Conociendo el BulliLab y Sapiens

miércoles, julio 13, 2016

El tema de hoy no es fácil, más que nada porque nunca nadie había abordado de esta forma lo de "meterse en la cocina" y cuando viene de la mano de un genio como Ferrán Adriá da un poco de respeto y vértigo. Tengo que reconocer que así, como primer encontronazo lo de cocinar en esta casa es un poco desastre. Así, en general, lo raro es que no se quemen las croquetas congeladas, y da igual lo que hagas, Mi señora madre es así y damos por supuesto que lo mejor que nos puede pasar es que decida seguir una receta fácil con la que no muramos intoxicados. Por eso cuando se enteró que podía compartir espacio tiempo con Ferrán Adriá se le puso un nudo del estómago mezcla de admiración y responsabilidad. Admiración es algo que siente por poca gente porque sostiene que solo se debe admirar a gente que hace cosas de las que no somos capaces, incluso aunque pongamos mucho esfuerzo (y mi madre es cabezona, os lo prometo) y responsabilidad porque trasmitir el proyecto de Ferrán Adriá sin saber mucho de cocina puede ser complicado aunque necesario. Así que allá vamos.



Entrar en El BulliLab es ya una declaración de intenciones. En julio de 2014 empezó la aventura después de cerrar ElBulli, un cartel justo en la puerta recuerda y reinterpreta este hecho a la perfección. Todos en su momento pensaban que este cocinero estaba loco, y tenían razón, cerrar un restaurante de éxito, que hacía una de las cocinas más innovadoras y referentes del mundo, col listas de espera y las mejores críticas del planeta no era el paso "normal" aunque si era el paso lógico. Una decisión muy "Sapiens" en realidad.



Una nave industrial de 3.000 metros cuadrados con dos plantas a la que se accede por una rampa de garaje, ningún indicador o cartel que diga qué está pasando allí, en pleno centro de barcelona pero en cierta forma escondido del mundo que pasa por la acera. Más de 70 personas con sus características propias: psicólogos, ingenieros, someliers,... Cada uno de su disciplina ensimismados en sus pantallas, trabajando en un riguroso silencio rodeados de paneles informativos, réplicas, post-its por todas partes... el típico entorno laboral que intimida y da respeto.

Y te abre la puerta un Ferrán Adriá cercano, accesible y tremendamente feliz, contento y seguro de que lo que te está explicando no tiene fisuras. y entonces lo entiendes todo. Entiendes de forma meridiana que tenía que cerrar ElBulli, que tenía que aprender para regresar y que nunca dejará de sorprenderte en pensamiento y en la cocina. Y entonces empiezas a olvidarte de que es un genio y te dejas llevar. Y lo que es más importante, aprendes cosas que no imaginabas desde una visión totalmente rompedora.

Sapiens es una metodología para comprender la gastronomía, aunque se puede usar para cualquier materia. Consiste en centrarse en los procesos que participan en cualquier proyecto.

Sapiens es un sistema objetivo que pretende dar una respuesta absoluta a cada cuestión. Si por lo que sea no se consigue una respuesta se crea un punto oscuro que significa que hay una discrepancia irreconcilliable. Las respuestas deben ser por tanto indiscutibles para que sea un procedimiento inexpugnable.

Sapiens puede conseguir contextualizar tanto la ciencia de la gastronomía como para crear una autentica metodología de aprendizaje. Estudia, analiza y vuelve en el tiempo para analizar todo lo que se puede encontrar en los libros y en la cultura sobre procesos culinarios para que puedan ser comprendidos y después enseñados creando un extenso temario en el que han vuelto atrás, han vuelto al principio y olvidado para poder aprender desde cero, con un estudio riguroso y una metodología única como las exposiciones para entender el conjunto, estamos ante un reseteo de la gastronomía tal y como la conocemos y un proceso nuevo en el que el concepto de "compartir" es la base para la educación a través de proyectos faraónicos que el propio Ferrán Adriá lleva a cabo, desde la Bullipedia, a la reinauguración de Elbulli1846 a finales de 2016 como aplicación de lo aprendido y que pretende reabrir las puertas de un nuevo concepto de experimentación y aprendizaje, porque al final Sapiens va de eso, de aprender. 

SAPIENS trabaja para aumentar la eficacia del proceso creativo mediante la comprensión de todas las facetas que caracterizan una disciplina creativa y decodificar cuáles son los procesos, herramientas, técnicas y otros aspectos más importantes que intervienen en esta disciplina


¿Sapiens como concepto para el común de los mortales es inabarcable?

 No, de hecho hay un precioso proyecto para niños del que os hablaremos mucho que es Te cuento en la cocina en colaboración con Disney y Carrefour que pretende acercar el concepto de Sapiens a las familias, es decir, a los padres para que puedan transmitirlo a los peques. Dentro de nada empezaremos con las recetas del libro y os hablaremos un poco más de él pero para aquellos que sientan curiosidad o estén tentados a comprarlo so lo recomendamos mucho. Sus 100 primeras hojas recoge la "exposición" de ElBulliLab y lo adecua  para que sea entendido y llegue a los más canijos. Leer las primeras partes del libro se aleja del concepto que tenemos de los clásicos libros de cocina, pero no deja de ser una experiencia acercarse a una cocina empezando desde cero, y una buena forma es hacerlo con un niño que empieza a entender lo que es un tenedor y te permite redescubrir desde lo más básico a lo ma´s complejo del proceso de cocinar.
 

Cuando empezó la cocina, qué es un producto, ... y todo para que los peques lo entiendan así que como papis hay que hacer un esfuerzo y no olvidarse de dar un repaso y aprender un poco también. Además en cada receta te da varios tips la mar de útiles para pensar un poco mientras cocinas: te anima saber qué elementos ya han llegado elaborados, que concepto tienen de determinadas cosas en otros países o añade información sobre determinados ingredientes como si son salados o si hay que tener especial cuidado con ellos. ¡Animaros a contestar a  todas las preguntas!


¿Lo natural es mejor?

Por desgracia es raríasimo comprender o encontrar a alguien que sea capaz de separar los términos de gastronomía y productos y contextualizarnos en plena guerra de productos naturales o ecológicos. ¿Un product orgánico es natural? No, un porducto en el que ha participado el hombre no es natural, sólo aquel que se crea en plena naturaleza lo es y en muchos casos estos porducto, por muy naturales que sean no tienen las caracteriasticas para su consumo por sabor, contaminantes o control de los mismos. Es dedir, todo producto ha pasado por un proceso, por unas acciones parallegar a t mesa y por tanto no es "natutal" en el sentido estricto de la palabra. ¿Eso lo hace malo? No.

La cocina del Bulli era muy tecnológica. 

A veces los periodistas, los cíiticos culinarios y todos en general nos tiramos a la piscina y asaltamos materias sin mucho tino. Decir que la cocina es tecnológica es imposible. Pero al cocina usa tecnología, que no es lo mismo, desde la tecnología de cortar con las heraamientas para cortar, es decir, la herramienta llamada cuchillo te permite hacer técnicas de cortar (panadera, tacos,...) y en la habilidad del cocinero está la tecnología como nucleo de conocimiento sobre los alimentos, la morfología, las materias, las propias tecnicas y la experiencia que constituyen la tecnología de ese proceso (tecnicas más teoría).



Más info: http://elbullifoundation.com/elbf2/home/

Si te gusta compartelo

No os equivoquéis, yo escribo todos y cada uno de los post. Pero mi madre se empeña en ayudarme, corregirme y echarme la bronca porque dice que no quiere que acabe usando el teclado como los niños de hoy en día sin acentos y signos de puntación... Así que si hay algo mal la culpa es suya. Puedes mandarnos un Email a contacto@bebefriki.es

Cosas Parecidas

Siguiente
« Post Anterior
Previo
Post Nuevo »

PUBLICIDAD