BEBÉ FRIKI

lunes, 27 de diciembre de 2021

Maya Erikson y le misterio del laberinto de Isabel Álvarez.

Aunque suene repetitivo debo reconocer que estamos viviendo una época dorada de la literatura infantil y juvenil. Son muchos los autores que consideran esta público como  su objetivo y lo tratan con respeto consiguiendo montar aventuras, personajes y sagas enteras que cautivan a los jóvenes lectores. Son, además, libros que destilan un gran amor por lo que cuentan y por cómo lo cuentan trayendo nuevas formas de ver el mundo y mensajes muy positivos y bonitos. Es el caso de Maya Erikson que a pesar de haber llegado hace poco a nuestras casas ya está preparando su segunda entrega y nos alegra muchísimo ¿Quieres saber un poco más sobre esta saga en ciernes?

Si hay un punto en común en esta nueva literatura es la libertad de sus creadores. Muchos de los libros actuales no dependen de una gran editorial, al contrario, cada vez son más los autores que deciden apostar por sus historias controlando todos los factores dela producción. Es un camino más complicado pero tremendamente satisfactorio. Ya sea creando su propia editorial, o gracias a las plataformas editoriales de los gigantes del comercio electrónico, obras tan bonitas y cuidadas como Maya son posibles. Pero también necesitan de la tremenda confianza y las reseñas de sus lectores para seguir siendo una realidad porque no gozan de las promociones o publicidad que puede ofrecer una gran editorial. Es el camino de los aventureros, de los que arriesgan y de los que confían tanto en sus historias que apuestan por ellas con fé ciega. Y a todos ellos hay que darles millones de gracias. 

Los autores.

Isabel Álvarez (Cangas de Nárcea) no tiene la típica biografía de autor… aunque bien pensado cada vez son más las biografías de personas viajeras que hacen las maletas y se echan a la carretera para descubrir su voz y vuelve con una idea o con un libro debajo del brazo como los amigos de Txano y Oscar. En su caso estudió Ciencias del deporte en la Universidad Autónoma de Madrid pero no solo de hacer deporte vive el hombre así que entre viajes y aventuras creció poco a poco Maya, una niña hija de dos científicos, que ama viajar, la naturaleza y los animales.

Una cosa que cada vez me gusta más en la literatura infantil y juvenil son las ediciones cuidadas. Dicen que no se debe juzgar un libro por su portada pero no nos vamos a engañar, en este tipo de lecturas es una de las primeras cosas que nos enganchan. Y si encima tienen ilustraciones dentro ya me tienen ganada. Pues el caso es que la portada de Maya es espectacular. Una maravilla. Las firma Marina Bruno, también asturiana y formada en la universidad de Bellas Artes de Salamanca. Es ilustradora de la editorial Gusanillo. Tiene un estilo maravilloso con texturas preciosas, profundidad y colores vibrantes. En su interior es capaz de captar la luz incluso en blanco y negro. 

Maya Erikson y el misterio del laberinto

El libro tiene un argumento clásico con intriga, aventura y acción. Maya viaja con su padre a Costa Rica, él es biólogo y en esa parte de la selva hay ejemplares maravillosos para su estudio. Allí se encuentra con una sociedad a la que pertenecía su abuelo, pero capta una misteriosa conversación que hace sospechar que esa visita es algo más compleja de lo que pensaba y que el famoso Sir William esconde un turbio secreto. Con la ayuda de Oliver, un chico de su edad que vive en el complejo descubrirá la misteriosa trama y de paso la belleza de la selva. Peor como los misterios son así es mejor no contaros mucho más de lo que pasa en sus paginas para que os podáis sorprender tanto como nosotros. 

Nuestra opinión

Si hay algo mágico en los libros juveniles protagonizados por niños es la capacidad que tienen los peques de empatizar con ellos e identificarse. Además la dinámica de poder en los misterios que les enfrentan a l ávida de los adultos y sus férreas convicciones hace que tenga cierta fe en el género humano a fin de cuentas. En este caso podemos decir que el libro es super sencillo de leer. Posee diálogos muy dinámicos y sencillos para los peques lo que hace que sea muy asequible a partir de los 7 u 8 años. 

Tiene un cuidado equilibro entre acción y suspense y uno de los puntos fuertes son las descripciones. Son tan vívidas que nos permite imaginar a selva como si estuviéramos en ella. Además introduce elementos que enganchan desde el principio, relaciones creíbles y preciosas entre los protagonistas de manera super fluida que permite interesarte por la historia desde el principio e incluso empañar con la siguiente entrega de la saga, tan bien hilado que a modo de “trailer” podemos incluso meternos de cabeza en el capítulo cero de la siguiente entrega que tendrá mucho que ver con la madre de Maya que tiene una profesión fascinante, es egiptóloga, por si os pensabais que el padre era el molón de la familia.

Me fascinan los personajes femeninos potentes pero creíbles que son capaces de cruzar el mundo y adaptarse a las condiciones de su destino. He disfrutado mucho descubriendo a la señorita Erikson y su forma de relacionarse, de aprender y de ayudar. Me ha resultado creíble y atractiva tanto para niños como para niñas, cosa que últimamente me parece un dato importante a la hora de elegir un libro. 

¿Qué os voy a contar si es que me ha gustado tanto a mí como al peque con locura? Pues eso, que apoyéis a los autores que se arriesgan porque así tendremos mil aventuras más de Maya y creo que merecerán la pena. Yo ya tengo la maleta preparada para ir a Egipto…

Lo puedes comprae en AMAZON.

FICHA TÉCNICA

Título: Maya Erikson y el misterio del laberinto. 
Textos: Isabel Álvarez 
Ilustraciones: Marina Bruno 
Editorial: Autoeditado. 
Temática: naturaleza, aventuras. 
ISBN: 979-8499770719 
Detalles: 142 págs, 14 x 22 cm 
Disponible en tapa blanda dura y kindle.

Publicar un comentario

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba