BEBÉ FRIKI

martes, 16 de abril de 2013

Mi superzapatilla y el resto de mis cestas

Me han regalado una zapatilla. Una Converse, pero eso no me convierte en un niño pijo, o al menos no todavía. Y es porque la zapatilla no me la puedo poner, tendría que medir tres metros y medio y calzar un 65 para que me sirviera.

Os preguntaréis para qué sirve una zapatilla tan grande… Pues se trata de uno de mis primeros regalos rellenos de montón de cosas para bebés. Todo completo con cremitas, chupetes, bibes, platos, toallas y demás chuminadas para ponerme guapo.

He recibido tantas cestas que empiezo a dudar que tanto regalo cosmético insinúe que soy un guarrete. Vale que me tiro pedetes y ataco con el pis y la caca pero no es para tanto, ¿no?

Ser bebé es muy estresante, no acabo de captar las indirectas.

Canción: Blue Suede Shoes - Carl Perkins.

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba