BEBÉ FRIKI

martes, 5 de julio de 2022

Estudio de la pisada: Qué es y para qué sirve

Seguro que habéis oído hablar alguna vez de los estudios biomecánicos de la pisada pero no tenéis muy claro qué son o para qué sirven, incluso llegando un poco más allá qué diagnostican y que tratamientos se vinculan a ellos. Es una pregunta muy habitual que nos lleva u un mundo entero de posibilidades, vamos a intentar explicar qué es exactamente este tipo de análisis podológico, cómo llegamos a hacerlo y el resultado de la experiencia que llevamos a cabo en IBWellness Rivas.

¿Qué es un estudio de la pisada? 

Se trata de una serie de pruebas realizadas por un especialista en podología con instrumentos que permiten analizar la  la biomecánica del pie y los apoyos plantares. Es decir, cómo andamos, corremos o estamos en reposo y la forma en la que nuestros pies reaccionan a estos diferentes tipo de movimiento con especial énfasis en la presión en cada parte del pie en cada uno de ellos y cómo actúan las diferentes estructuras de nuestro cuerpo en relación al movimiento del pie.

¿Cuándo hacer un estudio de la pisada? 

A priori es un elemento que puede ayudar en casi cualquier situación, no sólo cuando hay un problema visible. 

Sería recomendable, por ejemplo, hacerlo antes de iniciar un nuevo deporte para analizar su conveniencia o, por ejemplo, el calzado ideal para ello. 

También para prevenir dolencias o mejorar algunas como la fascitis plantar, tendinitis aquilea, metatarsalgia, gonalgia, trocanteritis o el dolor de espalda. 

En el caso de los niños también es recomendable si se nota alteraciones en la marcha, malos apoyos o molestias. Recuerda que, además, a edades tempranas es mucho más sencillo corregir determinados problemas y prevenir lesiones de la edad adulta. 

Cómo llegamos a valorar asistir a un estudio de la pisada

Los que nos leéis habitualmente sabéis que siempre hemos prestado especial atención a las elecciones de zapatos correctos, buenas hormas y calidades porque detectamos desde muy pequeño una alteración en la marcha. A pesar de consultarlo con el médico de cabecera y derivarnos a traumatología nunca se solucionó. Este año, tras la revisión para la actividad deportiva del colegio la especialista nos dijo que si habíamos notado que "andaba un poco mal" y ya decidimos no dar más oportunidades y acudir a un especialista para poner freno a esto sin tener que esperar de nuevo meses de lista de espera para una visita al hospital infructuosa. Fue entonces donde conocimos IBWellness, en centro de tratamiento integral situado en Rivas con departamentos deportivos, psicológicos, de belleza y podología. La intención era valorar el estado y poner soluciones en caso de ser necesario. 

Estudio estático y dinámico

A pesar de que parece que tenemos vinculada la figura del podólogo a las uñas, los callos y demás en realidad es un profesional que puede solucionar muchísimas más afecciones de lo que creemos. Por eso en cierto sentido el planteamiento de este centro nos parece muy acertado ya que para iniciar una actividad deportiva llevan terapias cruzadas analizando la salud general de la persona pudiendo llevar a cabo estudios de dietética, entrenamientos personales, consultas piscológicas o analizar las marchas de los deportistas antes de iniciar cualquier tratamiento con una idea muy general de lo que pueden hacer y cómo afrontarlo. Nuestro caso era mucho más sencillo pero si estáis pensando en iniciar un deporte, una dieta o un plan integral valorad estas opciones personalizadas y completas en lugar de visitar especialistas separados. 

En el gabinete de podología deben disponer de varios dispositivos para medir y valorar el sistema de presiones. Las dos medidas estándar son en movimiento (dinámico) y parado (estático) sobre una plataforma especial (Centro de concentración de presiones), que  evalúa las presiones y capta una imagen que servirá para entender el problema si lo hubiera. Pero no te creas que sólo es eso, de esas medidas sacan el centro de gravedad, la superficie de pie que se apoya y la diferencia con el otro pie, si el pie está desplazado o si las piernas están equilibradas. 

De esa forma se saca "una foto" donde se ve cómo se apoya el pie sabiendo los puentes (la forma de la huella), los puntos de apoyo (de mayor y menor presión)... y teniendo en cuenta muchos otros factores como peso, estatura o analizando si existe algún otro problema en cadera, espalda, etc. 

Hay muchas cosas que pueden ayudar al podólogo a valorar al paciente. Por una parte la evaluación de la propia marcha o incluso el estado de las zapatillas de la persona viendo su desgaste y malformaciones para poder tomar decisiones finales acompañados de las mediciones de los aparatos de la consulta. 

Tratamientos

Los tratamientos derivados de un estudio de la pisada son muchos. Lo más habitual es que recibas consejos sobre el tipo de zapato más adecuado para corregir posturas o evitar molestias. Otra de las consecuencias más habituales es que necesites una platilla que ayude a equilibrar las fuerzas que se producen en el pie para mejorar la marcha, son plantillas personalizadas, muy diferentes a las que venden en las farmacias (y ortopedias). Se realizan con moldes personalizados y poseen un aparte rígida (que sería el esqueleto de la plantilla) y una de goma (EVA y forro). Las fabrican en unos 10-15 días y son únicas para cada paciente.

El proceso de adaptación de las plantillas consiste en comenzar con periodos cortos de tiempo pues es habitual que, al principio, aparezca un poco de dolor o molestias pero aumentando las horas poco a poco llegan a ser realmente cómodas. En este proceso nos encontramos nosotros ahora porque, efectivamente, necesitaba un pequeño extra. 

Podría decir que el periodo de adaptación en nuestro caso ha sido cero traumático y muy sencillo porque el peque desde el principio no ha tenido problemas y conseguimos en menos de cinco días completar el proceso. Ayudó un poco de psicología y que se involucrará plenamente en el proceso de compra de las zapatillas. Él las eligió (siguiendo las instrucciones de Raquel), las probó todas en la tienda e incluso le dejamos permitirse un pequeño capricho. Con la emoción y nuevas zapatillas para estrenar fue mucho más sencillo y divertido para él. 

Nuestra experiencia

El peque realizó todas las pruebas, primero con una inspección minuciosa física tumbado, sentado y de pie. Raquel, la podóloga de IB Wellness, marcó e inspeccionó las piernas, los pies y la espalda y caderas tanto de pie como tumbado en la camilla. Después grabó la marcha descalzo para poder analizarla y explicárnosla después y terminó con el estudio de presiones de forma estática y dinámica. Fue un proceso de media hora de pruebas y media hora de explicación donde valoramos el problema en profundidad, comprendimos lo que sucedía y nos dio las opciones de tratamiento. 

Recibimos consejos sobre el calzado adecuado que era, por cierto, totalmente diferente al que usábamos hasta la fecha. Y una vez comprendimos todo nos explicó el tema de las plantillas para que decidiéramos si queríamos continuar con ese tratamiento sabiendo sus ventajas e inconvenientes. De la primera cita salimos con la medida tomada para la elaboración de las plantillas que incluyen un seguimiento de todo el proceso de revisión de las mismas. Además nos puso tarea y con las plantillas en la mano tocó ir a hacer la compra y tirar todos los zapatos incorrectos con los que estábamos trabajando hasta ahora. 

Comprar zapatillas con la forma recomendada no es complicado pero si hay que probarlas para encontrar las más cómodas ya que las plantillas suben mucho el nivel del calzado y no todas resultan adecuadas. Cada plantilla es diferente por lo que algunos necesitarán zapatillas altas, otros más cerradas y eso hará que tengas que adecuarte a un tipo de calzado diferente. De todas formas de la consulta salimos con referencias y fotos de lo que debíamos buscar e incluso consejos para zapatillas de verano. Nos fue muy sencillo encontrarlas gracias a los apoyos visuales y la ayuda de la gente de las zapaterías. La principal recomendación recibido fue que "fueran cómodos" y así fue. 

De momento estamos terminando el periodo de adaptación y esperamos ver grandes resultados pronto. 

IB Wellness en Rivas

El centro de Rivas se encuentra situado en el Centro comercial Los Arcos. Dispone de varios locales separados y muy íntimos para que cada área tenga la privacidad y las instalaciones necesarias para desarrollar su trabajo orientado a la salud y el bienestar. Por una parte las zonas deportivas son las más grandes y vistosas pero esconden pequeños rincones dedicados a talleres, sesiones informativas y valoraciones. Disponen de baños y duchas probadas y zonzas de relax en cada una de ellas. El gabinete de psicología dispone de una oficina separada donde llevan a cabo todo tipo de tratamientos. Por un parte apoyo a los tratamientos deportivos y nutricionales pero sus especialistas también llevan todo tipo de casos e incluso imparten talleres para adolescentes y niños con temas como el bulling.

La salud y el bienestar se compone varias partes esenciales: nutrición, actividad, psicólogo y belleza y podología por lo que esta Boutique es un planteamiento diferente al resto de opciones dedicadas al deporte exclusivamente. Pero sobre todo nos ha gustado una cosa y es que desde el momento en que entras por la puerta te tratan de forma personalizada, por tu nombre y se centran en tu problema sin estandarizar ya sea por un estudio tan simple como el de la pisada como para algo más grande como un entrenamiento personal global con nutricionista, psicólogo y deporte, por poner un ejemplo. Además hacen un seguimiento muy completo y están a tu disposición para cualquier duda así que te sientes muy acompañado en el proceso. Y tienen una mano con los niños maravillosa. 

La primera cita de valoración para tratamientos integrales es gratuita y super completa para saber las condiciones de cada persona, evaluarla y ver la conveniencia con el propio centro y sus necesidades concretas. 


Información de contacto: 

C/ César Manrique , nº 2 C.C. Los Artos, local 24, Rivas – Vaciamadrid, 28522
Teléfono: 915 15 46 90 – 686 91 16 21
Correo electrónico : info@ibwellness.es

2 comentarios :

  1. Tengo una duda. ¿ si en el estudio de la pisada no te detectan nada? ¿O si lo que ven es grave?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sencillo. Si no te pasa nada... ¡Pues perfecto! No hay de qué preocuparse. Si tienes alguna molestia es posible que t den una pauta de ejercicios o que te den indicaciones para comprar el calzado adecuado para tus pies. En caso de que sea una dolencia más grave y no sea cosa del podólogo te derivarán a trauma o al especialista adecuado. Aunque seguro que no es tu caso. Dedos cruzados

      Eliminar

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba