BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta acoso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta acoso. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de enero de 2021

Yo me pongo lo que me hace feliz ... ¿Y tú? De Carolina Cabrera

 En este blog tenemos muy claro que la literatura infantil es una forma ideal de afrontar diferentes problemas que pueden tener los peques. Encontrar por escrito algo que les inquieta o les afecta es, sin duda, una forma ideal para poder abrir el diálogo pero también una manera excelente de que no se sientan solos. Muchas editoriales y autores han ido enfrentando sus miedos o los de sus hijos para contar pequeñas grandes historias que ayudan a los demás a expresarse mejor y asimilar desde otros puntos de vista varias cosas que quizá dábamos por sentado o que simplemente no han surgido en clase o en casa o que lo habéis tenido que afrontar pero sin las herramientas para hacerlo de forma correcta. Los niños siempre son más razonables y comprensivos para entender las cosas a través de ejemplos o historias.

En este caso Yo me pongo lo que me hace feliz... ¿Y tú? Es uno de esos libros que pueden ayudaros a hablar con los peques sobre temas tan variados como el respeto, los gustos personales las formas de ser o simplemente la libertad individual. Puede ser usado para afrontar lo que es el acoso o el bulling y desde edades tempranas y diferenciar los comportamientos correctos de los que afectan a los demás compañeros. No es sencillo que un niño pequeño sea capaz de parcelarse del grupo. La presión de los demás puede hacer que se suba a los carros equivocados por lo que el libro propone reflexiones y soluciones acordes a esta disposición. Pero no adelantemos acontecimientos, vamos a contaros un poco sobre Mario.

Mario es un niño normal, tiene una hermana mayor a la que admira y con la que juega todos los días. Le encanta su ropa brillante y sus diademas, pero eso a priori no es un problema hasta que sus compañeros del colegio empiezan a burlarse de él por sus gustos. La burla pasa a ser peor cuando le niegan el juego o se burlan de él creando un conflicto entre lo que le gusta a Mario y lo que está socialmente establecido. Es la lucha que mantenemos desde redes sociales y blogs por ejemplo cuando llegan los catálogo de Reyes estereotipando los juguetes o la sexualización de los disfraces en Navidad. Dos temas que tienen mucho que ver con los roles de género que aprenden los pequeños de forma inconsciente por exposición. Hay tantas cosas que pueden salir mal sólo por la presión social o por los influjos externos que afectan a los peques y a veces  escapan a nuestro control. Parte de la labor de los padres es identificar esos comportamientos e intentar hablar sobre ellos para corregirlos pero cuando se dan en el colegio y auspiciados por el grupo calan más hondo al considerarse “normales” . Es ahí donde entra en juego la historia de Mario y la de tantos otros niños que son felices llevando el pelo largo o vistiendo de rosa incluso, cuando son más mayores, expresando sus sentimientos de forma diferente o no teniendo miedo a la hora de establecer sus propios roles en la sociedad en el campo que sea. 

El libro escrito por Carolina Cabrera Álvarez es simple, corto y trata de forma adaptada a niños de edades tempranas temas tan importantes como el respeto pero también el acoso y el bulling y escolar. Aunque apela en muchas ocasiones al respeto y casi lo llamaría convivencia. No es cuestionable que sea necesario enseñarles a los niños sobre el respeto pero hay que empezar con que entiendan cuando están atacando o menospreciando la libertad individual de otra persona que  en ocasiones es la parte más complicada para ellos. La solución que plantea su madre, que por fortuna le apoya en sus decisiones desde el principio, y su profesor es establecer un día de respeto y libertad que poco a poco consigue extenderse a todos los días haciendo que el colegio se convierta en una fiesta de libertad todos los días del año cosa que debería funcionar así siempre. 

Cosas que nos han gustado del libro.

El tratamiento de las ilustraciones para emitir los juicios. El libro está siempre escrito de forma positiva y casi todas las cuestiones relativas a juicios morales vienen en forma de personajes dibujados. Las reprobaciones y mofas son mucho más efectivas a través de los dibujos de Fer Peralta que a través de letras. De esta forma puede enfrentar los pensamientos y las sensaciones del niño y de sus compañeros (e incluso de los adultos que le rodean) de forma visual y contundente. No es una tontería plantear que donde el colegio acierta buscando una solución en la vida real fracasa ya que en las tiendas las dependientas seguirán con esa cara de rancia al venderles la ropa o los mayores seguirán ensañado que viste como “una niña”. 

Una vez nos pasó algo parecido cuando el niño era muy pequeño. Le compramos un delfín rosa en una visita a un zoo. Eligió ese color porque hasta que se relacionó con otros niños el rosa era uno de sus colores favoritos. Tuvimos que “regatear” a la dependienta que se empeñaba en indicarnos que el delfín azul estaba en otra estantería. Dato que, además de obvio, era innecesario porque como llevamos un niño no podemos comprar algo rosa, lo normal. En los primeros años de colegio muchas cosas de las aprendidas se desprendieron por las presiones sociales así que siempre es bueno recordar a los pequeños que ser ellos mismos y tener capacidad de elección es necesario. Decir que lo que opinen los demás no debe afectarles (aunque sabemos que les afecta) es sólo el primer paso y que sepan que siempre que lo necesiten tendrán un adulto al que acudir y que les ayude a solucionar sus problemas es también muy necesario. Pero sobre todo Mario da una lección de libertad y defiende su postura consiguiendo que la gente cambie su forma de ver al vida y sin renunciar a lo que realmente le apasiona. Pero igual que Mario lo hace con la ropa otros niños vuestros hijos lo pueden hacer con las películas, los juguetes, el pelo o las decisiones vitales cuando crecen un poco más. Si al llegar a adultos son capaces de decidir sin importar lo que piensen los demás ellos podrán tener una vida feliz, el resto ,al contrario, una pila inmensa de complejos. 

El tema del bulling y el acoso escolar está también bien dibujado y es una forma de contrastar comportamientos entre los pequeños y detectar si ellos o algún compañero puede sufrir estos abusos. La detección precoz de este tipo de comportamientos ayuda mucho a frenarlos pero también a cortar por lo sano el fracaso escolar los problemas de personalidad en la edad adulta o incluso la prevención del suicidio en edades tempranas cosas invisibles que existen aún en nuestro país por desgracia. 

Podéis adquirir el libro en Amazon ya que pertenece a su selección de auto editados en este enlace y además os animo a regalarlo a aquellos niños que tengan una sensibilidad especial les ayudará mucho en su desarrollo. Enlace a Amazon


SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba