BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Disney. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Disney. Mostrar todas las entradas

lunes, 26 de febrero de 2018

Super Figuras con voz PJ Masks

Hay muchas cosas en esta vida que me gustan pero no hay nada más guay que los muñecos con voz que encima hablan en mi idioma. No os voy a engañar pero tengo muchísimos bichos que hablan y no entiendo ni jota de lo que dicen. Mi madre se empeña en que hay que aprender inglés y creo que es sólo para que pueda mantener conversaciones con los juguetes de mi casa. Que si Yoda diciendo cosas, que si Buzz Lightyear hablando... pero aquí al único que entiendo es a Chewie que habla Wookie y es la mar de entendible siempre.


El otro día tuve un flechazo con las nuevas Super figuras que hablan de PJ Masks. Son bastante más grandes que las que tengo por casa, estas llegan a los 15 centímetros y son además articuladas. Las puedes sentar o poner en diferentes vehículos o hacerlas trepar o saltar para inventar aventuras, además se mantienen de pie sin problemas que a veces con estos muñecos dan ganas de hacerles una base de plastilina con tal de no luchar contra ellos por la estabilidad.. Pero lo que realmente me dejó de piedra es que hablan en castellano.

El dispositivo es super sencillo, tienen un botón en el pecho, justo en el símbolo de cada uno y al pulsarlo... ¡Dicen sus frases más populares! 


Funciona con 3 pilas AG13 (1,5V) que vienen incluidas así que están listos para sacar de la caja y jugar, se supone que hay que cambiarlas pronto pero llevo dándole al botón semanas y eso no para de hablar. Ahí lo dejo.

Ya os hablamos en su momento de los minivehículos de PJ Masks o de las figuras con luz. Todos los juguetes de PJMasks son oficiales de Bandai. Ahora en perspectiva y si tengo que ser sincero casi me gustan mucho más las super figuras, yo soy muy de caballo grande ande o no ande, aunque me paso el día jugando con los coches, eso tampoco os lo voy a negar. y en todas las batallas Gekko gana a Batman.Quizás el trato no es justo y le tendría que enfrentar a Buhita que los dos son aves nocturnas pero es que como sabéis los que sois asiduos del blog lo que tengo por los lagartos es pasión absoluta.

La verdad es que es un regalo genial y bastante cómodo porque aunque son grandotes son muy manejables y se pueden sacar a jugar sin problemas. Y de paso recordaros que la calidad y el acabado es de Bandai por lo que no tiene nada que ver con el tacto y la experiencia de juego de los muñecos chinorris que hay por ahí. Ni se va el color, ni se estropea al primer golpe. Yo estoy encantado y mi mamá, qu ele he pillado dando al botón de Gatuno, también lo está. Así que tienen el sello de calidad de Villa Friki como los pequeños super héroes que abrirán la veda a futuros persoanjes de DC y Marvel, que empezar por Disney a veces no es tan malo muchachos. 

¡Por cierto! Si sois como nosotros y estáis buscando como locos una forma cómoda de ver capítulos legales y desde cualquier dispositivo tenemos una super noticia porque acaban de ianugurar el canal Oficial de PJ Masks en Youtube donde puedes encontrar muchos clips de tu serie favorita y capítulos enteros... y como las figuras... ¡¡en castellano!!


Mira los mini vehículos de Bandai 
Y descubre las figuras con luz

lunes, 3 de octubre de 2016

Te cuento en la cocina: Ferrán Adriá, Carrefour y Disney ¡Juntos!

Os hemos hablado anteriormente de la presentación de la caravana de la salud, del Bulli y de Te cuento en La Cocina alguna cosilla pero no os hemos enseñado lo más importante... ¡el libro! Y es que todos estos actos rodean un proyecto muy bonito e inusual que hermana a Carrefour, todas las ramas de Disney, la Fundación La Caixa, la Fundación El Bullí y el hospital de La Paz para ayudar a que los peques conozcan, disfruten y aprendan sobre gastronomía como nunca antes se había hecho.


Mi señora madre está hipnotizada con el libro. La primera parte se la ha leído como cuatro veces y en ocasiones intenta explicarme alguna cosa muy básica para que aprenda algún proceso de eso del "cocinar", aunque con 3 años la cosa es complicada. A mi lo que me gusta es elegir el menú.

Por sorprendente que parezca soy el único niño del mundo que quiere comer a todas horas pez. Para desayunar, comer, merendar y cenar. El día que en el comedor me plantan merluza lo peto con la de caras sonrientes que me dan. Creo que es porque ese día nadie más tiene cara sonriente, pero eso ya es otra historia sobre la alimentación infantil donde no nos vamos a meter porque hay mucho padre remolón con eso de comer sano y variado.

También he de decir que me gusta mucho cocinar aunque normalmente no me dejan participar de muchos de los procesos. Por no decir casi ninguno. Pero cocinar es guay porque ayuda a practicar muchas cosas: psicomotricidad fina, medidas, números, destreza, medición de tiempos... así que lo que parece un mero juego casero se convierte en una fiesta didáctica. Preparar las medidas de las recetas y hacer las mezclas es cosa mía. Eso y realizar la cata aleatoria de productos. Así que para mostraros como se vive Te cuento en La Cocina hemos encontrado la receta más fácil del libro y me han dejado hacerla a mi solito ¡solito!

Las hojas son súper fáciles de entender con fotos, medidas y explicaciones que comprendo hasta yo. Así que os animamos a meter las manos en la masa y cocinar en familia. Nosotros hemos hecho nuestros rollos Hakuna Matata pero también hemos probado cosas muy divertidas y para todos los gustos como la tortilla de chips (sorprendentemente resultona) o los cubitos de chocolate helado para la leche en verano.


Una parte divertida del libro es que las recetas las protagonizan nuestros  personajes favoritos así que a priori si sale Rayo McQueen pues es más sencillo que quiera comerme un brócoli por voluntad propia. Las cosas como son. Así que uno de mis favoritos de toda la vida es el Rey León y encima la receta lleva pez. Y no necesita freír, ni cocer, ni nada así que os vamos a enseñar cómo disfrutar del libro y hacer la cena en un pis pas.

Dentro vídeo:


Más info: http://carrefourtecuentoenlacocina.com/

miércoles, 13 de julio de 2016

Conociendo el BulliLab y Sapiens


El tema de hoy no es fácil, más que nada porque nunca nadie había abordado de esta forma lo de "meterse en la cocina" y cuando viene de la mano de un genio como Ferrán Adriá da un poco de respeto y vértigo. Tengo que reconocer que así, como primer encontronazo lo de cocinar en esta casa es un poco desastre. Así, en general, lo raro es que no se quemen las croquetas congeladas, y da igual lo que hagas, Mi señora madre es así y damos por supuesto que lo mejor que nos puede pasar es que decida seguir una receta fácil con la que no muramos intoxicados. Por eso cuando se enteró que podía compartir espacio tiempo con Ferrán Adriá se le puso un nudo del estómago mezcla de admiración y responsabilidad. Admiración es algo que siente por poca gente porque sostiene que solo se debe admirar a gente que hace cosas de las que no somos capaces, incluso aunque pongamos mucho esfuerzo (y mi madre es cabezona, os lo prometo) y responsabilidad porque trasmitir el proyecto de Ferrán Adriá sin saber mucho de cocina puede ser complicado aunque necesario. Así que allá vamos.



Entrar en El BulliLab es ya una declaración de intenciones. En julio de 2014 empezó la aventura después de cerrar ElBulli, un cartel justo en la puerta recuerda y reinterpreta este hecho a la perfección. Todos en su momento pensaban que este cocinero estaba loco, y tenían razón, cerrar un restaurante de éxito, que hacía una de las cocinas más innovadoras y referentes del mundo, col listas de espera y las mejores críticas del planeta no era el paso "normal" aunque si era el paso lógico. Una decisión muy "Sapiens" en realidad.



Una nave industrial de 3.000 metros cuadrados con dos plantas a la que se accede por una rampa de garaje, ningún indicador o cartel que diga qué está pasando allí, en pleno centro de barcelona pero en cierta forma escondido del mundo que pasa por la acera. Más de 70 personas con sus características propias: psicólogos, ingenieros, someliers,... Cada uno de su disciplina ensimismados en sus pantallas, trabajando en un riguroso silencio rodeados de paneles informativos, réplicas, post-its por todas partes... el típico entorno laboral que intimida y da respeto.

Y te abre la puerta un Ferrán Adriá cercano, accesible y tremendamente feliz, contento y seguro de que lo que te está explicando no tiene fisuras. y entonces lo entiendes todo. Entiendes de forma meridiana que tenía que cerrar ElBulli, que tenía que aprender para regresar y que nunca dejará de sorprenderte en pensamiento y en la cocina. Y entonces empiezas a olvidarte de que es un genio y te dejas llevar. Y lo que es más importante, aprendes cosas que no imaginabas desde una visión totalmente rompedora.

Sapiens es una metodología para comprender la gastronomía, aunque se puede usar para cualquier materia. Consiste en centrarse en los procesos que participan en cualquier proyecto.

Sapiens es un sistema objetivo que pretende dar una respuesta absoluta a cada cuestión. Si por lo que sea no se consigue una respuesta se crea un punto oscuro que significa que hay una discrepancia irreconcilliable. Las respuestas deben ser por tanto indiscutibles para que sea un procedimiento inexpugnable.

Sapiens puede conseguir contextualizar tanto la ciencia de la gastronomía como para crear una autentica metodología de aprendizaje. Estudia, analiza y vuelve en el tiempo para analizar todo lo que se puede encontrar en los libros y en la cultura sobre procesos culinarios para que puedan ser comprendidos y después enseñados creando un extenso temario en el que han vuelto atrás, han vuelto al principio y olvidado para poder aprender desde cero, con un estudio riguroso y una metodología única como las exposiciones para entender el conjunto, estamos ante un reseteo de la gastronomía tal y como la conocemos y un proceso nuevo en el que el concepto de "compartir" es la base para la educación a través de proyectos faraónicos que el propio Ferrán Adriá lleva a cabo, desde la Bullipedia, a la reinauguración de Elbulli1846 a finales de 2016 como aplicación de lo aprendido y que pretende reabrir las puertas de un nuevo concepto de experimentación y aprendizaje, porque al final Sapiens va de eso, de aprender. 

SAPIENS trabaja para aumentar la eficacia del proceso creativo mediante la comprensión de todas las facetas que caracterizan una disciplina creativa y decodificar cuáles son los procesos, herramientas, técnicas y otros aspectos más importantes que intervienen en esta disciplina


¿Sapiens como concepto para el común de los mortales es inabarcable?

 No, de hecho hay un precioso proyecto para niños del que os hablaremos mucho que es Te cuento en la cocina en colaboración con Disney y Carrefour que pretende acercar el concepto de Sapiens a las familias, es decir, a los padres para que puedan transmitirlo a los peques. Dentro de nada empezaremos con las recetas del libro y os hablaremos un poco más de él pero para aquellos que sientan curiosidad o estén tentados a comprarlo so lo recomendamos mucho. Sus 100 primeras hojas recoge la "exposición" de ElBulliLab y lo adecua  para que sea entendido y llegue a los más canijos. Leer las primeras partes del libro se aleja del concepto que tenemos de los clásicos libros de cocina, pero no deja de ser una experiencia acercarse a una cocina empezando desde cero, y una buena forma es hacerlo con un niño que empieza a entender lo que es un tenedor y te permite redescubrir desde lo más básico a lo ma´s complejo del proceso de cocinar.
 

Cuando empezó la cocina, qué es un producto, ... y todo para que los peques lo entiendan así que como papis hay que hacer un esfuerzo y no olvidarse de dar un repaso y aprender un poco también. Además en cada receta te da varios tips la mar de útiles para pensar un poco mientras cocinas: te anima saber qué elementos ya han llegado elaborados, que concepto tienen de determinadas cosas en otros países o añade información sobre determinados ingredientes como si son salados o si hay que tener especial cuidado con ellos. ¡Animaros a contestar a  todas las preguntas!


¿Lo natural es mejor?

Por desgracia es raríasimo comprender o encontrar a alguien que sea capaz de separar los términos de gastronomía y productos y contextualizarnos en plena guerra de productos naturales o ecológicos. ¿Un product orgánico es natural? No, un porducto en el que ha participado el hombre no es natural, sólo aquel que se crea en plena naturaleza lo es y en muchos casos estos porducto, por muy naturales que sean no tienen las caracteriasticas para su consumo por sabor, contaminantes o control de los mismos. Es dedir, todo producto ha pasado por un proceso, por unas acciones parallegar a t mesa y por tanto no es "natutal" en el sentido estricto de la palabra. ¿Eso lo hace malo? No.

La cocina del Bulli era muy tecnológica. 

A veces los periodistas, los cíiticos culinarios y todos en general nos tiramos a la piscina y asaltamos materias sin mucho tino. Decir que la cocina es tecnológica es imposible. Pero al cocina usa tecnología, que no es lo mismo, desde la tecnología de cortar con las heraamientas para cortar, es decir, la herramienta llamada cuchillo te permite hacer técnicas de cortar (panadera, tacos,...) y en la habilidad del cocinero está la tecnología como nucleo de conocimiento sobre los alimentos, la morfología, las materias, las propias tecnicas y la experiencia que constituyen la tecnología de ese proceso (tecnicas más teoría).



Más info: http://elbullifoundation.com/elbf2/home/

miércoles, 11 de mayo de 2016

Llega buscando a Dory a Bandai

Estoy muy, muy seguro que casi todos sabéis de mi pasión por el mundo marino. Las medusas, los peces, el tiburón ballena presente en todas mis fotos, las focas,... Y Nemo. Nemo lleva acompañándonos en diferentes formas desde que el tiempo es tiempo. Primero robándoselo a Tita Bea de su cuarto, porque no lo sabe pero esos peluches son míos. Luego robándoselo a Diego de su baño (esa tortuga jamás la vas a recuperar Laura),... Y así un largo etcétera de flechazos marinos que son solventados con mi madre comprando cosas con forma de pez para que deje los juguetes ajenos.

Pues dentro de nada estrenan Buscando a Dory que no es en realidad una segunda parte de Nemo, es más bien una especie de Spin-off, que es la expresión que usan los señores americanos para decir que hacen una cosa de otra. Y es que Dory, ese pez azul y desmemoriado que cautivó a los peques allá por 2003, ¡Cómo pasa el tiempo!, regresa de la mano de Disney y Pixar para contar la insólita historia de Dory que no recuerda quién ni de donde viene. El 22 de junio se estrena y aunque en los trailers salen muy pocos personajes yo ya me los tengo estudiados porque amigos míos... ¡Sale un pulpo! Y si hay algo que me guste en el mundo son los pulpos... Ah, y si, también hay un tiburón ballena. La peli lo tiene todo.


Así que podéis imaginar lo feliz y acuática que está Villa Friki desde que mi madre (aka la motivada) quiere llevarme a ver pelis al cine, y teniendo en cuenta que siempre ha sido y será una obsesa del merchandising ya estamos inundados de cosas muy chulas de la peli. ¡Y yo encantado! Los juguetes de Buscando a Nemo son exclusiva de la marca Bandai y esta vez no son simples juguetitos que no hacen nada, son autenticas pasadas de la técnica y poseen características y cualidades de los personajes de la peli. Y encima muchos de ellos son acuáticos y van a venirse a la piscina de la playa conmigo (esto no lo sabe mi mami pero se va a enterar super pronto). Os voy a presentar a mis favoritos:

Hank cambia de color .

A ver, Hank, y esto ya es un spoiler en toda regla pero un dato super básico, vive en el acuario y su vida transcurre en paz (y por lo que he oído con poco sentido del humor) bajo el lema de pasar desapercibido y no llamar la atención. ¿Cómo consiguen esto los pulpos? Pues con camuflaje, básicamente cambiando de color dependiendo de dónde se apoyen. Así que esto es lo que hace mi Hank.

La parte de abajo tiene una especie de escáner que detecta el color donde se apoya y enciende los leds correspondientes. Si eso no os parece lo más molón del mundo ¡Además habla! Bueno, se queja, porque la verdad es que se dedica a gruñir con mala baba. A mi personalmente me encanta. Lo saco mucho de casa pero mi amdre pone cara de pánico porque además de pesar un quintal es un poco grande. Pero qué quieres que te diga, me encanta. La parte de arriba es de plástico transparente pero la de abajo es de un plástico macizo pero blando, es difícil de explicar, es plástico como el de los muñecos, de forma que me resulta muy agradable de coger y pasear. En su parte inferior se encuentra el botón para hacerle hablar (que pulso hasta la saciedad) , el botón de encendido (el que me gusta a mi) y apagado (posición que le mola a mamá) y el escáner, un pequeño cristal que realiza la magia de mandar el color de abajo a arriba y que parece la parte más frágil del juguete. De momento ha recibido varios porrazos pero ningún daño así que puedo decir que los señores de Bandai hacen los juguetes a prueba de bombas.
 

En la caja viene una especie de círculo de colores para probar pero mi señora madre me ha dejado un cuaderno de cartulinas y con eso me lo paso bomba yo solo.
Si, hay mucho amor con Hank


Peluche Dory Dulces Sueños

Me encanta Dory, y si es blandita más. Esta en concreto es mágica. Tu te puedes acostar con ella y puedes oír el mar. No estoy hablando de una figura retórica, es que oyes el mar. En su interior tiene un pulsador (no uno de estos que nunca acabas de darle bien porque está escondido, no un botón enorme que funciona a las mil maravillas) que permite activar los sonidos. Tiene, por así decirlo dos modos de juego. El de dormir, que es el sonido del mar, y uno con frases de la peli para cuando estás despierto porque si suenan esos gritos de Dory en la cama los sueños son de todo menos apacibles.


Yo le doy en plan psicópata porque me encanta cuando salen los ronquidos. Soy así, le doy hasta que se pone a roncar.

Dory se abre por debajo y puedes cambiar el modo de juego con un botoncito que también te deja apagarla.

Por cierto, si no te convence Dory, cosa que no entiendo, también tienes Nemo, peluche dulces sueños


Figuras Nadadoras

Seguro que muchos sabéis que tengo una colección de patos enorme. Y que no entro al baño sin ellos. De hehco siempre me llevo uno si me voy de viaje o es el primer souvenir que compramos para que pueda jugar en la bañera. Me encanta al hora del baño, suelo jugar con barcos, con el tiburón ballena,... A este paso es posible que con tanto muñeco no quepa yo en el baño. Por eso me hace muy feliz presentaros mis nuevos amigos acuáticos: las figuras nadadoras.

Bandai ha elegido los personajes más entrañables de la peli: Nemo , Dory , y Bailey (una ballena beliga adorable) y Hank (mi ya apreciado pulpo). Faltarías Destiny, el tiburón ballena para ser perfecto del todo.


Las figuras nadadoras son los juguetes de toda la vida, van con cuerda, se tira de ella y se propulsa con una parte móvil que varía según el diseño del animal que tengas. Y salen disparados por el agua. Puedes estar horas haciendo carreras con ellos o simplemente buscándolos si hay un poco de espuma. La ballena se viene también a dormir a la cama. Como es nueva tenemos que conocernos mejor. Pero a todas luces eso en una piscina tiene que molar mucho más que en el baño así que se van a venir conmigo a la playa. Pero no se lo digáis a mi señora madre que es un secreto... ¡Shhhh!


Más info: http://www.bandai.es/post/bandai-juguetes-buscando-dory

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba