El gran misterio de las leches de continuación

domingo, enero 21, 2018
Meterse a hablar de leches de crecimiento es un terreno complicado pero sobre todo hay que tener en cuenta que no todos los niños son iguales, no todas las familias tienen las mismas  necesidades y que cada uno tiene que tener la capacidad de elegir lo mejor para la alimentación de sus hijos pero conociendo los datos para llegar a esa decisión de forma consciente.


En primer lugar hay que definir lo que es la leche de continuación. Se trata de una leche de fórmula que el bebé puede tomar a partir de los 6 meses, y hay que recordar que no todas las familias pueden darle el pecho a sus bebés o llegan a la incorporación al trabajo y se ven forzados a esa alimentación "complementaria". Si es tu caso ¡¡No te agobies!! Simplemente elige lo que mejor se adapte a las necesidades de tu peque y adelante. Y también es importante decir que la Organización Mundial de la Salud reconoce como NECESARIO que durante los seis primeros meses de vida el niño sólo consuma leche materna, nada de agua, otros líquidos ni alimentos diferentes al pecho de su madre. Más aún en las primeras horas de vida y evitando el uso de biberones o chupetes. Pero la realidad es que muy pocas madres son capaces de llegar a ese límite de 6 meses de lactancia materna exclusiva por cuestiones laborales o personales. Todo lo ingerido a partir de los 6 meses o que no sea lactancia materna se denomina "alimentación complementaria", incluidas las leches de continuación.

Las leches de continuación son todo un mundo, van enriquecidas con minerales, con vitaminas, con probioticos,... pero además hay un abanico inmenso: sin lactosa, con aminoácidos, ... seguro que alguna es la adecuada para vosotros. Los farmaceuticos os pueden ayudar a elegir entre todas las gamas del mercado. Después de superar la barrera del año comenzamos con otra nueva aventura, las leches de crecimiento, que son cosas completamente diferentes, se trata de leches adaptadas para completar la dieta de los más pequeños, estas leches se venden ya en supermercados y grandes superficies y técnicamente los niños pueden usarlos o darse a la leche de vaca a decisión de la familia siempre que contemplen las  carencias dietéticas en nutrientes como la vitamina D, el Hierro o los ácidos grasos Omega 3 DHA demostradas en los infantes de este país, y eso es que comemos muy mal señores.Además se pueden adquirir en farmacias, parafarmacias, grandes supereficies y en venta on line con total seguridad.

El Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría en colaboración con la Federación Iberoamericana de Nutrición (FINUT)  con la Fundación Española de Nutrición (FEN), han elaborado el decálogo Leches de crecimiento en el niño pequeño y en él destacan que “aunque las fórmulas de continuación están adaptadas a las necesidades nutricionales de lactantes entre 6 y 12 meses, se pueden prolongar incluso hasta los 2-3 años. La disponibilidad de preparados adaptados a los niños de corta edad, como las leches de crecimiento, también pueden ayudar a mejorar la nutrición de los niños a partir del año”.

Asistimos hace poco a una charla de Dr. José Manuel Moreno, Unidad de Nutrición Clínica del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y el Dr. Jaime Dalmau. Director y editor de la revista cinentífica Acta Pediátrica Española en ella qeudó claro que las leches en edades tempranas son necesarias. Tanto las leches de contimuación como las de crecimiento, si bien no son absolutamente necesarias, son complementos ideales para los niños.

La leche en la infancia es un mundo, pero no hay que agobiarse. Si, la leche representa en los primeros años de vida un elemento básico ya venga de mamá o de polvo y luego la de vaca o la de crecimiento. Y ese alimento nos acompañará de forma vital en los primeros años de vida. En esta casa hemos sido capaces de comer con leche en todas las comidas y es la fuente de calcio preferida por todos los miembros de la familia. Así que ... ¡Bienvenida sea tengas la edad que tengas!




Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD