Lisboa con niños: Oceanoario y zona Parque de las Naciones (de visita a la Expo 98)

martes, julio 04, 2017
Ir a una ciudad y no ver algo de Calatrava es casi un pecado. Así que no teníamos más opciones que visitar la zona a más moderna de Lisboa. Además la única que las adultas no conocían porque se construyó para la exposición universal allá por 1998, así que fue una experiencia para todos. La estación de tren da acceso a una zona preciosa. La zona de pabellones está casi en la cuidad si tenemos que compararla con el páramo desierto que es Sevilla, además muchos d ellos han sido conservados como pequeños museos a un precio muy asequible y orientados a los más pequeños. Entre los pabellones jardines su actividades dedicadas al agua y unas vistas al río y al puente que quitan el hipo.


Pero nuestra visita en realidad era para ver tiburones en el oceanoario de Lisboa, uno de los más grandes de Europa , concretamente el segundo por tamaño y especies, diseñado por el famosísimo Peter Chermayeff encargado de los mejores acuarios del mundo. El tanque principal es visible desde casi cualquier parte del acuario y puedes pararte a contemplar a los tiburones, los peces luna o las tortugas cuando te de la gana mientras recorres el resto de instalaciones.


Los otros animalitos que causan furor son las nutrias amorosas que estaban flotando en su estanque tan contentas.

El edificio está "dentro del océano", se accede por unas tarimas flotantes sobre el mar, una característica de todos los paseos de la zona que hacen que sea tan bonita y pintoresca. Y la forma del edificio recuerda a un barco, a mi en concreto me parece un portaaviones bien grande.

En un par de horas se puede ver sin problemas y merece mucho la pena.

Más info: https://www.oceanario.pt/en

No queremos dejar la impresión de que la zona sólo tiene el Oceanoario, la verdad es que nos quedamos casi el día entero porque molaba mucho. Había muchos pabellones visitables que quedaron igual que en la Expo Agua, y además son muy baratos 3 eurillos más o menos, todos de ciencia y los pequeños portugueses estaban dando vueltas por allí encantados.

Nosotros nos dejamos seducir por los parques y las esculturas acuáticas, los barcos de papel gigantes y sobre todo la pasarela que cruza sobre el río con el inmenso puente que parece no acabar nunca.

Unas vistas privilegiadas y una zona super bonita para ir con peques.

Y si, acabamos de compras en el centro comercial de Calatrava unido a La estación de Oriente que firmó el arquitecto español y que misteriosamente parece que sigue en pie, no pudimos evitarlo...

Mira todo lo que puedes hacer en Lisboa en el resto de post que hemos publicado aquí: http://www.bebefriki.es/search/label/Lisboa 

Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD