BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta dinosaurios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dinosaurios. Mostrar todas las entradas

jueves, 11 de julio de 2019

Visitamos Mar Nummus - Albarracín

Como os hemos contado seguro que después de la visita a Dinopolis os quedáis con muchas ganas de más. Es normal y además la solución es muy sencilla. Además de la sede central por todo el territorio de Teruel podéis encontrar varios enclaves donde disfrutar de ejemplares increíbles y asomaros al pasado de esta zona.
 Mar Nummus es la parada estratégica más lógica si realizas el viaje desde Madrid y además es una excusa perfecta para poder disfrutar de uno de los pueblos más bonitos de España, Albarracín.

Además en sus inmediaciones hay maravillosas rutas y podrás descubrir increíbles pinturas rupestres auténticas. Pero eso os lo contaremos más adelante. A la entrada del pueblo, a escasos kilómetros del acceso y cerca del parking se encuentra Mar Nummus, una zona que hace 150 millones de años era el mar Tethys, lo que ahora sería el mar Mediterráneo. Por eso en este centro se exponen fósiles marinos hallados en dicha zona, por aquel entonces cubierta por el mar.

Una cosa que tenéis que saber de las sedes de Dinópolis es que sus visitas son guiadas y duran entre 40 minutos y una hora, lo cual quiere decir que aprenderéis muchísimo en cada una de ellas y además del tema principal de cada sede hay siempre algún extra interesantísimo, en este caso la formación de los fósiles. 

¿Sabías que los fósiles no son materia orgánica? 

¿Crees que se puede extraer ADN de alguno de ellos y montar tu propio parque jurásico? 

¿Existe algún resto viable de ADN de estos gigantes que poblaron la tierra?

No quiero hacer spoilers pero en Mar Nummus podrás ver cómo se crea un fósil a lo largo del tiempo, los fósiles en realidad no son orgánicos,  es una larga historia, por lo que no hay manera de sacar su ADN o adivinar, por ejemplo, de qué color era un dinosaurio, por lo menos por el momento, pues ya hay estudios que hacen prever que en un futuro no muy lejano se pueda saber cuál era el color de su piel. Y para terminar… ¡Sí, podemos encontrar ADN de criaturas muy antiguas, por ejemplo, en Mar Nummus puedes ver pelo de un mamut auténtico, y, por si no lo sabes, el pelo contiene ADN! 

Pese al conocimiento que tenemos de los animales marinos del jurásico (siempre según Spielberg) el Mosasaurio no es el reptil marino más grande que existió, esta idea viene del montaje incorrecto de dos dinosaurios en uno sólo, así que eso convierte al Liopleurodon en el más increíble depredador de los mares y el más grande conocido. Es el bicho que podéis ver en el exterior y en el interior del edificio.

Si sois de bichos más inofensivos en las vitrinas puedes ver cocodrilos, esponjas, ammonites e incluso una especie única que procede de la zona (bueno, una réplica porque, ¿Sabías que los primeros ejemplares se conservan en condiciones especiales para su estudio?).

¿Te vas a perder todo esto? No deberías, porque además es una buena excusa para descubrir más sobre el pasado de la tierra.


viernes, 14 de junio de 2019

Un Día en Dinopolis Teruel

Si tenéis descendencia entre 3 y 99 años es posible que hayan sucumbido a la fiebre de los dinosaurios y estén a tope con los nombres en latín y las explicaciones sobre herbívoros y carnívoros. Si es así, estáis igual que el resto del 89% de las familias normales, es una fase muy bonita que además tiene muchas formas de aprovecharse para disfrutar en familia. Este año , en plena euforia paleontológica era el momento de visitar Teruel, que puso en el mapa en el turismo familiar, la apertura hace ya 18 años del parque dedicado a los dinosaurios más grande de España y con el museo más impresionante de Europa. En nuestra visita a la sede central y sus sedes satélites descubrimos que la provincia de Teruel tiene una increíble cantidad de yacimientos y restos paleontológicos, pero además un patrimonio cultural inmenso así que nos dejamos seducir por una visita al pasado y presente de esta zona que nos era desconocida y que nos ha encantado. En esta ocasión os vamos a hablar un poco de lo que encontraréis en el parque Dinópolis ubicado en Teruel capital y algunos consejos prácticos para los que queráis hacer una visita relámpago para saludar a Dinoel y sus amigos. ¿Preparados?



Territoro Dinópolis se compone de ocho centros, la más conocida está en Teruel capital, en una zona muy accesible y con un amplio aparcamiento así que no os será muy complicado el acceso en coche. El principal inconveniente de Teruel son sus carreteras, los accesos desde las grandes capitales no es muy bueno y la vuelta que se da, más la calidad de los firmes de las mismas, hacen que el viaje sea casi una aventura al pasado desde el principio. Desde Madrid el recorrido es de 3-4 horas dependiendo de la rura elegida y de la zona de Madrid de la que se salga y desde Barcelona, por ejemplo ronda las 5 horas por lo que es interesante que os hagáis con un alojamiento para además poder disfrutar un poco de la zona y no pasar un día agotador.

El parque no permanece abierto todo el año, ya que abre de marzo a diciembre. Por eso, es interesante que planees tu visita teniendo en cuenta su calendario de apertura , en verano no hay problema porque abren ininterrumpidamente todos los días de la semana. Su horario de apertura, en el caso de Dinópolis, el que está ubicado en Teruel capital, es de 10 de la mañana a 19 ó 20 horas, dependiendo de si vais a ir de visita entre semana o en fin de semana. No os preocupéis, aunque el parque es amplio os dará tiempo a verlo todo si os planificáis bien. En el caso del resto de sus sedes, su horario de apertura es de 10.30h a 14.30h y de 16h a 19h ó 20 horas, por el mismo motivo.



Primer consejo, ¡Ama tu mapa! En la entrada te van a dar un mapa con los horarios de los espectáculos. Es muy importante ajustar la visita a esos horarios para sacarle el máximo partido y tener en cuenta que algunos espectáculos tienen el aforo limitado, por lo que es conveniente hacer un poco de cola o te arriesgas a perderte el pase. Las zonas de espectáculos están muy bien delimitadas y es sencillo entretener a los peques, por ejemplo el espectáculo del T Rex está justo al lado de las atracciones, los espectáculos de la segunda planta son combinables con las dos atracciones del edificio principal (que además está cubierto y fresquito para el verano) y en el caso del teatro y del simulador la zona de cola está a la sombra. Así que no sufráis, aunque Teruel tiene fama de ser una zona fría en verano lo vais a agradecer mucho.

Teniendo en cuenta el tema de los espectáculos vamos a hablaros del parque y de sus zonas. El parque es muy recogido, no existen grandes distancias y es super sencillo orientarse. Al contrario que otros parques temáticos se trata de un espacio orientado a aprender por lo que las atracciones son tranquilas y educativas. Paseos en barca, recorridos en coches y sobre todo, el museo. Aunque también hay tiempo para las atracciones (puedes consultar las alturas mínimas y máximas en su web) y la zona de la Paleosenda para investigar, escalar y explorar (e incluso refrescarse un poco).

Vamos al lío.

Edificio Principal.

En edificio de acceso es un templo “egipcio-dinosaurico” donde encontraréis dos atracciones y una planta superior en la que se realizan dos de sus espectáculos. Lo más razonable, si vais bien de tiempo, es que empecéis con el recorrido "El viaje en el tiempo" una de las zonas que más nos gustaron, un pequeño recorrido muy divulgativo que te traslada al momento en el que se originó el Universo, primeros seres que habitaron la Tierra y la aparición y extinción de los dinosaurios. Y justo al lado, el Cine en 3D con una de las películas más entretenidas con dinosaurios que hemos visto en este tipo de parques llamada The Lost World. Las dos atracciones son sin límite de altura y abren boca para el resto del contenido del parque... Y sí, también tenéis la tienda a la salida.

Como no hay un recorrido establecido, si quieres ceñirte a los horarios y dejar a las criaturas que guíen un poco la visita vamos a explicar las zonas en un orden un poco aleatorio pero bastante comprensible empezando por los espectáculos y siguiendo por las zonas de visita y atracciones fuera de la entrada.

Los espectáculos

El Show más popular y transitado es sin duda, el del TRex, donde una paleontóloga nos lleva a descubrir una excavación y acabamos en un viaje al pasado donde una "entrañable" Rex animatrónica , uno de los más sofisticados del mundo, nos robará el corazón y llevará al pasado para descubrir su mundo antes de la caída del meteorito. Los niños reían a carcajadas y en medio de las anécdotas había muchos datos científicos que... ahí quedan.

En la zona teatro había dos obras más, mismo sitio diferentes horarios. El que más le gustó al peque fue, de lejos, ¡Cara a Cara!, un documental muy especial donde conoces un dinosaurio carnívoro de lo más salado. No quiero hacer spoilers pero la verdad es que pasamos un rato muy divertido.

También podéis ver Un Mundo soñado, un poco más infantil pero un resultón show de teatro negro y juegos de sombras que es una delicia.

En la segunda planta del edificio principal, el de entrada, “El Club de los Paleontológos” y “Turol Jones y la Máquina del Tiempo” son las dos obras más infantiles pero también muy entretenidas con marionetas, diplomas y máquinas del tiempo. Nada más y nada menos. Muy adecuado para los menores de 6 años.


Museo Paleontológico


El museo de Dinópolis es una auténtica pasada. Hemos aprendido en este viaje una cosa y es que Teruel tiene una gran cantidad de yacimientos paleontológicos y hay fósiles de todo tipo, desde marinos a dinosaurios autóctonos, auténticas piezas de museo que se trabajan en el laboratorio de la sede central y que se expone en este museo o en sus sedes.

La única manera de definirlo es IMPRESIONANTE.

Sala tras sala encuentras fósiles en un estado de conservación increíble y presta especial interés a las especies aparecidas en la zona por lo que hace que sientas un cariño especial hacia lo propio. Las vitrinas de todas sus salas tienen piezas de valor incalculable, las reproducciones son de lo más impresionantes y también hay esqueletos tan completos y bien conservados como los de Proa valdearinnoensis, en la sala de dinosaurios, siendo el primer esqueleto original de dinosaurio montando en España o como los del Mamut o el oso de las cavernas de la sala de los mamíferos. Especialmente enamorados de la sala dedicada a los reptiles marinos (Sala de Mundo Acuático) y el peque con la de los meteoritos, que es una de sus nuevas obsesiones.


Es una pena que no haya visitas guiadas como las que ofrecen en las sedes de Dinópolis para poder apreciar la importancia de algunas de sus piezas, tenemos la ventaja de que el canijo está tan motivado que atiende las explicaciones divinamente y aprende un montón de ellas, así que creo que hemos acertado con la edad ideal para realizar la visita. No os dejéis ninguna vitrina por inspeccionar.

Tierra Magna

Como os hemos dicho el amor por lo "autóctono" es una de las cosas que más nos ha gustado de la visita a Dinópolis y en este pequeño paseo por reproducciones de dinosaurios no nos hemos podido resistir. Son todos dinosaurios encontrados en la zona y muchos de ellos no lo pueden ocultar por sus nombres: Turiasaurus riodevensis , Torvosaurus, Allosaurus, dos Dacentrurus armatus (parecidos a los estegosaurios) o un Iguanodon galvensis, todos estos nombres os recordarán un poco más adelante lo que podréis ver en las sedes de Territorio Dinópolis a lo largo de toda la provincia de Teruel. Es cierto que es una zona muy propicia para hacer fotos pero si te paras a leer un poco los carteles descubres mucho sobre la cantidad de fósiles hallados y descubiertos en esta provincia y las especies nuevas que pueden esconderse aún en algunas zonas de Teruel.

Moraleja: Queridos niños que queréis ser paleontólogos, en Teruel hay curro.



Zonas de juegos:

La Paleosenda es quizás la más vistosa para los niños un poco más mayores, desde recorrer el interior de un ammonite a vivir aventuras en la Sima Misteriosa, un recorrido multiaventura que es todo un reto. Además puedes desenterrar huesos, refrescarte con agua y desfogarte un poco. Es la zona que más disfrutó la criatura treapdora y no había forma de sacarlo de allí.

Es un aviso.

La zona de atracciones infantiles se llama Sauriopark y está cercana al espectáculo del Rex.

Tiene hinchables, cochecitos, carruseles, un tiovivo y dos toboganes con las mascotas de las diferentes sedes de Dinópolis para los más peques. Estas atracciones tienen limitación de altura. Las más infantiles hasta 120 cm y la voladora a partir de 110cm hasta 150cm



Además en la zona hay un pequeño kiosco con helados y granizados, que en verano se agradece.


Simulador 4D Terra Colossus


Si el peque tiene una altura de metro 20 puede acceder a esta aventura en 4 D y que propone una aventura por todo lo alto al más puro estilo de película de parque de dinosaurios (ya sabéis, ¿no?) huidas, saltos y demás que sacuden al espectador a tope. Es la atracción con más acción de todo el parque.

Último minuto.

Esta atracción tiene un planteamiento genial, el acceso se realiza por un pequeño museo con piezas sobre la evolución del hombre. Puedes mirar y estudiar las vitrinas y al final de dicha exposición, se encuentra el acceso a un recorrido en barca por siete salas que te muestran la evolución del ser humano desde que los dinosaurios se extinguieron pasando por la eclosión de los mamíferos, la aparición de los homínidos, el género Homo, la evolución fuera de África, las glaciaciones y finalmente el Homo sapiens.

Información que te puede ser útil.

El parque se puede visitar en un sólo día pero no queremos que os quedéis allí, hay muchas sedes muy cerca de Teruel que merecen la visita y puedes comprar la entrada combinada ahorrando unos euros en la taquilla. También existe la posibilidad de comprar todos los parques y hacerlos tranquilamente si eres de la zona o así obligarte a volver a esta genial región. Os hablaremos de ellas más a fondo. La visita en dichas sedes es guiada, donde el personal os va a contar un montón de cosas geniales sobre el tema de cada centro: reptiles marinos, Fósiles vegetales, ámbar... Después de las visitas podéis hacer fotos y disfrutar de los juegos virtuales y reales de cada uno de ellos. Además el personal os puede recomendar cosas que visitar muy cerca y que seguro que os sorprende.

Si finalmente habéis decidido adquirir la entrada para visitar todas las sedes, no olvidéis vuestro pasaporte Territorio Dinópolis, os lo sellarán en cada sede y al final de la temporada, si tienes todas las páginas selladas a parte de tener el pasaporte mas guay del mundo, podréis canjearlo al año que viene por una invitación válida para la próxima temporada 2020 y participarás en el sorteo de 1000 Euros. Consulta las condiciones aquí: https://www.dinopolis.com/pasaporte

Hay un restaurante con una excelente calidad y un precio razonable para ser un parque temático. Puedes comer menú del día o decantarte por algo rápido como pizzas, bocadillos o hamburguesas. También hay máquinas de refrescos y helados por toda la zona. Pero no hay fuentes dentro del recinto.

En verano hace calor, os lo recuerdo para que no olvidéis llevar gorras para las zonas de Tierra Magna o Paleosenda.

Pregunta. Hay muchos empleados y te ayudarán en todo. desde las sedes a los del parque. Te pueden ayudar a organizar la visita, darte datos que simplifiquen la visita e incluso consejos para tu viaje. No lo dudes, son la mar de majos.

La pregunta más repetida es ¿a qué edad ir al parque? Pues va a depender mucho de los intereses de vuestros peques. Es perfectamente disfrutable desde pequeños, sobre todo las atracciones, pero sin duda el quid de la cuestión es el interés por los dinosaurios y las ganas de disfrutar. En el caso de algunas atracciones ya sabéis que existen limitaciones.Los shows no dan miedo pero como todo los peques pueden ser impresionables así que la respuesta la tenéis vosotros, si les gustan los dinosaurios y sienten curiosidad da lo mismo que tengan 3 que 12. Lo importante es pasarlo bien.

lunes, 18 de febrero de 2019

Visitamos Dinopétrea

Creo que el 98% de los niños son auténticos fans de los dinosaurios. Hay algo en estos bichos que poblaron la tierra hace millones de años que causa fascinación entre los más pequeños. Todos ellos pasan una etapa entre los 4 y los 8 años donde una de sus principales profesiones de futuro es ser paleontólogo. Por eso los padres molones de verdad tienen la necesidad de fomentar estas inquietudes para que aprendan y se diviertan.


Por eso hoy os queremos hablar de una exposición itinerante que ahora se encuentra en Madrid llamada Dinopétrea donde podréis ver fósiles super antiguos, aprender millones de cosas sobre excavaciones, dinosaurios, tocar un meteorito que tienen millones de años y sobre todo pasar un rato divertido y educativo en familia. ¿Os venís a descubrir Dinopétrea?

La exhibición es itinerante por lo que puede que hayas llegado aquí desde el futuro buscando información sobre lo que puedes visitar en tu ciudad. El contenido de la misma no varía así que puedes disfrutar de las explicaciones aunque es posible que tengas que verificar precios, horarios y ubicación.  

Dinopétrea estará hasta marzo en el Centro comercial Xanadú de Madrid, justo al lado de la pista de esquí y abre todos los días de la semana de 12 de la mañana a 22 horas de la noche de manera ininterrumpida. Por eso os recomendamos que si podéis ir entre semana o en las horas de la comida podréis disfrutar más cómodamente de las instalaciones.

La entrada cuesta 9 euros pero tienen precios especiales para grupos. No dudéis en consultarles porque además celebran fiestas de cumpleaños que tienen pinta de ser una pasada con visita guiada y una actividad para que los más pequeños aprendan y lo pasen bien (lejos de los parques de bolas) .
  • Bono para familia de 4 personas: 32 euros
  • Bono para familia de 5 personas: 39 euros
  • Gratis: menores de tres años
La visita comienza con un pequeño vídeo que te pone en materia. Los dinosaurios vivieron y dominaron la tierra hace muchísimo tiempo y en las rocas han aparecido fósiles que demuestran las increíbles dimensiones de estos gigantes jurásicos. Pero la primera parada de la visita tiene otro protagonista. El encargado de acabar con la vida de los dinosaurios sobre la tierra: El meteorito de 4.200 millones de años.


En España caen meteoritos continuamente pero es muy raro poder tener uno tan cerca, tan, tan cerca que puedes incluso tocarlo. Una maravilla que deja hipnotizados a los más peques pero también a los mayores que a lo disimulado no dejan pasar la oportunidad de tocar semejante vestigio del espacio y del pasado. En la sala de los meteoritos también hay cosas tan increíbles como un trozo de luna.


A través de las diferentes salas podrás descubrir la evolución de los seres vivos en la tierra desde los primeros animales marinos a los grandes carnívoros. Dientes, garras, huesos, pelo de mamuts,... Todo lo que puedes descubrir en las vitrinas te mantiene hipnotizado en una visita libre (sólo guiada para grupos con reserva) que dura en torno a una hora. Cada sala nueva es un "Uoooo" al entrar y ver de cara un esqueleto de T Rex que ese el segundo más grande completo que se encuentra en el mundo. A veces los huesos están tan increíblemente montados que parece mentira que sean de verdad.

Al terminar la visita que transcurre por más de una veintena de salsa llenas de paneles e información super asequible llegas a la zona de talleres. Los talleres fueron una de las partes más divertidas de la visita. El más entretenido para los peques es el del sondeo de las piritas. Los peques pueden elegir su propio mineral de pirita, entre 2 euros y 5 según el tamaño. Les dan el equipo y con sus guantes, gafas y martillo pueden escavar su piedra hasta extraer todo el mineral que antiguamente confundían con oro. Al finalizar se pesa y te dan un diploma con la cantidad de mineral extraido como un autentico minero profesional. También decidimos que era genial elegir una geoda y llevarla a casa. Exiten dos tamaños, eliges la que más te gusta y te la cortan en el momento, si tienes suerte puedes encontrar pequeñas cuevas dentro de tu mineral super brillantes. Esas piedras estaban en la tierra desde la misma época que el T Rex ¡Imagina!

La parte más terrorífica es la visita a la tienda. En ella tienes juguetes y fósiles reales a precios bastante asequible y es imposible salir sin llevarte algo.

Es una visita que disfrutamos grandes y pequeños y sin duda te lo recomendamos muchísimo.

Puesde consultar más información en sus redes sociales o su web oficial: https://dinopetrea.com

O puedes darle al PLAY y disfrutar de nuestra pequeña visita en este vídeo:


Si quieres  escucharlo también lo tienes en PODCAST:

domingo, 22 de julio de 2018

Un día en DinoPark Algar

¿Vuestros peques están en plena fiebre jurásica? Porque en esta casa es un auténtica fijación, algo que roza lo obsesivo. Comemos, leemos, vemos, y dormimos dinosaurios. Es más usamos los nombres en latín de cada uno de los bichos solo para demostrar que nos gustan más que a los demás. Hace n par de años visitamos el parque temático de dinosaurios situado en Algar, muy cerquita de nuestro lugar habitual de veraneo y lo pasamos genial. Este año quisimos repetir la experiencia más mayores y más educativa que el paseo que dimos allá por 2016 y que podéis ver aquí.


Lo primero indicaros que la carretera para llegar a DinoPark es un poco de aquella manera y que por su cercanía y belleza os recomendamos ya que os desplazáis que visitéis las fuentes de Algar que son una maravilla y así hacéis el día entero. Un plan familiar muy majo que os gustara a todos.

El DinoPark tiene parking gratuito propio y es fácil de  si sigues los dinosaurios del camino y cuando llegas al gran T Rex ya has llegado a tu destino. Recuerda que estás en plena sierra así que sal con calzado cómodo y una gorra para tu excursión por el cretáceo y prepárate para disfrutar.

La entrada cuesta 15€ para los adultos y 10€ para los niños y hay un 10% de descuento si sois más de cuatro visitantes. Además ha un montón de excursiones combinadas y agencias donde podéis ahorraros unos eurillos en toda la zona de Benidorm.

El recorrido es fácil y muy intuitivo y aunque son todo rampas tened en cuenta que con la gavilla del suelo los carros dan un poco de guerra. El recorrido se puede hacer sin problemas en dos horas si no os entretenéis mucho pero os vamos a dar opciones par que estéis allí una mañana o una tarde entera y paséis un rato genial.


¿Cuanto sabes de dinosaurios?  Nosotros mucho y es porque tenemos una inmensa biblioteca sobre ellos. Es cierto que son libros muy básicos y con sólo pequeños datos sobre estas criaturas pero a mayor edad podéis elegir libros más complicados. Nosotros sacamos la colección de Bruño en colaboración con el Museo de Ciencias Naturales que se centraban en varias especies y que tenía un montón más de personajes que aparecen como “secundarios” de esa forma páramos a leerlos en su correspondiente dinosaurio: triceratops, deinonicus, Rex... y de paso conocimos a sus amigos compsognathus, parasaurolophus, estegosaurio o el iguanodón... y comparamos los datos del libro y los dibujos con los de verdad. Fue sencillo diferenciar los allosauros de los tiranosaurus o aprender un poco más leyendo los carteles informativos.

Una de las novedades con respecto a nuestra anterior visita es precisamente el cambio en el panelado incluyendo explicaciones más amenas para los más canijos con muchísimas referencias cinematográficas y donde aparecían las nuevas mascotas del parqueque además protagonizan la otra novedad del parque, la peli en 3D. 

 La versión antigua era la típica aventura de un pequeño huevo que se pierde y las aventuras del dinosaurio hasta volver con su familia. El cambio ha sido bastante coherente y esta vez dos niños que visitan el parque acaban convirtiéndose en dinosaurios y viviendo peligrosas aventuras.

Las sesiones del cine son cada media hora en la sala que encuentras en “la plaza de los grandes dinosaurios”.

A parte de la visita hay actividades muy divertidas como la zona de excavación para desenterrar un dinosaurio como un auténtico paleontólogo y que está techada para que los peques estén a gusto.

Además esta justo al lado de la zona de merendero y del bar donde podéis hacer un descanso y tomar algo fresco o algo de picar con precios bastante razonables (un perrito o unos nuggets a 2€).

Si optáis por llevar vuestra comida hay varias zonas marcadas como “relax” a lo largo del recorrido con buena sombra y así coger energía para las dos paradas que quedan antes de acabar la visita. En todas ellas hay cerca zonas de juego y aseos para que la visita se haga más lelvadera para todos los miembros de la familia.

El mar infantil es el sitio donde todos tenéis que parar y del que os va a costar salir. No olvidéis llevar bañador y ropa de cambio. La piscina es poco profunda y está rodeada de chorros lo que hace que sea un oasis genial para descansar un poco y refrescarse. Yo me atrincheré en la piscina y no había forma de moverme, está genial, aunque a los padres os parezca un poco básica os aviso que triunfa muchísimo.

Donde lo pasó mejor mi madre es en los puntos fotográficos haciendo el gamberro, ya la vais conociendo y sabéis que ella es muy de jugar y hacer el payaso y de inmortalizarlo todo con la cámara.


Y ya solo quedaba pasar por la tienda donde echamos en falta una guia que pudiera hacer la visita más interesante para los que no vayan tan preparados como nosotros y les permita aprender un poco más porque lo genial de DinoPark es que si lo haces bien aprendes un montón además de pasarlo bien.

Más info: www.dinopark.es






SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba