BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Orden. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Orden. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de octubre de 2020

5 almacenajes de Lego para fans de las construcciones

Muchas veces nos preguntáis qué empleamos para mantener la casa ordenada, en concreto con las piezas de Lego. Es cierto que somos grandes fans de los sets de Lego pero no siempre conseguimos tenerlo todo lo colocado que deberíamos y no nos libramos de pisar una pieza por accidente al menos una vez a la semana pero si hemos tomado determinadas decisiones que han ayudado a simplificar un poco nuestra vida para mantener algunos sets enteros, desmontar otros y, sobre todo, tener a mano las piezas para jugar siempre que queremos. Si sois fans de los Legos os vamos a enseñar lo que nos funciona a nosotros y algunas ideas más si tenéis una zona de juegos amplia para que encontréis la forma de clasificarlo que mejor se adapte a vuestras necesidades creativas. ¡A construir!



1. La manta de juegos

Una de las mejores compras que hemos hecho es la manta de juegos. Tenéis muchas y la elección depende de la forma de usarla ya que podéis sacarle mucho partido, no sólo a la hora de almacenar, también a la hora de recoger y mantenerlo todo en su sitio. se trata de una manta con bordes que delimita un poco el espacio de juego, ideal para que los peques juegues de forma autónoma de forma libre. no aplica a la hora de construir sets normales para lo que recomendamos siempre una mesa despejada y bols para las piezas y seguir las instrucciones sin accidentes. Si vuestros peques son de jugar con piezas sueltas y crear mundos libres es la mejor opción. 

Hay muchas mantas en el mercado y creo que cada una responde a un tipo de jugador de Lego diferente. Nosotros tenemos una de 3Sprouts que es muy práctica, las distribuye Tallytate en España y tiene varias cosas muy buenas. La primera es la calidad de la tela, es , de lejos , la más gruesa del mercado, de tamaño grande permite extender las piezas y que los peques se puedan sentar dentro a construir sin soltar por todo el salón pequeños ladrillos. Esta bolsa permite recogerse con un sistema de velcro y queda plegada como una bolsa de piscina de tamaño. Su parte buena es que las calidades hacen que no se abra pero es cierto que es una bolsa ideal para tener pocas piezas y almacenarlas dentro después del juego o para extenderlas si tienes muchas pero luego guardarlas en un contenedor más amplio si eres un profesional. Ocupa poco así que la metemos encima del cubo de legos y la extendemos cuando  quiere jugar sin problemas. Puede tirar las piezas y recogerlas de forma autónoma y queda todo siempre en el cubo. 

Existe una opción que te ahorra un paso, son las mantas que tienen el cubo pegado. Para mi son más incómodas porque al final son más aparatosas de recoger y lavarlas es mucho más complicado pero para que os hagáis a la idea por si os encajan más tenéis alguna en este enlace. 

La última opción es más económica pero tenéis que tener cuidado de escoger una cuya calidad no sea muy mala porque son más finas y puede ser que se rompan. Se trata de una manta que tienen sistema de cierre de cuerda, es decir, se pliega como una gran bolsa de basura y queda todo recogido sin necesidad de trasvase. Tened en cuenta que es para una cantidad de Legos razonable, no la carguéis mucho porque pueden romperse por el peso, Se lavan muy bien y nuestro consejo es que elijáis una con barrera para evitar que las piezas se escapen durante el juego. La puedes encontrar en Amazon en este enlace.


2. Contenedores. 

Son una opción para las habitaciones más pinterest pero sólo recomendables si tienes pocas piezas porque no son muy fáciles de usar. Hay dos modelos, los antiguos se abren hacia arriba y son peores para manipular, los nuevos son como cajones que hacen que sean más cómodos para los peques. Queda muy bonito como parte de la decoración, son apilables y se pueden incluso colgar en la pared. Los puedes ver AQUÍ.

3. Minifiguras

Las figuras son un mundo en esto de los Lego. Nosotros tenemos muchas para usar en el día a día y otras en un expositor para que no se acaben mezclando porque son especiales, bonitas o simplemente nos gusta que no se pierdan. Suelen salir de los calendarios de adviento, de los sets grandes o de las revistas de BlueOcean de los que somos grandes fans. Para eso usamos un exhibidor de varios niveles con un protector para evitar el polvo. Cuestan poco y son fáciles de localizar, os dejamos un enlace de referencia. 


Las de uso diario van en otro sistema par tenerlas a mano y no perderlas en el mar de piezas. 

4.Cajas de herramientas. 

Sí, una de las cosas más prácticas que puedes compara son cajas de herramientas. En caso de tener pocas piezas permite separarlas por tipos o olores, en caso de tener figuras te deja ponerlas todas en un orden impoluto para poder acceder a ellas en cualquier momento. 

Las puedes comprar en cualquier sitio, incluso en el chino o incluso hay joyeros o costureros que pueden hacer la función si te son más prácticos. 

5. La estantería.

Nuestro último consejo es que si tienes un set que te gusta especialmente lo retires de la circulación. Los sets especiales están en una vitrina y , aunque lo sacamos para jugar de vez en cuando, intentamos que no se desmonten para que queden para la posteridad. 

Eso sí, recordad que parte de la diversión está en que las piezas de Lego son para jugar, crear y disfrutar, si un set se estropea tienes que verlo como una posibilidad, no como un desastre. Seguro que en un futuro se convertirá en un edificio, un coche nuevo o una aventura por descubrir. De vez e cuando podéis deshacer los sets viejos y darles una nueva vida. Los peques lo agradecerán.

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba