo para que los peques lo entiendan así que como papis hay que hacer un esfuerzo y no olvidarse de dar un repaso y aprender un poco también. Además en cada receta te da varios tips la mar de útiles para pensar un poco mientras cocinas: te anima saber qué elementos ya han llegado elaborados, que concepto tienen de determinadas cosas en otros países o añade información sobre determinados ingredientes como si son salados o si hay que tener especial cuidado con ellos. ¡Animaros a contestar a  todas las preguntas!


¿Lo natural es mejor?

Por desgracia es raríasimo comprender o encontrar a alguien que sea capaz de separar los términos de gastronomía y productos y contextualizarnos en plena guerra de productos naturales o ecológicos. ¿Un product orgánico es natural? No, un porducto en el que ha participado el hombre no es natural, sólo aquel que se crea en plena naturaleza lo es y en muchos casos estos porducto, por muy naturales que sean no tienen las caracteriasticas para su consumo por sabor, contaminantes o control de los mismos. Es dedir, todo producto ha pasado por un proceso, por unas acciones parallegar a t mesa y por tanto no es "natutal" en el sentido estricto de la palabra. ¿Eso lo hace malo? No.

La cocina del Bulli era muy tecnológica. 

A veces los periodistas, los cíiticos culinarios y todos en general nos tiramos a la piscina y asaltamos materias sin mucho tino. Decir que la cocina es tecnológica es imposible. Pero al cocina usa tecnología, que no es lo mismo, desde la tecnología de cortar con las heraamientas para cortar, es decir, la herramienta llamada cuchillo te permite hacer técnicas de cortar (panadera, tacos,...) y en la habilidad del cocinero está la tecnología como nucleo de conocimiento sobre los alimentos, la morfología, las materias, las propias tecnicas y la experiencia que constituyen la tecnología de ese proceso (tecnicas más teoría).



Más info: http://elbullifoundation.com/elbf2/home/

jueves, 30 de junio de 2016

Celebramos 150 años de Neslé sabiendo cómo se hacen sus productos


Abres una caja y preparas una papilla. La temperatura de la leche o el agua (según la variedad) debe ser caliente para que la mezcla quede perfecta, usa un tenedor y conseguirás que no queden grumos y preparaté para que tu pequeño coma y de paso manche meda sala. Esta escena acompaña a los enanos desde los cuatro meses (los que se inician a esa edad) hasta el año o incluso más. son sanas, tienes todo lo que necesitan y a parte una buena tonelada de fibra, vitaminas, hierro e incluso pro y prebióticos. Saben a galleta, yogur e incluso chocolate. Pero ¿Soy el único que se pregunta de donde vienen esos polvitos tan ricos? ¿Cómo se fabrica una papilla?

 Pues con el aniversario de su primera papilla, con la que el señor Nestlé inició su andadura en esto de la alimentación infantil, nos han invitado a conocer un poco más sobre cómo se fabrican las papillas. Pensaba que Henri era suizo, recordad que uno viaja un poco y los suizos los tiene calados y si hay chocolate de por medio más, pero en realidad era alemán y se mudó con casi 30 años. Como emprendedor en su pequeño pueblo se dedicó a hacer muchas cosas, demasiado variadas pero en un momento determinado se preocupó por una inquietante cifra: uno de cada cinco niños suizos moría antes de cumplir el año por problemas alimenticios así que se dedicó a buscar una alimento sano y compatible con el problema, hacia 1866 consiguió una fórmula compuesta de leche, azúcar y harina de trigo, a la que bautizó como Harina Alimenticia primero y después como Harina Lacteada. Desde entonces la empresa creció y las papillas Nestlé ayudaron a muchos peques a poder sobrevivir y ahora ayudan a crecer sanotes y felices.

Pero, ¿qué hay dentro de una papilla Nestlè? Empecemos por el principio, las papillas Nestlé en España se elaboran con producto nacional, cereales que se cultivan en Valladolid y donde la compañía tiene un contacto directo con agricultores, proveedores y controles de calidad. Es decir, Nestlé da trabajo a gente dentro del país y elabora las materias primas para luego pasar a fábrica y llevar a cabo los procesos de forma interna, siempre de forma directa, y conociendo los procesos y controles a los que se ha sometido sus cereales.Teresa Serrano(Brand Manager Papillas Nestlé) nos contó mucho sobre estos 150 años que celebran y Nadia Solana (Nutricionista y Tecnóloga de los Alimentos) sobre cómo han ido evolucionando hasta ser referentes del mercado. 

Nombres propios como el de Agustín Fuentes, ingeniero Agrónomo y encargado de aprovisionamiento de materias primas de la gama infantil de papillas. Una persona que sabe mucho de terreno, de cereales y de las características para elegir los mejores campos controlando la producción natural y eligiendo lugares de clima seco y especialmente concienciados con emplear entornos ambientales que permitan rebajar al máximo el uso de productos químicos y pesticidas para que los estándares de Nestlé sean los más altos del mercado. 


Agustín Fuentes conoce el producto y conoce a sus trabajadores, lo cual hace que en cierta forma Nestlé sea una gran familia alejada de la idea de "multinacional" que tenemos.

Una vez tenemos un cereal perfecto, con todos los controles y garantías, con los niveles más bajos posibles de contaminación ambiental llegamos a la parte de producción de la papilla. Aquí entra en escena este amigo:

Agustín nos ha permitido preparar in situ - para entender el proceso- una papilla de cereales de calidad. Los cereales pasan por un proceso de molienda y ya seleccionados los diferentes tipos (recordad que a los cereales se les puede añadir hasta 8 tipos diferentes de harinas) se preparan las mezclas según la receta elegida con unas dosis muy exactas para pasar a un proceso de "hidratación" donde además se añaden prebióticos y probioticos dependiendo de la papilla que se prepare. Una vez se llega a esta mezcla homogénea se vuelve a "deshidratar", secar y prensar en rodillos para devolverle la textura fina que permitirá hacer en tu casa la papilla perfecta. El proceso de envasado, sellado y empaquetado también lleva un riguroso control. 


Así que después de un intenso cursillo avanzado sobre cultivos, recolección, control, preparación y degustación, porque si, las madres se pusieron las botas probando y adivinando los diferentes tipos de papillas como autenticas expertas, podemos concluir que Papillas nestlé tiene 150 años por su gran habilidad para crear sabores, investigar, fomentar el trabajo duro y el compromiso con sus consumidores para darles lo mejor de lo mejor. 



¿Sabías que...?

En Nestlé tiene un equipo especializado en catas de cereal. cada día un equipo cata tanto el cereal "virgen" como la papilla elaborada el día anterior para comprobar su perfecto sabor y verificar el control final del producto.

Les hacen pruebas. Les cambian envases, contenido, productos y demás para que mantengan atentos los paladares y saber si realmente el proceso es efectivo.

Incluyen a miembros expertos y no expertos. Aquí si trabajas en producción no te libras de probar las papillas, ocasionalmente la gente de fábrica también colabora con el proceso de cata. 


Fotos cortesía de  Nestlé

miércoles, 22 de junio de 2016

Crema de cacao Hero Nanos

 No os vamos a engañar, nos encanta la Nocilla, la Nutella y cualquier crema de cacao, así que tenemos muy hecho el paladar a estas delicias. Teniendo en cuenta la textura de la crema de Hero nos decantamos por hacer una crepe para probarla ya que es más untuosa que los cacaos normales. Es cierto que tiene menos azúcar así que mi madre está contenta por eso de no tener que bajarme del techo pero hay cosas buenas y malas en la Crema de cacao Hero Nanos, y os las voy a contar como experto que soy...


 PROS: 
Tiene menos azúcar añadido
Textura más espesa
Buena presentación...
Se puede comer con cuchara
CONTRAS:
Sabe menos dulce
Cuesta distribuir como topping
Pero demasiado pequeña, sólo 250 gr.
Se puede comer con cuchara


















Bien, la verdad es que la prueba de hoy es un poco agridulce porque a pesar de querer que nos guste por lo sano y lo guay que es como concepto por sabor nos gustan mucho más las que tienen azúcar por todas partes, en formatos grandes y que permiten ser usadas para cocinar porque hicimos una pequeña receta no dimos con el punto de dulzor que alcanzamos con otras marcas, incluso blancas, del super. Supongo que es como todo, ensayo y error pero con un frasco de 250 gramos no daba para mucho más ensayo.


Sabor (3) Me la como, pero si me dejas elegir calidad precio seguramente compraría alguna de las normales.

Textura (3) La textura es rara, es untuosa pero pringosilla, de forma que puedes extenderla pero me costó horrores. Aunque con una cuchara lo solucionamos bastante mejor.

Aroma (4)
Huele bien, no lo vamos a negar y si la mezclas con vainilla todavía se potencia más olor y sabor.

Composición del producto (4) Azúcar, maltodextrina, aceite vegetal de canola, aceite vegetal de palma, avellanas (7%), inulina, cacao desgrasado (6%), leche descremada en polvo (4%), emulgente (lecitina de girasol) y aroma. SIN GLUTEN. Sin conservantes, ni colorantes. Vamos, que es lo mejor del producto, cuidado y sano.

Calificación general (3)
A pesar de lo sano, de lo guay que es para los peques no me acaba de gustar, no sé, a lo mejor es la costumbre a otras marcas llenas de grasa saturada pero más dulces. A mi madre le ha molado más que a mi, eso también lo tengo que decir. Además el frasco es un poco pequeño, calidad precio roza el aprobado. 

viernes, 13 de mayo de 2016

Cocinando con niños Mission Wraps

Os voy a contar una cosa super importante. En esta casa hemos descubierto los Mission Wraps. No ha sido de casualidad, probamos una de las recetas de Cookita, que es una cocinera excelente de dulce y salado y enseguida vimos un autentico filón. En casa habían entrado las tortitas de trigo de toda la vida para hacer fajitas. Y la verdad es que nos sacaban de muchos apuros en las cenas pero tenían algún problema, al ser pequeñas acabábamos pringados hasta arriba de salsas, salía disparado el pollo... Pero no teníamos forma de compararlo con otro producto hasta ahora. Y ha ganado por goleada porque permite muchas más opciones y variedades y el tamaño es ideal.


Mission Wraps en España tiene tres variedades: Original, Multigrain y Spelt&Oat y se puede encontrar en el super en la sección de pan , ya sabes, mucho mejor y más sano que el pan bimbo así que cuando lo veas lo enganchas y listo. Su tamaño como decimos es como el doble que una tortita de maíz estándar lo que permite hacer recetas más completas y lo que es mejor, sólo usar un wrap y no dos o tres tortitas.

Hemos visto cientos de recetas por la red, muchas con una pinta bárbara pero si han triunfado los wraps es porque se hacen en dos minutos y para las cenas, sobre todo, te sacan de más de un apuro así que en esta casa, donde el tiempo es oro nos decantamos por algo sencillo, rápido y que además me encanta a mi. Porque si tenéis tiempo de elaborar un pisto casero. Coñe, ponle un huevo encima y te lo cenas relajado. ¿No?

Mi Mission Wrap ideal es: 

INGREDIENTES
una tortita de Multigrain,
una lata de atún, 
un huevo duro partido  
unas cuantas aceitunas partidas
una cucharada de tomate frito

PREPARACIÓN
Lo mezclas todo bien, 
lo extiendes en tu tortita, 
enrollas,
pasadita a la plancha y
¡A comer!

Pues está de muerte, ya os lo voy diciendo, y se puede pasar a la plancha o tomarlo fresquito.

Pero no os voy a engañar. La receta estrella es la de jamón con queso. Mi padre le pone un huevo frito encima, así pasado a la plancha es mucho más sano y rico que un sandwich e incluso para sacarlo de casa es más cómodo.


¿ Cual ha sido nuestra valoración? ( Del 1 al 5)

Flexibilidad  (5): Hemos hecho autenticas burradas y nunca se nos ha roto, miento, la primera vez que lo metimos en la plancha, pero aprendimos a dejar más holgado el pliegue y no volvió a pasar

Esponjoso- Tierno (5) : Es muy tierno, además el producto permanece así con su sistema de apertura y cierra durante varios días.

Facilidad de preparado (5): La dificultad la pones tú. Nosotros merendamos un original con nocilla a la plancha y estamos encantados. hemos puesto plátano, fresas y de todo. Lo que tardas en preparar los ingredientes es igual que si los colocaras en un plato pero es más divertido y manchamos mucho menos.

Frescura de producto (5): Entre la calidad de ingredientes y el envase el producto se mantiene fresco hasta semana y pico después.

¿ Se adapta a tu día a dia? (5) : ideal para cenas y meriendas rápidas. Se puede hacer con cualquier cosa de la nevera, incluso hemos visto a papá comer uno a palo seco. Ha sustituido en buena medida al pan en esta casa.

¿Que si es útil? (5): A partir de ahora me voy a hacer al cena yo sólo sin preguntar a mi madre.

Sabor (5): Eso se lo preguntáis a papá que se lo come sin relleno ni ná. A cada uno nos gusta uan de las tres variedades comercializadas en España así que tenemos un empate técnico.

Consistencia (5):  Como hemos dicho antes no se rompen, lo puedes "cargar bastante",  y yo me dedico a comer primero los laterales y no hemos teido ninguna baja aún, así que creo que es un rotundo exito.


jueves, 12 de mayo de 2016

La Caravana de la Salud, el complemento perfecto a Te cuento en la Cocina de Ferrán Adriá, Disney y Carrefour

El pasado día 10 de mayo mi señora madre salió de casa. Al poco llegó al Whatsapp una foto con Ferrán Adriá. Todos estábamos emocionados. Papá porque pensaba que le iba a traer un tupper con algo comestible y yo porque confiaba que respirando el mismo aire que ese ilustre cocinero  mi madre adquiriría algún tipo de superpoder culinario que le ayudase a no quemar las croquetas congeladas, o simplemente a que sus platos dejasen de parecer atacados por un ejercito que ha usado armas químicas. Pero parece que no, no sólo no ha sido así si no que ha venido hipermotivada para cambiar los hábitos de la familia y dispuesta a cocinar más sano para todos. Así que no se si valorar la idea de La Carvana de la Salud de forma totalmente positiva hasta que no sobrevivamos a su menú de la primera semana.


Bromas a parte muchos sabéis que el señor Adriá tiene unos amigos muy guays, concretamente colegas de Disney, Pixar, Star Wars y Marvel. Es decir, que aunque desde mi tierna edad contemple con cierta autoridad lo que suele decir porque parece un señor muy sensato, no dejo de tener tres añitos y si ese mensaje me lo da Yoda me parece mucho más fiable. Esa es una de las premisas del proyecto multitarea en el que se ha embarcado con Te cuento en la cocina , un libro fantástico que reune recetas, trucos y aventuras Disney para que los peques aprendan a cocinar y comer con gusto. El libro recoge 60 recetas en las que cocinan los platos favoritos de todos los personajes  el cocinero se "mete" literalmente en el mundo Disney, muy pronto lo complementarán con apps para tablets y ayudar a que la experiencia en las cocinas sea mucho más amena y dicertida para los papis que quieren cocinar con los peques.

Comer bien alimenta el alma.
Si el libro no os parece suficiente desde Carrefour y Disney, ayudados por el Hospital de La  Paz han completado con muchas acciones este lanzamiento. En tan sólo un mes la ronda de presentación ha sido un éxito, Ferrán se ha colado en el programa de Cocina del Canal Disney ¡Ojo al Plato! y además tienen varios concursos por internet, tele y centros comerciales. El plato fuerte son las 46 recetas que preparó en Barcelona con 14 familias así, de sorpresita para saber si el libro era de verdad útil, un test en toda regla. Y es que el proyecto es largo, no menos de tres años para poder llegar a calar en el corazón de la educación y llegar a todos los puntos que se pueda. El propio Ferrán lo define como el proyecto más ambicioso e increíble en el que se ha embarcado porque no cocina para familias, les enseña a cocinar a ellas. Pero aunque esto parece digno de la presentación tampoco es de esto de lo que hablaron el pasado martes. ¿A que cada vez estáis más intrigados?
Ferrán Adriá, Marisa Martí y Miguel Ángel Conesa presentando el proyecto
Miguel Ángel Conesa, Director de Marketing de Carrefour España; Marisa Martí, Vice Presidenta y Directora General de Disney Consumer Products & Integrated Retail de The Walt Disney Company; Ferran Adrià y Nao, el robot bailarín lo que querían era hacer participes a mamis y medios del arranque de La Caravana de la Salud.

La Caravana de la salud es el complemento ideal para que los peques sean capaces de aprender sobre nutrición, cocinar y jugar. De manera divertida y didáctica Carrefour completa la iniciativa con estos talleres que recorrerán toda España durante los próximos 7 meses aparcando en más de 28 ciudades de 11 comunidades autónomas, 51 supermercados (en horario de tarde y fines de semana)  y  más de 300 colegios (en horario lectivo), es decir, más de 15.000 niños van a poder saber un poco más de nutrición gracias a esta iniciativa. El autobús es una pasada porque en su espacioso interior podemos encontrar mucha información básica y ayuda. Una pirámide alimenticia da pistas sobre lo que los peques pueden hacer y es que en la mesa, totalmente equipada se pueden impartir talleres de cocina y aprender muchísimo. Actividades multimedia en el interior y juegos de esfuerzo en el exterior destinados a niños entre 5 y 16 años. Además los talleres serán impartidos por personal formado en la Fundación El Bulli, ¡¡DIOS!! Es lo más cerca que vamos a estar de poder reservar mesa en un restaurante con Estrellas michelines, tenedores dorados y servilletas de tela (quizás esto ya ha sonado un poco melodramático, ¿no?).

Tanto Carrefour como Disney, a través de sus representantes, trasmitieron que son conscientes de que todas las partes de la cadena deben sumar para esta educación así que desde los distribuidores hasta los personajes que más influyen en los peques deben arrimar el hombro para inculcar estos hábitos saludables. Y suponemos que Ferrán Adriá lo que ayuda es a que además sean mucho más ricos.



Yo intento ayudar a cocinar, cada poco mi señora madre me deja hacer alguna receta sencilla y disfruto mucho sintiéndome parte del proceso. Además me encanta poder comer algo que he hecho yo. Los nenes que son más mayores ahora también tienen un gran referente en los programas de cocina. Y es que la tele ayuda mucho a hacer visibles y atractivos determinados ámbitos de la vida cotidiana y ahora con tanto programa con fogones y cocinero de renombre enseñando y juzgando platos se ha revalorizado la importancia de la cocina en el día a día. Esa normalización hace que cocinar sea divertido y con La Caravana de la Salud y Te cuento en la cocina también puede ser saludable. 

Puedes consultar las fechas disponibles para visitar el "Nutribus", concursos, ideas, y  la evolución de este fascinante proyecto en : http://carrefourtecuentoenlacocina.com/

Y entérate de cómo tener una alimentación más sana en la web del proyecto: http://www.disney.es/te-cuento-en-la-cocina/

 

miércoles, 20 de abril de 2016

Nueva gama Naturnes Bolsitas de nestle

 Ya hemos dicho muchas veces que en esta casa somos muy de bolsitas. Porque eso de estar fuera de casa es como intrínseco en mi señora madre. Vamos que es ver la puerta de la calle y si no sale revienta, y cuando salimos me entra ese afán Gremlim que me obliga a comer en plan zampabollos cualquier cosa que me pongan delante, eso incluye en mi dieta cualquier tipo de bollo  y dulce así que lo que echan al bolso suele ser un poco más sano para compensar.



No os vamos a  engañar, no sabíamos que Naturnes había sacado una gama de bolsitas que tienen frutas, pero que además incluyen verduras. Una vez probamos unos potitos ecológicos en bolsita y fueron un gran fracaso así que meter en la ecuación cualquier cosa que no parezca frutita me da un poco de respeto, eso de comer zanahoria se lo dejo a los caballos, que ya hay muchas cosas ricas en el mundo como para ponerme a mi tierna infancia a dieta. Las nuevas gamas son 4 frutas; Plátano, Manzana y Avena ;  y Manzana, Mango y Zanahoria . Siempre en bolsas de 90 gramos que son bastante poco para mi, menos de dos bolsas no me como de una sentada, ¿Para cuando un formato maxi? Y con un precio aproximado de 0,90€ por bolsa.

De base voy a hacer una confesión, no me he dignado a probar nada de la nueva gama hasta que no he acabado con todos y cada uno de los Iogolinos de fresa que había en la nevera. Las cosas como son. Y no los pongo en la nevera porque sea necesario conservarlos, los ponen ahí para esconderlos de mis garras porque es el único sitio donde no alcanzo sólo de la cocina porque de no ser así tendríamos que comer sólo cosas en bolsitas.


Así puesesto es lo que os contamos de la nueva gama.

SABORES: 4/5

A video posted by Bebé Friki (@bebefriki) on

¿Qué te parecen los nuevos sabores? Pues qué queréis que os diga, que están ricos.
¿Cuál es el preferido de tus peques? A mi me gusta el de 4 frutas, soy un clásico.

TEXTURA 4/5

Como siempre es muy agradable de textura, y debo añadir que de olor también. Incluso creo que gotean menos que otras marcas.

FACILIDAD DE USO: 2/5

¿Le ha resultado cómodo y fácil de usar el formato de la bolsita?

Tengo dos o tres pegas con respecto al formato, y eso que somos fans de las bolsitas:

1. Tamaños más grandes, por favor, que eso no da para un postre decente o una merienda de señor mayor.
2. Los colores, dos de los formatos de la nueva gama son exactamente del mismo color, eso quiere decir que no hay forma humana de identificarlos así que teniendo en cuenta que mi favorito es el de cuatro frutas cuando me meto del de Manzana me enfado, y con razón.
3. ¿Aún no han creado un tapón manejable para que lo podamos abrir los niños de tres años? ¿En serio? El otro día hasta mi madre estaba llorando de la fuerza que hizo para abrirme uno. ¡Un poco de piedad y pongan cosas más blanditas!.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba