BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Revistas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Revistas. Mostrar todas las entradas

martes, 20 de octubre de 2020

Leyendo Jugón de Panini (la nueva extraescolar)

 Este año hemos tomado la difícil decisión de no hacer actividades extra escolares. No es sencillo, al verdad es que simplemente no hay una respuesta correcta para la salud de la familia con respecto a estas cosas. No hay forma de acertar y simplemente las medidas adoptadas por el colegio no me parecían suficientes para estar tranquila con respecto a la situación que vivimos en este momento. Ya asistiendo al logopeda tenemos cubierto el cupo de actividades extracurriculares y la cota de riesgo semanal así que sintiéndolo por la actividad física, por el desembolso de la equipación y por dejar al peque sin los partidos con los amigos reducimos a cero las actividades ajenas al "cole en casa" después de las clases cosa, que, también os digo, es bastante jorobado ya. 


Pues bien, el año pasado nuestro querubín se convirtió en portero. No os voy a engañar. Casillas no era. de hecho pensamos que eligió esta cómoda posición para garantizar hacer poco ejercicio y correr lo mínimo imprescindible. Pero en su afán futbolero entró en la dinámica de interesarse por el deporte un poco. No veía los paridos de la tele pero sí empezaba a intentar participar en las conversaciones con un par de frases hechas aprendidas en el colegio "El Real Madrid es el mejor equipo del mundo" , "Los del Atlético son unos paquetes"... todas estas frases, por supuesto salían de las bocas de sus compañeros y sin criterio de ningún tipo porque si le preguntabas por el nombre de un sólo jugador de primera división ponía los ojos en blanco y cambiaba de tema. 

Este verano la cosa cambió. Puede que fuera por culpa del coronavirus y poner la tele en casa para ver las noticias lo que hizo que cuando él acaba de comer se sentara a ver la tele un rato hasta que recogíamos y nos uníamos al juego que tuviéramos planteado para ese día. justo coincidía con el último tramo del telediario, es decir, los deportes. 

No es que su conocimiento aumentara mucho pero se volvió más concreto, de vez en cuando soltaba cifras astronómicas diciendo que Messi no podía irse del Barça o simplemente hablaba de partidos como si los hubiera visto enteros... ¡Él! El que no sabe lo que es un fuera de juego. Así que animados por esa pasión desaforada y viendo que el fútbol este año no pasaría de alguna pachanga de momento yo de sacar el balón alguna tarde se empezó a enganchar al conocimiento. 

Descubrió que podía adquirir información estadística de casi cualquier cosa y parecer que sabía de lo que hablaba sin haber visto el partido entre frases hechas tipo "no da una patada a un bote" y "es un paquete" y alguna frase de la tele. como esto era insostenible y es cuestión de tempo que dedique su poder para el mal decidimos darle una opción más completa para buscar esos datos y entonces llegó la revista Jugón. 

Se trata de una revista mensual editada por Panini que tiene entrevistas, fichas, estadísticas y posters de los jugadores más relevantes de nuestra liga. Además tiene otro plato fuerte, y es que regalan de forma periódica cromos, cartas e incluso el álbum de cromos de la liga así que hace que sea mucho más sencillo conseguir todas las piezas de las ansiadas colecciones. Pero lo que le ha dado a día de hoy son dos cosas: información asequible de verdad y prestigio social. En ese delicado ecosistema que es primaria decir que lees Jugón es como decir que lees un periódico de tirada nacional. 

La verdad es que la revisa está bastante bien. Cuenta con unas 70 páginas con información bien detallada con una perfecta maquetación y textos bastante sencillos. Se centra en datos relevantes, anécdotas y fotos que hacen que el peque se familiarice con los jugadores y pequeñas entrevistas en clave juvenil que son bastante entretenidas. 

El precio es de menos de 4€, excepto si tienen una edición especial como la que incluía el álbum de cromos con muchos sobres que solo , por ejemplo, un euro más pero que merecía mucho la pena porque el regalos superaba el valor facial de la revista con creces. A parte de sus contenidos fijos los peques conseguirán material coleccionable exclusivo de Panini por lo que no es una tontería. 

Como siempre os comentamos encontrar lecturas que sean llamativas para los pequeños harán que se interesen por la lectura y disfruten consumiendo contenido sin considerarlo una obligación así que en su momento de ocio acaban eligiendo leer por voluntad propia y eso si que vale su precio en oro. Por supuesto no falta tampoco la sección de pasatiempos al final para acabar de rematar la jugada. 

viernes, 7 de agosto de 2020

Ventajas de leer revistas en niños

Os hemos contado muchas veces que en esta casa luchamos mucho para que el amor por la lectura y los libros estén muy presentes en la vida del peque. Yo era una gran lectora pero poco a poco y por falta de tiempo he limitado los libros a novelas gráficas y algún libro corto. Pero quiero retomar cuanto antes. Primero para que vea que en casa se lee y después porque realmente amo leer. 


El problema viene cuando por diversos problemas leer se ha convertido en una de las asignaturas pendientes, ahora que por fin vamos corrigiendo el rotacismo y coge un poco más de soltura podemos intentar que los libros sean más de su gusto o dejarle elegir temas para que la cosa no sea tan traumática y además hemos rebajado el listón de exigencias a lecturas que le sean cómodas y no representen una gran dificultad. Intentamos encontrar el equilibrio entre los libros, los cuentos y los comics para que encuentre ese momento de conexión y lo vea como una parte más de su ocio sin sentir una obligación. En ese punto lo habremos conseguido. Por eso hemos descubierto algo que nos pueden ayudar: las revistas. 

Los quioscos son ahora mismo una fuente de lectura impresionante. En sus revistas encuentras siempre el tema exacto que pueda interesar a cualquier criatura y animarles a leer. Nosotros hemos disfrutado mucho de varias publicaciones de Blue Ocean que tienen licencias tan potentes como Lego, Playmobil, National Geographic, Clan, Nancy o ¡¡Pokemon!! y la verdad es que hemos sacado en claro varias cosas que pueden ayudaros a dar el empujón a la lectura si estáis en la misma situación que nosotros: 

- El formato. 

Al no ser un libro los niños lo cogen con más ganas. En su mente la relación libro=tarea es demasiado clara. No importa que el libro sea una lectura de fantasía, un tema que les agrade... la idea de sentarse a leer libros es lo que les echa para atrás. Al incluir en la ecuación cómics y novelas gráficas podemos hacer que no lo detecten como parte de sus obligaciones y puedan disfrutar de la lectura, que al final es el objetivo de cualquier lector. 

- Los cómics

Los cómics tienen su propio lenguaje que también es muy enriquecedor. Aprenden a leer de otra manera y con el apoyo visual pueden conseguir dar rienda suelta a su imaginación, en el caso de las revistas, como por ejemplo las de Lego además incluyen actividades para hacer la experiencia más interactiva y un póster con sus personajes favoritos que siempre es un aliciente. 

-Los tipos de maquetación. 

No sólo los cómics, por no hablar de los regalos, además la lectura de revistas son muy buenas para los peques porque se acostumbran a diferentes formas de leer. Diferentes maquetados, la importancia de las imágenes, los resaltados, cajas para aislar la información... todo ello hace que lean más sin darse cuenta. 

-Aprenden cosas pero también vocabulario. 

Las revistas tienen un público muy amplio así que algunos contenidos están adaptados para mucho rango de edad. Entre los 6 y los 10 años es mucho así que seguro que hay contenidos que les resultarán nuevos y palabras por descubrir. Es una oportunidad única para que adivinen las palabras por el contexto, para que las busquéis juntos o incluso que le lo pregunten a la omnipresente Alexa.

- El regalo.

No os voy a engañar, aunque para nosotros sea lo último de la lista para ellos es lo primero, además los regalos de este tipo de revistas suelen ser más o menos el importe de la misma si los buscar por separado de forma que en el fondo sale bastante rentable. Pueden leer un contenido de National Geographic, aprender un montón sobre bichos y además jugar con una rana o un lego por menos de 5 euros.

Al final cumplen el objetivo que nos hemos marcado y es que coja las revistas y tenga interés por leer él solo. Pero este mes además sabe más que nadie de tiburones y de ranas venenosas. Así que andamos muy contentos. 




SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba