Mi amigo Baymax

martes, diciembre 30, 2014 4 Comentarios
Mi mamá es un poco nazi y no me ha dejado ir a ver Big Hero 6. Dice que el año que viene ya puedo ir al cine de "mayores" pero que a lo mejor en el cine de verano la ponen y me da permiso para poerme hasta las cejas de palomitas y disfrutar deun "Marvel a mi medida". Mientras me dedico a hacer reconstrucciones ficticias de enfrentamientos entre super héroes con mi Baymax (aka "robó ojo") en el  salón.
Dentro de este intimidante y forrado armazón rojo hay una cosa blandita y blanca muy adorable (aunque mi muñeco es sólo la parte exteror) y me cuesta un poc hacer que se quede de pie solito pero cuando lo consigo le ataco con toda la fuerza Dalek y la cosa funciona bastante bien. Según mi madre eso ayuda a mi habilidad manual (por luchar contra la grabedad) y a mi capacidad imaginativa (por intentar defender al ciudad de Legos de los malvados Daleks y Lara Croft).

Baymax es muy duro, articulado (un poquito) lo justo parapoder mover un poco los brazos y las piernas. Le he dado también un par de bocados en la cabeza y él la conserva intacta y mis dientes también están enteros. Empate técnico.

¡Cómo acertó Papa Noel!



Más info:
 http://www.bandai.es/
 https://www.youtube.com/watch?v=DJ3K817qajw&list=PLWMWrw_pzAZpVZXUHx9sAVKBcFwc3K0tb

Pocoyó Cucu Tras

sábado, diciembre 27, 2014 2 Comentarios
Hoy voy a dar una lección de historia. ¡Os vais a enterar!

Pocoyó nació en España en 2005 pero se hizo popular fuera de nuestro país. ¿Cómo lo se yo? Pues me lo contó mi mama que vivía en Londres y trabajaba cuidando niños y se tragó enterito episodio por episodio sus dos temporadas. También me dijo que el nombre de este ser pequeñito y azul es producto de el hijo de uno de los creadores que cada vez que lo veía en la pantalal decía: "como yo" en su lengua de trapo sonaba más "popoyo" y acabó dando nombre a uno de los personajes más queridos de la tele prescolar. ¡Ea! ¿Os habéis quedado muertos? Ya os lo dije.

Pocoyó tiene un par de series derivadas: Mundo Pocoyó y Let's go Pocoyó. La segunda me la ponen en cuanto me descuido porque quieren por todos los medios que sea un niño educado y políglota... ¡En fin, cosas de madres!

Pues ahora ha llegado a mi vida Pocoyó. No es la primera vez que nos cruzamos, soy adicto a la app del móvil, ¡Oye cómo baila este chico!, pero esta vez es más divertido porque me dedico a contarle mis cosas. De los seis modos fardones de juego a mí hay uno que me tiene fascinado porque a veces juego con mamá. Es el de las caritas. Eso de imitar se me da muy bien, Soy una máquina.... Pero vamos que eso no es nada, que canta, habla, te enseña los números (también en inglés como le gusta a mi mamá), tiene música, ... y juega al escondite, aunque conozco que yo me escondo mejor que él.

La textura es suavecita, no pesa mucho y es bastante grandote. No me dejan bañarlo ni morderlo porque va con pilas, esa manía de no dejarme chupar pilas es muy mala.

Mi madre sólo le pone una pega, dice que si escucha la canción una vez más va a sufrir un colapso nervioso pero el otro día le pillé cantando en la ducha, así que creo que es de boquilla.

"Hay un juego nuevo

que es muy divertido

al que juega siempre Pocoyó con sus amigos

Juega con nosotros

te divertirás

jugar es muy fácil

y se llama cucú tras

¡Cucú,Tras Tras!

¡Sé dónde estás!

¡Tras Tras, Cucú!

¿Dónde estás tú?"

Jugando a los coches con Miniland

domingo, diciembre 21, 2014 Cuentame qué opinas
Creo que todo niño entre el año y los 70 tiene una sola obsesión en su cabeza: los coches (con la variante de las motos, claro). Los coches son geniales, tienen ruedas y son fuente inagotable de juegos, ruedan, chocan, vuelan, ... y luego incluso pueden ir por carreteras, de verdad o ficticias.

Últimamente he generado una tendencia a hacer que sus carreteras sean las paredes de las casas. Y la verdad es que eso provoca una reacción poco positiva en mis progenitores (o en las caras de los propietarios de las paredes en general). Así que Papa Noel, que es muy listo, me ha "sugerido" que puedo empezar a usar los coches de una forma mucho más civilizada.

Miniland es una marca de juguetes educativos preciosísimos. Tienen una selección de juegos de lo más variopinto, desde construcciones a juegos de imitación con materiales muy buenos (no quiero decir que sean comestibles, aunque lo intentaré) y acabados a prueba de bomba. Y en su sección de vehículos tienen un tapete que es el sueño de cualquier fan de las casas pinterest, una "alfombra" plegable que se puede guardar cuando se acaba de jugar. Es decir, que evita la expansión de los juguetes hasta tomar la casa entera como si se tratase de un virus mortal.



Por supuesto este hecho es el que más valora mi mamá, aunque me paso el día diciendo que quiero las carreteras. Las señales de tráfico, al contrario que otros juegos, están incluidas en el tapete y no son verticales, de forma que se puede usar desde pequeñines sin miedo a confundir un palo de STOP con una piruleta y liarla parda.

Además tiene una variedad de coches muy majos. van desde los Mini de 9 centímetros, los Go y Jobs de 12 y los dumpy de 18. (de los gigantes ya no hablo que eso es ya mucho...) El tamaño ideal para el tapete es el de 12 centímetros y se pueden jugar tranquilamente con muchos vehículos. Tanto por forma como por color son bastante atractivos y la verdad es que no he conseguido desmontar aún ninguno...

Por supuesto los coches los puedes sacar de casa y darles paseos por el mundo, yo ya no salgo sin llevar uno en la mano... ¡A ver cuanto dura el juego entero!

Carrefour Kids y SuperNanny

viernes, diciembre 19, 2014 1 Comentario
A mi mi madre me mete en unos berengenales de narices. Ella es muy ufana y no se pierde un sarao, así que aprovechando la coyuntura, y ahora que me ha dado por no comer nada de nada, se ha dicho... ¡Oye, que SuperNanny de eso entiende mucho! Y se plantó en Little Kingdom para saber si meterme los purés con un embudo o no.

Carrefour Kids es la marca que engloba los productos para niños de Carrefour, que van desde comidas (preferiblemente destinadas a meriendas y desayunos y sobre todo fuera de casa) y aseos personal. Que todos sabemos que los niños aseados, aseados, no somos. Así que eso de que hagan toallitas que huelen a fresa cuando te has hecho una caca que te ha salido por encima del pañal dejando ese aroma "eau de bebé" siempre camufla.

Y para entender lo importante de esto me fui a un parque de bolas. Si, uno super alto y grandote, y me puse hasta arriba de merendar, porque uno no come, pero de eso excluyo lo que tenga chocolate, y para más inri había un muñeco azul gigante que daba un poco de miedo.

En esta charla tan interesante aprendimos muchas cosas. Quiero sintetizar las más importantes:
1. Todas las madres están muy preocupadas porque a ninguna le parece bien cómo comen sus niños.
2. Cada niño es un mundo  y una nueva forma de tortura alimenticia.
3. Las mamis se preocupan por que comamos bien y nosotros porque ellas aprendan a cocinar.
4. Casi todas las dudas que tienen sobre alimentación son más paranoia que otra cosa. 
5. Los niños somos vagos para comer y hay que tener mucha paciencia, paciencia infinita,... 
6. ¡Yo quiero chocolate! 

Entre todas las cosas fascinantes que pasaron en el encuentro la presencia de una señora, Rocío Ramos-Paúl, a los que todos saludaban y llamaban Super Nanny - debe ser algún tipo de super héroe - fue el centro de atención. Esta señora sabe mucho de todo porque es muy especialista y aunque parecía que era el terror de los niños, entre tú  y yo, creo que sus nenes le vacilan igual que el resto de los infantes de la sala a sus madres. Aunque con la fama de mala que tiene a mí con eso de la tarde de pizzas y pelis me convenció 100%.



Molto Premium, ¡Motaza!

martes, diciembre 16, 2014 2 Comentarios
Si alguien duda del regalo ideal para un gamberro de dos años la respuesta es incuestionable: Tiene ruedas. Desde que soy un mico sólo tengo una afición y es irme montando en las motos y correpasillos de los niños del parque. Es como una fijación, niño que llega con moto, niño que se va al tobogan... ¡Y yo motorizado! Además no me inmuto, ya puede ser la moto de Hello Kitty, la de Spiderman o que el propietario llore como una magdalena. No me baja ni Perry.

Por eso en mi carta a los Reyes y Papa Noel sólo hay una cosa que pedía con ansia y anhelo... ¡La moto! Y m madre en la suya ha pedido el casco, las rodilleras y las coderas porque sostiene que no voy a durar entero ni medio segundo. ¡Mujer de poca fe!

Pues ¿Sabes cual es la cara que le queda a un bebé cuando descubre que va a tener una moto? Más o menos es algo así... (VER VIDEO)

Y no una moto cualquiera, una Molto Premium del color más bonito del mundo. ¡Rojo! Claro, esa es una deferencia entre mi madre y yo, yo sólo miraba la manera de montarme y ella lloraba de la emoción al ver que ya viene montada de fábrica. Parece que los mayores tienen un concepto diferente de la diversión.

La moto me va perfecta. Hasta ahora la mitad de las motos me quedaban "grandes", es decir, me monto y quedo con los pies colgando de forma que o un sólo pie llega al suelo o yo entero llego al suelo, así, en plan saco de patatas todo lo largo que soy. De alto mide casi 50 centímetros (algo más de treinta hasta el asiento) así que voy sobrado. Y como las ruedas son muy anchas he pasado de ir despacito al conocido "modo kamikaze", consiste en aprovechar la aerodinámica y echar el cuerpo entero para delante como si fuera una bala mientras oigo sutilmente el grito de mis padres detrás "noooooooooooo". Super divertido. Aún fallo un poco en eso de las curvas, es que aunque la rueda sea gorda uno se cree Marc Marquez y las cojo directamente en horizontal.

Después de escacharrarme varias veces puedo afirmar que la Molto Premium es INDESTRUCTIBLE, no se ha desconchado ni una pegatina... Un lujazo. Teniendo en cuenta lo -y cito - "animalito de bellota" que puedo llegar a ser está bien saber que me pueda durar hasta cumplir los cuatro años para pasar a los vehículos con pedales.

La he sacado poco de casa, es que llueve y se moja, o lo que es peor, me mojo yo. Pero desde luego es todo terreno y aguanta las inclemencias del tiempo y de las aceras. Porque bordillazos ya le he dado tres y no ha sufrido ningún reventón de ruedas. ¿Tendrá algo que ver que son de plástico sólido?

En fin. Que me veréis con mi moto mucho, mucho. ¡Adios correpasillos! ¡Hola Moto GP!

Más info: http://www.molto.es/es/producto/molto-cross-premium-chico-2/

Juguetes frikis: Pacman Comiloón

miércoles, diciembre 10, 2014 Cuentame qué opinas
Las cosas como son... Yo soy muy de Pacman... no lo puedo evitar, me va en los genes... Y es que este año es mirar los
catálogos de navidad y no e por cual decantarme, vamos que si el señor gordo de rojo me los quiere traer todos yo no pienso poner impedimentos.

Pero claro. Se supone que hay que elegir, que todos los nenes tienen que tener su regalo y que no podemos abusar... Perfecto, lo acepto, lo comprendo y me jorobo. Pero ¿No os parece adorable este Pacman Comiloon?


En realidad se llama COCO, así, gritando, porque cuando el abuelo preguntó que qué era eso mami dijo que un comecocos, y así se ha quedado. COCO. Y no sólo es que se haya quedado, es que además es como mi sombra, como con él, duermo con él...Lo único que no me dejan es ducharme con él porque lleva pilas, si no ya se había dado un chapuzón.

La verdad es que COCO es muy apañado, es chiquitito y puedo llevarlo a cualquier lado, y aunque no hace mucho, sólo ruiditos, ya es la banda sonora de mi hogar. Es lo primero que se escucha cuando me despierto, abro los ojos, lo busco y Grrr, Ñam, Ñam... Retahila de ruiditos para que me hagan caso. 

También es un buen compañero de juegos. No da nada de guerra. Hace lo que le dices, no protesta y se deja mangonear en el parque. Es buena gente este COCO.

Y resistente. ¡Le he dado una de porrazos! Se ha caído desde todos los sitios donde se pueda caer, e incluso el otro día se dio un remojón en la sopa... Y oye, como nuevo, ni se inmuta.

Por sorprendente que parezca se ha convertido en uno de mis kekos frikis favoritos. Quizás por la cantidad de siestas que me he echado en su homónimo de peluche, o simplemente porque cogerle del brazo es superfácil y apañado. Pero me tiene enamorado.

¿Y tú? ¿Te lo pides?

 

Jugando con Barriguitas

lunes, diciembre 08, 2014 Cuentame qué opinas
A mi no me preguntes la diferencia entre un juguete de niña y uno de niño... A mi me gustan los coches, pero ... oye, que si pillo por medio la Nancy de comunión de mi tita me vale lo mismo. Por eso me fui de fiesta con Barriguitas, que son unas muñecas muy monas y muy recogiditas que le hacen mucha ilu a mi mami.

Eso sí, conozco que era una fiesta bien montada. Los más peques podíamos jugar. Yo es que soy muy mío con eso de que me pinten la cara, pero sobre todo con eso de que mi mamá no esté conmigo si no hay motos de por medio... Así que con las mismas me tuvieron que reorganizar la yincana a mi medida. Es decir, sin maquillaje y sin juego de las sillas (que alguien me explique por qué los niños tienen que correr y sentarse, si están cansados que se siente, ¿No?)

Había una nena que hacía globos preciosos de esos que me encantan, y ... ¡amigos! una caja mágica que cuando la rompes llueven chuches. La llaman piñata, yo la denomino "avalancha de felicidad" . A los niños que mejor lo hacían les daban una Barriguitas, así que estaban todos muy concienciados.

También había una expo de juguetes muy mona. Mi mami reconoció por lo menos media docena de muñecas y la tita está segura que en algún sitio tiene la mitad de lo expuesto allí. Así que parece que son muy fans de Barriguitas.

No pudimos hacer el taller de "reciclaje creativo" porque soy pequeño y por algún motivo me impiden acceder a objetos punzantes o tóxicos, las madres son muy pesadas con este tema, no l entiendo, la verdad. Le quita mucha emoción a mi vida. Pero como soy fácil de convencer me endiñaron una piruleta y no protesté.

Fue una mañana muy productiva. Os dejo por ahora, me voy a montar a mi Barriguitas en mi camión de obra.








Canción: Poupée de Cire, poupée de Son - France Gall




Planazo navideño: Mercado de Motores Edición Navidad

viernes, diciembre 05, 2014 1 Comentario

CANCELADO 



¡Qué bonita es la navidad! Bueno, este año que me cosco, el año pasado nada de nada, mucho color, mucha luz y todo eso. Y si soy sincero a pesar de que me voy enterando poco a poco de qué va la guerra aún no tengo nada claro por qué mi madre me amenaza con que no van a venir los Reyes. ¿Quienes son esos?

Lo que si tengo muy claro es que a los padres en estas fiestas les gusta llevar paquetes, dar paseos y salir de mercadillos. Los papis y a mi tía que se lo compra todo.



Una cita imperdible para estas fiestas es el Mercado de Motores Edición Navidad. Es el único mes que se celebra dos veces. La cita navideña es el fin de semana del 20 al 21 de diciembre, tercer fin de semana del mes. Esta edición es muy guay. Primero porque el mercado está especialmente engalanado para las fiestas y los puestos decorados y especialmente tematizados. De esa forma todavía puedes encontrar cosas que quieras pedirles a Los Reyes Magos y Papa Noel.

Los puestos además son especiales, diferentes al resto y muy, muy chulos. Tienes la zona de "mira que cosa tan bonita que ha creado esta chica tan guapa" que son cosas artesanas muy requetecuquis, y la zona de "mira, yo de pequeña tenía uno igual" que es la de particulares y segunda mano. Los precios no son desorbitados, seguro que algo cae. Hace frío pero no se nota con tanta gente buscando el regalo ideal rodeados de trenes antiguos, tomando un chocolate calentito de la cafetería o persiguiendo niños por los andenes.

Espero que este año no llueva, ni nieve, ni nada, así se puede disfrutar de la zona exterior con su musicote, sus mayores tomando cervezas y sus niños corriendo por las vías muertas. Y si hace bueno ¡Paseo en el minitren!

¡Estoy deseando que llegue la fecha!

Museo del Ferrocarril
Paseo de las Delicias 61
De 11 a 22 horas. 
Entrada gratuita.

Este es sólo uno de los muchos planes para disfrutar con niños estas fiestas. Si quieres más puedes ver las recomendaciones de 7 amiguitas de mamá AQUI.

Aprendiendo a comer: Team Consum

jueves, diciembre 04, 2014 Cuentame qué opinas
Vale, no me da la gana de comer. Eso es un hecho, es verdad que soy chiquitito y a veces no es sencillo meterme en la cabezota eso de que la comida es buena (la que no es chocolate, se entiende) pero a este paso mi madre me va a tirar por la ventana.

La alimentación infantil es un tema muy importante, porque lo que comemos nos da energía y ayuda a que nos desarrollemos física y mentalmente. Es decir, que si soy un niño esmirriado al final no voy a poder estudiar ni hacer deporte como el resto de los nenes.

Por eso las aplicaciones para que los papis controlen los alimentos de los niños, y más importante aún, para que los niños sepan lo importante que es comer bien, sano y variado, son muchas.

Consum, los supers del Mediterráneo, han apostado por intentar enseñar a los peques cómo comer mejor. En la plataforma intentan mediante el juego y los ejercicios entretener y enseñar para que los nenes sepan lo que es comer bien y los papis no se desesperen con ellos. Para ello han creado Team Consum.

Entre otras muchas cosas aprendes que no puedes comer salchichas, pasta y helados todos los días (aunque molaría... ¿A que si?). Y muchos recursos para usarla en clases, para los niños de primaria y sus profesores. Los niños pequeños, de entre 4 y 7 años, tienen unos contenidos muy molones sobre comida y dieta, y los más mayores, de 8 a 14, más información útil sobre los alimentos y la nutrición.

La información se ve además en dos campos, los de los profes, que tienen un porrón de ejercicios y fichas. Y el de las familias, que ayuda a que también los papis sean conscientes de lo importante de tener una dieta coherente y acorde a las necesidades de los canijos de la casa.

La aplicación para ordenador es sencilla de usar, mi mamá se ha entretenido un rato importante así que debe ser muy amena, y los dibujines son muy cucos (¿No pretenderéis que yo lo lea?).

Me ha encantado descubrir cosas sobre la dieta mediterranea, y desde mañana mismo pienso comer mucho aceite, mucha aceituna y muchas cosas verdes. Bueno, a corto plazo me conformo con comer más de dos pinchadas sin rechistar,... pero eso ya es un comienzo.

Más información en: Team Consum.

PUBLICIDAD