BEBÉ FRIKI

jueves, 12 de marzo de 2020

Ahora me veo, un cuento -canto- a la identidad

Hay historias que son necesarias porque pueden ayudar a mucha gente. Alma Serra escribió uno de ellos. Conozco varios libros escritos por adultos sobre procesos de transición con historias motivadoras y mensajes positivos pero que están muy orientados a ayudar a un público adulto. No es fácil, obviamente, enfrentarse a este tipo de realidades, estamos en una generación donde, aunque estamos avanzando por el buen camino, hay muchos temas que requieren de un tacto especial y de una forma de repostular lo que nos han enseñado desde las mismas raíces y es complicado en determinados temas o entornos. En Ahora me veo habla de una de esas situaciones a las que no estamos acostumbrados, cosas que a los peques les cuesta exteriorizar y que los adultos tienen aún problemas para abordar con naturalidad. ¿quieres conocer este canto a la igualdad de Alma Serra?

Para entender la historia que se esconde en Ahora me veo es necesario conocer a Alma Serra es maestra especialista en música, antropóloga e investigadora por vocación. En su web puedes conocer su manera de entender la vida, la enseñanza y, sobre todo, a educación emocional, no en vano ella es psicoterapeuta de profesión aunque casi siempre vinculada al campo de la enseñanza. Preside la Asociación Española de Educación Emocional, ASEDEM, entidad que fundó hace unos años para dar formalidad al nuevo movimiento surgido en torno a este nuevo concepto y seguir promocionando la innovación educativa en todos los ámbitos sociales.

Alma publicó "Un pellizco en la barriga" en la editorial BABIDI-BÚ que es un manual ilustrado que pretende acompañar en el sentimiento de pérdida tras la desaparición de un ser querido. No se queda ahí, con Ahora me veo consigue ponerse en la piel de una familia entera que está sufriendo un cambio importante al que se enfrentan poco a poco.

La transexualidad infantil tiene un problema principal y es que los propios niños son incapaces de verbalizar sus sentimientos ante la complejidad de lo que sucede dentro de sus propios cuerpos. Afrontar los sentimientos es la parte más complicada y lo resuelve de una bella forma al enfrentar a Manuel con su propia imagen. Un día se levanta y no se ve reflejado en el espejo. Simplemente es como si fuera un vampiro, no hay reflejo de vuelta. Esta bella metáfora recorre 8 días en los cuales Manuel y sus padres empiezan a expresar lo que está pasando con él y con su imagen. A través de una cosa tan simple como sus gustos, sus amios o un disfraz para el colegio. 

Paralelamente a esa narración, al final del libro hay una pequeña guía para tratar en clase o en casa con actividades que favorece la empatía, la comprensión y facilita la expresión de los sentimientos.

Una parte muy importante del libro es la carta final de Alba, la personita que inspira el cuento y que con sus propias palabras en una hoja con líneas para escribir recto y con sus pequeñas faltas de ortografía celebra su "nuevo cumpleaños". Una maravilla de reflexión que pone la piel de gallina y que es tan maravilloso leer y compartir para hacer que en este mundo nadie se sienta mal por algo que en el fondo es de lo más natural. Felicidades Alba, eres una valiente, ahora nosotros también te vemos.

Puedes comprarlo en AMAZON.

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba