BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Series. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Series. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de octubre de 2021

El juego del calamar y los niños

 Estas últimas semanas la gente se está volviendo muy loca. La gran sorpresa de la temporada en forma de serie coreana nos está dando muchos quebraderos de cabeza. La ficción de Netflix no es excesivamente original, ni extremadamente violenta en comparación con otros de sus contenidos, el problema viene cuando muchos niños empiezan a tener comportamientos violentas derivados de su visionado. Pero creo que todo el mundo está opinando de forma muy liviana y sin analizar todos los factores que afectan a este fenómeno.

La serie ¿seguro?

La serie de Netflix es un contenido de adultos dirigido a adultos por varios motivos. Uno de ellos es la violencia del contenido pero hay bastantes más a parte de eso. Alguna escena de sexo, lucha de clases, psicología, lucha por la supervivencia, … contenidos que no son capaces de procesar y que además hacen que algún que otro capítulo donde no se centran en los juegos llegue a ser incluso aburrido. ¿Es una serie para niños? Pues no, es una serie recomendada para mayores de 18 años por algo. 

En esta casa sabéis que los contenidos audiovisuales los consumimos siempre en familia y no siempre hacemos caso de las recomendaciones de edades porque cada niño es un mundo. En nuestro caso tenemos un baremo establecido en función de la tolerancia del niño y a sus gustos personales. Por ejemplo ponerle una película musical es un suicidio pero las pelis de acción le chiflan y es perfectamente capaz de diferenciar la realidad de la ficción. Muchos niños no llegan a ese punto hasta una edad mucho superior. Eso no nos convierte en malos padres, al contrario, ver contenidos que crean preguntas y dudas enriquecen las conversaciones y favorecen el pensamiento crítico. 

Una vez aclarado esto voy a decir que mi hijo no ha visto el juego del calamar pero reconoce a sus personajes porque su omnipresencia es abrumadora y le hemos explicado lo que es. No la ha visto porque creo firmemente que le va a resultar aburrida y no va a entender muchas de las tramas. No porque maten gente. Estoy bastante segura que de que los padres no dejan a sus hijos ver El Juego del calamar en sus casas pero casi todos son capaces de reconocerlo en una foto como reconocen a Darth Vader sin haber visto La guerra de las galaxias. Más aún cuando aparecen en Tik Toks, YouTube o sus videojuegos de referencia como Minecraft o Fortnite. 

Voy llegando al punto, gracias por la paciencia. Si acompañamos a nuestros hijos en sus actividades no deberían llegar a jugar a Fortnite hasta los 14, que por cierto usa el mismo sistema de Battle Royale que El Juego del Calamar,  o al GTA hasta los 18 pero parece que los videojuegos no se vigilan tanto como la tele. Me atrevería a poner la mano en el fuego a que la inmensa mayoría de esos niños que juegan al juego del calamar en el patio no han visto los episodios (que casi son 10 horas de serie) si no que han extraído conclusiones de clips de otra procedencia descontextualizados y sin criterio. 

También me niego a creer que los niños por ver una escena donde matan gente decidan ponerse a darse mamporros en los recreos, eso sí, los YouTube es lo han recreado a la perfección y su experiencia pila de juego se aproxima bastante más a eso. 

¿Quién es el malo? 

Pues no hay malos. Eso haría las cosas más sencillas. Hay responsabilidades delegadas y niños con acceso libre a internet. Echar la culpa de la violencia a ver una serie o un videojuego no es civilizado. Tampoco creo que un niño que tenga ya valores se plantee que matar gente sea malo o bueno. O que pegar en el recreo se pueda achacar a un contenido determinado. Ya de base fallan muchas cosas para llegar a esas recreaciones. Un niño normal no se pone a pegar gente porque sí. Punto. 

Soluciones

Yo preguntaría algo sencillo. ¿Dónde han visto El Juego del calamar? Esto ayudaría a entender donde está el problema. Si lo han visto en su casa, acompañados y con un adulto que les explique lo que sucede me parece una serie muy interesante para ver la maldad  del ser humano, la riqueza, la pobreza, la tradición… Si lo han visto en YouTube hagamos autocrítica y vigilemos contenidos. Si lo han jugado en una consola recordad que también los juegos tienen una clasificación recomendad que se llama PEGI, pero lo más importante, que son juegos en línea y los peligros no están sólo en lo que ven si no también en con quién juegan y lo que hablan entre ellos. 

Llega Halloween

No me seáis cafres. Ahora llega Halloween y la gente, incluidos los niños, se disfrazarán del Juego del calamar Y NO PASA NADA. 

Seguro que que veréis vampiros, hombres lobo, Jasons, Chuckies y Freddies. Y pongo la mano en el fuego a que el 99% de esos niños no han visto esas películas. Es muy posible que pase lo mismo con El juego del calamar. Es más, todos los que disfrazaron de La casa de papel pueden reciclar el mono así que no van a ser uno ni dos, van a ser muchos. Y NO PASA NADA

Es más, en la casa de papel también matan gente y nadie se llevó las manos a la cabeza. 

Así que os pido por favor que antes de ponerse a criticar un disfraz penséis que son eso, disfraces, una forma divertida de pasar un rato y que igual que no han visto Frankenstein o Drácula (el mío si lo ha hecho, aclaro) no habrán visto El juego del calamar ni van a mataros por las calles. 

lunes, 25 de mayo de 2020

Las 4 mejores plataformas de streaming para los niños

Seguro que esta cuarentena en casa habéis dado mucho tute a las teles. DVDs, canales infantiles e, incluso, os habéis reencontrado con los perfiles infantiles de las plataformas de streaming para lidiar con las horas de ocio. Los que no tenéis ningún canal os preguntaréis si merece la pena pagar por este tipo de servicios. La respuesta es un Sí rotundo porque te quita de muchos quebraderos de cabeza, permite que puedas acceder a mucho contenido, clasificarlo y limitar el acceso para los más pequeños, no tener que descargarlo y verlo bajo demanda de forma que lo que quieres ver no se convierta en una peli porno a mitad del metraje, no ir con un pincho del ordenador a la tele y de la tele al ordenador... hay millones de razones para contratar alguno de los servicios de streaming que hay en España, o incluso redescubrir algunos como el de Amazon Prime que tenéis gratis por ser suscriptores. En este post queremos explicaros cuales son las virtudes de cada uno de ellos, los precios y las características para que elijáis el que más e adapte a vuestros peques entre los cuatro servicios más populares: Netflix, HBO, Amazon Prime y Disney +.


Posiblemente es de los más populares y además contiene un catalogo para niños muy extenso. Permite crear un perfil infantil que limite el contenido adulto para que puedan navegar y descubrir contenidos ellos solos (recordad que preferimos que tengáis claro que ver la tele con ellos es siempre mejor pero entendemos que existen circunstancias que lo hacen imposible y así al menos estáis más seguros que en YouTube. 

Su precio no es el más económico pero si permite opciones para compartir pantallas que la hacen muy interesante. Puedes crear varios perfiles y guardar los avances de visionado cosa que en otras plataformas aún no es posible. Dispone de opción de streaming y descarga.

Producción propia interesante en series y películas, recordemos que Klaus, la sorpresa de la temporada pasada se realizó por esta plataforma. 

Y para terminar recalcar que cuando los niños duermen la oferta de adultos es muy destacable. 


De lejos la peor opción para ver películas o series infantiles. Tiene el catálogo más escueto y la interfaz es también muy liosa. Es más barata que Netflix porque s
olo tiene un plan de pago que equivale al medio de esta plataforma. Acaban de lanzar hace poco la posibilidad de descargar el contenido. Tiene una sección infantil como el resto pero lo que puedes encontrar no es contenido original y el interesante se puede disfrutar en otras plataformas con más variedad. Es un canal mucho más orientado para adultos.

Nuestro consejo es que con niños puedes invertir en otra plataforma y sacar más partido. 


Es como el hermano olvidado pero en Estados Unidos es muy popular. Llevan años con producción propia y la sección infantil es bastante extensa y original. como aliciente decir que si estás suscrito a Amazon normal tienes acceso a todo el catálogo gratis, si no el precio es el más bajo de todas las opciones (en pago mensual), tienes un mes de prueba gratis y luego pasa a costar 3.99€ al mes y la versión anual, con los envíos gratis pasa a 36 euros al año. Mucho menos que el resto y con más ventajas. 

Tiene también una interesante sección de pelis clásicas familiares y una colección de series y películas propias que merece la pena desde preescolar. Escribimos hace poco un post sobre algunas de ellas que puedes leer aquí. 


La multinacional hace poco compró Fox así que su canal no sólo tiene dibujos, también puedes ver multitud de documentales de Nation Geographic o míticas series como Los Simpson. Por supuesto su punto fuerte son las películas clásicas de Disney y que el estreno de sus novedades promete ser inminente. Es de las pocas formas de poder ver los cortos de Pixar. Además recuerda que poseen los derechos de Marvel así que Vengadores, Xmen y un buen puñado  de contenido adulto, como Star Wars también, se puede disfrutar con la membresía. 

No tiene nada extraordinario aún porque las grandes producciones están por venir durante el próximo año aunque si que tira mucho con su The Mandalorian, un clásico que hará que los peques se enganchen a la saga galáctica, Ojo, además incluyen películas y series de animación (incluso de Lego) que puede ser un porrón de horas para los peques más cañeros. 

El precio es muy majo y la cantidad de perfiles a crear es mucho más generosa que el resto de plataformas así que se puede compartir entre 2 o 3 familias sin problemas. El precio del año es de casi 70 € año o 6,99€ mes.


jueves, 9 de abril de 2020

5 Series de Amazon Prime Video para toda la familia

Supongo que tenéis mas que quemados las plataformas de streaming en casa pero hoy os queremos hablar de un buen puñado de series infantiles que podéis disfrutar desde Amazon Prime Video, el servicio de Amazon que viene incluido con la membresía de envío gratis y que además tiene un periodo de prueba de un mes gratis y un precio de 3,99€ al mes si os lo planteáis para esta cuarentena. Se trata de un catálogo muy amplio pero poco conocido y además tiene grandes clásicos, películas para todas las edades y un montón de series y películas de producción propia que incluso se estrenan directamente en la plataforma tanto nacionales como internacionales. Si ya tiene Amazon Prime instala la app en tu Smath Tv o Tablet y si no, ¿Qué mejor momento que este para suscribirte al periodo de prueba?


Os queremos hablar de un puñado de series para niños que son de producción propia pero no sin avisaros que tenéis maravillas como Sherlock Holmes (la de Miyazaki de los 80) o David el Gnomo entre otras. ¡Una apuesta segura!. Pero si sois más de nuevas experiencias os seleccionamos 5 grandes series para los peques clasificadas por edades:

1. Creative Galaxy.

Es la propuesta más infantil de todas las que os traemos hoy pero también la más didáctica y curiosa. Se trata de una serie preescolar digna sucesora de los Teletubbies pero centrada en el mundo del arte. En cada capitulo su protagonista, Arty, se enfrenta con un problema artístico y viaja con su nave espacial por la galaxia creativa aprendiendo sobre estilos pictóricos, arquitectónicos, escultóricos... Y haciendo por el camino manualidades de esas que los niños contestan a la pantalla como si fuera Dora la Exploradora. Además hay un pequeños fragmento con niños haciendo manualidades relacionadas con el tema principal del episodio que, oye, ahora se pueden incluso hacer en casa.

En su versión original cuenta con voces como la de Brooke Shields o Jason Priesley, vamos que su buen presupuesto en voces lo lleva. La parte positiva es que realmente explican algo útil y de forma super sencilla en cada capítulo, tres temporadas enteras. Lo malo es que es para una etapa de infantil sólo por el tratamiento. Ideal desde los 3 a los 5 años. 

2. Dino Dana


Si vuestros canijos son fans de los dinosaurios seguramente la conocéis o habéis oído hablar de ella. Dana es una niña que ve dinosaurios. En cada episodio lleva a cabo un dinoexperimento  averigua cosas sobre cómo vivían, comían, criaban o simplemente actuaban los dinosaurios. La serie es canadiense y es tan popular que se emite también fuera de Amazon en Estados Unidos.

Son capítulos cortos, cada uno de 20 minutos separado en dos historias diferentes. Aprenden mucho sobre dinosaurios pero el planteamiento es curioso porque lo hace de forma paralela a la vida real de forma que sus experimentos se pueden aplicar a su vida diaria.

En esta casa ya la hemos visto en un par de ocasiones. Después de un análisis por el paleontólogo de la familia debemos decir que los dinosaurios (que son CGI un poco cutrecillo) les vale a los canijos. A mi me fascinan dos cosas, el presupuesto en gorros y broches de esa niña y su familia. A lo tonto , de la forma más natural del mundo te presentan a Dana y su madre y a su hermanastra y padrastro que además están esperando un bebé. En sus flashbacks para explicar la conducta humana y relacionarla con los dinosaurios van desgranando esta relación de una forma muy bonita. Además hablan de toros temas complicados pero con bastante mimo como el alzeimer, los mayores, y los valores como la amistad, la responsabilidad, las mascotas, la adopción de animales... Así que , con la excusa de los dinosaurios me parece una forma genial de tratar una sociedad tan diversa como la nuestra.

3. Kun Fu Panda: Las zarpas del destino.

Si, Kun Fu Panda. Ni más ni menos, en versión serie ¿Qué puede salir mal?

Po es ahora el Maestro dragón y ya sabéis, mucho puñetazo, mucha aventura loca y muchos personajes que los peques ya conocen de las películas. Este tipo de series suelen ser un clásico para dejar a los canijos en piloto automático.

Tienes dos temporadas enteras de trece episodios cada una y 20 minutos por capítulo

4. El libro peligroso para los chicos

Es la serie más "adulta" en cuanto a contenido de todas las propuestas de hoy. Ideal para niños de 6-7 años en adelante y apta para ver en familia. Aunque peca de moñas hay capítulos muy interesantes. La historia comienza en una familia que acaba de perder a su padre. Son tres chicos con edades complicadas desde la preadolescencia al subidón de hormonas, una madre destrozada, una abuela muy loca y un hermano gemelo del padre que viene a ayudar  (a su manera) a la familia. Su madre, desbordada les da una nota de su padre que conduce a los chicos a un libro escrito por él. Para que os hagáis a la idea el padre era un inventor un poco loco así que en el libro intenta hablar sobre temas de lo más diverso para que sus hijos aprendan cosas sobre la vida de su propia experiencia desde cómo es llegar a la luna a una partida de póker.

Es una serie que camina entre el sentimentalismo y la imaginación con partes muy agradables y otras un poco más olvidables desde el punto de vista del adulto pero que saca interesantes temas para los pequeños. Su protagonista infantil es Gabriel Bateman, el niño de la nueva del Muñeco Diabólico, Playmobil la película y una buena ristra de películas de terror muy cuestionables.

5. Perdidos en Oz

Se trata de una serie de animación que revisa el clásico de El mago de Oz. La protagonista es Dorothy, una niña de 12 años de nuestros días, una adolescente normal que , sin comerlo ni beberlo, acaba en un tornado y aterriza con su casa en Oz, un Oz moderno y loco lleno de magia. Dorothy no sabe algo y es que su madre ya estuvo en Oz así que su viaje desde Kansas acabará con nuevos amigos y su perro Totó en su camino al castillo de Gilda, la bruja buena que es la única que puede ayudarla a volver a casa.

Si, básicamente hace una trepidante aventura con los personajes clásicos modernizándolos un poco, metiendo mucha animación, persecución y acción a cascoporro y personajes adorables. Una mezcla que se convierte en apuesta segura desde los 6 años y puede ayudar a acercarles un poco al clásico. 

Puedes suscribirte a Amazon Prime Video desde aquí y disfrutar de tu mes de prueba. 

martes, 20 de marzo de 2018

Jugando con Chaos, el barco de Zak Storm de Bandai


¿Conóceis a Zak Storm? uy, uy, pues lo que te estás perdiendo. Es una serie de animación coproducida por Francia, Italia, Corea del Sur y Estados Unidos... ¡Casi nada! Y es una aventura de piratas y misterios. Lo ponen en Clan y es una pasada, y no es por mi amor por los barcos y por el mar, es que de verdad es una pasada. Zak es un surfista molón que de repente es lanzado a través de un portal y acaba en el triángulo de las Bermudas atrapado entre lo siete mares acompañado por una espada que habla llamada Calabrass y que está bastante mosqueada. En los dos primeros capítulos conocerá a su tripulación: un fantasma, un marciano, una princesa atlante y un vikingo que le acompañarán en su aventura en su flamante barco pirata Chaos. El barco no es menos peculiar y genial que sus compañeros porque le permitirá desplazarse por tierra, mar y aire (bueno, también submarino pero eso cuenta como mar). Y desde ahí las aventuras sólo harán que ponerse más y más emocionantes.


Es decir, un pirata adolescente en un territorio mágico con malos malísimos que le persiguen... ¿No puede ser más genial? Si, si puede porque tienen incluso una app para jugar que además sirve para interactuar con los juguetes porque con cada uno que tengas de la colección puedes descargar contenidos en ella gracias a los doblones que vienen en los paquetes.

Pero yo os quiero hablar de Chaos. Chaos es el barco más genial del mundo porque es la mejor manera de plantar cara al malvado Skullivar que será el enemigo de Zak que quiere arrebatarle a Calabrass. os voy a a hablar de mi Chaos, que es tan particular como el de la serie... incluso más que para eso es mío.

Lo primero que llama la atención del juguete de Bandai es su tamaño, pequeño, pequeño no es. Ya os aviso. Requiere un pequeño montaje pero se nos dio bastante bien así que no me voy a poner pesado con eso, es de hacer "clic" y enseguida lo tienes listo para jugar. Además las transformaciones son sencillas y a las malas, si algo se desencaja se puede volver a fijar sin problemas. Ya sabéis que tengo fama de destrozón. Tiene además escondites secretos, abre la boca, puedes desplegar las velas e incluso atreverte a hacerlo volar.

Nosotros tenemos además a Clovis, el amigo fantasma que está amarrado al buque y no puede salir de él y al que hemos acostado en la bodega y a Zak Storm con su espada para poder hacer aventuras a tutti plen. Los dos tienen un pequeño agujero en el pie para poder fijarlos a partes del barco y jugar sin que se caigan. La colección de figuras tiene a casi todos los personajes pero estos son los más molones. Y no voy a discurtirlo con vosotros, jaja.

¿Qué puedes hacer con este juguete? Pues básicamente favorece la imaginación , al creatividad, la manipulación y el juego de roles. Ahora estamos a tope con eso de inventar aventuras aunquehacemos crossovers de lo más surrealista, el otro día Zak abordó el barco pirata del abuelo Dog, con eso os lo digo todo, pero es que cuando atraviesas un portal y eres un surfero adolescente cualquier cosa es posible. 

Os recomendamos mucho el juguete, y los demás de la colección, que Calabrass también mola cacho. Y la app, que está recomendada para mayores de cuatro años. Aún es un poco complicada para  mi pero de momento me defiendo bastante bien porque el juego con pantallas es limitado  lo hago con mamá. las monedad de los juguetes permiten descargar contenido muy chulo para el juego que es gratis y se puede descargar en Android e iOS


martes, 13 de diciembre de 2016

Tres series infantiles de Netflix que no te puedes perder

Desde que Netflix llegó a nuestra vida hemos dado de baja la tele normal, devuelto el depxdifocador y vivimos en la más profunda y feliz ignorancia informativa. A cambio tenemos horas y horas de diversión para cada miembro de la familia a la carta y según los horarios, gustos y necesidades de cada uno.


Mamá se traga cosas como Stranger Things, Jane The Virgin (no le digáis que es un culebrón que se mosquea) o Black Mirror así sin pestañear. Papá se está viendo las Chicas Gilmore (mejor sin comentarios) y yo me he hecho fuerte con la sección infantil y la cosa irá a más ahora que han llegado a acuerdo con Disney y vienen de camino series y películas a cascoporro (incluyendo de Star Wars). Pero de todas ellas quiero hablaros de tres de ellas que son preciosas y que si tenéis oportunidad no podéis dejar de ver:

Puffin Rock.

Serie irlandesa con cierto toque documental sobre una familia de frailecillos y su día a día en una pequeña isla. 

 La serie es puro amor, empezando por la cuidada y singular estética en 2D que caracteriza a su estudio (quizás hayáis visto La canción Del Mar o El libro de Kells - esta también está en Netflix) a lo meditado de los terminos y detalles. Conoces la vida de los pájaros pero también qué es un estornino, o cómo vive un hermitaño, exploras madrigueras, huyes de peligros y te lo pasas muy bien con una serie que destila buen gusto y ternura.

Solo tiene dos temporadas pero la devoramos todas las semanas y es que las historias de Oona y Baba son amor. por cierto, aquí se le conoce como "la serie del pipi azul". Tal cual.

Tickety Toc

Es una serie de animación coreana que tiene todos los ingredientes para triunfar: una reloj, un tren perro y dos personajes que juegan sin parar y que deben llegar a dar la hora.

Todos los habitantes del reloj son de madera y de lo más cuco: búhos, vacas, conejos, caracoles, ...

Los protas son Tommy y Tallulah pero mi favorito es sin duda el tren Chuchú que juega con su pelota.

Existen incluso los juguetes comercializados por Famosa así que los deben de emitir en algún "canal de esos normales".

Justo a tiempo

Esta serie tiene dos temporadas, cada una con un nombre diferente Justo a tiempo y Justo a tiempo ¡ya!. Son mismos personajes, misma dinámica pero la segunda temporada tiene un toque más a 3D.

El protagonista, Justo, se enfrenta con un dilema al principio de cada episodio y un viaje en el tiempo junto con su amigo Caochín (una cosa amarilla que vuela y no sé lo que es) donde encuentran a Olivia que les hace de Cicerón y les enseña costumbres, fiestas, deportes de ese sitio en concreto y en esa realidad alternativa se enfrentan al mismo inconveniente que en su casa de forma que cuando regresan saben perfectamente la forma de afrontarlo.

Son 26 capítulos cada temporada y la serie es canadiense. Mi señora madre casi sufre un parrús cuando vio que el director era Harold Ramis pero se le pasó al ver que era otro señor Ramis. La verdad es que no ha superado esa decepción.


Hay muchas más series pero de momento tenéis tarea para rato. ¿Nos aconsejáis vuestras favoritas? ¿Conocías estas?

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba