Cosas que hacer con niños en Zurich: El Zoo

lunes, diciembre 07, 2015
Debería existir un ranking de ciudades en función de sus zoos. Así, con votación popular y todo. Con un apartado especial en función de cuál es su animal estrella o si la zona de granja mola o no. Datos realmente útiles para bebés y niños viajeros. A lo mejor o lo sabéis pero resulta que en Zurich hay un zoo que es considerado uno de los mejores de Europa por calidad, dimensiones e instalaciones.

El zoo se encuentra en lo más alto de la montaña, pasando incluso la universidad. Y con sus pendientes, rocas y escarpadas zonas de vegetación que permite que el entorno sea la mar de natural. Además, teniendo en cuenta el clima extremo de la zona los animales tienen zonas bajo techo. Enormes cúpulas gigantescas donde elefantes, monos y demás bochornos urden mantener la misma temperatura y son suficientemente amplias como para no dar sensación de agobio.





A la entrada lo primero que encuentras es la zona de peces, pingüinos, anfibios y reptiles. Dos plantas enteras a tu disposición con generosos horarios de alimentación para que veas nadar los animales y disfrutarles en plena fiesta gastronómica. Luego el recorrido se convierte en "elige tu propia aventura" y encuentras todas las zonas de zoo normales.

Especial atención a Zoolino, la parte interactiva, tienen unas cabras muy monas y bastante limpias, cerdos gordos, gallinas campando a sus anchas y burros. Justo en esa zona tienen también el árbol de los chupetes donde los niños suizos que son todos rubios y grandotes, dejan sus tetes cuando se hacen grandes.

Y la tracción estrella del zoo es el Masoala, una enorme superficie cubierta que recrea un espacio tropical, un calorazo y una humedad que tira para atrás. Dentro una selva entera con cascadas, Ríos, árboles, y animales en libertad. Vamos, que vas andando y se te cruza un camaleón o miras arriba y te está vigilando un mono. Una cosa digna de ver.

Para los peques hay cosas curiosas. A parte de dos atrás de juegos y ponía bastante chulas me quedo con los toboganes. Como el zoo está lleno de desniveles siempre hay dos opciones: deshacer lo andado usar el tobogán. Por tobogán me refiero a rampa del infierno empinada a tope y muy divertida. Y por acortar me refiero a padres viendo a sus hijos en bucle repetir y repetir hasta cabe reventados de tanto subir y bajar escaleras.



Para terminar quiero daros un consejo. Mi madre es mucho de comprarme recuerdos, en la tienda tienen editado un libro precioso que es un mapa del zoo, real y con cientos de dibujos. No tiene texto, que mi madre eso del alemán lo lleva muy malamente. Y puede servir para rememorar la visita, jugar a buscar animalitos o personas que hacen cosas y sobre todo de recuerdo excepcional de la visita.

El zoo de Zurich abre todos los días del año de 10 a 5 en otoño e invierno y a 5 en primavera y verano y cuesta 26 francos, unos 24€ para adultos, 18 € para adolescentes de 16 a 24 años, los niños 11€  y los menores de 6 pasan gratis. 

Además tienen precios especiales para familias y abonos de temporada.


Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD