BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Moltó. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Moltó. Mostrar todas las entradas

miércoles, 4 de enero de 2017

Adión bici sin pedales Moltó. ¡Fue un placer!

Hay juguetes a los que les coges mucho cariño, porque juegas mucho con ellos o porque te acompañan en experiencias, viajes, tardes tontas. Salen en las fotos, te enseñan cosas, viven en el maletero del coche esperando un rato aburrido para salir a pasear. Y en el momento en que se quedan pequeñas da un poco de penilla dejarlos en el trastero porque al crecer se necesitan nuevos retos y nuevos compañeros.

Este verano la bici Moltó dio sus últimos paseos. Ya tenía que encoger las piernas para coger velocidad y no frenar accidentalmente con los pies. Me sirvió para pasear, para coger estabilidad, para aprender a dar vueltas de campana cuando pillaba una piedra y no acabar en el hospital. No podría contar el número de veces que he recibido amenazas de mis padres por ir demasiado lejos o demasiado rápido o por no saber frenar...

Me ha acompañado al parque, a la playa e incluso a las escapadas de fin de semana. Le hemos puesto pegatinas, tuneado y hecho perrerías. Y por todo ello seguramente será parte de la familia, por los recuerdos que guardamos de ella. De hecho le hemos buscado un nuevo hogar porque la queremos tanto que merece una segunda vida.

Motivos para usar una bici sin pedales hay muchos. Más de los que pensábamos antes de tenerla. De hecho casi nos aventuramos en la bici de pedales directamente en plan muy loco. Pero al final fue una decisión muy acertada. En nada de tiempo la estabilidad, coordinación y equilibro mejoraron considerablement, de hecho el paso a la bici de pedales ha sido francaente sencillo, y casi sin usar ruedines porque la parte complicada estaba casi hecha. Es verdad que a veces eso de mirar el pedal y conducir a la vez se pone peligroso pero eso es otra aventura más en mi camino a la madured de la psicomotricidad.

Si dudais si decidiros a comprar una nuestro consejo es "SI". Sin duda, ha sido una experiencia corta pero intensa, además ocupan muy poco espacio, apenas pesan y pueden ayudar a dejar de una vez de pasear el carro por la vida. ¡Ahí lo dejo!

Así que aún estáis a tiempo para llegar a los Reyes Magos... Nosotros la recomendamos 100%

lunes, 11 de julio de 2016

Operación pañal del infierno

Seguro que muchas habéis leído muchas cosas sobre la operación pañal, consejos y sabias conductas para ayudar a vuestros hijos en este difícil paso de convertirse en autónomos de los esfínteres. Pero no so creáis todas esas cosas preciosas que ponen en las redes, la operación pañal puede ser un infierno, no esperéis que el niño/niña sea capaz de decir que quiere ir al baño por voluntad propia o genere de la noche a la mañana una autonomía brutal y no tenga escapes en una semana. Os voy a contar mi historia, llena de lágrimas y pises y cacas. Una historia en la cual el tic tac de "tienes que ir al cole" puede sobre los mensajes de amor y respeto por los tiempos y dejar al niño reconocer cuando quiere dejar de llevar ese kilo de celulosa pesado y molesto en el culo... La historia de como volver loca a mi madre y mis abuelos y jugar con sus sentimientos. La historia sobre los niños que se la rebufa dejar de usar el pañal.


Pues bien, vamos a empezar por el principio de los tiempos. El año pasado ya estuve sin pañal casi todo el verano. Se me escapaban los pises y demás pero no era una "operación pañal" en toda regla. Era un problemilla médico que se solventó llevando el culo al aire todo el santo verano. Pero como este año tenemos que ir al cole en mayo la cosa se puso tensa. Mi señora madre instaló varios orinales por toda la casa. Uno de suelo, uno colgado y un reductor en el baño por si alguno hacía que me sintiera inspirado. Ni caso. Sacó unas pegatinas que cuando haces pis encima salen animalitos y las colocó en todas partes a ver si además así atinaba. Ni caso. Usamos sistemas de diplomas, pegatinas y premios. No tachamos ni uno. Releímos El Orinal del pirata , me sé la canción de muerte, pero lo que viene a ser hacer pis, nada de nada, de nada. Ya por aburrimiento y a base de chantaje de chuches accedí a ir una de cada 4 veces dejando por supuesto un pis en medio especialmente dedicado a mi señora madre.

Cuando tenía que hacer mis necesidades buscaba rincones así que cuando al rato mi madre iba a la habitación veía el charco o peor aún, si eran aguas mayores conseguía esconderme hasta que el olor me delataba. Y ni toda la paciencia del mundo conseguían que hiciera pis en el orinal, y eso que mi madre ya prometía casi viajes al Caribe si hacía una sola caca en su sitio. Nada de nada. Ahora muchos pensaréis que eso es que no estaba listo, que cada niño tiene un ritmo,... todo mentira, no es que las cosas sean "escapes" es puro orgullo de enano cabroncete. Soy el primer niño de la historia de la humanidad que ha dejado el pañal de noche antes que el de día. No es broma, me levanto seco e incluso aguanto a después de desayunar para ir al baño. Así que no os engañéis, es una fuerza de poderes para ver quien se vuelve loco antes.

Hay un par de hitos que han "acelerado" el proceso un poco. El primero es la llegada del orinal que se cuelga. Al principio me hacía gracia hacer pis allí. Después simplemente mi madre me perseguía como una psicópata por la casa con la parte desmontable azul y así evitaba que me diera por hacer de las mías . El orinal de aprendizaje de Moltó se puede colgar y descolgar porque lleva un enganche especial y fomenta la autonomía y esas cosas. Multipremiado porque es un inventazo para los peques aunque no os vamos a engañar... Sólo lo uso cuando me apetece. Da un resultado genial y es fácil de limpiar y sorprendentemente cómodo. Ahora mi madre lo usa como una sartén y lleva la parte azul a todas partes y me amenaza como si fuera un cazo. Es un poco inquietante pero la verdad es que ahora lo veo hasta divertido.

El segundo es la piscina. Me han dicho que el señor que la cuida no deja meterse a niños que se hacen pis o caca dentro y la verdad es que no me hace muy feliz quedarme sin piscina.

Aunque recuerdo momentos memorables en la de invierno con esas cosas del pis. Allá por mayo cuando empezamos con eso de "no llevar pañal". Mi madre, no por ser más insistente va a ganarme a cabezón, un día después de decir mil veces que no quería pis, me quitaron el bañador y me meé en el bolso de una señora. Creo que no he visto a mi madre más roja en su vida y a la señora más cabrada. Porque además lo hice a conciencia, apuntando y riéndome mientras mi madre cogía la bolsa de la taquilla.

Otra muy maja es el pollo que monté en un centro comercial porque no quería hacer pis en el baño, si no en los arboles, pero no los de fuera, los de dentro. Mi madre insistía en que eran macetas y que no podía pero casi me cuesta unos buenos azotes entender el motivo por el que no puedo mear en cosas verdes dentro de las casas, si hay que regar árboles en la calle para que crezcan es muy feo no hacerlo con los que están dentro.

Así que si estáis preguntándoos que tal vamos, después de casi dos meses y pico de sufrimiento os diré que mal. Muy mal, un porcentaje de 50% pese a lo pesados que son y que me obligan a ponerme cada hora a intentarlo. Pero voy a ganar yo, y seguramente me dejen abandonado en la playa en el proceso, pero merece la pena.


CONSEJOS: 

De verdad lo de incentivar a los niños por la lectura funcionó durante una semana. ya no.

El orinal que más éxito tuvo fue sin duda el de Moltó. Al menos es cómodo para todo el mundo y se limpia muy bien, además está colgado así que siempre sabemos donde anda. 

Si los niños no quieren hacer pis os ganarán. Esto no es un consejo, es una amenaza.

Aunque la operación pañal sea un fracaso y os toque ir al cole a cambiar a la criatura todos los días al menos siempre podéis recordar esas conversaciones divertidas de vuestro querubín narrando como se ha "cagao" encima o ha hecho un "chorizo". 

miércoles, 7 de octubre de 2015

Descubrimientos de Puericultura 2015 (II)

Segundo capítulo de la visita a la feria de puericultura más importante del país. Más cosas bonitas que os van a encantar:

TUTETE

Tutete es más que una marca murciana, es parte de la existencia de los bebés molones que apuestan por la personalización de todos sus productos. Sumándole máxima calidad y una atención al público de las que hacen que vuelvas. 

Si paseas por las redes sociales no vas a encontrar ni una cosa fea. Eso te lo garantizo. Y más ahora que todo lo de esta temporada es genial. Nos quedamos con las nuevas canastillas modernillas y originales que son el regalo ideal para papis diferentes. Y la gama de ropa que permite imprimir con máxima calidad diseños amorosos y personalizados en algodón suavecito de máxima calidad. 

Pero además con dos gadgets que son la caña:

La tapa multivaso  de silicona que permite que los niños destrozones como yo no tiren a tomar por saco el líquido (el que sea, el que más manche) y la tapa para las toallitas que es ideal para marcar las de las guardes pero también para que no se queden las toallitas más secas que la mojama gracias a esas pegatinas raquíticas que les ponen. Multiusos, resistente y aguanta carros y carretas.

Para jugar sin duda las LitleBunny.

Y por supuesto imperdibles los clásicos chupetes.

https://www.tutete.com/tienda/

MOLTÓ

Teníamos muchas ganas de jugar con los gusiluz de superhéroes. Y al ver la cantidad de merchandising de los gusalitos mi madre tuvo un ataque de señora ochentera de emoción. 

Luego se quedó prendada de los orinales de aprendizaje, está un poco pesada con eso de que haga pis y caca como un niño grande. Y es que estos señores te dejan hasta colgarlo de la pared... Alucinante.

A mí me molaron más las maletas corre pasillos, las cosas como son.


http://www.molto.es/es/

CYBEX

No os vamos a hablar más de las sillas de coche más seguras del mercado, de los coches de paseo con las mejores prestaciones, de los nuevos acabados de los carritos o de su línea fashion. Os vamos a hablar de su nueva filial llamada GB que ha creado el coche que plegado ocupa menos que el neceser de mamá. Que ha entrado hasta en los libros Records de los Guiness y es que si lo ves no te lo crees. Necesito, NECESITO, ese coche.

Porque siempre estamos con el rollo de ahora no me apetece andar, ahora sí, ahora me dormía una siesta... Y eso le cabe a mi madre en una mochila.

Me remito a la foto.

OTROS: 

Saco Pingüino ha sacado colección nueva con tigre y chaquetas en micropana.

Aden + Anais a parte de tener las muselinas más bonitas del mundo se lanza a la ropa de bebé.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba