BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta logopeda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta logopeda. Mostrar todas las entradas

lunes, 1 de junio de 2020

Cuadernos para reforzar en casa de Dylar

El mundo se acaba. Bueno, quizás el mundo no pero lo que es el papel de la impresora seguro que si, llevamos un número de fichas impresas por semana que va a hacer temblar la selva del amazonas. Además hemos sacado todos los cuadernos de colorear de la casa, encontrado los cuadernos de verano, los de manualidades, los de pegatinas  todas las variantes posibles para hacer ejercicios lúdicos pero algunos de ellos no suplen los problemas reales de los niños en este periodo. Si hablamos de esto con niños corrientes que no tendremos que decir con niños con necesidades especiales... no quiero ni pensarlo. 


Una de las cosas que se acabaron con el coronavirus fueron los colegios y de la ano los centros especializados como logopedas y refuerzos en el habla y el aprendizaje. Ahora están planteando abrirlos pero lo que tenemos problemas mínimos no planteamos la vuelta aunque es obvio que representa un problema para el aprendizaje presente y futuro de los peques y una perdida de sus avances hasta la fecha.

Os hemos comentado que luchamos con el rotacismo pero además con el "cole en casa" hemos detectado algunas anomalías más en el aprendizaje del pequeño que nos tenían muy preocupados y que estamos intentando atajar. Cosas tan simples como saltarse letras o cambiarlas de posición se las mismas en ralida no son meros despistes si no que se pueden considerar alteraciones de la escritura que necesitan de prevención y reeducación.

Esto, posiblemente, en el caso de los profesionales no es un problema grave pero en el caso de los padres sin formación para gestionarlo es, en realidad, un problemón cual copa de pino. Quizás en esas dificultades podemos encontrar el odio profundo alas tareas o la manía a leer en ealto. La desmotivación y la vergüenza que pueden haber frenado su aprendizaje en este tiempo entre la /r/ y la /rr/ y los pequeños fallos derivados de confundir ese sonido con semejantes (con /d/ o /l/) ha ido añadiendo los pasos para que se sumen otros problemas a la escritura y letura hasta en los niveles más simples. Y no voy a entrar en la caligrafía de la letra ligada que es como si homologaran el títuo de médico en primaria...

Hoy os vamos a traer una opción para intentar atajar y ayudar a solucionar estos problemas en casa con materiales elaborados especialmente para que poco a poco se refuercen esos contenidos además de opciones para repasos más generales porque cada niño es un mundo y no es fácil encontrar una solución para cada caso concreto. Dylar Ediciones es una empresa creada en Madrid en 1995 pero que ahora se encuentra en Castellón (también tienen cuadernos y lecturas en valenciano por si los necesitáis)

Para caligrafía hay muchos métodos aunque poca variedad de forma que si habéis empezado con una marca en una semana lo habréis terminando todo así que os recomendamos dar un vistazo a los cuadernos de mates y caligrafía de Dylar que son una revelación. Los libros que publican siguen un curioso proceso de selección pasando por quipos de pedagogos, psicólogos, logopedas, y experimenta a través de profesorado en activo en colegios de distinto nivel social y distribuidos en toda la geografía española dichos originales, al menos durante dos cursos académicos. Así, sobre el terreno se hacen las mejoras necesarias para que los cuadernos y libros sean útiles y recomendables para la etapa de educación infantil y primaria que es donde desarrollan la mayoría de su catalogo. 

Analizando los problemas más habituales llegan a un sistema de enseñanza basado en la comprensión y desarrollan las habilidades de los peques en  Lectura Comprensiva, cálculo mental, el razonamiento lógico,... Y de paso previenen y corrigen los problemas de dislexia y disgrafía en el alumnado y generan contenidos específicos para corregir errores más comunes como el uso de la /-z ; c-qu y otros tantos que les traen por el camino de la amargura a través de lecturas y actividades que son más gratificantes y divertidas que la mera repetición. 


Pues bien. en este confinamiento y en lo que nos queda el año que viene Dylar es una de esas opciones a tener en cuenta porque cuentan con las herramientas necesarias para cada necesidad. Por ejemplo han creado packs para cada etapa educativa que os pueden ser muy útiles para las tareas cotidianas pero con el aliciente de que su equipo os asesoran para encontrar lo más recomendado para las necesidades de cada niño. Los packs personalizados constan de un cuaderno de Primeros Lectores, uno de mates y dos cuentos. En el caso de los pequeños álbumes ilustrados y en el caso de los grandes libros juveniles que podéis elegir de su catalogo o podéis dejar que os sorprendan o , simplemente, comentarles las necesidades que tenéis y que lo seleccionen con cariño. Estos packs tienen un importante descuento y con 19,90€ tienes acceso a material adecuado para trabajar desde casa sin rebuscar fichas y fichas en internet garantizando la calidad del mismo y que está en castellano.

por supuesto hay opciones de comprar libros que te puedan interesar o incluso las colecciones completas para tratar conceptos básicos, colores, números, lectura comprensiva y ortografía o puedes optar por los maletines. 

Los recursos de Dylar son una herramienta más para reforzar  aprender. una opción lejos de las fichas y los libros de clase que hacen que no sea tan complicado para ellos y que vean como algo más lúdico el repaso. 


Nuestra experiencia. 

Nosotros tenemos claro que la parte lúdica es fundamental pero también sabemos cuales son los factores que tenemos que reforzar así que la elección de materiales era bastante sencilla. El primer paso es decidir si el material es de refuerzo, repaso o aprendizaje para elegir el que más os convenga, no vale todo, por ejemplo, aunque los maletines son una maravilla hay temas y materias que no son necesarias porque las controlan, por poner un ejemplo. La idea de enseñar a través de la lectura es fundamental, sobre todo en el caso de la primera tanda que os vamos a explicar. 

Refuerzo de la /r/ y /rr/ 

El logopeda siempre hace inciso en que se refuerce a los niños y les animes a repetir en caso de que pronuncien mal esa letra en las conversaciones pero con los cuadernos es mucho más fácil porque se esfuerzan a la hora de leerlos. Los cuentos del abecedario fantástico llevan dos tipos de letra (ligada y suelta) de forma que el niño se puede decidir por la que más cómoda le sea y en ellos se resalta la letra de forma que visualmente es consciente de que tiene que esforzarse en esa palabra en concreto hasta que consigamos automatizar el ejercicio. Lo mismo pasa con el cuento sobre el uso de la r o la rr porque en su cabeza las erres suenan parecido a la /l/ o la /d/, de esa forma discrimina los sonidos más fuertes y le es más sencillo aprender la norma.

Sonidos /c/ y /z/

Algunas otras ideas que os pueden resultar interesates. Del catálogo os podemos hablar de algunos otras problemas super usuales en los peques como el uso de c o qu todos ellos tienen un libro o un manual de ortografía para poder tratarlos de forma más divertida. 

Diferencias entre Cuentos de Ortografía y Abecedario Fantástico.

Los cuentos de ortografía cuentan a través de una atractiva historia una regla de ortografía básica. de una parte tienes el cuento , pero al final también tienes una sección de repaso para afianzar los contenidos y hacer algunos ejercicios. Están escritos en letra cursiva y tienen 12 títulos. 

Por otra parte el Abecedario Fantástico es una colección para conocer las peculiaridades de las letras, cada cuanto se centra en un fonema y va resaltado en rojo de forma que si tiene algún tipo de problema , como en nuestro caso la /r/ o la /s/, /z/, etc , son ideales para practicar la lectura y fijarse en la pronunciación gracias a las letras resaltadas. Además está escrito en dos tipos de letra (ligada y suelta pero en minúsculas) así que es ideal para primeros lectores. 

Las cartillas de aprendizaje de escritura. 

El peque tiene ya 7 años pero la letra ligada hace que sea ininteligible la mayoría de las tareas por su grafía. Es decir, hemos cubierto todas las posibilidades de cuadernos de caligrafía del mercado en formatos infantiles y en todos los rangos de mm. La cosa es que no encontrábamos la forma de que los hiciera correctamente, uno de los principales factores en estos cuadernos es que son muy regulares de forma que podía hacer las palabras desordenadas y no afectaba al resultado final, pero en la vida real las líneas eran autenticas montañas rusas cuando le quitabas las referencias. En este caso son textos más elaborados  con sentido, cada página supone un reto así que no estamos ante una materia repetitiva y eso es un aliciente. Las caligrafías no son sólo de copiar, proponen ejercicios y pasatiempos con pautas para poder escribir recto y que hacen de la actividad algo más dinámico de forma que aprenden y se entretienen haciendo que sea todo mucho más divertido. El formato de los cuadernos es grande y tiene unas 25 páginas, incluye pasatiempos , sopas de letras, crucigramas e incluso dictados para que sean capaces de reforzar los temas aprendidos porque cada uno se centra en algún "dilema ortográfico". Al final de la "cartilla" son capaces de haber reforzado la materia y aprender un montón. 



lunes, 20 de enero de 2020

Nuestra experiencia con el rotacismo

Supongo que muchos leeréis la palabra "rotacismo" y pensaréis que estamos hablando en chino. Os pongo al día. El rotacismo es la conversión de un sonido silvante de uno vibrante. ¿Chino? Pues es una de las cosas más habituales y que llevan a más niños a visitar a los logopedas en nuestro país. Se trata de no ser capaz de pronunciar el fonema /r/ y sucede tanto en niños como en adultos. Además afecta a varias versiones del fonema, el de la erre simple, la fuerte y las trabadas ( tr, fr,  pr, etc..) Hay milones de sitios donde podéis encontar información sobre qué es el rotacismo, como practicar en casa y como intentar superar este problema de pronunciación, por ejemplo este post de Refugio de Crianza donde además encontraréis muchos ejercicios para corregirlo. Nosotros nos vamos a centrar en otros aspectos del rotacismo, en la manera en que llevamos a cabo el diagnostico, los pasos que seguimos y sobre todo cómo llevo el peque el tener que hacer un refuerzo del lenguaje por si os puede ayudar en vuestra particular guerra con la erre.

¿Cuando empezamos a preocuparnos? 

El fonema r no se pronuncia buen hasta que los niños no son bastante mayores, en concreto los expertos lo datan entre los 5 y los 6 aos. Esto hace que el diagnostico precoz no sea posible, en gran medida por culpa de ese encasillamiento en nuestro caso hemos tenido que atajar esto a los seis años. Desde las primeras revisiones pediatricas lo llevábamos anunciando pero no es hasta los 6 años cuando lo consideran un problema. Lo mismo pasó en el colegio. Solicitamos en la etapa infantil que le realizaran un informe y no lo consideraron preocupante... hasta que ahora ya es un problemón. Así que aquí va nuestro primer consejo... Si podéis acelerarlo mejor que mejor, sobre todo si alguno de los miembros de la familia sufre o ha sufrido problemas para pronunciar este fonema en la actualidad o en el pasado. No os lo van a poner fácil pero quizás si os animáis a hacerlo por lo privado os ahorraréis disgustos posteriores.

¿Que hicimos?

 En primer lugar consultar con el colegio. Podemos decir que en este aspecto fue un epic fail porque no conseguimos una valoración amparados en su edad. No so frustréis, siempre os van a decir que hasta superados los 6 años no es un problema pero en mi opinión si que lo es.

Pasando por encima del colegio probamos con el médico de cabecera que nos derivo al especialista. Allí , después de hacerle algunas preguntas pasaron a una exploración física y encontraron uno de los problemas más habituales. El paladar está muy alto. Básicamente no pronuncia la erre porque la lengua no llega a toar la parte superior de los dientes así que como le cuesta mucho y no sabe donde cae  pues simplemente cambia el ruido y en ocasiones directamente elimina el sonido de las erres. De todas formas nos despacharon con un taco de ejercicios y una cita a los 7 años porque "hasta los 7 años no es un problema"... Pero si lo es y os contamos un poco más adelante por qué.  En resumen, a veces el problema es físico, los más habituales son:
  • Hendidura en el paladar, paladar alto en la mayoría de los casos. (nuestro caso)
  • Diversos problemas con el frenillo.
  • Dificultad para discriminar bien el fonema (a veces se da por la no capacidad de pronunciarlo y no como fuente del problema , es habitual por ejemplo en palabras con /c/, /z/ y /s/).
  • Déficit auditivo.
  • Discapacidad intelectual.
Así que hicimos lo que teníamos que haber hecho desde el principio, acudir a un logopeda privado. Es jorobado pero es la única opción realista cuando lo que intentas es que un hijo en plena etapa de aprendizaje no tenga problemas a la hora de desarrollar vocabulario y en lecto escritura.

No es complicado encontrar un logopeda cerca de los colegios. En realidad es un negocio redondo porque los transtornos del habla son la mar de comunes y además fácilmente solucionables si caes en las manos adecuadas. En este caso nos recomendaron una clase semanal de media hora hasta que consigamos que salga el sonido correcto... Estamos en ello pero os informaremos de cuanto tiempo es para orientaros.

Al esperar tanto nos encontramos con varios problemas, el primero es que el niño no quería ir inicialmente pero reconozco que después de la primera cita (que nos costó llevarle) ya llegó contento. Así que es dar el primer paso.

¿Cuales son los problemas que tenemos ahora? 

1. La frustracion.

El principal infierno es que un niño de 6 años es dificilmente corregible porque son conscientes de que lo hacen mal . Por eso el niño se frustra y renuncia al fonema, en este caso generó un basto conocimiento de sinónimos para evitar las palabras con erre. Después la batalla campal porque no reconoce que lo hace mal lo cual le frustra y le enfada. Era imposible que reconociera que las erres no salían bien. En su opinión todo el mundo lo dice mal menos él. Que es una forma genial de verlo aunque un poco cuestionable. Da igual el cariño con el que corrijas, la forma en la que intentes que repita, si se ponen borricos al final la corrección es antiproducente porque genera un odio y rechazo que hace que sea mucho más complicado gestionarlo desde casa. Por eso a veces la mediación de un profesional con la figura de la autoridad nos ha ayudado mucho.

En ocasiones os recomendarán clases con más alumnos. Aunque inicialmente penséis que puede ser un error en realidad para niños tímidos o muy conscientes de sus limitaciones es genial porque ven en el compañero el mismo problema, superan las vergüenzas, se animan y se pican entre ellos para mejorar. 

2. Los problemas al escribir. 

Los problemas más gordos, porque afectan al rendimiento académico, son los relacionados con la lecto escritura. Cuando intenta escribir una palabra la repite y habla en su mente y en su cabeza esa erre no existe. Por eso las erres de sus palabras desaparecen o se sustituyen por otros fonemas parecidos como la /d/ o la /l/ . Y por mucho que lo repitas hay que reeducar todas las palabras para que acaben teniendo esa erre.

3. La nula gestión por parte de los colegios sobre el tema. 

Por lo que he hablado con otras madres en la sala de espera no es cosa de nuestro colegio, es algo establecido que los profesores no sepan como afrontar estos casos.

No llevan seguimiento, no te informan de ello, no hacen esfuerzos especiales, e incluso aunque los padres pongamos en conocimiento las terapias o los trucos que emplean no hay ningún esfuerzo al respecto.

Es razonable que en clases masificadas pasen estas cosas pero resulta frustrante desde el punto de vista del padre que no se molesten en llevar un control o simplemente se den por informados.

¿Cómo va la cosa?

Pues no va mal pero no va lo rápido que nos hubiera gustado. A parte de la media hora de clase reforzamos lo que nos indica la logopeda y sobre todo en las erres simples y las trabadas está funcionando muy bien. Hemos vencido la vergüenza y el rechazo a las correcciones (este es el mejor avance a nivel anímico para todos). Si os sirve por ejemplo en las trabadas nos piden que lo repita introduciendo vocales para separarlas. Por ejemplo en lugar de TRABAJO - TA RA BAJO, o PEDRO - PE DO RO. Suena muy raro al principio pero una vez lo haces de seguido lo hace muy bien y se siente muy feliz. Hemos convertido el "tara tere, tiri, toro y turu" en un mantra que recitamos mientras hacemos cualquier cosa aleatoria. En el plazo de 3 meses desde que vamos al logopeda hemos notado bastante diferencia pero nos queda camino aún por andar, básicamente la erre fuerte que es la que más le cuesta. 

Y hasta aquí podemos aportar sobre nuestra experiencia pero seguro que cada familia es un mundo, nuestro humilde consejo es que uséis el instinto, aunque no le den importancia quizás visitar antes a un especialista os ahorre la mitad del camino que estamos haciendo ahora. Y sobre todo compartir vuestra experiencia. Seguro que alguna madre agobiada por lo mismo agradecerá saber que somos muchas y que no pasa nada.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba