Bautizando un cacho de cielo: Etoilez-Moi

viernes, noviembre 03, 2017
Hay un cuento que tenemos por casa en que un niño pide el sol pero no se la pueden regalar, también hay uno en que unos animales quieren descubrir a qué sabe la luna, y ahora en mi casa hay una nueva historia, la de Miguel y su estrella.

A veces hay regalos que parecen un poco locos y esos regalos son los mejores. Son simbólicos pero duran toda una vida. Y por eso mi madre me ha regalado una estrella, no una estrella cualquiera, una estrella de la constelación de Piscis. Supongo que sabéis que soy un apasionado de los peces y de los animales del mar, por eso, no sólo por ser una estrella, si no por ser una estrella en un pez, estoy que no me lo creo.


Mi madre me va a llevar al planetario (los que no los sepáis ha estado un año y medio cerrado y ahora inauguran con una autentica maravilla de programa y unos proyectores que casi te hacen ver el cielo sobre ti). Además tenemos un planetario casero que, no es lo mismo, pero es también una maravilla y allí es donde me han enseñado donde está mi estrella, justo debajo de la forma de pez. Y me he quedado boquiabierto porque creo que dentro de unos años si la cosa sigue así a lo mejor me mudo para allí.

Bautizar una estrella significa que hay un trocito de ti en el universo, para siempre, por lo que es un regalo lleno de simbolismo, que permanece para siempre con un nombre, sea el que sea, y que te hace un poquito más especial. Es verdad que no es como si me hubiera regalado un terrenito para hacerme una casa con piscina, el bautismo sólo te da derecho a poner tu nombre a una estrella del firmamento pero si te concede el capricho, por ejemplo, y según al modalidad que quieras de disponer de una estrella en tu constelación favorita o de llamarla como alguien importante para ti y en una fecha que constará en el certificado que puede ser dos meses antes o después de la compra. Es decir que puedes regalarlo para un cumpleaños, una comunión, un bautismo,... y así al menos será el regalo que más le dure a esa persona y conlleva que piensas en ella cada vez que miras al cielo, porque si, ahí , en ese puntito, está la estrella Miguel.


Puedes bautizar una estrella desde 39 euros, puedes personalizar opciones desde 59 y regalar estrellas gemelas, que me parece una idea genial para regalo de nacimiento para esas parejitas de bebés que llegan al mundo. Pero además puedes adjuntar piezas de joyería al regalo para hacerlo más especial por sólo 19 euros más. Los precios son bastante asequibles y llegan en una carpeta a tu casa con todos los datos necesarios para poder ver y localizar tu estrella, un certificado con el nombre y un precioso poema. y aunque la idea como niño de saber que hay una estrella con mi nombre mola hay muchas otras opciones como regalo de boda, para recordar a alguien especial o para parejas de esas muy moñas cuando se casan, posibilidades infinitas. ¡Y no ocupa espacio! Eso siempre mola, ¿Te animas a regalar una estrella?

Etoilez-Moi es una empresa que se dedica a bautizar estrellas y la verdad es que la experiencia ha sido preciosa, tanto que ya hemos encargado una a una personita muy especial. Así que cuando te digan que no quieren regalos porque los niños "tienen de todo" recuerda que a lo mejor no tienen una estrella.

Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD