BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta creatividad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta creatividad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de diciembre de 2020

Cuadernito de escritura divertida - Volumen 3. Blackie Books

Somos, de siempre, en esta casa, sobre todo los mayores, muy fans confesos de El Hematocrítico. Pasión, devoción, desde sus re-títulos de arte a sus pinitos en la literatura infantil... La palabra tróspido forma parte de nuestro vocabulario cotidiano. Es parte de esa creatividad lo que hace que todos sus proyectos sean recibidos en casa con mucha ilusión. Y ahora que el pequeño ser es capaz de leer y escribir de forma autónoma es cuando mejor los vamos a aprovechar. Ya le hincamos el diente hace tiempo al cuaderno de verano, una maravilla de actividad para niños que no se compone de la típica retahíla de actividades guiadas de repaso llenas de sopas de letras y problemas matemáticos camuflados. Este cuaderno era en realidad una forma de que los peques llegaran a conseguir canalizar todas sus capacidades creativas y hacer que la tarea no sea algo obligatorio si no divertido. Y así pasamos el verano intentando saber lo que había sido lo más guay del día o inventando mil y una aventuras de forma que en un futuro asomarnos a esas páginas sean un recuerdo imborrable. Además es un cuaderno "perpetuo" que puedes disfrutar cuando quieras empezando el último día de cole y llenando de recuerdos cada día de las apasionantes (y merecidas) vacaciones. 

Empecemos por hablaros un poco de Miguel López, persona y personaje que está detrás del Hematocrítico que además de ser autor de numerosos proyectos de humor en Internet muy populares como El Hematocrítico de Arte, Drama en el Portal o Los Hermanos Podcast (con Noel Ceballos). Colabora con Cuore , Atresmedia o Tedx entre otros es profesor, ¡Y gallego! Pero además se ha dedicado en los últimos tiempos, aprovechando eso de que conoce un poco a los niños a escribir novela infantil con títulos como Feliz Feroz, Agente Ricitos y El lobo con botas. Su siguiente trabajo es en la tele donde está trabajando en la adaptación a serie de animación para RTVE de El lobo con botas.

Su compañera de fatigas es Olga Capdevila, que también forma parte de los dos cuadernos anteriores. Ilustradora original, minimalista pero efectiva. Ha desarrollado un código de color para cada cuadernillo siendo este tercer volumen su obra azul, Picassiano total . 

Pues bien, estas navidades vamos a hacer algo parecido con otro cuaderno pero esta vez lo que queremos es que le pique el gusanillo de la escritura creativa y descubra que lo de las caligrafías y la ortografía es sólo una parte de las millones de cosas que puedes hacer si consigues controlar el arte del lápiz. De eta forma el nuevo volumen de Cuadernito de escritura divertida de Blackie Books es nuestra gran apuesta. Escrito e ideado por Hemato y Olga Capdevila es ideal para hacer ejercicios que estimulen la creatividad y se orienta a la etapa de primaria. Como podéis imaginar , al tratarse de un tercer volumen, sus dos precedentes han enamorado a las criaturas. y es que escribir e imaginar no tiene porqué ser aburrido. En un total de 64 páginas y 40 ejercicios nos encontramos con horas de diversión que nos plantea retos como ser crítico de una exposición de arte contemporáneo, inventar pesadillas, ser el director de la mejor academia de perros del mundo y otras mil y una aventuras. 

Reconozco que estando al lado dela criatura me han dado muchas ganas de completar algún ejercicio como completar los deseos de nuestro presidente del gobierno al genio de la lámpara o inventar excusas imposibles por no haber hecho la tarea. Y es que siempre he sido un poco Antoñita la Fantástica y este cuaderno sirve para un niño de primaria pero también para dejar volar la imaginación de un adulto cachondo amante del lettering, eso señores podía ser una maravilla. 

Si os decantáis por un regalo creativo en Navidad podéis aprovechar para ayudar a redactar el manual de los Reyes Magos o podemos echar unas risas escribiendo multas ridículas. Al menos mi hijo a las multas les pone un montón de ceros, creo que después de la escritura creativa vamos a tener que hablar de economía familiar. 

La cuestión es que incentivar el desarrollo de la escritura creativa de esta forma hace que los peques lo cojan con gusto, disfruten de las actividades y no las perciban como parte de tarea obligatoria dejando que se diviertan y sean capaces de entretenerse y desarrollar habilidades que se explotan poco en la educación tradicional.

La presentación, el formato y la manera de exponer las 40 actividades hacen que sea una forma más de jugar y por tanto se animen a participar y completar el cuaderno ellos solos sin ninguna presión. Un alivio para los padres que , como yo, nos topamos con niños que consideran cualquier actividad delante de papel como un castigo más que como una posibilidad. El cuaderno es de formato manejable a pesar de ser tipo folio pero con páginas de gran gramaje por lo que la calidad es excepcional y permite jugar con esa posibilidad a la hora de innovar en materiales de escritura y colores, ¡ya puestos a crear hagámoslo a lo grande!

Para los que tengan dudas sobre la inversión debo decir que el cuaderno da mucho juego y son horas de diversión por lo que podéis considerarlo como comprar un libro o invertir en potencias las capacidades de los peques sin remordimiento, es un dinero bien invertido (no como el pastizal que llevo pagado en cartillas de caligrafía que se van luego con cariño a la papelera). De hecho debo decir que vamos a datar su obra y a guardarla para que en un futuro lejano pueda reírse con las ocurrencias de un niño de 7 años cuando sea un adulto y , esperemos, haya conseguido llegar al tope de su capacidad para imaginar y crear. 


Títulos de la colección a la venta:
 


Cuaderno de escritura divertida

Cuaderno de escritura divertida Volumen 2

Cuaderno de escritura divertida Volumen 3.


FICHA DEL LIBRO

Autor: El Hematocrítico
Ilustradora: Olga Capdevila
Número de páginas: 64 pags
Tamaño: 21 x 29 cm 
Encuadernación: rústica 
ISBN: 978-84-17059-48-4

viernes, 14 de febrero de 2020

Cinco actividades creativas que hacer con Legos

Los Legos son un autentico reto. Desde los Duplo en la infancia más temprana hasta la adolescencia.. y , por qué no, para los adultos. Los grados de dificultad de los sets unidos a las capacidades y gustos de cada persona hacen que hay sets montables en horas, días, semanas o meses. Así que no hay excusa para poder usar estas construcciones en familia pero lo que os queremos contar es actividades divertidas y libres para explorar las piezas de Lego. ¿Te animas?


1. RebuildingTheWorld.

En casa teníamos una media docena de sets a medio montar porque del uso se han ido deshaciendo y en ocasiones los reparabanos y oras simplemente algunas piezas han desaparecido para siempre y no era posible volver a reconstruirlos porque habíamos tirado el libro o esa rueda tan importante estaba en paradero desconocido viviendo en algún rincón del salón desde hacía meses. En este punto de inflexión decidimos tomar una decisión drástica a tope: desmontarlo todo.

Obviamente es una cosa muy loca pero a excepción de algún set de exposición y los Dimensions todas las demás piezas pasaron a mejor vida y reposan plácidamente en el cubo de los Legos. El resultado es que tenemos miles de piezas de muchos tipos, desde las clásicas a especiales y podemos fabricar desde una moto avión a un recinto de dinosaurios mutantes. No hay problema si algo se pierde o se desmonta. El límite es la imaginación. Contra más grande y raro sea... ¡Mejor!

2. Las planchas: Crea tu propio cuadro con Legos

La mejor compra del mundo han sido las planchas grandes que usamos como base de las construcciones, desde ellas podemos hacer torres gigantes, casas o simplemente escribir palabras con las piezas pero nuestra obra maestra es el proyecto de creación de retratos con las planchas inspirados en el fotomatón de Lego de Londres.

Con mucha imaginación y paciencia, y con muchas piezas individuales también, no os voy a mentir, montamos este cuadro con una foto y una web on line para ayudarnos.

Es necesario comprar, eso si, las piezas que necesitáis para la obra que podéis hacer en color o en blanco y negro con el fondo de color (el original de la tienda es amarillo). Nosotros queremos hacer tres cuadros, uno para cada miembro de la familia con el fondo de un color diferente cada uno.

Se tarda en montar unas dos horas y es cosa de paciencia pero hasta los más peques pueden ayudar a su realización sin problemas. Tenéis los datos para hacerlo en este POST. 

Os dejamos un vídeo para que veáis lo sencillo que es.


3. Obstaculos varios.

Construimos increíbles laberintos para hacer pruebas. Las más fáciles son laberintos con canicas y chapas y las más emocionantes son las batallas de blades donde hacemos pequeñas estructuras que derribar con nuestras peonzas. Algo super básico que le da una nueva vida a las piezas.

4. Ejercicios con números y Torres de memoria.

Si conocéis el juego de regletas para contar de colores... pues es básicamente lo mismo que usar piezas de Lego, Tenemos variedad en los bloques suficientes como para hacer pequeños ejercicios de sumas y composiciones matemáticas sencillas.

Para los que son un poco más pequeños las torres de memoria son un increíble ejercicio. Consiste en crear una torre con bloques de diferentes colores y dejar unos minutos para recordar el patrón, lue
go el rival debe recomponer la misma figura del ejemplo de memoria. Es un ejercicio muy sencillo y que puedes hacer con Lego Duplo o con Legos normales y poner capas en función de las habilidades de cada niño y sus edades.
5. Trabajo en equipo: Torre infinita.

Nuestro favorito en este caso, y gracias a la cantidad de piezas que tenemos de desmontar los sets es la "Torre infinita" en la que dos o tres miembros de la familia construimos una torre lo más alta posible con una base pequeña. Así se pone emocionante y contra más se sube mas complicado resulta. Dejamos mucho espacio para las "caídas accidentales" de la torre y una vez vamos viendo que con bases pequeñas no subimos más de un metro ponemos bases de dos, de tres, ... y así hasta el infinito.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba