BEBÉ FRIKI

lunes, 7 de agosto de 2017

Aqualandia Benidorm con niños de menos de 1,20 de altura

Algunos me conocen saben que soy un tritón. Mitad niño cabezón, mitad pez. Un ser vivo que aprendió a nadar antes que a hablar y esas cosas marcan, las cosas como son. Desde muy canijo he ido a parques acuáticos y en casi todos nos hemos encontrado con un problemón gordo y es que al final te veías a los padres achicharrados detrás de las criaturas en la zona infantil. Así, en replay, hasta que los niños se convertían en pasas y los padres en gambas rojas achicharradas.


Algunos parques incluyen pequeños toboganes en catálogo para niños a partir de 3-4 años. Esos los usábamos con 2 años haciéndonos los locos gracias a que sabíamos nadar y además parezco más grande de lo que soy, pero aún así pasar un día entero en un parque acuático tirando de un triste tobogán puede aburrirme hasta a mí... pero de repente ha aparecido Aqualandia Benidorm, un parque que lleva en la vida de nuestra familia décadas, que mi señora madre e incluso mi señor abuelo disfrutaron hace muchos años y donde se jactan de haber probado por primera vez el kamikaze o un tobogán que no acababa en una piscina. Cosas de veranear toda la vida en la zona. Esta fue mi primera visita y la primera de mi madre en muchos, muchos años y tuvimos que aguantar historias de abuela cebolletas sobre la zona Junior que sigue igual y los muchos cambios del resto del parque. Pero el veredicto no puede ser más positivo. Si tenéis niños nadadores y kamikazes os vamos a contar como disfrutar de Aqualandia y las atracciones para menos de 1,20 para disfrutar en familia. ¡Que son un montón!


Lo más flojito: géiser y adventureland. Además son las primeras que os vais a encontrar en el acceso al parque. El géiser es una pequeña piscina con cascadas y aventureland es un parque acuático en miniatura con pista blanda, varios toboganes disfrutables con y sin flotador, un pequeño parque de bolas, pistolas de agua... también es la parte más superpoblada del parque pero la más divertida para niños de 3-4 años estándar. Os recordamos que nosotros no somos estándar así que sigamos el paseo.

La siguiente parada es la Laguna. La zona infantil es muy infantil, toboganes más pequeños y elementos de flotación bastante entretenidos. La verdad es que estuvo curiosa, pero lo que mola es que roza con la zona de niños más grandes. Las restricciones de la zona de aventura son saber nadar y tener el valor de usarlas. Yo ahí reconozco que estuve un poco cagueta porque eso de saltar desde la altura o que el tobogán acabe a metros del agua... pero estoy seguro que el año que viene me animo.


¿Te vienes de spa? Justo al lado de la zona aventura de la Laguna hay un mini spa y a pocos metros Niagara, una piscina enorme con cascadas y el spa grande lleno de chorros para relajarte un poco. 

Siguiendo la zona tranquila tienes la piscina de olas y el río Amazonas donde puedes dar vueltas con tu flotador o dejándote llevar. 

¿Demasiado tranquilo? Pues apunta porque vienen curvas.


El minizigzag es una opción para los niños que pueden nadar o tirarse acompañado por un adulto. No dan mucha impresión, son bastante suaves y relajados... por eso existe el número 5 en el ZigZag de mayores. Presta atención pues lleva una cola diferente antes de acceder a la zona de escaleras. No tiene restricción de estatura y se puede usar con un adulto... ¡y lo mola todo! Un tobogán mediano con curvas y velocidad que ha hecho las delicias de mi persona y de mi señora madre al poder montarse conmigo en algo y no esperarme estoicamente... como fue un éxito pasamos al paso dos... 

Una publicación compartida de Bebé Friki (@bebefriki) el

El black Hole. Muchos parques tienen  Black Holes pero en pocos dejan montarse a los más peques. Y es una pena porque mola mucho. Es un tobogán tapado de color negro con neones de color en el techo. Se tira uno con un flotador doble y los pequeños pueden ir incluso con elementos de flotación externos. Los socorrieras te ayudan y te colocan  de la forma más segura para disfrutar el viaje... ¡y menudo viaje! Caídas y curvas en la oscuridad. Súper divertido. De hecho si me preguntas el que más me moló de todas las atracciones.


Así que si te preguntas si merece la pena ir a un parque acuático con un niño pequeño te diré textualmente que estudies las atracciones por adelantado, muchos ya son conscientes de que el público familiar es un porcentaje muy amplio y su oferta es de lo más variado para que gusten desde bien pequeños. 

Además tiene amplias zonas de picnic y la comida a un precio bastante razonable para ser un parque temático. Pasamos un día de lo más agradable, con decir que nos tuvieron que echar del parque y fue montar en el coche y caer redondo os hacéis una idea.



16 comentarios :

  1. Ufff lo veo y me da de todo! Tuve muy mala experiencia de pequeña en un parque de esos y temo el día que la pulga me diga que quiere ir a uno 😣

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que a parte de los morados básicos mi experiencia siempre ha sido muy buena. Y ahora todos tienen muchísima seguridad y atención

      Eliminar
  2. Me encanta!!! Como levantina que soy en mi caso cada verano solía haber un día en el que toda la familia ( hablo de mis padres, mi hermana y yo) íbamos al aguapark. Guardo fantásticos recuerdos de aquello. Los parques acuáticos son geniales. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Alicante hay parques preciosos. Si pasas por Benidorm te lo recomiendo

      Eliminar
  3. Aquí tenemos dos y por ahora Paula ha ido con el campus de verano. Ya contaré cuando los pruebe 😬😝
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuéntamelo que me parece muy interesante, sobre todo la experiencia con los más peques

      Eliminar
  4. Me encanta! Tienes razón que hay poquitas opciones para los niños más pequeños. Donde vivo yo hay un parque acuático que está muy bien pero la zona de niños es para niños más grandes y los más peques no pueden disfrutar apenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sorprendido muy gratamente la cantidad de atracciones para peques, ha hecho que sea mucho más entretenido para toda la familia. Si no los padres acaban muertos e insolados

      Eliminar
  5. Pues los niños se han de estar divirtiendo mucho, aunque yo como adulto te voy a ser muy muy sincera no me gustan los parques acuaticos públicos porque hay demasiadisima gente y no me gusta estar asi....Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay parques acuáticos públicos. Hay piscinas pero los parques son todos propiedad privada. Y en cuanto a la gente... no hemos tenido mucho problema en este, por ejemplo en Madrid no cabíamos

      Eliminar
  6. Se ve muy divertido el lugar y se nota que lo disfrutaron. Soy más del tipo "Mamá Miedosa" para estas cosas, pero estoy SEGURA que a mi hijo le ENCANTARÍA y lo DISFRUTARÍA un montón. Lo mejor es el sueño seguro después del paseo ;)

    ResponderEliminar
  7. Oye pues no todos los parques acuáticos están tan adaptados a los peques, mola un montón!! A ver el año que viene, que el enano tendrá ya tres añetes...

    ResponderEliminar
  8. Nosotros aún no hemos pisado ninguno en familia.Al mayor le da bastante respeto,pero el mini...este podría pegarse en el agua todo el día así que supongo que el próximo verano nos va a tocar ir...gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  9. Te he estado viendo en redes este verano y he FLIPADO, vamos, nosotras fuimos el año pasado (cuando la leona aun tenía pánico al agua) y fue un fracaso total, este año ya ""nada"" y bucea, así que seguramente le daremos otro tiento xD

    ResponderEliminar
  10. Me encanta, yo valoro muchísimo que el mínimo sea inferior a 1.20 cm., mi peque mide 1.16.
    Este verano estuvimos en AquaMijas en Málaga, que tiene un mínimo de 1.15 y se pudo montar en todo, ¡menos mal!
    Cuando he leído tu post me ha recordado mucho cuando fuimos nosotros. ¡Qué nos gusta un parque acuático! Saludos y gracias por compartir la experiencia

    ResponderEliminar

SIGUENOS EN INSTAGRAM

 
Arriba