BEBÉ FRIKI

miércoles, 4 de enero de 2017

Adión bici sin pedales Moltó. ¡Fue un placer!

Hay juguetes a los que les coges mucho cariño, porque juegas mucho con ellos o porque te acompañan en experiencias, viajes, tardes tontas. Salen en las fotos, te enseñan cosas, viven en el maletero del coche esperando un rato aburrido para salir a pasear. Y en el momento en que se quedan pequeñas da un poco de penilla dejarlos en el trastero porque al crecer se necesitan nuevos retos y nuevos compañeros.

Este verano la bici Moltó dio sus últimos paseos. Ya tenía que encoger las piernas para coger velocidad y no frenar accidentalmente con los pies. Me sirvió para pasear, para coger estabilidad, para aprender a dar vueltas de campana cuando pillaba una piedra y no acabar en el hospital. No podría contar el número de veces que he recibido amenazas de mis padres por ir demasiado lejos o demasiado rápido o por no saber frenar...

Me ha acompañado al parque, a la playa e incluso a las escapadas de fin de semana. Le hemos puesto pegatinas, tuneado y hecho perrerías. Y por todo ello seguramente será parte de la familia, por los recuerdos que guardamos de ella. De hecho le hemos buscado un nuevo hogar porque la queremos tanto que merece una segunda vida.

Motivos para usar una bici sin pedales hay muchos. Más de los que pensábamos antes de tenerla. De hecho casi nos aventuramos en la bici de pedales directamente en plan muy loco. Pero al final fue una decisión muy acertada. En nada de tiempo la estabilidad, coordinación y equilibro mejoraron considerablement, de hecho el paso a la bici de pedales ha sido francaente sencillo, y casi sin usar ruedines porque la parte complicada estaba casi hecha. Es verdad que a veces eso de mirar el pedal y conducir a la vez se pone peligroso pero eso es otra aventura más en mi camino a la madured de la psicomotricidad.

Si dudais si decidiros a comprar una nuestro consejo es "SI". Sin duda, ha sido una experiencia corta pero intensa, además ocupan muy poco espacio, apenas pesan y pueden ayudar a dejar de una vez de pasear el carro por la vida. ¡Ahí lo dejo!

Así que aún estáis a tiempo para llegar a los Reyes Magos... Nosotros la recomendamos 100%

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba