BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta museos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta museos. Mostrar todas las entradas

martes, 6 de julio de 2021

El Museo de paleontología de Castilla la Mancha (MUPA)

España posee una cantidad enorme de yacimientos arqueológicos únicos. En todos ellos hay piezas extraordinarias y dinosaurios que no existen en ninguna otra parte en el mundo. Además junto a esos yacimientos se han creado una serie de actividades didácticas y centros de interpretación únicos para que los amantes de la paleontología puedan disfrutar de los descubrimientos y aprender observando la fauna y la flora de hace millones de años. uno de esos lugares se encuentra en Cuenca y se llama MUPA, o también conocido como el Museo de Paleontología de Castilla la Mancha. El museo se nutre de los descubrimientos de dos de los yacimientos cercanos como son Las Hoyas (Cretácico Inferior de La Cierva) y Lo Hueco (Cretácico Superior de Fuentes) pero también restos de toda la provincia convirtiendo sus vitrinas en una maravilla con muestras originales y excepcionalmente conservadas. 

La colección estable del museo contiene más de 34.000 ejemplares, de los cuales el mayor número pertenecen a la colección de Las Hoyas con más de 20.000 piezas de 130 especies diferentes. 

Lo Hueco, el segundo yacimiento que nutre el museo y que compone la otra sala más impactante tiene una cantidad de 12.000 referencias que datan de hace 125 millones de años. Lo más destacado de Lo Hueco son los restos parciales de dinosaurios de gran formato. 

De todas formas, a pesar de que estos dos yacimientos son los más destacados, toda la región de Castilla La Mancha está representada gracias a El Atance, Algora y Poyos (Triásico y Cretácico Superior de Guadalajara) y Buenache, Uña, Vadillos o Beteta (Cretácico Inferior de Cuenca) y continúa en crecimiento. Con estos datos os podéis imaginar que la visita al museo es una maravilla y os puede llevar una buena mañana o una tarde ya lo hagáis de forma libre con la ayuda de los paneles informativos o con sus estupendas visitas guiadas.  También existe la posibilidad de descargar la APP BEMUSEUM si prefieres hacerlo por tu cuenta. 

El museo.

El edificio se encuentra situado en lo alto de Cuenca. Y rodeado de un parque donde replicas gigantes de los dinosaurios nos dan la bienvenida y nos hace sospechar que la colección que está en su interior merece la pena. El jardín posee espacio para pasear, un pequeño parque, muchas zonas con estanques y el segundo banco más bonito del mundo... eso sin contar las manadas de dinosaurios que lo puebla. Esta zona la podéis visitar al inicio de la visita o cuando terminéis de ver el museo. Es de libre acceso. 

La entrada del museo se realiza por la zona de taquillas y descubrimos un edificio moderno y bien estructurado que nos da paso a una línea temporal. Las salas se dividirán desde ese momento por periodos de tiempo: Paleozoico, Mesozoico, Cenozoico... hasta terminar con las dos salas dedicadas a los yacimientos locales. 

Todas ellas contienen fósiles castellano-manchegos fundamentalmente de Toledo y Ciudad Real. Una cosa que nos gustaría destacar  es que la mayoría de las piezas expuestas son originales frente a las replicas que aparecen en la mayoría de museos que hemos visitado persiguiendo dinosaurios. 

La planta baja aprovecha para explicar el tiempo que pasa desde el Cretácico hasta la actualidad. Desde la extinción de los dinosaurios a algunas reproducciones de caza de los primeros hombres. Las maquetas interiores de esta zona son impresionantes y de una magnitud increíble. Desde conocer a los Neardentales a las réplicas de los dinosaurios de la región hace que los peques disfruten mucho antes de subir a la planta primera donde se encuentran Lo Hueco y Las Hoyas.

En toda esta zona os recomendamos acercar las naricillas a los cristales para poder comprobar el estado de conservación de los especímenes y poder reconocer la vegetación y algunos ejemplares de insectos o anfibios que os recordarán a sus tataratataranietos de la actualidad. 

Eso sí, no podemos negar que la pieza fundamental es el Concavenator, un dinosaurio de gran tamaño y único en su especie que posee su propia sala con un audiovisual que os enseñará las peculiaridades de este bicho único en su especie. Lo Hueco posee también su propio dinosaurio, el Lohuecotitan. 

Una visita única que los amantes de los dinosaurios no deben perderse. 

DATOS DE INTERES.

Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha 
 Calle del Río Gritos, 5, 
16004 Cuenca 
 969 27 17 00

Horario
Martes 10:00 a 14:00 – 16:00 a 19:00
Miércoles 10:00 a 14:00 – 16:00 a 19:00
Jueves 10:00 a 14:00 – 16:00 a 19:00
Viernes 10:00 a 14:00 – 16:00 a 19:00
Sábado 10:00 a 14:00 – 16:00 a 19:00
Domingo 10:00 a 14:00

EL MUSEO PERMANECERÁ CERRADO…

Todos los lunes
1 de Enero
Jueves Santo (tarde)
Viernes Santo
18 al 21 de Septiembre
24 de Diciembre (por la tarde)
25 de Diciembre
31 de Diciembre (por la tarde)

ENTRADA GRATUITA HASTA EL 31 DE DICIEMBRE DE 2021

lunes, 31 de agosto de 2020

10 Razones para visitar Villajoyosa

Villajoyosa se encuentra a escasos 5 kilómetros de Benidorm, posee toneladas de atractivos aunque mucha gente aún no los ha descubierto. Por sus puertos de salida al mar fue enclave fenicio, griego, ibero y posteriormente Romano y conserva restos de todas esas civilizaciones en forma de yacimientos y restos arqueológicos esparcidos por toda la zona y recopilados en las vitrinas de sus museos y en sus calles. Os queremos enseñar un poco más de esta localidad alicantina y animaros a pasar un día , o una semana, descubriendo sus secretos.

1. Sus playas

Villajoyosa cuenta con 13 playas, todas ellas con su encanto. La playa centro es la más popular con su playa de arena blanca que cuenta con kilómetros de espacio y bandera azul. 

Dispone de todas las facilidades y además es declarada playa accesible con zonas de acceso para personas con movilidad reducida, personal de ayuda y zonas habilitadas para baño accesible y para realizar ejercicios en el agua. Por su localización entre los espigones del puerto está bastante protegida de las mareas y suele ser una playa tranquila para baño familiar donde puedes nadar o adentrarte a bucear en las rocas.

El resto de playas son rocosas, calas pequeñas, algunas más virgenes que otras y siempre con algún acceso sencillo. La playa de los estudiantes, el Paraíso, Las Torres, la caleta, el Montiboli, ... cada una tiene un encanto especial y seguro que os enamoráis de ellas. Por supuesto, pasando el acceso del antiguo casino podréis acabar en la más exótica de las calas especialmente reservada para los nudistas.


2. Su casco antiguo

Villajoyosa es un entorno de postal. Posiblemente habréis visto las increíbles casas de colores colgando sobre el puente del Amadorio. La zona antigua se encuentra amurallada y en ella puedes descubrir la preciosa iglesia y sus casas de colores, plazoletas preciosas y rincones pintorescos en su bajada al mar. Esta parte de la playa es una de las más bonitas de ver de la zona porque el mantenimiento y conservación de todas sus casas es excepcional. En los puntos claves tenéis paneles informativos que os ayudarán a identificar los lugares más emblemáticos así como a aprender algo de la pintoresca historia y tradiciones locales como la de su fuente “roja” ya en la zona del paseo marítimo. Todos los carteles además poseen relieves y braile e incluso guías con QR.


3. Sus museos

Dispone de dos especialmente reseñables: Vila Museu y la Casa de Barberá. Los dos muy diferentes pero a la vez complementarios.


En plena calle Colón en un edificio restaurado con una imponente fachada de época se encuentra el Vila Museu, un edificio totalmente accesible que cuenta con visitas guiadas, talleres, actividades y una exposición de fondos permanentes muy rica y documentada. Dispone de varios premios por su accesibilidad siendo uno de los museos más pensados para el disfrute de los visitantes de todas las edades y con todas las necesidades: paneles para personas invidentes, maquetas para tocar las piezas más destacadas, zonas con audio guías y códigos QR con vídeos y lecturas de paneles.

En la planta inferior puedes ver la exposición del pecio Bou Ferrer, un navío Romano que salió de Cádiz y se hundió en la costa de Villajoyosa. Se continúan las labores de recuperación, de hecho el museo tiene una zona de taller para trabajar con las piezas que extraen, y con algunas de sus vasijas o los lingotes de plomo únicos en su especie han realizado una de las salas más bonitas para ver con niños.

La otra sala de exposición permanente es la de la historia de Villajososa con piezas únicas como collares, piezas de cocina, restos de túmulos que se conservan en varios puntos de la localidad y una zona dedicada a la peculiar Torre de San Josep situada en la playa de las Torres.

La planta superior se reserva a exposiciones temporales con fondos del museo y artísticas de autores locales. La visita cuesta 3€ y existen precios reducidos , los talleres 3 € y las visitas guiadas 1,5€. Los domingos son gratis y los lunes cierra. Puedes consultar sus horarios en su web.

También puedes consultar nuestro post sobre el museo en este enlace: https://www.bebefriki.es/2020/06/vilamuseu-un-museo-ideal-para-ninos.html

Barbera des Aragonés es una casa señorial restaurada hace algunos años. Bajo los árboles estuvo abandonada y conservando sus secretos que ahora se puede visitar. Increíble colección la que esconden sus puertas que puedes descubrir en una visita guiada e incluso teatralizada si reservas con tiempo.

La zona se ha convertido ahora en un parque donde también se pueden ver algunos restos romanos de gran tamaño y que dispone de un auditorio donde hacen representaciones de forma regular.


4. Chocolate

La Vila es conocida como la cuna del chocolate, en sus calles se puede oler el cacao todo el año gracias a las fábricas que siguen en funcionamiento. Llegaron a tener en funcionamiento más de una docena, algunas grandes como Valor o Clavileño y otras más artesanas como Chocolates Pérez o la extinta Buana.

Actualmente hay tres abiertas, todas poseen museo y degustación pero os vamos a recomendar dos muy diferentes y ambas visitables de forma gratuita. 

Empezaremos por la mítica Valor situada cerca del acceso de la autopista. Esta mastodontica fábrica representa lo mejor de la tecnología y posee una interesante visita guiada que recorre un pequeño museo, la nueva sala sensorial y una proyección donde explica la historia del Chocolate de la Vila y está empresa que exporta a más de medio mundo su chocolate. Después se pasa a la fábrica donde se ve parte de la producción y el embalsado de sus tabletas y bombones para terminar en la zona de esculturas de chocolate y la tienda con su degustación, después de comprar un dulce souvenir puedes sacar fotos con sus coches de época.

La fábrica está situada en la Calle Pianista Gonzalo Soriano 13. Puedes consultar los horarios en su web porque varían mucho. Suelen cerrar los domingos. La entrada es gratuita pero con horario limitado y visitas en inglés y en español. Se accede en grupos de 50 personas.


****

En la época de Covid se limita el acceso a 20 personas y es recomendable consultar la web por los posibles cambios.

****

Muy cerca se encuentra la fábrica de chocolates Pérez donde encontrarás en marcha muchas de las máquinas que son solo de exposición en Valor. 

Esta pequeña y familiar fábrica ofrece un chocolate mucho más artesano y natural y te la explica su dueño en primera persona. No existen horarios, simplemente al llegar te puedes acoplar si hay grupo o te pueden hacer una visita privada si estás solo. 

Suele empezar con un pequeño chocolate a la taza y te lleva directamente a otra época. El contraste de las dos fábricas es muy curioso para grandes y pequeños.

La encontraréis en Avenida de Finestrat 78.


5. Yacimientos

Hay varios en proceso de excavación como las termas o la calzada. Otras que puedes ver desde las rutas más principales pero las más populares son la Torre de San Josep (o de Hercules) o la Torre de la Mallaeta (de oriben Ibero) con un hotel abandonado con mucho encanto. Desde el museo podéis ver datos de ambas y en ocasiones hacen visitas guiadas e incluso teatralizadas.

El enclave de Las Torres es una de las pocas construcciones funerarias en pie de la zona y casi única en su especie por su grado de conservación en toda Europa. Se ha restaurado a la perfección y es un agradable paseo. 

Por otra parte la torre de vigía Mallaeta es un pequeño paseo ideal para el atardecer. Se celebran allí cada año Los solsticios y desde el acceso hay varias excavaciones romanas visibles y rotuladas para que aprendamos un poco de la historia de este peculiar paraje cercano a la zona de El Paraiso. El abandonado hotel de estilo mozárabe está esperando restauración pero se conservan muchas fotos de su anterior lujo.


6. Deportes

A parte de senderismo el plato fuerte de Villajoyosa es la visita al pecio Bou Ferrer. Cada año se hacen descensos profesionales en uno de los pocos barcos hundidos de Europa. Las plazas vuelan y se realizan con la coordinación del museo para proteger su patrimonio. Desde Alisub coordinan los descensos y ofrecen también otras experiencias de buceo por la zona.

También desde el puerto deportivo se puede hacer piragüismo,  kayak, motos de agua y cualquier deporte acuático y alquilan barcos para navegar.


7. Puerto

Villajoyosa es uno de los puertos más importantes de la zona y posee una interesante lonja. Ver descargar los peces por los pescadores es toda una experiencia y recuerda el pasado marinero de la Vila y su presente. Es muy bonito recorrer sus astilleros.


8. Gastronomia

El plato típico de la zona es la pebrereta que se compone de pimiento verde, calabaza, tomate y sangacho pero como zona portuaria el pescado forma parte de la dieta y además está delicioso. Por supuesto el arroz vilero está en todo menú que se precie.

Pero no olvidemos los postres: chocolate que no falte. Es habitual el vilero (helado de turrón con chocolate caliente) y las toñas, especialmente ricas rellenas de helado que puedes consumir en El Buen Gusto, calle Colón 37 , justo enfrente de información y turismo.

Y la copa es otra cosa, no puedes dejar de probar el nardo vilero hecho con granizado de café y absenta.

Sitios donde comer:

Económico: La tapería de Miguel, calle Colón 52 . Justo enfrente de Vila Museu

Para darte un capricho: Ca Marta, Avenida del Port 37  . Excelente arroz y pescado.

Caro: El hogar del pescador, Avenida del Puerto s/n . En el club náutico.  Nuevo emplazamiento desde 2018. Especialidad en paellas, imprescindible reserva. 


9. Sus fiestas

A finales del mes de julio se celebra uno de los acontecimientos más notables de La Vila, se trata de la fiesta de Moros y Cristianos con una semana llena de emociones y donde los vileros salen a las calles con sus mejores galas. La fiesta siempre platea él mismo esquema con su presentación, sus lecturas por parte de los más pequeños, los desfiles de horas de todas las compañías, Los contrabandistas, la toma del Castillo en el desembarco o la reconquista. El punto fuerte es la fiesta de Santa Marta, sus fuegos artificiales, la misa y finalmente tras las paellas la despedida del desfile infantil done los peques tiran chuches desde las carrozas como en Reyes o más...

Es una de las fiestas más bonitas para disfrutar de la localidad de Alicante y está declarada de interés cultural.

Hay otras fiestas curiosas como las de los barrios durante todo agosto con tradiciones como la De la Fuente y suelen celebran una chocolatada con degustación en el casco viejo en su Xocolatisima con actividades relacionadas con el chocolate, visitas, talleres de cocina... (a mediados de agosto también).


10. Otras cosas mitológicas

Si te van las historias y leyendas tienes otros dos puntos de interés , el olivo milenario (Olivera Grossa) y la roca encantá. Os lo contamos en este post.


Esperamos que estos motivos, y otros muchos, os animen a visitar este precioso pueblo. 

lunes, 22 de junio de 2020

Parque de las Ciencias y Biodomo de Granada

Granada es una ciudad preciosa. no sólo por la increíble Alhambra que os recomendamos muchísimo para visitar con peques como os contábamos en este post, además por sus infinitos rincones, sus barrios, sus parques y su centro histórico. Pero pocos hablan de otro de esos lugares en pleno corazón de la ciudad que es un paraíso para los más pequeños. Se trata del Parque de las Ciencias con sus actividades como el planetario o el increíble Biodomo. ¿Los conoces?




Mucho se había de la majestuosidad del Museo de las Ciencias de Valencia pero hay otro museo que le iguala en diversión y contenido y es el que se encuentra en Granada. 

Una torre visible desde la carretera por la que trepan unas hormigas gigantes es una de sus señas de identidad pero hay millones de cosas más que hacen que merezca una visita detallada. Puedes pasar un día entero disfrutando de sus increíbles instalaciones y entrando en el mariposario, el planetario o las múltiples salas dedicadas al espacio, a la física, o simplemente investigando sus juegos en exteriores o poniendo la mano sobre la de los astronautas que viajaron al espacio.



Como os mencionamos está situado muy cerca del centro, a unos15 minutos a pie y posee unas impresionantes dimensiones de 70.000 m2 en varios edificios, algunos más ,modernos, otros más antiguos e incluyendo numerosas zonas al aire libre. Con más de 600.000 visitantes al año, se ha consolidado como el museo más visitado de Andalucía. 

En su interior hay exposiciones temporales (5.000 m2 de exposiciones temporales) y fondos fijos, todos ellos impresionantes y abarcan naturaleza, astronomía, juegos de mecánica, efectos ópticos o un viaje al interior del cuerpo humano son algunos de los contenidos permanentes del museo para todas las edades. 

Posee zona de picnic y un interesante patio, zonas e juegos y actividades al aire libre por lo que podéis estar el día entero disfrutando de la ciencia. Son 27.000 m2 de zonas verdes.

En sus siete pabellones os recomendamos que no os perdáis la visita al interior del cuerpo humano y los dedicados a la naturaleza y animales. Todos con paneles explicativos y multitud de actividades didácticas para disfrutar  aprender en tu visita. 


Biodomo 

Uno de los motivos por los que incluimos el Parque de las Ciencias en la visita fue el Biodomo, una experiencia única de la que habíamos oído hablar mucho y que merece mucho la pena.

Para acceder al biodomo hay que reservar hora de entrada al comprar tus localidades en la taquilla. No está incluido en el precio pero es un pequeño suplemento que merece la pena. no aceptan reservas y hay mucha demanda así que madrugar no está de más para poder elegir la hora que mejor os convenga. Se trata de un recinto dedicado a la biodiverdidad con más de 200 especies que campan en semilibertad en un habitad simulado. Puedes cruzarte con un lémur, ver las profundidades del océano o coincidir con un mono.




La visita es libre y dura entre 40 minutos y una hora. No tiene baño una vez entras en la instalación y es de una sola dirección . No se puede acceder con mochilas o bolsos pero dispones de taquillas a la entrada. Te informan con un video antes de cada pase que está numerado para controlar los aforos. 

Otras actividades que no puedes perderte: 

El planetario con su proyección cada hora posee muchos programas diferentes para ayudarte a comprender el universo y contemplar un cielo en 360º con más de 7.000 estrellas. 



El mariposario es uno de los más cuidados que hemos visitado con más de 20 especies de mariposas y 70 tipos de plantas diferentes. 

Puedes participar en una visita guiada a la Almazara y el Dolmen o simplemente apuntarte a alguno de los muchos talleres que organizan a diario. 

Información General 

Horarios 

De 10.00 h. a 19.00 h. de martes a sábado y lunes víspera de festivos. 
De 10.00 h. a 15.00 h. domingos y festivos. 

Cerrado: 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre y lunes. 


Más info: www.parqueciencias.com

lunes, 8 de junio de 2020

VilaMuseu , un museo ideal para niños

Es cierto que ahora mismo no podemos viajar pero tenemos pendiente desde hace mucho tiempo hablaros de uno de los museos más divertidos, fascinantes y con actividades didácticas para los peques más geniales que hay en Alicante. Para los que estén por la zona y no lo conozcan o para los que en verano puedan viajar a la localidad de Villajoyosa queremos que apuntéis en la agenda esta maravilla de Museo totalmente adaptado para personas con cualquier discapacidad y además con visitas guiadas diarias y talleres infantiles. ¿Te vienes con nosotros a conocer Vila Museu?


En la localidad de Villajoyosa, mundialmente conocida por su peculiar casco antiguo con casas de colores, por su impresionante puerto y por ser la cuna del chocolate hay que sumarle muchísimos tesoros ocultos, y otros no tan ocultos, que bien merecen una visita más detenida que una simple mañana. Uno de los lugares más emblemáticos es el Vila Museu que pese a ser inaugurado hace relativamente poco es una maravilla por la cantidad de fondos que y la historia que hay detrás de él porque aunque el enclave es nuevo el museo no lo es tanto. Os ponemos en antecedentes. 

En primero lugar la ciudad de Alonis es como conocían en el Imperio Romano a la zona de Villajoyosa, un puerto comercial de vital importancia y un enclave del que se conservan muchos yacimientos descubiertos y varios en proceso de excavación ahora mismo. Calzadas, cementerios, termas, muchos mosaicos, hacen que debajo de cualquier obra aparezcan maravillas enterradas que poco a poco y gracias a una gran inversión se han convertido en el fondo del actual museo. El museo se inauguro en su sede actual en marzo de 2015 tras haber cedido su increíble exposición de forma itinerante. Muchos recordamos las pequeñas piezas expuestas en los bajos de la biblioteca como sede primigenia de este museo que cuenta con una historia cuanto menos curiosa que tiene un origen deportivo y un montón de anécdotas más allá de lo meramente cultural. 

Actualmente en plena Calle Colón 57 el museo cuenta con una histórica fachada que data de 1922 y tras la que se esconde el museo más accesible de Europa. Una gran rampa y un edificio moderno y diáfano esconde no sólo importantes exposiciones, también uno de los laboratorios más importantes de la zona donde trabajan con lo que encuentran en los diferentes yacimientos incluyendo el del pecio Bou Ferrer, uno de los pocos pecios visitables de España. Además cuentan con visitas a estos laboratorios y visitas al barco hundido como otros alicientes. 



Accesibilidad auditiva, visual y de movilidad gracias a paneles especiales, auriculares, expositores, … y toda la amabilidad de su personal para ayudar a que tu visita sea inolvidable, pero hay muchas más cosas. Actualmente las exposiciones que se pueden visitar de forma fija son Los tesoros de la Vila y una sala recientemente inaugurada con algunas ánforas y materiales rescatados del pecio. En la planta superior siempre tienen un hueco para proyectos de artistas locales y , por supuesto, la exposición Esclavos de la Belleza que es una de las más pintorescas y divertidas de visitar por sus recreaciones  y porque ofrecen la posibilidad de convertirte en un autentico romano.

A parte de las visitas guiadas a todas las exposiciones os recomendamos que echéis un vistazo a los talleres de Vilakids que son geniales para los más pequeños, les ofrecen conocimientos y realizan manualidades en clave arqueológica y son una gozada. os permitirán que ellos aprovechen la visita a tope y que los adultos puedan hacer lo propio con calma. 

En verano inauguraron una colaboración para talleres de larga duración sobre arqueología marina para los peques donde incluían incluso un curso de buceo para que los canijos disfruten de una experiencia única en la vida. 

Además si tienes suerte puedes toparte con alguna visita teatralizada o enterarte de las actividades culturales que llevan a cabo desde Vila Museu en los enclaves de la ciudad llevándote de la mano de auténticos romano a conocer su historia. 

Más información en : www.vilamuseu.es

domingo, 27 de octubre de 2019

Ruta de los dinosaurios en Asturias: MUJA y visita a las icnitas


Una de las principales atracciones turísticas de Asturias con niños es hacer una ruta hacia el pasado. Más concretamente hacia el Jurásico. Y es que la costa de Asturias está llena de pequeños trozos de hace millones de años en forma de huellas, de huesos y de aventuras que harán que la visita a Asturias tenga un aliciente para los canijos. Os vamos a enseñar algunos de esos lugares para que os animéis a hacer una escapada entre dinosaurios.


El MUJA, Museo Jurásico de Asturias. 

Si hay un destino prioritario en Asturias es en la región de Colunga, una zona especialmente rica en yacimientos y que además cuenta con el conocido MUJA, Museo del Jurásico de Asturias, localizado en un enclave envidiable y con una cantidad ingente de actividades para los peques. En primer lugar os voy a decir que la impresión que nos dio el MUJA a todos , grandes y pequeños, es que su interior era bastante menos espectacular que el exterior. Y eso no es del todo bueno. Aunque el edificio cuenta con unas vistas espectaculares, con muchas salsa que recorren la época en que los dinosaurios poblaban la tierra nos supo a poco por varias razones. La principal es la cantidad ingente de seres humanos que lo pueblan. El museo posee una zona de parking bastante pequeño (gratuito, eso sí)  así que aparcar no es fácil pero además sus horarios (cierran a medio día) hacen que sea complicada la visita por cuestiones técnicas con niños. Una vez asumidas estas limitaciones  y con mucha paciencia conseguimos llegar al museo y la verdad es que el exterior nos fascino. Numerosas replicas en el exterior de dinosaurios donde sacarse fotos, en algunos incluso montarse encima de ellos, y desde luego las vistas , hicieron al pequeño paleontólogo de la casa gozar como un niño de seis años, básicamente lo que es.

La entrada al museo es gratuita a los miércoles y cuesta 7,25 € para los adultos y casi 5€ para los niños entre 4 y 11 años. No es un precio desorbitado pero la verdad es que su contenido, básicamente copias, replicas y reconstrucciones quizás hace que sea un poco cuestionable. Exceptando alguna Icnita de la costa y un par de fósiles todo lo demás son reproducciones de buena calidad , las cosas como son, pero al final reproducciones. Leímos los paneles porque decidimos que no nos daba tiempo a hacer una visita con la audioguía y además , como todo el mundo sabe, aquí el heredero es un especialista en dinosaurios así que nos fue contando, as u modo , lo que podíamos ver en las vitrinas.

En cuanto a los horarios, tenerlos super en cuenta para poder visitarlo con calma, en la actualidad en temporada alta (del 1 de julio al 31 de agosto) abre ininterrumpidamente de 10:30 a 20:00.
En temporada baja abren miércoles, jueves y viernes, de 10:00 a 14:30 y de 15:30 a 18:00 h, sábados, domingos y festivos y del 1 al 11 de septiembre, de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 19:00 h. Cierran los lunes y los martes excepto en fechas especiales. Como veis no es un horario muy amplio y podéis combinarlo para poder visitar el exterior en los horarios cerrados, los jardines son de visita gratuita y libre por lo que podéis aprovechar después de la hora del cierre o incluso a medio día para poder dar una vuelta entre los gigantes dinosaurios que lo pueblan.



Siguiendo las huellas de los dinosaurios.

¿Qué es una Icnita? Es una huella fosilizada de un dinosaurio que andaba tranquilo por aquí hace millones de años. Por los motivos que fueran, desplazamientos de tierra, tormentas, movimientos sísmicos, etc las huellas quedaron fosilizadas  se pueden ver perfectamente en las rocas. En Asturias hay muchos yacimeintos de icnitas en Colunga, Gijón Ribadesella o Villaviciosa. Es decir, desde el centro hacia la zona oriental de la provincia.



Muy cerca del MUJA se encuentra la Playa de las Griegas, una de las mejores para poder disfrutar de las milenarias huellas. Es genial por varias razones, la primera es que el paseo es corto y sencillo, unos 10-15 minutos. Está muy bien indicado y la dificultad es mínima, apenas unas cuantas escaleras para poder bajar a a zona y sentarte tranquilamente en huellas enormes. Carteles explicativos te dan una idea de qué pasó con esas huellas o cómo llegaron allí. La visita es libre y está abierto las 24 horas del día porque se encuentra en plena playa. Un lugar idílico para soñar con caminar entre dinosaurios.

Este es uno de los yacimientos que más a mano pillan por cercanía con los puntos de interés que puedes marcar en tu visita con niños en Asturias. Con estas dos visitas tendrás un día de lo más jurásico y adaptado para el disfrute de todos los miembros de la familia.

domingo, 14 de enero de 2018

Viaje a la prehistoria sin salir de Madrid: Arqueopinto


Hace poco en casa me pusieron una peli de un señor que era arqueólogo.

Iba por la vida escarbando y buscando tesoros. No, no es Tadeo Jones, era otro tío con gorro muy famoso porque cuando no hacía eso pilotaba el Halcón Milenario. Con tanta aventura y carrera y piedras redondas a punto de machacarle me perdí un poco lo que hacía de verdad. El colega era profesor de historia y arqueólogo. Se dedicaba a recomponer la historia del pasado con las cosas que encontraba enterradas o rescataba. Y eso es lo que os vamos a proponer hoy. Un viaje al pasado en familia para descubrir misterios, conocer a nuestros antepasados y vivir muchas aventuras a pocos minutos de la capital de Madrid, en Pinto: Se llama Arqueopinto y es una pasada.


Llevan currando mucho tiempo y a pesar de ser bastante conocidos a nivel de colegios las familias en general no sabemos de su existencia cuando en realidad es una actividad brutal para la mañana del fin de semana. Está situado en un parque y sus instalaciones son geniales. Es un gran ejemplo de cómo con poca cosa pero con mucho talento puedes hacer cosas extraordinarias. La visita a Arqueopinto es guiada. Tenéis que consultar bien los horarios y conviene hacer reserva para no quedaros fuera. Nosotros conocimos a dos de sus guías entre la visita y los talleres y los dos eran la mar de majos.

 Nuestra excursión al Paleolítico fue dirigida por Raúl, pero todos los miembros del staff son arqueólogos y saben perfectamente de lo que hablan. También conocimos a Ana en uno de los talleres y era la mar de simpática.

El recorrido se realiza por una serie de escenarios donde descubrimos a mis tatatatatatatatatarabuelos los homínidos que eran unos señores muy feos, muy pelados y con chepa que parecían monos. 

La visita es didáctica. Pero no como en muchas que es un no parar de datos, en esta aprendes un montón. Cómo a fabricar armas, usarlas o hacer fuego. Así que cada vez que avanzas en el tiempo y por las instalaciones vas conociendo los misterios de la vida de hace miles de años en la tierra. Paseas por la caza, las cabañas y las casas y los avances de la época hasta llegar a la agricultura y la ganadería de forma muy lógica y dentro de una cabaña del neolítico incluso aprendes a hacer fuego.

Pero después de la visita sigue la diversión.
Os recomendamos que consultéis la agenda de Arqueopinto y no os vayáis sin hacer al menos un taller.

Los talleres tienen como monitores a los propios arqueólogos y os enseñan un poco de cómo construir cosas como se hacían en la antigüedad con sus mismas herramientas o parte del trabajo del arqueólogo. 

Por ejemplo a decorar tu propia vasija Romana, a hacer un mosaico, hacer una lanza, instrumentos musicales antiguos... o a desenterrar descubrimientos de la arena tal y como lo haría un profesional. Algunos talleres son más complicados que otros así que podéis pedir consejo aunque también si tenéis niños inquietos o con gustos especiales seguro que se adaptan. Por ejemplo con un poco de ayuda el taller de excavación me gusto mucho más que el otro a pesar de ser para niños un poco más mayores.

Si podéis reservar los talleres también es recomendable para no quedaros sin plaza y que tengan todo el material listo, sobre todo si no hacéis la visita y llegáis solo al taller, esa opción también existe.

Además de realizar una labor educativa brutal en Arqueopinto hacen una labor social interesante a través de los Paleotrueques. 

 ¿Qué es un paleotrueque? Pues sencillo, puedes realizar alguna de sus actividades a cambio de algo, en función del día pueden ser juguetes, comida, ropa... y esta se donará a Caritas.

En ese caso la entrada al taller es gratis. Suelen ser los últimos talleres del día. Así que posible hacer el mismo día la visita y los dos talleres y llegar a comer a casa.

Si no llevas nada puedes abonar la entrada normal pero siempre es bonito colaborar. ¿Verdad?

Siempre hay alguna actividad de este tipo cada fin de semana. Así que si lo ves en la web ya sabes...

Consulta el programa aquí: http://arqueopinto.com/actividades-de-prehistoria-para-familias-en-madrid/

En enero se accede a cambio de leche líquida y en febrero a cambio de productos de higiene para el bebé (pañales, cremas, toallas, ...) y así lo van publicando en la web paa que lo tengáis en cuenta.
 
Una mañana en Arqueopinto es un planazo para el fin de semana, que además disfruta también los mayores, porque en este caso no está reñida la diversión de los peques con la de los más grandes.  Al contrario, algunos padres los pasaron casi mejor que sus hijos.


Nuestros consejos:
Siempre con reserva. Es fácil, por teléfono o en la web.
No dejéis pasar los talleres.
Recomendadísimo a partir de 3 años y más cuando estén estudiando la prehistoria.
No tengas miedo a preguntar y tocar, porque todo lo que hay se puede tocar, menos al guía que ese si puede morder.
Los talleres pueden hacerse sin hacer la visita así que si vuestro peque está estudiando el antiguo Egipto, por ejemplo, podéis reforzar con una de sus actividades la lección del cole.
Tienen para hacer cumpleaños. ¡¡¡Lo flipo!!
Las instalaciones están en exteriores, en invierno hay que abrigarse un poquito, hace fresquete. Pero los talleres se hacen en el interior.
 

martes, 30 de junio de 2015

Valor: El lugar donde nace el chocolate

Hay un hecho invariable en la existencia de los niños: nos gusta el chocolate. Ya seas de un sitio o de otro, comas bien o mal, ... la primera vez que pruebas el chocolate tu cuerpecito sabe que es el principio de una gran amistad.

A mi me encanta el chocolate. No se cuanto puedo comer antes de reventar pero posiblemente si realizase otra visita a la a la fabrica de Chocolates Valor podríamos descubrirlo.

La fabrica está cerca de la entrada a Villajoyosa por la pista. Es casi lo primero que se ve en el pueblo. Y en invierno, cuando funciona a toda máquina por la noche huele siempre a cacao tostado. Es el mejor ambientados del mundo.

Las visitas son como de una hora. Llegas y coges un ticket porque están limitadas a 30 seres vivos. Y luego vienen a buscarte y te enseñan todo la mar de bien. 

Empiezan con un vídeo con mucho chocolate por todas partes, y después está el museo del chocolate.

Allí hay muchas herramientas con chocolate de mentira. Si os preguntáis como lo se es porque intenté chupar y comerme todas y cada una de ellas. Y puedo afirmar que son todas de plástico y ocasionaron la mayor decepción de la visita. 

Después se pasa a la fabrica donde ves ríos de chocolate y montañas de almendra hasta llegar a la zona de empaquetado. Lo importante es que aquí huele muy, muy bien. 


Después hay unas figuras hechas con cientos y cientos de kilos de chocolate que tienen tapadas para que no les puedas echar el diente, es un poco decepcionante pero ya en la tienda te dejan probar algunos de sus productos... Algunos... Bueno, voy a ser sincero, a lo mejor me comí yo solo media producción  a lo loco. 

Pero no podéis esperar que habiendo chocolate cerca no ataque. Debo decir que estaba todo muy rico, que no tengo problema para volver a merendar, digo, visitar la fabrica cuando queráis porque además es un plan guay con niños, educativo, dulce y gratis.

¿Se puede pedir más?

Más info:  http://www.valor.es/es/museo-del-chocolate/





SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba