BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Mar Nummus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mar Nummus. Mostrar todas las entradas

jueves, 20 de febrero de 2020

Albarracín, uno de los pueblos más bonitos del mundo

Ya os hemos contado como ha sido nuestra visita a Dinopolis Teruel y a sus sedes. Una de ellas es Mar Nummus, un viaje a los fósiles marinos, muchos de ellos piezas únicas encontradas en Teruel que, hace millones de años, era un mar prehistórico. Es una parada técnica muy lógica si vas desde Madrid a visitar la sede central y vas a disfrutar de un fin de semana en Teruel y además es un lugar excelente para disfrutar de muchas actividades con los peques porque es sorprendente tanto el pueblo como los alrededores. ¡Y se come fenomenal! ¿Quieres conocer con nosotros Albarracín?
 
Albarracín es un pueblo de cuento, en una colina, con un río pasando por su base y una impresionante muralla que recorre la montaña cercana y abraza el casco histórico estrecho y peatonal, sus empinadas cuestas y sus casas imposibles.

Nosotros realizamos una ruta muy básica por el pueblo. La principal atracción turística es la muralla, es lo que dota este enclave medieval de ese aspecto tan atractivo.

Tienes un camino de arena para poder recorrerla y partes donde puedes acceder a la muralla. Los peques se sentirán como auténticos caballeros en su visita a las torres y en el paseo que hará que acaben llenos de tierra de la caminata pero muy felices.

La catedral de Albarracín es otro de los puntos claves de la visita. Sobria pero hermosa se yergue en el pueblo, el punto negativo es que la entrada es pagando y guiada, cosa que dependiendo de la edad de los niños a lo mejor es un inconveniente porque no encontrarán tan apasionante las historias sobre su retablo o su colección de arte sacro. Pero tiene otro punto positivo, que con la entrada incluyen además la visita guiada al pueblo con un guía que lo hace fenomenal. Yo creo que el momento de hacer esa visita guiada depende de la capacidad de atención de los niños con los que viajes porque, aunque merece la pena visitar la catedral, el pueblo tiene suficientes entretenimientos adecuados para su edad como para que puedan disfrutar la visita de forma diferente como disfrutar de parques de aventura, su museo del juguete...

En el paseo por la ciudad o puedes dejar de parar en una curiosa casa llamada de la Julianeta que goza el privilegio de seer la casa más fotografiada de la localidad. En medio de las calles inclinadas y estrechas, de sus increíbles subidas y de sus colores cobrizos, bañada por le encanto de la mezcla entre el cristianismo y sus raíces árabes aparece esta estructura de ángulos imposibles construida en el siglo XIV y en la actualidad es una casa taller para artistas y solo se puede ver desde fuera.

Los niños miran asombrados la sensación de que la estructura parece que se va a caer sobre sus cabezas y es que su construcción, mucho más estrecha en la base y ancha en los pisos superiores, parece que reta a la gravedad. Es el lugar ideal para narrar la apasionada y triste historia de los Amantes de Teruel ya que caballero encargado de la desgracia de los dos jóvenes era un noble del pueblo y dicen que esta era la casa de Julianeta, la Julieta de España. Es bonito contar cuentos e historias locales porque la visita se convierte en una aventura para ellos. Aunque cronológicamente no coincida en el tiempo es una de las historias de amor más grandes jamás contadas que incluyen un amor imposible que no apoya la familia, una partida a la guerra y un regreso inesperado que acaba con un beso negado por fidelidad y la triste muerte de ambos.

A las afueras del pueblo tienes varias rutas, una de las más populares es la del río pero nosotros decidimos perdernos por los Pinares de Rodeno. Toda la zona está poblada de senderos de gran facilidad y muchas grutas decoradas con pinturas rupestres perfectamente conservadas y accesibles.

El paseo por a zona puede llevarte el tiempo que quieras pero es toda una experiencia para los canijos que descubren como esas pinturas al aire libre llevan aguantando las inclemencias del tiempo desde hace miles de años.

Los senderos están bien marcados y son muy agradables, además son gratuitos y están protegidos por rejas para evitar el vandalismo. Con una buena merienda podéis disfrutar de una tarde entera en familia y naturaleza.

Y para terminar (o empezar) tenéis Mar Nummus, justo en la entrada de Albarracín, si queréis datos para disfrutar de esa visita a tope podéis leer más sobre esta sede en este post:  Visitamos Mar Nummus - Albarrracín .

 

jueves, 11 de julio de 2019

Visitamos Mar Nummus - Albarracín

Como os hemos contado seguro que después de la visita a Dinopolis os quedáis con muchas ganas de más. Es normal y además la solución es muy sencilla. Además de la sede central por todo el territorio de Teruel podéis encontrar varios enclaves donde disfrutar de ejemplares increíbles y asomaros al pasado de esta zona.
 Mar Nummus es la parada estratégica más lógica si realizas el viaje desde Madrid y además es una excusa perfecta para poder disfrutar de uno de los pueblos más bonitos de España, Albarracín.

Además en sus inmediaciones hay maravillosas rutas y podrás descubrir increíbles pinturas rupestres auténticas. Pero eso os lo contaremos más adelante. A la entrada del pueblo, a escasos kilómetros del acceso y cerca del parking se encuentra Mar Nummus, una zona que hace 150 millones de años era el mar Tethys, lo que ahora sería el mar Mediterráneo. Por eso en este centro se exponen fósiles marinos hallados en dicha zona, por aquel entonces cubierta por el mar.

Una cosa que tenéis que saber de las sedes de Dinópolis es que sus visitas son guiadas y duran entre 40 minutos y una hora, lo cual quiere decir que aprenderéis muchísimo en cada una de ellas y además del tema principal de cada sede hay siempre algún extra interesantísimo, en este caso la formación de los fósiles. 

¿Sabías que los fósiles no son materia orgánica? 

¿Crees que se puede extraer ADN de alguno de ellos y montar tu propio parque jurásico? 

¿Existe algún resto viable de ADN de estos gigantes que poblaron la tierra?

No quiero hacer spoilers pero en Mar Nummus podrás ver cómo se crea un fósil a lo largo del tiempo, los fósiles en realidad no son orgánicos,  es una larga historia, por lo que no hay manera de sacar su ADN o adivinar, por ejemplo, de qué color era un dinosaurio, por lo menos por el momento, pues ya hay estudios que hacen prever que en un futuro no muy lejano se pueda saber cuál era el color de su piel. Y para terminar… ¡Sí, podemos encontrar ADN de criaturas muy antiguas, por ejemplo, en Mar Nummus puedes ver pelo de un mamut auténtico, y, por si no lo sabes, el pelo contiene ADN! 

Pese al conocimiento que tenemos de los animales marinos del jurásico (siempre según Spielberg) el Mosasaurio no es el reptil marino más grande que existió, esta idea viene del montaje incorrecto de dos dinosaurios en uno sólo, así que eso convierte al Liopleurodon en el más increíble depredador de los mares y el más grande conocido. Es el bicho que podéis ver en el exterior y en el interior del edificio.

Si sois de bichos más inofensivos en las vitrinas puedes ver cocodrilos, esponjas, ammonites e incluso una especie única que procede de la zona (bueno, una réplica porque, ¿Sabías que los primeros ejemplares se conservan en condiciones especiales para su estudio?).

¿Te vas a perder todo esto? No deberías, porque además es una buena excusa para descubrir más sobre el pasado de la tierra.


SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba