BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Nestle. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nestle. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de octubre de 2016

Crea tu lista de reproducción para tu bebé con Nestlé y llevate un altavoz de regalo. - SORTEO FINALIZADO

Dicen que la música amansa a las fieras, si eso es cierto y por el número de horas que me ponen música en casa, en el coche, en el baño... debo deducir que soy buena pieza.

Desde que hemos empezado el cole he dado rienda suelta a mi increíble capacidad creativa en forma de creación musical. He aprendidos muchas canciones y las voy cantando por las esquinas. La última semana me he dedicado ya a la composición. Como las canciones no me resultan variadas y de mi gusto he decidido componer con mi amplio vocabulario y mis conocimientos del mundo nuevas piezas musicales que hacen la delicia de cualquier Melómano. Básicamente cojo Un barquito chiquitito y me invento letras nuevas, y me quedan muy majas aunque sean todas de monotema tiburones, peces y ballenas.

La cuestión es que la música si que amansa un poco a las  fieras y prueba de ello es que gracias a mi nuevo talento mientras estoy tocando o cantando no destruyo nada. Y eso según mi madre es bueno.


Este hecho no ha pasado desapercibido para los señores que estudian a los peques y hay miles de estudios sobre el efecto del cantarle a los más peques. Si vuestra madre canta igual de mal que la mía a lo mejor es aconsejable que se dedique a hacer una mix tape y así los oídos no sufrirán. Lo de las mix tapes suena muy de los noventa, lo sé, ahora la alternativa más parecida, cómoda y sencilla es hacerse una señora lista de reproducción en Spotify y andando. Nosotros tenemos una desde que tengo un año que se va ampliando. Son canciones divertidas o que me llamaron la atención y que nos acompañan en el coche. Es cierto que faltan mis nuevos hits como Veo, veo; un barquito chiquitito y La patrulla canina, pero por lo demás están bastante bien, puedes echarles un oído por aquí:



Los señores de Nestlé han apostado por las listas de reproducción creando algunas muy majas pero sobre todo animando a las mamis a que hagan lo propio y lo compartan con el mundo. Los papás solo tienen que entrar en la web www.nestlebebe-spotify.es y personalizar unos datos como el nombre del bicho, su edad y el momento que van a compartir con ellos (baño, juego,...) Y se generará una lista genial basada en los algoritmos de la aplicación musical escupiendo la lista perfecta para el mini ser.

Esta es mi lista para juegos:  https://open.spotify.com/embed/user/nestl%C3%A9beb%C3%A9/playlist/7HIPt5OCQT2pyCm3IO8UKf


¿Tienes una lista de reproducción para tu bebé? Pues si es así tiene premio , y si no te puedes poner a ello cuanto antes

  • Solo tienes que compartir el enlace de la lista a través de los comentarios del blog, o en nuestro Facebook ( el la puplicación del sorteo) o Twitter y de regalo te puedes llevar un simpático altavoz seta Bluetooth para reproducir tu música donde quieras: en el parque, en la piscina, en el coche para no escuchar el partido de fútbol del padre de la criatura... ¡Se tarda en elaborar la tuya menos de un minuto!

Anímate y participa, el día 31 de octubre cerramos la participación.

Mucha suerte a todas amigas melomanas.

----------------------------------------------------

GANADORA DEL SORTEO: MARÍA (VÍA COENTARIO AL BLOG)

PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS PARA FACILITARNOS TU DIRECCIÓN DE ENVÍO.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

¿Conoces la gama para nenes grandes de Nestle?

Como ya sabéis somos embajadores de Nestlé, y este verano hemos dado un buen baile a todos sus productos. Como yo soy todo un hombrecito las papillas y productos de pequeñines pasaron a amigos bebés que disfrutarán de ellos tanto como hice yo en mi momento. Pero hoy os quiero hablar de la gama de productos Junior, pensados para dar continuidad a la alimentación reforzando con vitaminas y minerales la dieta del niño y que además están buenísimos.

Este verano pasamos una crisis de comer cosas "chupadas" así que las bolsitas de fruta no nos interesaron casi nada, eso sí, la versión Iogolino no la perdono. No necesita frío pero sacado de la nevera para las meriendas o de postre en el cine nos ha resultado la mar de cómodo. Tanto como los yogures que además acaban de sumar muchos nuevos sabores a la variedad existente. Con la misma peculiaridad, sin conservantes, colorantes y con el menos número de añadidos artificiales. Se pueden conservar fuera de la nevera y encima hay diferentes tamaños para las necesidades de cada momento con y sin gluten y elaborados con leche de continuación y frutas. 

Además, y aprovechando que estoy sembrado, quiero hablaros de una novedad. nosotros siempre que podemos compramos Iogolinos de Nestlé por varias  razones, y ahora con eso del cole nos viene de muerte para el recreo. Pero es que han sacado unas nuevas tarrinitas de 60 gramos llamadas Suave y cremoso que tienen sabores nuevos con textura mucho más rica: Fresa y frambuesa; y Plátano y melocotón completan la ya amplia gama. ¡Aquí han arrasado!

Lo que más triunfó y además mi madre reconoce que no conocía ara nada fueron unas galletas. Con cierre hermético que permitían una conservación perfecta, cosa que en verano se agradece porque con la humedad y el calor se queda todo muy rancio, y el osito mascota de Nestlé en cada una de ellas fue el piscolabis perfecto para la playa. Devoradas por todos los amiguetes en menos que canta un gallo, lo que prueba que estaban muy ricas y no me lo he inventado yo.

Otra cosa que probamos fueron las leches Junior o Energy. Nunca habíamos tomado este tipo de leche porque desde que pasamos a la de vaca no hemos cambiado mucho de variedad (bueno, ¿los batidos cuentan como variedad de la leche?) así que el experimento era básicamente saber si me bebería un vaso de esta leche con el mismo gusto con el que lo hago con la normal. Y la verdad es que si, la leche voló en dos días, sola, con Cola Cao o con cereales. Y si me preguntan las diferencias de sabor no se las podría decir.



jueves, 30 de junio de 2016

Celebramos 150 años de Neslé sabiendo cómo se hacen sus productos


Abres una caja y preparas una papilla. La temperatura de la leche o el agua (según la variedad) debe ser caliente para que la mezcla quede perfecta, usa un tenedor y conseguirás que no queden grumos y preparaté para que tu pequeño coma y de paso manche meda sala. Esta escena acompaña a los enanos desde los cuatro meses (los que se inician a esa edad) hasta el año o incluso más. son sanas, tienes todo lo que necesitan y a parte una buena tonelada de fibra, vitaminas, hierro e incluso pro y prebióticos. Saben a galleta, yogur e incluso chocolate. Pero ¿Soy el único que se pregunta de donde vienen esos polvitos tan ricos? ¿Cómo se fabrica una papilla?

 Pues con el aniversario de su primera papilla, con la que el señor Nestlé inició su andadura en esto de la alimentación infantil, nos han invitado a conocer un poco más sobre cómo se fabrican las papillas. Pensaba que Henri era suizo, recordad que uno viaja un poco y los suizos los tiene calados y si hay chocolate de por medio más, pero en realidad era alemán y se mudó con casi 30 años. Como emprendedor en su pequeño pueblo se dedicó a hacer muchas cosas, demasiado variadas pero en un momento determinado se preocupó por una inquietante cifra: uno de cada cinco niños suizos moría antes de cumplir el año por problemas alimenticios así que se dedicó a buscar una alimento sano y compatible con el problema, hacia 1866 consiguió una fórmula compuesta de leche, azúcar y harina de trigo, a la que bautizó como Harina Alimenticia primero y después como Harina Lacteada. Desde entonces la empresa creció y las papillas Nestlé ayudaron a muchos peques a poder sobrevivir y ahora ayudan a crecer sanotes y felices.

Pero, ¿qué hay dentro de una papilla Nestlè? Empecemos por el principio, las papillas Nestlé en España se elaboran con producto nacional, cereales que se cultivan en Valladolid y donde la compañía tiene un contacto directo con agricultores, proveedores y controles de calidad. Es decir, Nestlé da trabajo a gente dentro del país y elabora las materias primas para luego pasar a fábrica y llevar a cabo los procesos de forma interna, siempre de forma directa, y conociendo los procesos y controles a los que se ha sometido sus cereales.Teresa Serrano(Brand Manager Papillas Nestlé) nos contó mucho sobre estos 150 años que celebran y Nadia Solana (Nutricionista y Tecnóloga de los Alimentos) sobre cómo han ido evolucionando hasta ser referentes del mercado. 

Nombres propios como el de Agustín Fuentes, ingeniero Agrónomo y encargado de aprovisionamiento de materias primas de la gama infantil de papillas. Una persona que sabe mucho de terreno, de cereales y de las características para elegir los mejores campos controlando la producción natural y eligiendo lugares de clima seco y especialmente concienciados con emplear entornos ambientales que permitan rebajar al máximo el uso de productos químicos y pesticidas para que los estándares de Nestlé sean los más altos del mercado. 


Agustín Fuentes conoce el producto y conoce a sus trabajadores, lo cual hace que en cierta forma Nestlé sea una gran familia alejada de la idea de "multinacional" que tenemos.

Una vez tenemos un cereal perfecto, con todos los controles y garantías, con los niveles más bajos posibles de contaminación ambiental llegamos a la parte de producción de la papilla. Aquí entra en escena este amigo:

Agustín nos ha permitido preparar in situ - para entender el proceso- una papilla de cereales de calidad. Los cereales pasan por un proceso de molienda y ya seleccionados los diferentes tipos (recordad que a los cereales se les puede añadir hasta 8 tipos diferentes de harinas) se preparan las mezclas según la receta elegida con unas dosis muy exactas para pasar a un proceso de "hidratación" donde además se añaden prebióticos y probioticos dependiendo de la papilla que se prepare. Una vez se llega a esta mezcla homogénea se vuelve a "deshidratar", secar y prensar en rodillos para devolverle la textura fina que permitirá hacer en tu casa la papilla perfecta. El proceso de envasado, sellado y empaquetado también lleva un riguroso control. 


Así que después de un intenso cursillo avanzado sobre cultivos, recolección, control, preparación y degustación, porque si, las madres se pusieron las botas probando y adivinando los diferentes tipos de papillas como autenticas expertas, podemos concluir que Papillas nestlé tiene 150 años por su gran habilidad para crear sabores, investigar, fomentar el trabajo duro y el compromiso con sus consumidores para darles lo mejor de lo mejor. 



¿Sabías que...?

En Nestlé tiene un equipo especializado en catas de cereal. cada día un equipo cata tanto el cereal "virgen" como la papilla elaborada el día anterior para comprobar su perfecto sabor y verificar el control final del producto.

Les hacen pruebas. Les cambian envases, contenido, productos y demás para que mantengan atentos los paladares y saber si realmente el proceso es efectivo.

Incluyen a miembros expertos y no expertos. Aquí si trabajas en producción no te libras de probar las papillas, ocasionalmente la gente de fábrica también colabora con el proceso de cata. 


Fotos cortesía de  Nestlé

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba