BEBÉ FRIKI
Mostrando entradas con la etiqueta Aprendemos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aprendemos. Mostrar todas las entradas

lunes, 30 de marzo de 2020

Dinolandia ¡Mira, busca. encuentra! de VVKIDS

Nunca pensé que lo diría pero... ¡Cómo molan las mates! He encontrado el libro perfecto, combina la gracia de los libros de buscar y encontrar con la aventura de los dinosaurios y encima las mates. Así dicho os llamará la atención porque resulta extraño pero el hecho es que es un libro donde no se lee, no se dan datos, pero sí te permite escribir en él números y encima garantiza horas de diversión.


Os va a llamar poderosamente la atención porque el libro del que os vamos a hablar hoy es un libros para jugar y disfrutar. Y así, a lo loco, y sin darnos cuenta aprender el camino. Su autora Agnese Baruzzi ha dado en la clave que activa todo cerebro infantil entre los 6 y los 12 años. Ha combinado los dinosaurios con las mates. Que así dicho ya os digo que la idea de hacer mates no te la habría comprado pero es que a la mitad del libro descubrí que en realidad estábamos haciendo sumas y además super complicadas.

Uno de los principales encantos de Dinolandia es su formato gigante. Es un libro grande, muy pero que muy grande. Y además no es un libro de leer, en sus paginas no encontrarás ninguna historia fascinante o las anécdotas sobre los grandes herbívoros del cretáceo, no, solo encontrarás dinosaurios, decenas, cientos, incluso miles de ellos. Y tu objetivo será encontrarlos, contarlos y sumarlos.

Para completar esta aventura vas a necesitar una gran dosis de paciencia y atención. Con esa primera fase tendrás la primera parte de la misión, localizar los dinosaurios que se tienen que contabilizar porque en cada pagina hay misiones diferentes y bichos que contar. A veces serán grandes y pocos, otros son canijos y millones. Lo que he aprendido de esta hazaña titánica es que se pueden contar dos veces y seguramente no te de el mismo resultado... la solución es muy fácil ¡pon a contar a toda la familia!

Nosotros empleamos un folio a parte para no escribir en la pagina y volver a contar dinosaurios continuamente. Con seis años aún es complicado abarcar las sumas que propone pero hacemos grupos de sumas para intentar llegar al resultado final con cierto margen de error. Os voy a contar un secreto pero me gustaría que no os chivarais porque es una cosa que tiene que quedar entre nosotros, al final tenéis la resolución de los problemas para hacer si sois capaces de contar bien o si tenéis que volver a encontrar algún dinosaurio que se hay escondido en la pagina de turno.

Debo decir que el libro me ha enamorado. Primero por los dibujos, laberintos de diseños imposibles con divertidos colores y dinosaurios pintorescos que animan a ser contados. Después por la idea, que parece de lo más  sencilla pero que en realidad ha dado muchísimo juego en casa y para terminar porque afrontar las matemáticas de forma lúdica ha sido todo un acierto para el canijo... bueno y para los abuelos, la tita o mamá. Es increíble ver que un canijo pida hacer matemáticas de forma autónoma y lo haga con gusto, y además disfrute y repita.

¡Gracias Vicens Vives por hacerlo posible! Es tan insólito que os vamos a nominar al Premio Nobel de la tarea en casa.

Lo puedes comprar en Amazon

martes, 25 de octubre de 2016

Cómo hacer un calendario semanal casero

Desde que empezamos el colegio una de las cosas que llevamos fatal en casa es saber el día en el que vivimos. Ahora es una constante preguntar si hay cole o si mamá y papá trabajan. Y ya de paso si es el último día de cole antes del deseado fin de semana. Como ya contamos con mucha fluidez hasta el 10 hemos encontrado una forma fácil, sencilla, manipulable y sobre todo muy económica para elaborar un calendario semanal y no volvernos locos. No es el más bonito del mundo porque usamos las cosas que teníamos por casa pero nos vale. Sabiendo la cantidad de madres manitas que hay por ahí seguro que pueden hacer cosas super chulas.

Os lo contamos paso a paso.

Seleccionamos los materiales:
  • 10 pinzas de la ropa, de las de madera.
  • Goma Eva o cartón duro
  • Una troqueladora (pero lo puedes hacer con tijeras si te ayuda mamá y si es creativa seguro que queda muy molón)
  • Rotuladores y tampones para decorar
  • Pegamento de plastilina (de ese que se moldea y pega para que pudiera hacerlo yo)
  • Un lacito que andaba por casa
  • Un gancho


Primero troquelamos o recortamos la goma Eva o el cartón elegido. Usa dos colores, uno para los días de clase y otro para los festivos. Elabora algún extra para las fiestas (nosotros hemos hecho hasta cinco por si las moscas también llamadas Semana Santa y Navidad ).


Una vez troquelados hemos decidido escribir unas cosillas. Mamá ha puesto el número de día de la semana y el nombre. Y luego me ha dejado pintar lo que he querido, aunque me ha explicado cosas como que los lunes hay natación (así que he pintado agua), los miércoles gimnasia... y así lo hemos ido decorando para que pueda saber qué toca cada día de un vistazo.



Después los hemos fijado a las pinzas con el pegamento especial, son como plastilina que al modelarlo se queda pegado. De forma que no mancha, no es peligroso y además permite participar en todo el proceso. Como es fácil me ha dejado modelar y pegar a mi. Por supuesto hay formas mucho más efectivas para pegar como usar silicona o pegamentos de contacto pero la idea es que lo elaboren niños de tres años sin riesgo.



Nos hemos ido a la puerta de casa, que es donde vamos a poner la obra de arte, y colocamos el gancho donde hemos puesto el lazo después de hacer un agujerito.

Y después hemos colocado las pinzas en orden.

Cada día después del cole se mueve la pinza abajo y así puedo contar los días de sufrimiento que quedan.

Mamá tiene las piezas verdes - festivas - y las coloca al principio de semana cuando reiniciamos la cuenta el domingo.

Fácil, sencillo y encima con cosas que teníamos por casa.

El objetivo era simplemente tener la capacidad de saber qué día es (aunque no sepamos los días de la semana) y poco a poco manejar la distribución del tiempo. Al ser semanal es sencillo y lo entienden divinamente. Al ser manipulativo los manejan y sienten interés, y encima al hacerlo con ellos saben perfectamente interpretar cosas como las actividades del día o los colores de los días de cole y los festivos. 

¿Vosotros tenéis un calendario molón? ¿Cómo lleváis el paso del tiempo con los más canijos? ¿Os animáis a compartir algún truco casero para llevar mejor la "contabilidad semanal"?

¡¡Somos todo oídos!!
 

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba