BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Termómetros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Termómetros. Mostrar todas las entradas

martes, 10 de noviembre de 2020

Los mejores termómetros para niños

 Supongo que esta rutina os va a resultar conocida. Mochila, riñonera, mascarilla y toma de temperatura antes de salir de casa. Una de las normas establecidas para los colegios este año es que los padres hemos tenido que comprometernos responsablemente a que los peques no vayan al cole enfermos. En nuestro caso nunca hemos llevado a la criatura con fiebre a clase pero este año más que nunca es una necesidad y una obligación para todos para conseguir que la responsabilidad colectiva sirva para salir adelante de la que se nos viene encima. La cosa es que en casa tenemos muchos, pero muchos termómetros pero en este caso nos hemos dado cuenta de que lo que buscamos en un termómetro no es lo mismo en función del uso que le vayamos a dar. Por eso os vamos a presentar cinco modelos de termómetro ordenados de más útil a menos útil para la rutina diaria y para qué los usamos en nuestro día a día. 

Termómetro infrarrojo sin contacto

Se trata de un termómetro tipo "pistola" que no necesita contacto. Son los que suelen usar en centros de salud y colegios por rapidez, seguridad y por no tener que tocar nada. 

Pros:

Es muy rápido. En un segundo te da la temperatura.

Puedes quitar el sonido de forma que es ideal para medir la temperatura cuando los peques están enfermos en casa por la noche.

Tiene indicadores visuales, verde sin fiebre, naranja febrícula, rojo fiebre alta, de forma que enseguida ves el resultado sin necesidad de ver el número lo que lo hace ideal para las prisas de la mañana. 

Poseen memoria.

No son muy grandes de forma que se pueden dejar en la entrada junto al kit anticovid. 

Funciona con pilas normales tipo AAA de forma que siempre tenemos a mano (porque ahora tomamos la temperatura mucho, pero mucho más que antes)

Precio: Ronda los 30€

Contras: 

A pesar de que son bastante fiables pueden tener un margen de error de décimas por eso siempre tenemos a mano otro dispositivo por si sale fiebre alta verificarlo.


Termómetro infrarrojo por contacto

Es muy parecido al infrarrojo pero si precisa de contacto. Suele ser multifunción, te permite coger la temperatura en la sien, la frente, el oído y normalmente también en superficies para medir la temperatura del biberón por ejemplo. Los hay muy modernos que también se comunican por wifi con el móvil para poder guardar los datos pero su precio es muy elevado y quizás no merezca la pena en esta opción.

Pros: 

La medición es rápida, mucho menos que el infrarrojo pero en 5 segundos tienes lectura.

Al ser por contacto es más ajustada. Sobre todo si empleas por ejemplo el adaptador para medir en la oreja. 

Sirve para tener una segunda opinión sin tener que usar un termómetro tradicional y desvestir a los peques. 

Precio: Ronda los 30€

Contras: 

El contacto, para cuando están dormidos, es más incordio si se despiertan fácilmente. 

Algunos piden que cambies el adaptador para medir en oreja o sien , tenlo en cuenta a la hora de elegirlo.


Termómetro tradicional (con punta flexible)

El de "toda la vida" pero con la punta infantil, es más práctico para colocarlo. Recomendamos que la punta sea flexible porque es mucho más cómodo para los peques. 

Pros:

Es muy exacto.

La punta flexible hace que sea muy sencillo de poner y quitar. 

Se puede usar para axila, boca o ingle.

Su precio: ronda los 12€

Contras: 

Los  cambios de pila sobre todo (suele ser mejor comprar uno nuevo que un recambio) y además ahora se usan cada día así que su vida útil es mucho más corta.

Requiere contacto físico más íntimo a la hora de tomar la temperatura. 

Tarda en dar la temperatura entre 30 segundo y un minuto lo cual es un mundo a estas alturas de la película.


Termómetro móvil


Son unos adaptadores pequeños y compactos que funcionan directamente con el móvil. No necesitan pila pero si tener la app. Funcionan por contacto o en oído.

Pros: 

Nunca te quedas sin pilas

Puedes llevarlos en le bolso siempre.

Disponen de una app con las medidas de cada miembro de la familia personalizadas y puedes grabar las medicaciones y los horarios para no liaros y tener acceso todos a ellas. 

Puedes usarlo en frente, sien y oído sin necesidad de adaptador diferente.

Contras:

Si no tienes el móvil no es muy útil. 

Las mediciones, al menos las que hemos usado nosotros, no eran muy exactas con casi un grado de diferencia. 

Su precio: Más de 30€


Hemos tenido, y tenemos todos así que os podemos decir que de forma práctica es mejor que invirtáis en dos tipos ahora mismo. El termómetro infrarrojo sin contacto para el día a día y el termómetro tradicional para verificar la fiebre alta y saber con más exactitud la temperatura real, eso sí, quizás tener un par de los termómetros tradicionales os puede ayudar a la hora de poder higienizar y tomar temperatura con menos riesgo. ¡Espero que os haya servido de ayuda!

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba