BEBÉ FRIKI

jueves, 19 de mayo de 2022

I'm going to Hogwarts , un juego de cartas de memoria digno de los fans de Harry Potter


Se trata de un juego de cartas de memoria. Simplemente hay que recordar el orden de las cartas para poder coger las necesarias para completar tu carta y ganar pero Hogwarts está lleno de trampas y seguro que recordar cada vez más cartas no es tan fácil como parece y tus rivales pueden quitarte ese objeto que tanto ansías. Un juego ideal para viajar por su reducido tamaño y fantástico para incentivar las memorias de los peques y los no tan peques. 


Preparación de la partida

Contenido (100 cartas): 
12 Cartas de baúl 
78 Cartas de objetos 
8 Cartas de pase 
1 Carta de turno
1 Carta de alineación 

Cada jugador tendrá una carta de baúl que se coloca delante suyo boca arriba a la vista de todos los jugadores. Esa es la carta que debes completar con las cartas que saldrán del mazo. Se coloca la carta de alineación para indicar por donde empieza la serie a memorizar. 

Cómo se juega

Las cartas de baúl que no se usan se pueden dejar en la caja y se comienza con las cartas de los objetos bien barajadas boca abajo en el centro. Es el mazo para robar, en orden el primer jugador recibe la carta de turno y dice  “Voy a Hogwarts y traigo...” y coge la primera carta del mazo nombrando el objeto que hay en la carta. La coloca BOCA ABAJO al lado de la carta de alineación. El segundo jugador roba y dice “Voy a Hogwarts y traigo... Carta del jugador 1 + carta que acaba de robar” y así continúa el juego hasta que alguien se equivoca. Cada vez la secuencia es más grande y hay más cartas en juego. 

Si te sale la carta de pase puedes usarla para no equivocarte en tu turno. Cada jugador puede tener hasta 2 cartas de pase. 

Si alguien se equivoca hay que indicarlo, si el jugador que ha recitado no está de acuerdo puede comprobarlo. 

Con el error se acaba la partida y empieza la parte de empaquetado. Se da la vuelta a todas las cartas de objetos y cada jugador puede tomar una carta que necesita y ponerla en su baúl. Comienza el último jugador que haya dicho correctamente la secuencia completa y desde aquí pasa hacia atrás. No cogen cartas ni el jugador que ha fallado ni si se ha acusado de forma falsa. Una vez cogen una carta todas las cartas de objetos restantes en la mesa se colocan en el mazo de descarte. 

El jugador que inició la ronda anterior ahora pasa la carta de turno al jugador a su lado izquierdo. Este jugador inicia la siguiente ronda hasta que alguien gane la partida. 

¿Quién gana?

El primer jugador que recoja todos los objetos en su carta de baúl gana el juego.

Otras modalidades

Juego corto: Gana el primer jugador en recoger 3 elementos en esta carta de baúl. Juego largo: Dejar las cartas de objetos boca abajo en la mesa durante la fase de empaquetar. Los jugadores deben nombrar el objeto de una carta antes de darle la vuelta. Guardar la carta cuando se adivina correctamente. De lo contrario, volver a colocarla en el mazo de descarte. 

2 jugadores:  Retirar todas las cartas de saltar turno del juego.

Nuestra opinión.

Aunque parece un juego sencillo... ¡Nada más lejos de la realidad! Es un juego rápido, divertido y muy interesante. Ideal para amantes de Harry Potter y para darle a las neuronas que se nos han atrofiado un poco. Las partidas son muy rápidas y divertidas y su tamaño lo hace ideal para viajes. ¡Ideal para regalar y auto regalar!



FICHA DEL JUEGO

Nº personas: 3-5
Edad: +8 años 
Tipo: Memoria y estrategia
Tiempo: 15 minutos aprox. 
Editorial: Shuffle 

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba