BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Bebé Gourmet. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bebé Gourmet. Mostrar todas las entradas

lunes, 13 de julio de 2020

Thinking Foods: Cocinando pizzas sanas con niños

Seguro que muchos de vosotros estáis en las mismas circunstancias que nosotros, a los peques les gusta mucho cocinar pero sois unos paquetes. Es más, mi especialidad es la cocina italiana, básicamente porque la pasta es muy fácil de hacer y la innovación sólo está en la salsa que va del tomate con carne picada a la carbonara básica. Y así, junto con una socorrida tortilla de patata mi criatura piensa que soy una excelente cocinera. Por favor, no le saquéis de su error. Por supuesto intentamos inculcarle el amor a la cocina aunque con nuestras dotes y la capacidad creativa de un niño de 7 años nuestro plato estrella ha sido la pizza. Y según el peque hace las “mejores pizzas del mundo” pero luego no se las come nunca porque recurrimos a esas bases congeladas del super que parecen cartón piedra. Pero ahora heos pasado a un nuevo nivel de sofisticación culinaria con el mejor descubrimiento del mundo, las bases de pizzas de Thinking Foods.


No os vamos a engañar, las pizzas tienen fama de ser , alimentariamente hablando, de lo más insalubre de la dieta pero en realidad puedes hacer una pizza sana en casa con paciencia e ingredientes naturales. Otro factor para ello es el tiempo, requiere varios días de preparación de la masa cosa que, objetivamente hablando, es a veces imposible. Pero hemos descubierto esta empresa que hace masas de pizza (que pueden usarse para hacer pan, calzones o incluso originales tostas) y nos han abierto un nuevo mundo de posibilidades. 

Lo primero se encuentran muy fácilmente desde su web donde hay packs que son una maravilla pero también, para los que preferís visitar el comercio físico, están en la sección de congelados del Carrefour, por ejemplo. Las pizzas son tamaño individual pero generosas y además tienen una importante variedad para poder hacer a los peques comer cosas nuevas. Thinking foods es una empresa que se dedica a realizar masas para restaurantes usando siempre un estándar de calidad en sus ingredientes con masas 100% naturales, orgánicas y con Trigos nobles como Espelta, Trigo Sarraceno, Quinoa, o 5 cereales. 

Permiten que de forma segura y rápida se mantengan los estandares de calidad así como a que su forma de amasado sea siempre sencilla y fácil a la hora de ser preparada así que, después de una experiencia en hostelería , las masas de pizzas ideales que sueña todo pizzero llegan a tu casa para poder disfrutar de un producto esponjoso, sabroso pero a la vez muy, pero que muy sano. Por eso nos animamos a probarlas, por eso y para intentar lanzar las pizzas al aire como en las películas y no morir en el intento. 

Hablemos de ingredientes.

Las pizzas que usábamos hasta ahora eran esas que venden en packs que parecen una galleta,  no son las más sanas del mundo porque llevan todo tipo de conservantes y añadidos poco sanos, por eso la idea de hacer pizza los viernes es como el “capricho” de guarrear, la cosa ha cambiado un poco ahora. 

Las bolitas tienen aproximadamente entre 200 y 400 gramos de producto y están listas para descongelar y , tras un pequeño reposo, amasar y cocinar. Eso es bastante cómodo porque con unas horas a temperatura ambiente puedes disponer de la masa lista para trabajar. Y además hace que la cocción de la pizza sea de 5-10 minutos por lo que es muy rápido. 

Permite tener gran variedad como masas de quinoa, espelta, cinco cereales, algas e incluso la pizza de remolacha que triunfa siempre por su color rosa entre los canijos. Esa variedad permite hacer combinaciones infinitas desde las más clásicas a innovar haciendo autenticas locuras. 

Amasar es sencillo ,simplemente dejando caer el propio peso de la pizza tomará la forma que necesitemos y la textura más fina o más gruesa que deseemos darle. Desde ese momento, que no tarda más de 5 minutos y hace las delicias de los canijos, hasta que entre en el horno , comienza la fiesta de la creatividad en la cocina. 

Cocinar con niños 

Muchas veces somos reacios a introducir a los pequeños en la cocina pero en ocasiones hay determinados procesos donde pueden intervenir y disfrutar de “cocinar su propia comida”. Con este tipo de pizzas lo disfrutan el doble porque son participes de todo el proceso de forma segura y divertida. No hay nada mejor que pasar tiempo de calidad con ellos y además puede sacarte de un apuro para no dejarlos solos mientras preparas la comida. 

Mira el paquete

Lo que nos ha llevado a dar el cambio a estas pizzas son tres factores. El primero es que realmente son mucho más sanas. Al mirar la lista de ingredientes nos ha convencido la manera artesanal de su elaboración. Os animamos a echar un ojo a las etiquetas siempre que compréis un producto y así decidir si innovar o incluso cambiar de marca de forma radical como hemos hecho nosotros. 

El segundo factor es que, como hemos mencionado antes, la preparación no lleva mucho tiempo y nos parece de lo más lúdico. 

Y el tercer factor es el precio que es sorprendentemente competitivo y tan insignificante que preferimos huir de esas bases prefabricadas que usábamos hasta ahora. 

¿Están buenas?

No, están deliciosas. Son blandas, tiernas y tienen un sabor delicioso. Aguantan gran cantidad de ingredientes y se doran sin ponerse duras. Podemos elegir además la masa que más nos conviene para el tipo de pizza que queremos crear y hace que la experiencia de cocinarlas sea una fiesta en la cocina. 

La empresa

La empresa tiene sede en Valencia, concretamente en Miramar, y se convirtió en un referente en la hostelería de España donde llevan operando desde 1990. Juntaron fuerzas con Carrefour para que las masas pudieran llegar también al por menor y que los consumidores pudieran tener la opción de comprarlas y hacerlas en sus casas allá por 2017. Y triunfaron, vaya si triunfaron. El sabor, la presentación pero sobre todo los ingredientes naturales las convirtieron en uno de los productos más consumidos y populares de la sección de congelados que es donde nos enamoramos de ellas. 

¿Repetiremos? 

No dudéis que vais avernos preparar muchas pizzas, cuando las haga el peque recurrirá a su especialidad de atún, jamón y salchicha pero también os daremos algún gusto más sano con queso de cabra y cebolla caramelizada o pollo picante alguna noche cuando acabemos derrotados. 

Si no habéis probado estas curiosas “bolas de pizza” y os topáis con ellas en el super no dudéis en darles una oportunidad, son cómodas, rápidas de hacer y mucho más prácticas para almacenar en el congelador. Comer rico no es sinónimo de no comer sano. ¡Una pizza no amarga a nadie de vez en cuando!

sábado, 16 de febrero de 2019

La leche como fuente de vida

 La nutrición es, y será siempre, un caballo de batalla en cuanto a salud se refiere, y más aún si nos centramos en poblaciones con necesidades específicas como el caso de las mujeres gestantes, los niños de corta edad o incluso en la entrada de la menopausia. En estos momentos de la vida el cuerpo desarrolla una serie de necesidades de las que a veces no somos conscientes y que, en realidad, sin una dieta muy específica, o un complemento nutricional, no llegan a cubrirse. Vamos a tratar grandes temas sobre las necesidades de estas etapas, grandes mitos que rodean a la alimentación en las embarazadas, la ingesta de azúcar y los complementos alimentarios de forma rigurosa pero entretenida. Así que si tienes dudas. ¡Sigue leyendo que vienen curvas!


Pecar de exceso o de defecto.

Uno de los principales problemas que surgen a la hora de tratar casi todos estos temas es la tendencia de algunos a "curarse en salud" aumentando la ingesta de forma desproporcianada de determinados nutrientes. Del otro lado están aquellos que por desgana, desconococimiento o simplemente por creencias arraigadas no se plantean la cobertura de las necesidades básicas de estos periodos que que pueden derivar en complicaciones durante el embarazo para la madre y para el feto. Por eso es de vital importancia en primer lugar saber que el asesoramiento de un sanitario cualificado es totalmente preceptivo.

Necesidades especiales durante el embarazo.

Las mujeres tienden a ganar peso en el embarazo, esto se debe básicamente a dos factores:

1. La necesidad de preparar el cuerpo para los cambios que se van a desarrollar durante la gestación

2. A dotar de los nutrientes específicos que necesita el bebé mientras permanece en el útero materno.

Los estudios tienen claro que la ganancia de peso durante el embarazo se traduce directamente en un 27% más o menos para el feto, un 6% va al líquido anmiotico y un 5% a la placenta acuosa, hay otros lugares donde se deposita ese exceso como un 6% en los pechos que se preparan para su nueva función o la acumulación de lípidos (grasas de toda la vida) en el cuerpo de la madre que ronda un cuarto de la ganancia total. Además ese aumento de peso se da de forma paulatina, no de golpe, concentrándose en las primeras 12 semanas el 5% del mismo y aumentando más o menos 0,4 kilos por semana desde ese momento. Para hacernos a la idea en la semana 20 el feto pesará en torno al 15% de lo que se calcula será su peso final.

¿Sabías que el útero necesita aminoácidos y proteínas? El 12% de lo ingerido va directamente a cubrir esas necesidades. También es recomendable aumentar la ingesta de fibra y que los lípidos sean del 30-35% de la ingesta diaria. Pero es en la ingesta de vitaminas y minerales donde las carencias son más contundentes y suele recetarse los complementos alimenticios, y donde entra el consumo de leche normal y enriquecida, como manera natural de ayudar a esta asimilación.

A pesar de que una dieta adecuada puede llegar a cubrir las necesidades de una persona normal los estudios demuestran que normalmente no se suele dar. Más aún si hablamos de niños o mujeres embarazadas. En el caso de las gestantes os sonarán el refuerzo de ácido fólico, hierro, Yodo y calcio. Es más, su consumo debería aumentarse en casos especiales como en casos de desnutrición materna anterior o simultanea a la gestación, en casos de adolescentes por la complejidad de los cambios hormonales de la combianción de ambas situaciones , en casos de embarazo múltiple o en caso de tener alguna otra enfermedad específica que recomienden su ingesta.

¿Qué se debe reforzar durante el embarazo?

 Según "La leche como vehículo de salud para la población. Situaciones fisiológicas especiales: mujer gestante" de Ángela Hernández Ruiz, Teresa Valero Gaspar, María José Soto-Méndez, María Jesús Cancelo Hidalgo, Gregorio Varela Moreiras, Ángel Gil Hernández y editado por Fundación Española de la Nutrición (FEN), Fundación  Iberoamericana de Nutrición (FINUT)  y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) de 2018. que podéis consultar AQUÍ, reconoce que la cantidad de mujeres que no llegan al consumo mínimo de estos nutrientes alcanza el 50% de la población gestante. Es decir, la mitad de las mujeres , y sus futuros hijos, corren riesgos derivados de esta baja ingesta que se traducen como defectos en el tubo neuronal, entre muchas otras problemáticas.

 La Doctora Mará Jesús Cancelo, Secretaria General de Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) explicó cuales son los principales problemas para la correcta nutrición y las repercusiones a nivel de salud para madre y feto en el ámbito nacional.


  • Ácido Fólico

Durante las ponencias realizadas por el IPN en Granada se explicó que el consumo de ácido fólico es básico desde antes de quedarse embarazada porque la formación del tubo neural se desarrolla hacia el día 21 tras la fecundación , la tercera semana, momento en el que muchas mujeres aún no sabes si quiera que están en estado. Por eso la mujer que quiere quedarse embarazada debería comenzar con esta suplementación desde 3 meses antes de quedar en cinta y se recomienda continuar hasta tres meses después de haber dado a luz. Por norma las autoridades sanitarias españolas recetan 0,4 mg de ácido fólico como suplemento estándar aunque se puede adquirir además sin recurrir a pastillas a través de alientos fortificados como algunas leches reforzadas que hay en el mercado o con leches específicas para este tipo de situaciones que acaban de lanzarse al mercado.

Documentación de la OMS sobre ingesta de Hierro y ácido fólico: https://www.who.int/elena/titles/daily_iron_pregnancy/es/

  • Calcio

En cuanto al calcio la verdad es que las recomendaciones generales se centran en aquellas madres que tienen baja ingesta de calcio, adolescentes o si se ha detectado riesgo de preclamsia. También se trató específicamente sobre la necesidad de ese calcion el los primeros años de la vida del niño pequeño con Jesús Rodriguez Huertas con su estudio sobre la leches y los derivados donde analiza la importancia de no excluir los lacteos de las dietas para tener una alimentación completa en todas las etapas de la vida. 



  • Vitamina D

La vitamina D está volviendo a estudiarse en el caso de las embarazadas. Normalemente se había sacado de la ecuación, pero se ha demostrado que es fundamental para la calcificación del esqueleto del feto, siempre viene bien un paseo por bajo el sol, a pesar de ellos la población ha generado un déficit de esta vitamina durante las ultimas décadas.


  • Hierro

En cuanto al hierro es curioso que las embarazadas suelan desarrollar anemia ferropénica cuando el cuerpo absorbe mucho más hierro y algunos factores como la desaparición de la menstruación deberían favorecer que esto no sucediera. De todas formas el hierro es un mineral que no es de fácil absorción por el ser humano así que se recomienda combinarlo, por ejemplo, con vitamina C para poder garantizar una biodisponibilidad mayor.

  • Yodo

El Yodo es básico para garantizar un buen funcionamiento de la tiroides que es uno de los controles más habituales durante el embarazo. Lo curioso del Yodo es que se encuentra en sales, mariscos, pescados y lácteos se necesita una cantidad mínima para cubrir las necesidades.

Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Independientemente del uso de pastillas para ayudar con este tipo de demandas es interesante saber que la leche contiene muchísimo calcio, vitamina D, vitaminas de grupo B.

Para aquellas personas que no quieren recurrir a medicamentos por que les resulta incómodo el formato de las pastillas, porque quieren optar por algo más "natural" o simplemente quieren reforzar un poco su alimentación existen fórmulas de lácteos en el mercado revisados por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, por dar algún dato en ellos podéis encontrar: el 100% de la cantidad diaria recomendada de ácido fólico, el 100% de la CDR de yodoel 47% de la CDR de Omega 3 EPA+DHA y un 38% del calcio recomendado al día. Eso quiere decir que en una botella de 100 ml puedes encontrar una cantidad de nutrientes específicos para embarazadas y madres lactantes de gran valor nutricional.

¿Qué se debe eliminar durante el embarazo?

No sólo hay que cuidarse con complementos, también es necesario tener en cuenta las prohibiciones y el sentido común para evitar determinados hábitos insalubres en grandes dosis y peligrosos como son los excitantes, que en el caso de estar esperando un bebé pueden perjudicar de forma muy seria al feto.

La cafeína por ejemplo, no está totalmente prohibida y se ha estudiado que un consumo inferior a 200 mg no es perjudicial. Es más o menos el equivalente a dos cafés con leche. Recuerda que los tés llevan teína y su efecto es igual que el de la cafeína. Subir esta dosis incurre en riesgos de bajo peso o aborto espontáneo. En el caso del alcohol los estudios son más complicados porque las madres , obviamente, intentan no reconocer que han bebido durante el embarazo por la gravedad de los problemas gestacionales que van desde los abortos espontáneos, bajo peso, muerte fetal o alcoholismo fetal (que puede ocasionar retraso de evolución posterior emocional e intelectual, defectos cardiacos, enfermedades graves para el futuro niño).

La leche en niños pequeños.

En el caso de los menores se del mismo perfil que en el caso de las madres. Los pequeños , después empezar al alimentación complementaria, necesitan tener una dieta sana y equilibrada que se traduce en reforzar ingestas de nutrientes como proteínas, lípidos, hierro y vitamina D en cantidad muy superior a la que se recomienda en al edad adulta. Por eso habréis oído las recomendaciones de no usar leches desnatadas en menores ya que la fuente de energía que significa la leche, unida a la accesibilidad que permite su consumo varias veces al día sin problema a través de lácteos y derivados hace que sea muy sencillo que se pueda consumir sin grandes problemas.

Es decir, frutas, verduras, hortalizas, pescados y lácteos no deberían faltar en la dieta de los más pequeños nunca. Y aún así los análisis demuestran que los niños españoles tienen una ingesta muy alta de proteínas, lípidos y ácidos grasos saturados, y bajas ingestas de ácidos grasos Omega 3, hierro y vitamina D.


Durante las ponencias del marco del Blogtrip Puleva Infantil el  Doctor José Maldonado, Profesor Titular de Pediatría de la Universidad de Granada y Facultativo Especialista de Área en la Unidad de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Infantil del Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada) presentó los resultados de un estudio llamado “Ingesta de micronutrientes en niños. ¿Es necesaria la fortificación de alimentos?” donde explicaba que la leche, por su fácil absorción, su gusto y su presencia en todas partes es el mejor vehículo para controlar la ingesta de los nutrientes más necesarios en la alimentacación normal y en cualquier caso  a través de leches enriquecidas ya que sus formulas han mejorado sobre manera en los últimos años con la gestión de las grandes empresas y su ayuda para que desaparezcan de sus ingredientes los azúcares refinados añadidos siendo ya , a nivel de aporte de azúcar semejante a un vaso de leche normal.

El azúcar añadido. Mitos y realidades que no conoces.

Es necesario ingerir hidratos de carbono, entre esos hidratos de carbono se encuentra el azúcar pero ni todos los azúcares son buenos ni la leche es el mal encarnado en cuanto al consumo de azúcar. De hecho una de las cosas más básicas que os vamos a recomendar un poco más abajo es reconocer qué azúcar está en cada aliento mirando su etiqueta para no despistaros y creer toda la información que podáis encontrar en internet.

La cantidad estimada de hidratos de carbono con respecto al total ingerido de calorías en un día normal es de la mitad. Si, el 50% de lo consumido son hidratos de carbono y no todo es "azúcar añadido", en todos los alimentos hay azúcares naturales como la fructosa en la fruta o la lactosa en el caso de la leche.


¿Cuanta lactosa hay en un vaso de leche normal? Pues os soprenderá saber que la presente en un vaso de leche, unos 250 ml, es de 12 gramos de lactosa. Si hablamos de una porción estándar de yogur estaríamos hablando de cerca de 6 gramos. Es decir, todo lo que supere esa cantidad es azúcar añadido por el motivo que sea. Si queréis un ejemplo gráfico , por ejemplo, en los batidos de sabores se añade entre una y tres cucharadas por cada porción consumida.

Nosotros no hemos usado nunca leches reforzadas en la alimentación. Hasta la fecha su composición, para disimular los añadidos de minerales y vitaminas llevaban sabores artificiales como la vainilla y azúcares añadidos y teniendo en cuenta la dieta de nuestro hijo y sumando que su sabor no le agradaba en exceso hizo que nuestro romance con este tipo de leches fuera más bien breve. Sin embargo es un alimento muy aconsejable para aquellas familias que realmente no tienen tanta suerte con los pequeños, aquellos que no son tan abiertos a consumir frutas, verdura, pescado... Y así reforzar las carencias de una forma más sana que un complemento específico de farmacia. El Doctor Federico Lara, Coordinador Científico del Instituto Puleva de Nutrición, explicó los avances en este sentido de la marca para eliminar el azúcar añadido en las leches infantiles. De hecho ya tienen en el mercado varias leches infantiles con objetivos cumplidos.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) y  la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) han reocmendado reducir los azúcares en un 10% pero desde Puleva han ido un poco más allás y han iniciado un camino de tres años con la primera fase ya conseguida con unos resultados que minorizan el azúcar el 30% en sus leches en julio de 2017 pero consiguieron llegar al 50% y este año ya son libres 100% de azúcar añadido. Y en el caso de Puleva MAX han llegado al 50% y en este año (2019) llegarán a la reducción del 100%. En el caso de los batidos sus productos tienen un 30% menos de azúcar que el resto siendo los que menos azúcar añadido tienen en el mercado (han reducido en un gramo la porción por unidad), y además están enriquecidos con vitamina D... y lo más importante, en ninguno de estos productos el sabor ha cambiado para sus consumidores así que sumamos calidad y cantidad de nutrientes sin renunciar al sabor. En su catálogo ya tienen dos leches , precisamente las orientadas a los más canijos, Peques 2 y Peques 3 que ya no tienen azúcar añadido.


Como conclusión, la leche y los lácteos en general deberían formar parte de cualquier dieta sana y equilibrada.


Si te interesa saber más sobre mitos en la alimentación infantil te recomendamos pasar por el artículo sobre la ponencia de Marián García (Boticaria García) que encontrarás en este enlace: http://www.bebefriki.es/2019/02/la-era-de-la-incomunicacion-falsos.html


lunes, 4 de febrero de 2019

La era de la incomunicación : Falsos mitos en la alimentación infantil


La primera charla que tuvo lugar en el Blogtrip Puleva Infantil de este año vino de manos de una de las diosas de la comunicación de los últimos años en cuanto a divulgación popular de salud. Es importante explicar, para los que son ajenos al fenómeno Boticaria, que de un tiempo a esta parte usando blogs y redes sociales y juntándose a grupos de opinión en internet (sobre todo relacionado con madres) Boticaria García tiene un hueco en cualquier foro y además una legión de seguidoras. Es posiblemente gracias a su sensatez y que además la muchacha es muy  maja.

Después de ejercer como boticaria rural se pasó la bando de la divulgación y se dio cuenta de que internet era la mejor manera. Según reza en su biografía eso de “he leído en internet” le ponía muy mala así que decidió ser ella la que lo escribiera y poner un poco de sensatez. De ese modo consiguió colaborar en radios, periódicos y diversos medios para hacer la salud un poco más asequible y divertida. 

Además ha publicado El paciente impaciente y El moco radioactivo (orientado a padres primerizos).
La verdad es que a pesar del viaje, del cansancio de la semana y de muchos otros factores la charla de Marián fue un autentico placer. Como no podía ser de otro modo  sus mitos sobre nutrición versaron , sobre todo, de la leche.

1.    La leche provoca mocos

A día de hoy no hay evidencia científica sobre el aumento de los mocos por el consumo de leche, al contrario, sólo se reconocen valores nutricionales  y básicos para la primera infancia de los más peques.

Una de las cosas más para´cticas que aprendimos durante la charla es a justificar las afirmaciones de forma rotunda con artículos científicos reconocidos, Por eso, y ante los incrédulos que prefieren una buena leyenda urbana a un buena estudio lleno de palabras rebuscadas y pruebas os dejo dos artículos sobre el tema:

¿La leche aumenta la producción de mocos?
El consumo de leche no está vinculado a la producción de mocos o a generar asma.

2.    El humano es el único animal que toma leche después del destete


Me van a permitir que cite algunas de las cosas que hacen los humanos y nadie más es capaz de hacer: ir en coche, cocinar un buen cocido, leer un libro bien gordo o vestirse con  estampados de florecitas. Estas afirmaciones tienen el mismo rigor que la de la leche. Tal cual.

3.    Leche cruda es más nutritiva 


Y también más potencialmente peligrosa. Esta idea descabellada procede de la comunidad catalana donde se permitióla venta de la leche cruda por parte de ganaderos de forma directa a trav´ñes de pequeños comercios o en la propia explotación. Si Pasteur levantara la cabeza seguro que volvía del tirón a su tumba del susto. El proceso de pasteurización de la leche es bastante simple y la parte ma´s importante lleva a calentar la leche a elevadas temperaturas para acabar con las posibles bacterias potencialmente dañinas para el organismo humano. Entre esos bichos de los que disfrutamos con unas preciosas fotografías en la ponencia los más peligrosos son Campylobacter, Salmonella, Escherichia coli, Brucella melitensis, Mycobacterium bovis y el virus de la encefalitis por garrapatas.

Por fortuna la leche pasteurizada había acabado con este tipo de enfermedades pero gracias a estas corrientes en los últimos años se han dado brotes de ellas en Europa.

Más información sobre los riesgos de tomar leche cruda en este artículo de la EFSA .

4.    El aceite de palma es muy malo

Recordaréis que no hace mucho el aceite de palma era la principal preocupación de cualquier ser humano y todo íbamos escudriñando las etiquetas de los super mercados para no alimentar con veneno a nuestras criaturas (aunque olvidábamos mirar el resto de productos de consumo familiar). Esto se produjo por la returada de un supermercado de sus productos con leche de palma de los lineales por motivos de ética ya que la producción de aceite de palma es un problema medioambiental de dimensiones apoteósicas.

Desde ese momento se empezó a demonizar el uso de aceite de palma y casi todas alas empresas han incluido en la medida de lo posible las etiquetas de SIN ACEITE DE PALMA para evitar la ruina y han rediseñado sus productos (incluso con aumentos de precio) para que  la gente consuma sin miedo.

Hace no mucho asistimos  otras conferencias sobre aliementación infantil y salió el tema también. Si bien el desarrollo de los productos sin leche de palma se ha convertido en un reto de responsabilidad nos informaron sobre los valores nutricionales de la leche materna y en ella, la madre, produce en gran medida aceite palmítico que pasa al bebé. Por eso muchísimas leches infantiles (me refiero a leches para bebés para aquellas madres que no dieron pecho por el motivo que fueran) intentan copiar la estructura de la leche de producción natural y lo incluyen como parte importante de su composición. Imitar la leche real del cuerpo humano es, de cajón, lo más sensato para este tipo de alimentos, y por tanto su eliminación de los mismos es compleja y contraproducente. Aclaro que Puleva comercializa este tipo de productos de alimentación infantil, estoy aportando datos para hacernos una idea  de lo que sucede en el organismo.

Ahora bien. El aceite de palma como grasa saturada no es un alimento “sano” y conviene usarlo en la menor medida posible. Por su coste además está presente en muchísimos alimentos que ya de por si no son muy saludables. El aceite de palma se encuentra casi siempre en alimentos procesados por lo que ya en si mismos son poco recomendables. Además es obvio que el impacto medio ambiental del mismo es nefasto.

Citando a la OMS: “Menos del 30% de la ingesta calórica diaria procedente de grasas (1, 2, 3). Las grasas no saturadas (presentes en pescados, aguacates, frutos secos y en los aceites de girasol, soja, canola y oliva) son preferibles a las grasas saturadas (presentes en la carne grasa, la mantequilla, el aceite de palma y de coco, la nata, el queso, la mantequilla clarificada y la manteca de cerdo), y las grasas trans de todos los tipos, en particular las producidas industrialmente (presentes en pizzas congeladas, tartas, galletas, pasteles, obleas, aceites de cocina y pastas untables), y grasas trans de rumiantes (presentes en la carne y los productos lácteos de rumiantes tales como vacas, ovejas, cabras y camellos). Se sugirió reducir la ingesta de grasas saturadas a menos del 10% de la ingesta total de calorías, y la de grasas trans a menos del 1% (5). En particular, las grasas trans producidas industrialmente no forman parte de una dieta saludable y se deberían evitar (4,6).”

5.    La leche tiene antibióticos 

Reconozco que en mi ignorancia era la primera vez que escuchaba semejante afirmación. Después de la charla he echado un vistazo a la legislación y a los procesos habituales en las granjas donde ordeñan leche para consumo y es imposible que la leche que se consume en los hogares pueda contener antibióticos. La leche de vacas en tratamiento no entra en la cadena de producción y de hecho pasa por tantos controles desde su recogida que es 100% seguro de que en ningún caso podrán falsearse o cometerse errores en todos ellos.

En 2016 analizaron la producción de leche y nada de hormonas raras ni de antibióticos , y por cercanía tampoco los encontraréis en los huevos o en la carne. Podéis consultar los resultados aquí. 

6.    La leche tiene hormonas 

A la hora de investiga esta afirmación o mito he tenido mis más y mis menos con internet. Hay millones de fuentes alarmistas al respecto y otras que aportan datos sobre tipos de hormonas y su información nutricional real  el impacto sobre el ser humano.

Las vacas para producir leche necesitan tener hormonas, es un proceso biológico porque sin ellas no pueden alimentar a sus terneros. Ahora bien, según los estudios estas hormonas son sorprendentemente parecidas a las del ser humano y por eso su asimilación no es mala.
Independientemente de los problemas de alergias e intolerancias de los que hablaremos más adelante.
Las leches orgánicas que siguen el estándar USDA prohíben el uso de hormonas sintéticas en la leche. Por si así te quedas más tranquilo. Eso sí, no es más saludable que la leche “normal”, tampoco menos, para que quede claro.

Información sobre las hormonas en la leche de vaca. 

7.    Las bebidas vegetales son más saludables

Este tema me encanta. En mis tiempos se generó esa moda de que las leches de soja eran mucho más sanas. Y allí que me fui al super a probarlas… Pero amigos, es que era como tomar zumo de rama. El fallo fue mío por creer a pies juntillas cualquier campaña que salía por los medios y no molestarme en leer sobre el tema. Mi romance con las bebidas vegetales duraron poco, concretamente el cartón acabó en la basura (amarilla por supuesto) porque no me agradaba el sabor.

Las bebidas vegetales (que no leches vegetales) no son leche. Me explico. La leche de vaca es uno de los alimentos que más valor biológico aporta al organismo por su cantidad de hidratos de carbono en forma de lactosa, el calcio, la vitamina del complejo B y del tipo A y D y también en minerales como magnesio, fósforo y zinc. Eso sin hablar de leches con refuerzo nutricional. 

A parte de esto la lactosa natural de la leche favorece la absorción del calcio  del magnesio que tan importante es en edades tempranas y en la vejez. No sólo te aporta esa cantidad necesario si no que además te ayuda a asimilarla de forma natural.


Los estudios dicen que la leche más consumida en nuestro país es la semi desnatada pero si hablamos de nutrición infantil recomiendan que sea leche entera porque los peques tienen necesidad de esa “grasa” en su desarrollo, sobre todo si tienen una dieta sana y equilibrada.

Todos estos componentes no aparecen en las bebidas vegetales que hay en el mercado. Es más aprovechando la lección de Boticaria me he ido al super y he estado mirando las etiquetas de las bebidas vegetales y me he llevado una gran sorpresa. Los contenidos de las mismas serán casi ridículos. La leche de almendra lleva un 3% de almendra, la de sésamo andaba igual más o menos. Ninguna bebida de soja lleva más del 4% de soja… Vamos que los contenidos nutricionales son escasos y carecen de proteínas pero muchas llevan azúcares añadidos. ¡Me han matado el mito!

Resumen. Las bebidas vegetales no son necesarias para la nutrición. Pero vamos, que si te gustan adelante.

8.    Intolerancia a la lactosa vs alergia proteína de la leche

Pasamos a definir porque no lo tenía muy claro.

La lactosa es un azúcar que se encuentra de manera natural en los lácteos. Para digerirla se necesita una enzima llamada lactasa. A pesar de que hay casos de este tipo en niños pequeños es más habitual hablar de intolerancia en los adultos porque la enzima puede desaparecer y provoca digestiones complicadas en los productos lácteos.

Lo que produce la alergia a la leche son las proteínas de la leche. Me ha resultado curioso constatar que si eres alérgico a la leche la sustitución por leche de oveja o de cabra no disminuye el problema. Esto es básicamente por las anécdotas de la gente y sus trucos infalibles que se fundamentan en la nada absoluta. De hecho los especialistas recomiendan que se evite aunque no den síntomas porque pueden dificultar la identificación del problema y la solución al mismo.

La alergia suele darse en el primer año de vida y además se usa como indicador para futuras alergias. Es super importante seguir las indicaciones de los médicos para el tratamiento y el control de la misma. Muchas veces esta alergia puede controlarse y desaparecer.

En cuanto a alimentación infantil no se olvidó de hablar de:

Los menús infantiles. 

Esos menús, a veces respaldados por niños de master chef o auténticos mitos de la alimentación compuestos por Nuggets, perritos, pizzas y pasta. Y con poca variedad. Por supuesto con bebida azucarada y postre de helado o bollería industrial. Es verdad que en ocasiones los padres recurren a este tipo de menús para salvar el rato cuando están fuera o es necesario hacer una comida rápida pero es injustificable que no hay opciones que incluyan verduras o pescado en ninguno de ellos. Por cierto. ¿Soy la única persona que piensa que además para lo que dan son extremadamente caros? 

A los niños no les gustan las verduras.

Así, a palo seco y sin haberlas probado. La cultura popular ha demonizado las verduras (y la mayoría de las cosas verdes y rojas) de las dietas de los pequeños. Las frutas tampoco son muy populares entre ellos pero muchas veces es por desconocimiento, por falta de prueba y sobre todo porque los padres no ofrecen ni consumen estos alimentos delante de los pequeños.


En Del Revés en Japón Asco no respondía al broccoli porque allí les encanta, lo cambiaron por pimientos que les da más asquete. Dime entonces si no es algo cultural...

Soluciones fáciles, sencillas (y gratis)

Involucrar a los peques en la compra diaria
. Ir al super puede ser divertido. Palabra. Tocar, oler, probar y elegir los alimentos hace que se involucren y sientan curiosidad. Si además tenemos tiempo de meterlos en la cocina y que ayuden en su preparación ya eso hace Bingo total. 

Aprender a leer etiquetas. A veces la tendencia a comprar productos poco saludables viene de la publicidad, de la cercanía y sobre todo de los precios. Los productos refinados y ultrarefinados son más populares, están en  más cantidad y encima son más baratos por lo que aprender a identificarlos es básico. ¡Y necesario! Una forma super fácil es mirar las etiquetas todos juntos. Si tienen más de cinco ingredientes sospecha de su calidad. Si tú puedes llegar a esa conclusión ellos también pueden.

No me digas que no ha sido divertido y educativo. Pues esto ya sumado al juego de pasapalabra para afianzar conocimientos convirtió la charla de Boticaria García en una de las más populares y divertidas de este blogtrip. 

¡Enhorabuena!





lunes, 22 de octubre de 2018

Mi vida comiendo de tupper (by Wetaca)

Como os hemos estado enseñando durante los últimos días nuestra comida de la semana ha sido enteramente cocinada por un chef. Eso quiere decir que no hemos tenido croquetas congeladas de color negro, fritos varios a punto de caducar y exóticas mezclas para poder terminar las cosas que suelen poblar nuestra nevera. Muchas veces os he contado que mi madre lo de cocinar no lo lleva del todo bien, si a eso le sumas que tiene poco tiempo desde que sale del trabajo hasta que va al cole a recogerme es la combinación perfecta de pereza absoluta para que la mitad de los días la comida sea algo rápido y no siempre saludable. Por eso además las cenas son más copiosas y así entramos en un círculo vicioso en el que comer bien y saludable es complicado.


Pero habíamos oído hablar de Wetaca, ¿Los conoces? Son un grupo de emprendedores que pretenden hacernos las comidas más sanas, ricas y variadas. Los chefs de Wetaca eligen una carta compuesta de 12 platos en total que van cambiando cada semana. Los jueves aparece la carta nueva semanal para poder elegir los platos que comerás la semana siguiente. Cuando cierran los pedidos a las 12 de la noche se preparan para cocinarte la selección y te llegan a casa en la franja horario que prefieras el domingo o el lunes. De esa forma no tienes que preocuparte de nada, hacerte la comida del día siguiente o incluso agobiarte por comer siempre lo mismo. Otra ventaja es que en los platos se contemplan opciones sanas y más ligeras así que puedes darte un capricho con un postre, pedir fruta o incluso degustar alguna opción vegana. En invierno no faltan los platos de cuchara y en épocas calurosas los gazpachos y salmorejos.

Al principio no sabíamos cómo podía resultar. Los platos tienen todos acompañamiento por lo que los tiempos de calentamiento no son iguales pero en realidad el sistema es muy sencillo. Si es necesario los platos vienen desestructurados de forma que puedes calentarlos por separado y tienen  holgura para poder mezclarlos en un sólo tupper cuando estén listos. Sólo tienes que pinchar el plástico, seguir las instrucciones de preparación y disfrutar. Además los envases son reciclables. 

Y una vez sabemos esto vienen las preguntas. Las que nos hemos hecho nosotros y las que os hacéis vosotros también:

- ¿Los platos están ricos? 

Son platos diseñados para aprovechar los ingredientes de temporada, cocinados por chefs en un obrador privado. Elaboran la cantidad exacta según los pedidos por lo que los ingredientes comprados semana a semana son de primera calidad. El envasado al vacío es genial y la manera de separar los diferentes alimentos la mar de útil para poder degustar cada plato de la manera correcta. Por todo esto debo decir que los platos están muy ricos. En nuestro pedido tenemos que decir que el arroz meloso,la Pechuga de pollo con especias morunas y couscous y el Curry Madrás de pollo nos han impresionado. Y eso que hemos pedido muy a lo loco y muchos de los ingredientes y recetas no los conocíamos de nada.

-¿Te quedas con hambre? 

Las raciones son muy generosas y están pensadas para ser plato único. Todas las que hemso pedido estaban entre los 450 gramos y el medio kilo. Alguna vez con un sólo tupper hemos cenado mamá y yo sin problemas.

- ¿Esto caduca? 

Los tuppers se preparan para que puedas comerlos durante toda la semana siguiente así que desde que llegan a casa dispones de 7 días para comerlos cuando quieras.

- ¿No se estropean? 

No, el transporte se realiza refrigerado y cuando llega a tu casa hay que ponerlos en la nevera porque deben conservarse fríos hasta que los calientes.

Además una vez abiertos tienes la posibilidad, si la ración es grande o surge un imprevistos, de comerlo dentro de las 24 horas después a ser abierto sin problemas.

- Yo estoy a dieta. ¿Esto como se sabe si engorda?

Cada tupper viene etiquetado con los datos muy claros. Tanto ingredientes como valores nutricionales de todo lo que hay dentro del tupper y en la web puedes consultarlos antes de realizar el pedido entrando en los datos de cada uno de los platos.

 - ¿Sale caro? 

Pues más barato que comer fuera. Más sano que comer precocinado. Con el código de 10 € que os damos ANABELENP1800 y 12 euros puedes comer toda la semana (y digo 12 porque el pedido mínimo es de 22 euros) Además puede usar los cheques restaurante que te den en el trabajo así que son todo ventajas.




martes, 27 de junio de 2017

De visita a la Fábrica Nutriben

Muchos sabéis que tengo una fijación inmoral por visitar fábricas, me parecen unos sitios fascinantes y aprendes un montón de cosas de la producción, investigación y elaboración de productos de consumo que son sorprendentes... por eso cuando Nutriben Innova invitó a una jornada que incluía charlas de nutrición y visita a sus instalaciones no podíamos dejar pasar esa oportunidad.



La semana pasada dentro de la iniciativa de Nutriben Innova se realizó en Madrid un encuentro para hablar de muchas cosas: Nutrición infantil, coaching personal e incluso una clase de Bikram Yoga que con las temperaturas que estamos viviendo era posible hacer hasta en la calle. Pero lo que más moló de todo es ver cómo se hacen las leches de fórmula. 

No es un secreto que he sido un bebé gordote de biberón, además siempre me lo daba papá. mi madre se crió con Nutriben y yo también.

La fábrica de Nutriben es visible desde la carretera, está entre  Alcalá de Henares y Meco, a pocos kilómetros de Madrid y se puede ver desde Tren, Coche y cualquier medio de transporte que pase medianamente cerca. Es un almacén inmenso y sofisticado donde se preparan las leches que se distribuyen a todo el mundo, como muchas otras como Valor o Guinness (grandes y dietéticos ejemplos de fábricas visitadas hasta la fecha, que ya os he dicho que nos molan las fábricas...) la producción total se realiza allí y se lleva donde sea necesario para su distribución lo que hace que sea una absoluta maravilla ver la cantidad de producto y de trabajo que lleva todo.

Empecemos por el principio, que es como mamá y el resto de blogueras entraron a la fábrica. Y eso incluye seguridad: nada de productos metálicos, cosas sueltas, nada de móviles y por supuesto nada de nada a secas. Al tratarse de un entorno de producción de alimentos las medidas de higiene son brutales. Les vistieron como si fueran a operar a corazón abierto: batas, gorros, guantes y calzas estériles para pasar a la zona de recepción producción y almacenaje.  Ya vestidas de esa guisa llegaron al primer muelle donde recepcionan con total seguridad y control las materias primas y se comprueban albaranes, pesos y que no hayan sido manipuldas antes de pasarlas al almacen. Después hay dos salas de pesado, una de “granel” así a cascoporro y otra de precisión para determinados componentes  como vitaminas o probioticos que llevan una concentración menor.

Cuando se ha decidido qué leche se va a fabricar de la selección inmensa de Nutriben que hay en el mercado se prepara según la fórmula y se pasa a la sala de dosificación. 

Proteina, maltodrextina, leche desnatada y Lactosa son los componentes que más cantidad llevan en la mezcla y se vuelcan en los super tanques con grúas por el peso de los contenedores. Pero obviamente se pueden cambiar -  o se elimina la lactosa y leche en caso de fabricar las fórmulas sin lactosa - tras un proceso de rigurosa limpieza de todas las líneas del proceso.

Luego se produce el proceso de mezcla que dura unas 8 horas. Este proceso hidrata la mezcla para conseguir homogenieidad antes de pasar al secado de la misma. La torre de secado es una mole de casi cinco plantas, para que os hagáis a la idea todo se construyó en función de su estructura.



El producto se seca con una evaporación a una temperatura brutal y se almacena para pasar la cuarentena de calidad, básicamente se vuelve a echar un vistazo al lote y controlar que todo ha salido según lo previsto antes de meterlo en su adorable botecito.

El envasado final es un proceso super curioso y totalmente mecanizado (casi como el resto de la producción). Cadenas y diversos robots y brazos hidráulicos envasan el producto final. Mi madre me ha puesto el vídeo del brazo que coge los cacitos y me tiene hipnotizado del todo. Las cajas, las tapas, … todo es controlado por máquinas que hacen que la precisión y la limpieza sean máximas.

Las instalaciones de Meco se abrieron en 2009 pero acabaron al construcción en 2014 con un complejo de 4 edificios y 18.000 metros cuadrados, aunque sólo visitaron la fábrica de leche también fabrican Potitos y cereales . Hay tres turnos que trabajan de manera continua aunque gracias a a automatización la plantilla es muy reducida, un total de 30 personas para los tres turnos. Este control permite estandarizar los procesos de producción y la total trazabilidad durante todo el proceso de las material primas evitando errores humanos . Además ese personal cumple rigurosamente los estándares higiénicos, antes de entrar y forrarnos con todas las capas del mundo también lavamos manos y desinfectamos. En cada sala había al menos  un deposito de desinfectante al lado de cada puerta, vamos, más antiséptico imposible.

Otra cosa curiosa es que la zona de envasado está en un entorno libre de oxigeno para que nada altere las condiciones del producto. Aquello más que una fábrica parecía una nave espacial. Una barbaridad de curro para la elaboración de un producto básico para muchas mamás.

Si queréisis ver al fábrica por dentro tenéis en esta web mucho vídeos para que descubráis el proceso: http://nutribenfabrica.com/


Nutriben  empezó a fabricar allá por 1963 productos de alimentación y es suyo el término “potito”. Cuando digo que somos una familia de Nutriben después del chocolate es que es cierto, rebuscando en el baúl de los recuerdos mamá ha encontrado las anotaciones del libro de salud de cuando era peque con su alimentación y… ¡Allí estaba! Y también ha sido parte de mi dieta tanto en leche como en papillas y potitos (y he de decir que son de los que mejor se deshacen) .

Desde entonces hasta ahora la preocupación por hacer lo mejor para los peques ha sido una constante que culmina con esta fábrica que puede producir hasta 12.000 toneladas de alimento al año. Una autentica barbaridad.

Por supuesto el resto de la jornada tuvo momentos super interesantes y mamá disfrutó mucho de las ponencias de los dos pediatras Aurora Molina y Jorge Martinez, aprendió sobre nutrición en los 1000 primeros días y la obesidad en los más peques, cuestionó sus reglas gracias a las cajitas de Aritz Urresti y muchas sufrieron con la sesión de yoga que era cosa de valientes pero es que la fábrica es lo que más le moló, las cosas como son.

Y para terminar con nota... ¿Aceite de palma en la leche de fórmula? Pues si, porque consigue que la fórmula tenga la apariencia lo más parecida a la leche materna, cosa que a las madres de biberón les ha preocupado y les preocupará toda la vida. Más allá del impacto medioambiental de este aceite que es provocado por todas y cada una de las cosas que lo llevan (esas sí innecesariamente) hay que ser sensatos y documentarnos antes de tomar decisiones. Si os interesa el tema os aconsejo una lectura rápida y amena...

¡Gracias a todos por aguantar el rollo! ¡Y a Nutriben por invitarnos!

lunes, 12 de junio de 2017

Programa educativo de nutrición de Nestlé

Eso de la nutrición infantil es un gran misterio para mí. Cuando nació mi prima resulta que le daban de comer teta. Claro, a mí eso me mosqueó mucho porque con la teta pues la niña no iba a crecer nunca así que pedí que le dieran cereales, preferiblemente de chocolate, para que así pudiera hacerse grande, hablar y jugar. Me explicaron que los bebés no comen como yo. Aún lo estoy asimilando. Y por lo que he oído eso de la alimentación que tanto me confunde también es motivo de preocupación entre las mamis y sobre todo entre las novatas. Por eso en Nestlé han creado un programa on line de nutrición para ayudar, asesorar y acompañar a la mami y al niño en los 1000 primeros días. 

 Esos días no son los de vida del bebé, vamos que no son desde que nace, son desde que está en la barriguita de mamá cuando ella tiene que empezar a cuidarse para estar los dos igual de sanos y se prolonga hasta los dos años de la criatura. Y es que lo que come la madre es importante para el desarrollo del canijo.



Este programa personalizado analiza la edad del niño y va acompañando por los distintos hitos, introducción de alimentos, consejos y todo lo que puedes necesitar saber sobre alimentación siempre asesorado por especialistas que te van a ayudar en todo momento con las dudas que puedan surgir. Vamos, lo ideal para madres miedosas o para ponérselo a abuelas que ceban a las criaturas. Para ello la mami sólo tiene que registrarse y logarse en el curso. Además recordad que con el registro os envían muestras gratis y un regalo de bienvenida.

Además es muy ameno y te permite adapatarlo a tus necesidades, y encima te van dando medallitas para animarte a seguir. Que las madres son como nosotros, les das una medalla y se vienen arriba.

Para conocer el tipo de contenido del curso las mamis se fueron de desayuno a echar un juego y demostrar lo mucho que saben de nutrición infantil. Bueno, he dicho mucho pero creo que mi madre aún no se cree que haya conseguido sobrevivir con la cantidad de meteduras de pata y lagunas mentales contestando al quiz. Pero oye, que ella y sus amigas acabaron últimas pero felices, y posiblemente no olviden un par de datos que compartir con otras mamis. Cosas como la importancia de la leche materna, la introducción de los alimentos o diferenciar pescado azul y blanco (que a estas alturas no lo sabe todavía... una carrera para esto).

Si te animas a seguir el curso o a echar un vistazo y contarnos tu experiencia o qué te parece su contenido estaremos encantados de escucharte.

Toda la info aquí: Curso Nutrición Infantil GRATIS



lunes, 3 de octubre de 2016

Te cuento en la cocina: Ferrán Adriá, Carrefour y Disney ¡Juntos!

Os hemos hablado anteriormente de la presentación de la caravana de la salud, del Bulli y de Te cuento en La Cocina alguna cosilla pero no os hemos enseñado lo más importante... ¡el libro! Y es que todos estos actos rodean un proyecto muy bonito e inusual que hermana a Carrefour, todas las ramas de Disney, la Fundación La Caixa, la Fundación El Bullí y el hospital de La Paz para ayudar a que los peques conozcan, disfruten y aprendan sobre gastronomía como nunca antes se había hecho.


Mi señora madre está hipnotizada con el libro. La primera parte se la ha leído como cuatro veces y en ocasiones intenta explicarme alguna cosa muy básica para que aprenda algún proceso de eso del "cocinar", aunque con 3 años la cosa es complicada. A mi lo que me gusta es elegir el menú.

Por sorprendente que parezca soy el único niño del mundo que quiere comer a todas horas pez. Para desayunar, comer, merendar y cenar. El día que en el comedor me plantan merluza lo peto con la de caras sonrientes que me dan. Creo que es porque ese día nadie más tiene cara sonriente, pero eso ya es otra historia sobre la alimentación infantil donde no nos vamos a meter porque hay mucho padre remolón con eso de comer sano y variado.

También he de decir que me gusta mucho cocinar aunque normalmente no me dejan participar de muchos de los procesos. Por no decir casi ninguno. Pero cocinar es guay porque ayuda a practicar muchas cosas: psicomotricidad fina, medidas, números, destreza, medición de tiempos... así que lo que parece un mero juego casero se convierte en una fiesta didáctica. Preparar las medidas de las recetas y hacer las mezclas es cosa mía. Eso y realizar la cata aleatoria de productos. Así que para mostraros como se vive Te cuento en La Cocina hemos encontrado la receta más fácil del libro y me han dejado hacerla a mi solito ¡solito!

Las hojas son súper fáciles de entender con fotos, medidas y explicaciones que comprendo hasta yo. Así que os animamos a meter las manos en la masa y cocinar en familia. Nosotros hemos hecho nuestros rollos Hakuna Matata pero también hemos probado cosas muy divertidas y para todos los gustos como la tortilla de chips (sorprendentemente resultona) o los cubitos de chocolate helado para la leche en verano.


Una parte divertida del libro es que las recetas las protagonizan nuestros  personajes favoritos así que a priori si sale Rayo McQueen pues es más sencillo que quiera comerme un brócoli por voluntad propia. Las cosas como son. Así que uno de mis favoritos de toda la vida es el Rey León y encima la receta lleva pez. Y no necesita freír, ni cocer, ni nada así que os vamos a enseñar cómo disfrutar del libro y hacer la cena en un pis pas.

Dentro vídeo:


Más info: http://carrefourtecuentoenlacocina.com/

miércoles, 21 de septiembre de 2016

¿Conoces la gama para nenes grandes de Nestle?

Como ya sabéis somos embajadores de Nestlé, y este verano hemos dado un buen baile a todos sus productos. Como yo soy todo un hombrecito las papillas y productos de pequeñines pasaron a amigos bebés que disfrutarán de ellos tanto como hice yo en mi momento. Pero hoy os quiero hablar de la gama de productos Junior, pensados para dar continuidad a la alimentación reforzando con vitaminas y minerales la dieta del niño y que además están buenísimos.

Este verano pasamos una crisis de comer cosas "chupadas" así que las bolsitas de fruta no nos interesaron casi nada, eso sí, la versión Iogolino no la perdono. No necesita frío pero sacado de la nevera para las meriendas o de postre en el cine nos ha resultado la mar de cómodo. Tanto como los yogures que además acaban de sumar muchos nuevos sabores a la variedad existente. Con la misma peculiaridad, sin conservantes, colorantes y con el menos número de añadidos artificiales. Se pueden conservar fuera de la nevera y encima hay diferentes tamaños para las necesidades de cada momento con y sin gluten y elaborados con leche de continuación y frutas. 

Además, y aprovechando que estoy sembrado, quiero hablaros de una novedad. nosotros siempre que podemos compramos Iogolinos de Nestlé por varias  razones, y ahora con eso del cole nos viene de muerte para el recreo. Pero es que han sacado unas nuevas tarrinitas de 60 gramos llamadas Suave y cremoso que tienen sabores nuevos con textura mucho más rica: Fresa y frambuesa; y Plátano y melocotón completan la ya amplia gama. ¡Aquí han arrasado!

Lo que más triunfó y además mi madre reconoce que no conocía ara nada fueron unas galletas. Con cierre hermético que permitían una conservación perfecta, cosa que en verano se agradece porque con la humedad y el calor se queda todo muy rancio, y el osito mascota de Nestlé en cada una de ellas fue el piscolabis perfecto para la playa. Devoradas por todos los amiguetes en menos que canta un gallo, lo que prueba que estaban muy ricas y no me lo he inventado yo.

Otra cosa que probamos fueron las leches Junior o Energy. Nunca habíamos tomado este tipo de leche porque desde que pasamos a la de vaca no hemos cambiado mucho de variedad (bueno, ¿los batidos cuentan como variedad de la leche?) así que el experimento era básicamente saber si me bebería un vaso de esta leche con el mismo gusto con el que lo hago con la normal. Y la verdad es que si, la leche voló en dos días, sola, con Cola Cao o con cereales. Y si me preguntan las diferencias de sabor no se las podría decir.



SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba